Nuevas Ideas
Comer Beber

LAS MALAS COMPAÑíAS
UNA EDiTORiAL SOLiDARiA

LAS MALAS COMPAÑíAS
UNA EDiTORiAL SOLiDARiA

Imagen
Imagen

   Mucha de la literatura del mundo no está escrita. Ana Cristina Herreros, escritora, narradora y editora, lo sabe mejor que nadie. Licenciada en filología, comenzó a adentrarse en la riqueza de la narración oral para desarrollar su tesis doctoral (que defendió en 1992) y desde entonces, ha seguido escuchando y contando todos los cuentos de antaño que se oyen, pero a lo que apenas les pone voz. En Libros de las Malas Compañías han decidido escribirlos y publicarlos, para que no se olviden, para que permanezcan siempre y, sobre todo, para mostrar la riqueza de un patrimonio cultural que existe, aunque no se vea.


   Ana, leonesa de nacimiento y madrileña de adopción, además de editora y escritora es, ante todo, una contadora de historias. Su alter ego que cuenta cuentos se llama Ana Griott (“griot” es el nombre con el que se conocen en el África Occidental a los narradores de historias), y es precisamente en su faceta de contadora de historias como se ha recorrido medio mundo escuchando para luego transmitir y traducir al papel los cuentos que de abuelos a nietos han ido transmitiéndose a lo largo de los siglos, en cualquier rincón del mundo.


   La editorial Libros de las Malas Compañías nació en 2014 con la intención de convertirse en un proyecto editorial al margen de las etiquetas que tradicionalmente se le ponen a la literatura cuando sólo persigue unos fines netamente comerciales. De hecho, desde su mismo nombre se halla una declaración de intenciones, que la identifica como una editorial desobediente detrás de la que no esconden, junto a Ana Cristina, (de izquierda a derechaen la ilustración) Daniel Tornero, director de arte e ilustrador de varios de sus libros, Anaïs González, directora comercial y de marketing y comunicación de la editorial, y Antonio Hernández Ribaina, quien se encarga de gestionar la red no librera y la distribución en Canarias.


   Extremadamente cuidadosos con cada uno de sus libros, no dudan en sacrifican los buenos márgenes comerciales en pro de un producto no sólo de calidad, sino responsable con el medio ambiente y honesto con su forma de ver la vida. El papel que utilizan procede de bosques gestionados de forma sostenible. Su imprenta está en Madrid y son sus propios distribuidores, lo que les obliga a seleccionar y cuidar mucho las librerías donde venden sus títulos. En esta selección, dejan fuera las grandes superficies para centrarse únicamente en una red de librerías en las que confían tanto por su profesionalidad como por su ética porque creen que “se pueden hacer y vender libros de otra manera”.


   Por ejemplo, su denominada serie negra (que no tiene nada que ver con literatura policíaca, sino con la recuperación de la memoria oral de las comunidades negras), comenzó como proyecto solidario para la construcción de una biblioteca en la región de la Casamance, en Senegal, y cuando vieron que no tenían libros para llenar sus estanterías, pero sí existían las historias que pertenecían a la oralidad del pueblo senegalés, Ana Cristina se desplazó hasta allí y se dedicó a grabar los cuentos que los abuelos de las comunidades contaban en diola, una lengua que no tiene forma escrita y que sólo existe en su transmisión oral. De ese modo, lo primero que se prestó en aquella biblioteca de la Casamance fueron a los abuelos y abuelas. Y de los más de 100 cuentos que inmortalizó Ana Cristina, se seleccionaron 33 y se publicó El dragón que se comió el sol y otros cuentos de la Baja Casamance (que también se pueden escuchar en diola en la web de Las Malas Compañías).


   Esta experiencia única condujo a Las Malas Compañías a seguir indagando, y decidieron buscar a los pueblos africanos más silenciados y apoyar su proyecto editorial con otro solidario que se centrara directamente en ayudar de alguna manera a las poblaciones de la zona. Hasta ahora, además de los cuentos de Senegal, se ha publicado Los cuentos del erizo y otros cuentos de las Mujeres del Sáhara, y acaban de escuchar a la población albina de Mozambique, un viaje del que saldrán los Cuentos de conejos y otros cuentos de la gente albina de Mozambique, que verán la luz en primavera.


   Hay que saber que, en la Casamance, hay enterradas miles de minas antipersonas que intentan frenar la autodeterminación del pueblo mediante la instauración del miedo. La población del Sahara sufre un auténtico expolio diario de su riqueza e identidad cultural, así como una persecución y una negación como pueblo que les obliga a vivir desde hace más de 40 años en campos de refugiados. En cuanto a las poblaciones albinas de Mozambique, luchan a diario contra la discriminación, el maltrato, la persecución, el odio y la muerte. Elegir a estos pueblos y no implicarse con ellos no tendría ningún sentido para Libros de las Malas Compañías.


