Nuevas Ideas
Comer Beber

TiKi CHATEAU
EL PACíFiCO EN MADRiD

TiKi CHATEAU
EL PACíFiCO EN MADRiD

Imagen
Imagen

   Miguel Escobedo, de 50 años, empezó a coleccionar objetos tiki cuando estudiaba derecho. Su debilidad por piezas usadas le llevó a encontrar en un mercadillo un extraño vaso que despertó tanto su curiosidad, que sin darse cuenta se convirtió en un auténtico experto de esta cultura. Tras varias décadas ejerciendo como abogado, cierto hastío y un creciente conflicto ético, Miguel decidió dejarlo todo y entregarse a la "causa tiki" montando su propio bar. En 2014 abrió Kona Lei en la antigua cafetería de unos míticos apartamentos de la calle de Hernán Cortes, pero las desavenencias con su socio le hicieron echar el cierre y probar suerte, esta vez solo, ofreciendo la visión más romántica de Polinesia en Tiki Chateau, un pequeño rincón de Oceanía, que abrió sus puertas en Malasaña en diciembre de 2016.


   La cultura tiki ("primer hombre") nació en Estados Unidos en los años 20. Por entonces Hawái ya era territorio americano, y los soldados, empresarios e incluso el mismísimo Elvis regresaban cargados de historias idílicas, imágenes únicas y ciertas costumbres que encontraron fácil hueco en una sociedad que necesitaba evadirse y soñar. Dos décadas después, este fenómeno de la cultura pop norteamericana no solo seguía vivo, sino que experimentaba su máximo apogeo y salía a las calles para arraigar en ciertos locales. Era la primera vez que la hostelería exportaba un movimiento cultural tan importante. Cine, literatura, moda, música, decoración, etc., todo se cubrió del estilo tiki, y surgieron artistas por doquier que bajo su influencia crearon carteles, pinturas, vajillas, canciones, esculturas o trajes, que hoy decoran o dan ambiente a locales como el de Miguel (retratado aquí).


   A España llegó, y cuajó por extraño que parezca, en plena dictadura. Máscaras, tótems, bambú, chicas hula alcanzaron los rincones más insólitos de nuestra geografía. Tanto que en los años 60 no había ciudad, ya fuera Cuenca o Jaén, sin su templo tiki. El primero, House of Ming, abrió en Madrid en 1965 en plena Castellana, todo un clásico del que Miguel recuperó parte de un atrezzo que hoy luce en Tiki Chateau.


   En su universo tiki, más allá de la estética, Escobedo ofrece música hawaiana tradicional o el género conocido como “exótica”, con tops como la peruana Yma Sumac o el americano Arthur Lyman, y por supuesto, una cuidada y particular coctelería. Se trata de un consumo diferente, otra forma de sociabilizar con tiempo y calma, pues estos cócteles requieren beber despacio, hablar y saborear cada trago. No faltan clásicos como el Mai Tai (“el mejor” en el lenguaje tahitiano), a base cítricos, almendras y rones, pues este destilado cargado de mística e historia, con tantas versiones como culturas tomaron el Caribe, era tan preciado que desató guerras, levantó imperios y destruyó regiones.


   Hasta el Tiki Chateau se acercan clientes asiduos, curiosos, amantes de esta cultura, transeúntes casuales y algún que otro despistado que aún busca la absenta que antes servían en este mismo. Una comunidad que incluye a músicos como Javier Díez, experto en Theremin, diseñadores como Iván Castro que creó su logo, auténticos referentes tiki como el alemán afincado en California, Sven Kirsten, conocido por realizar videos en los 80 para The Cramps o Tom Waits, el tallista tiki Mr. Fez o el coctelero Oriol Elias que lleva este sabor por bares de Barcelona.