   Por esta razón, parte de los ingresos de sus ventas se destinan al proyecto cultural que cada comunidad decida. De ese modo, en Casamance, están apoyando a la red que imparte español en Senegal mientras siguen colaborando con la biblioteca, llevando fondos y haciendo talleres de lectura, cineforum, cursos de alfabetización para mujeres, etc. En el Sáhara, colaboran estrechamente con el Ministerio de Educación de la RASD mediante un grupo de investigación para recuperar la memoria oral y restituir la cadena de transmisión tradicional, rota por el largo confinamiento en los campamentos. Y con su último proyecto (la publicación de Cuentos de conejos y otros cuentos de la gente albina de Mozambique), pretenden mostrar que los niños albinos cuentan los mismos cuentos que los niños no albinos porque no son espíritus como muchos de ellos creen.


   ¡Feliz lectura solidaria!


                                       (De María Glück, el 12 de enero de 2018)


Referencias útiles:
LiBROS DE LAS MALAS COMPAÑíAS


¿CUÁNDO? El Sábado 13 de enero de 2018, a las 12h.


¿QUÉ? Inauguración de la exposición Los Cuentos del erizo” en la que se podrá descubrir los originales de las ilustraciones del libro homónimo, hechas por Daniel Tornero y los niños y niñas saharauis.


¿DÓNDE? En la BP Manuel Alvar (ver la ilustración)
Calle de Azcona, 42
28028 Madrid
917 263 701
M Diego de León

¿CUÁNTO? Actividad gratuita


Para seguir los pasos (re)creativos de LiBROS DE LAS MALAS COMPAÑíAS, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Biblioteca, Compromiso, Callejero o Blogosfera]

   Mucha de la literatura del mundo no está escrita. Ana Cristina Herreros, escritora, narradora y editora, lo sabe mejor que nadie. Licenciada en filología, comenzó a adentrarse en la riqueza de la narración oral para desarrollar su tesis doctoral (que defendió en 1992) y desde entonces, ha seguido escuchando y contando todos los cuentos de antaño que se oyen, pero a lo que apenas les pone voz. En Libros de las Malas Compañías han decidido escribirlos y publicarlos, para que no se olviden, para que permanezcan siempre y, sobre todo, para mostrar la riqueza de un patrimonio cultural que existe, aunque no se vea.


   Ana, leonesa de nacimiento y madrileña de adopción, además de editora y escritora es, ante todo, una contadora de historias. Su alter ego que cuenta cuentos se llama Ana Griott (“griot” es el nombre con el que se conocen en el África Occidental a los narradores de historias), y es precisamente en su faceta de contadora de historias como se ha recorrido medio mundo escuchando para luego transmitir y traducir al papel los cuentos que de abuelos a nietos han ido transmitiéndose a lo largo de los siglos, en cualquier rincón del mundo.


   La editorial Libros de las Malas Compañías nació en 2014 con la intención de convertirse en un proyecto editorial al margen de las etiquetas que tradicionalmente se le ponen a la literatura cuando sólo persigue unos fines netamente comerciales. De hecho, desde su mismo nombre se halla una declaración de intenciones, que la identifica como una editorial desobediente detrás de la que no esconden, junto a Ana Cristina, (de izquierda a derechaen la ilustración) Daniel Tornero, director de arte e ilustrador de varios de sus libros, Anaïs González, directora comercial y de marketing y comunicación de la editorial, y Antonio Hernández Ribaina, quien se encarga de gestionar la red no librera y la distribución en Canarias.


   Extremadamente cuidadosos con cada uno de sus libros, no dudan en sacrifican los buenos márgenes comerciales en pro de un producto no sólo de calidad, sino responsable con el medio ambiente y honesto con su forma de ver la vida. El papel que utilizan procede de bosques gestionados de forma sostenible. Su imprenta está en Madrid y son sus propios distribuidores, lo que les obliga a seleccionar y cuidar mucho las librerías donde venden sus títulos. En esta selección, dejan fuera las grandes superficies para centrarse únicamente en una red de librerías en las que confían tanto por su profesionalidad como por su ética porque creen que “se pueden hacer y vender libros de otra manera”.


   Por ejemplo, su denominada serie negra (que no tiene nada que ver con literatura policíaca, sino con la recuperación de la memoria oral de las comunidades negras), comenzó como proyecto solidario para la construcción de una biblioteca en la región de la Casamance, en Senegal, y cuando vieron que no tenían libros para llenar sus estanterías, pero sí existían las historias que pertenecían a la oralidad del pueblo senegalés, Ana Cristina se desplazó hasta allí y se dedicó a grabar los cuentos que los abuelos de las comunidades contaban en diola, una lengua que no tiene forma escrita y que sólo existe en su transmisión oral. De ese modo, lo primero que se prestó en aquella biblioteca de la Casamance fueron a los abuelos y abuelas. Y de los más de 100 cuentos que inmortalizó Ana Cristina, se seleccionaron 33 y se publicó El dragón que se comió el sol y otros cuentos de la Baja Casamance (que también se pueden escuchar en diola en la web de Las Malas Compañías).