   Hoy en día, el Tiki Chateau ha conseguido ser un bar de culto donde evadirse, y aunque Miguel nunca ha estado en Polinesia, no quiere pisarla jamás. Prefiere refugiarse en su pequeño bar y que la realidad no le haga perder esa idílica visión de lo que considera el paraíso... en la tierra.

                                         (De Lidia Martín, el 28 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
TiKi CHATEAU
(en la ilustración)
Calle de San Vicente Ferrer, 32
28004 Madrid
910 097 803
M Tribunal / Noviciado


Horario: de Jueves a Domingo, de 19h a 2h30.


Para seguir los pasos (re)creativos de TiKi CHATEAU, conéctate a su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

   Miguel Escobedo, de 50 años, empezó a coleccionar objetos tiki cuando estudiaba derecho. Su debilidad por piezas usadas le llevó a encontrar en un mercadillo un extraño vaso que despertó tanto su curiosidad, que sin darse cuenta se convirtió en un auténtico experto de esta cultura. Tras varias décadas ejerciendo como abogado, cierto hastío y un creciente conflicto ético, Miguel decidió dejarlo todo y entregarse a la "causa tiki" montando su propio bar. En 2014 abrió Kona Lei en la antigua cafetería de unos míticos apartamentos de la calle de Hernán Cortes, pero las desavenencias con su socio le hicieron echar el cierre y probar suerte, esta vez solo, ofreciendo la visión más romántica de Polinesia en Tiki Chateau, un pequeño rincón de Oceanía, que abrió sus puertas en Malasaña en diciembre de 2016.


   La cultura tiki ("primer hombre") nació en Estados Unidos en los años 20. Por entonces Hawái ya era territorio americano, y los soldados, empresarios e incluso el mismísimo Elvis regresaban cargados de historias idílicas, imágenes únicas y ciertas costumbres que encontraron fácil hueco en una sociedad que necesitaba evadirse y soñar. Dos décadas después, este fenómeno de la cultura pop norteamericana no solo seguía vivo, sino que experimentaba su máximo apogeo y salía a las calles para arraigar en ciertos locales. Era la primera vez que la hostelería exportaba un movimiento cultural tan importante. Cine, literatura, moda, música, decoración, etc., todo se cubrió del estilo tiki, y surgieron artistas por doquier que bajo su influencia crearon carteles, pinturas, vajillas, canciones, esculturas o trajes, que hoy decoran o dan ambiente a locales como el de Miguel (retratado aquí).


   A España llegó, y cuajó por extraño que parezca, en plena dictadura. Máscaras, tótems, bambú, chicas hula alcanzaron los rincones más insólitos de nuestra geografía. Tanto que en los años 60 no había ciudad, ya fuera Cuenca o Jaén, sin su templo tiki. El primero, House of Ming, abrió en Madrid en 1965 en plena Castellana, todo un clásico del que Miguel recuperó parte de un atrezzo que hoy luce en Tiki Chateau.


   En su universo tiki, más allá de la estética, Escobedo ofrece música hawaiana tradicional o el género conocido como “exótica”, con tops como la peruana Yma Sumac o el americano Arthur Lyman, y por supuesto, una cuidada y particular coctelería. Se trata de un consumo diferente, otra forma de sociabilizar con tiempo y calma, pues estos cócteles requieren beber despacio, hablar y saborear cada trago. No faltan clásicos como el Mai Tai (“el mejor” en el lenguaje tahitiano), a base cítricos, almendras y rones, pues este destilado cargado de mística e historia, con tantas versiones como culturas tomaron el Caribe, era tan preciado que desató guerras, levantó imperios y destruyó regiones.


   Hasta el Tiki Chateau se acercan clientes asiduos, curiosos, amantes de esta cultura, transeúntes casuales y algún que otro despistado que aún busca la absenta que antes servían en este mismo. Una comunidad que incluye a músicos como Javier Díez, experto en Theremin, diseñadores como Iván Castro que creó su logo, auténticos referentes tiki como el alemán afincado en California, Sven Kirsten, conocido por realizar videos en los 80 para The Cramps o Tom Waits, el tallista tiki Mr. Fez o el coctelero Oriol Elias que lleva este sabor por bares de Barcelona.


   Hoy en día, el Tiki Chateau ha conseguido ser un bar de culto donde evadirse, y aunque Miguel nunca ha estado en Polinesia, no quiere pisarla jamás. Prefiere refugiarse en su pequeño bar y que la realidad no le haga perder esa idílica visión de lo que considera el paraíso... en la tierra.

                                         (De Lidia Martín, el 28 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
TiKi CHATEAU
(en la ilustración)
Calle de San Vicente Ferrer, 32
28004 Madrid
910 097 803
M Tribunal / Noviciado


Horario: de Jueves a Domingo, de 19h a 2h30.


Para seguir los pasos (re)creativos de TiKi CHATEAU, conéctate a su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

Imagen

LA COCiNA ROCK BAR:
KARAROCKER Y OPEN MiC

Abrir un negocio siempre es arriesgado, pero puestos a hacerlo, es mejor apostar por una pasión, ¿no? Jacobo Domínguez...

[Leer más...]

Imagen

BUON GiORNO PRiNCiPESSA!

Es pequeñito, muy pequeñito, tanto que si uno va medio despistado podría pasar por su lado y no verlo, pero estaría cometiendo...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: SAN GiNÉS

Para poder encontrarse, antes hay que haberse perdido y una buena manera de hacerlo es callejear. Por calles grandes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº4):
¡LA DUQUESiTA CUMPLE 100 AÑOS!

Cada mañana la visita turística guiada que hace el Ayuntamiento de Madrid por la capital, enfila la calle Fernando VI y hace parada...

[Leer más...]

Imagen

COW COMFORT & SLOW MiLK:
LAS VACAS FELiCES DE PRiÉGOLA

¿Sabías que un repartidor puede llevarte leche recién ordeñada a tu casa, a primera hora de la mañana, que vivas en el...

[Leer más...]

Imagen

UN BAR CON RAMPA
EN EL CENTRO DE LA CiUDAD

Bar, miniramp (rampa con forma de “U”) y tienda especializada en Skaterock en pleno centro de Madrid, eso es: Old School Skate Rock...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT RECORDATORiO:
TU 1º CASHMOB EN EL MERCADO DE ANTÓN MARTíN

Un “CashMob”, además de ser una moda reciente en las redes sociales (Facebook y Twitter, principalmente), es una manera divertida...

[Leer más...]

Imagen

Si EL TiTANiC SE HUNDiÓ,
EL FERRY HA REFLOTADO

Cuando me vine a vivir a la casa en la que hoy vivo, descubrí una cafetería, El Ferry, que me llamó mucho la atención por bonita...

[Leer más...]

Imagen

¿CUÁL ES LA MEJOR HAMBURGUESA DE MADRiD?

Hace 10 días, Jaime del blog Viviendo Madrid entró en contacto con sus homólogos y amigos madroñosferos para proponerles... 

[Leer más...]

Imagen

LA BOMBONERA DE BARCO
O LOS 10 MANDAMiENTOS DEL CACAO

Es un maná de antioxidantes, provoca tan buen rollo como una puesta de sol en Formentera, antitusivo, su grasa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT COLABORADOR: ARTURO,
EL GASTRÓNOMO SiN FRONTERAS

Le nacieron en Pontevedra, pero en Madrid navega desde hace 4 décadas. Cada día recuerda a los suyos y puede oler el mar...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº1):
ANGELiNES, LA CASTAÑERA

Al grito de “Vaya castaña que tengo sin entrar en la bodega”, “Y las hago con carbón, que ricas y buenas son” llama la atención de...

[Leer más...]

Imagen

LAMBUZO:
UN TROCiTO DE CÁDiZ EN MADRiZ

Lambuzo (adj.) Dícese, según el Real Diccionario de la Lengua, 1. de un animal, especialmente de un perro, que tiene el...