   Esta experiencia única condujo a Las Malas Compañías a seguir indagando, y decidieron buscar a los pueblos africanos más silenciados y apoyar su proyecto editorial con otro solidario que se centrara directamente en ayudar de alguna manera a las poblaciones de la zona. Hasta ahora, además de los cuentos de Senegal, se ha publicado Los cuentos del erizo y otros cuentos de las Mujeres del Sáhara, y acaban de escuchar a la población albina de Mozambique, un viaje del que saldrán los Cuentos de conejos y otros cuentos de la gente albina de Mozambique, que verán la luz en primavera.


   Hay que saber que, en la Casamance, hay enterradas miles de minas antipersonas que intentan frenar la autodeterminación del pueblo mediante la instauración del miedo. La población del Sahara sufre un auténtico expolio diario de su riqueza e identidad cultural, así como una persecución y una negación como pueblo que les obliga a vivir desde hace más de 40 años en campos de refugiados. En cuanto a las poblaciones albinas de Mozambique, luchan a diario contra la discriminación, el maltrato, la persecución, el odio y la muerte. Elegir a estos pueblos y no implicarse con ellos no tendría ningún sentido para Libros de las Malas Compañías.


   Por esta razón, parte de los ingresos de sus ventas se destinan al proyecto cultural que cada comunidad decida. De ese modo, en Casamance, están apoyando a la red que imparte español en Senegal mientras siguen colaborando con la biblioteca, llevando fondos y haciendo talleres de lectura, cineforum, cursos de alfabetización para mujeres, etc. En el Sáhara, colaboran estrechamente con el Ministerio de Educación de la RASD mediante un grupo de investigación para recuperar la memoria oral y restituir la cadena de transmisión tradicional, rota por el largo confinamiento en los campamentos. Y con su último proyecto (la publicación de Cuentos de conejos y otros cuentos de la gente albina de Mozambique), pretenden mostrar que los niños albinos cuentan los mismos cuentos que los niños no albinos porque no son espíritus como muchos de ellos creen.


   ¡Feliz lectura solidaria!


                                       (De María Glück, el 12 de enero de 2018)


Referencias útiles:
LiBROS DE LAS MALAS COMPAÑíAS


¿CUÁNDO? El Sábado 13 de enero de 2018, a las 12h.


¿QUÉ? Inauguración de la exposición Los Cuentos del erizo” en la que se podrá descubrir los originales de las ilustraciones del libro homónimo, hechas por Daniel Tornero y los niños y niñas saharauis.


¿DÓNDE? En la BP Manuel Alvar (ver la ilustración)
Calle de Azcona, 42
28028 Madrid
917 263 701
M Diego de León

¿CUÁNTO? Actividad gratuita


Para seguir los pasos (re)creativos de LiBROS DE LAS MALAS COMPAÑíAS, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Biblioteca, Compromiso, Callejero o Blogosfera]

Imagen

BENJi,
EL MAGO DE MALASAÑA

Cejas indomables, camisas hawaianas, aspecto desgarbado y un acento difícil de ubicar. Aunque pueda parecerlo, no hablamos de un turista despistado...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA DEL PUNTO!

Desde hace 4 años, numerosas escuelas de EE.UU a Inglaterra, pasando por Canadá, Guatemala, Australia, Turquía y Zambia...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT HOMENAJE A TORU KUMON

Hace 60 años, para ayudar a su hijo Takeshi, que andaba flojito en matemáticas, Toru Kumon (1914-1995) ideó...

[Leer más...]

Imagen

MR WiLLBE,
EL TALLER DE LOS TALLERES iNFANTiLES

¿Qué hacemos con los niños? Ahora mismo es la pregunta del verano y pronto también la del curso que viene. He aquí la respuesta. ¡Atención! futuros

[Leer más...]

Imagen

KALANDRAKA: "DONDE ViVEN LOS MONSTRUOS" DE LA LiTERATURA iNFANTiL

La ilustración es un mundo de fantasías, colores, líneas y formas que dan vida a un texto, que lo estimulan y que lo realzan...

[Leer más...]

Imagen

KiDEOO Y EL FESTiVAL MALAKiDS

Kideoo nació por una necesidad. La de un padre, Antonio Sañudo, cansado de hacer planes repetitivos y poco innovadores...

[Leer más...]

Imagen

KAMCHATKA:
EL REFUGiO DONDE RESiSTiR

Hace ya algunos años, Raimundo y Nathalie dejaron su Venezuela natal para instalarse en la capital con la idea de que ella le...

[Leer más...]

Imagen

2013

Mi Petit Madrid te propone pasearte por sus calles virtuales, para descubrir los mejores planes, tiendas y firmas para niños...

[Leer más...]

Imagen

EL BÚHO ¡¡BOO!!

Después de la Generación X, Y y Z o 2.0, ¿cómo se llamará la generación de los niños nacidos después del 2010? Victoria Goñi y Matías...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ XXXV FiESTA DE LA BiCi!

El próximo Domingo 06 de octubre de 2013 y por trigésimo quinto año consecutivo (que se dice pronto), tienes una cita mañanera con...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL DE NANCY

Compañera de juego de todos y protagonista de los sueños de unas y de las fantasías de otras, Nancy de enfermera, de princesa