[Leer más...]

Imagen

BANQUETE POP UP:
¿TE HACE UNA CENA CLANDESTiNA?

“El Vivero del Ángel” o el patio del Colegio de Oficial de Ingenieros de Caminos fueron los escenarios escogidos para celebra...  

[Leer más...]

Imagen

A RELAXiNG ENGLiSH CAFÉ iN MADRiD

A la pregunta “Do you speak english?”, ¿qué contestarías? Según el Eurobarómetro (o “las encuestas llevadas a cabo de forma...

[Leer más...]

Imagen

GUMBO

Si, para ti, la comida americana no va mucho más allá de las hamburguesas o de los perritos calientes, es porque no conoces la...

[Leer más...]

Imagen

EL TRiFÁSiCO

En su origen, TRiFÁSiCO es un adjetivo que designa en ingeniería eléctrica el sistema de producción, distribución y consumo de... 

[Leer más...]

Imagen

(VERBENAS) Y CHURROS CON CHOCOLATE

¡Que levante la mano quien nunca ha probado el chocolate con churros! Considerado, según el momento del día y del año... 

[Leer más...]

Imagen

YOKA LOKA (KAMADA)

Hace 6 años Yoka Kamada, más conocida como Yoka Loka en la blogosfera, dejó su Kawasaki natal para instalarse en Madrid con la cabeza...

[Leer más...]

Imagen

FOODENCiAS: SATiRiCONA COMiLONA

La modernez y la lucha contra lo mainstream llega a todos los aspectos de nuestras vidas; últimamente la cocina y los alimentos forman parte de...

[Leer más...]

Imagen

LA CHULA DE CHAMBERí

Adivina, adivinanza... Es una taberna de las de premio… de hecho, acaba de recibir el Premio Metrópoli al mejor "Bar de tapas...

[Leer más...]

Imagen

LiSE & LETi

De pequeña era un verdadero monstruo de las galletas, en serio. Las devoraba. Para desayunar, merendar… Me acuerdo hasta...

[Leer más...]

Imagen

LA GABiNOTECA

Hay gente que no se conforma con disfrutar del éxito una vez que lo ha conseguido… sino que sigue pensando en nuevas fórmula...

[Leer más...]

Imagen

TU MAMÁ FRAMBOiSE

Cuando Joanne Harris publicó, en 2001, Cinco cuartos de naranja, una novela ensimismada que cuenta la historia de Framboise Simon...

[Leer más...]

Imagen

Y SE HiZO... LO SiGUiENTE

Aparte de no saber o acordarnos exactamente de quiénes son, ¿qué tienen en común Campoamor, Pelayo y Fernando VI? Tic, tac, tic, tac...

[Leer más...]

Imagen

SANTO RESTO

En la mesa, podríamos decir que soy bastante tradicional, la verdad. Vamos, que soy muy de cuchara... Me encantan las sopas, las cremas y...

[Leer más...]

Imagen

¡ CiAO AiÓ !

Como a todos nos gusta la “comida italiana”, sin duda una de las más conocidas, valoradas y copiadas en prácticamente todo el planeta...

[Leer más...]

Imagen

EL CAFÉ KiNO: PARA PASÁRSELO DE CiNE

Paralelamente a la Guerra de las Galaxias, no la del cine sino la del cielo durante la Guerra Fría, Rusia y (¿Captain?) América también intentaron imponer su...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT CHEF: TERESA (PON LA MESA)

T de Teresa Gil, sevillana de corazón y madrileña de adopción, desde hace 7 años. Se vino a Madrid para estudiar la carrera de Publicidad y RR.PP., encontró trabajo...

[Leer más...]

Imagen

COOK iT YOURSELF:
TU PETiT RECETARiO

Consulta Mi Petit Recetario... y ¡buen provecho!...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail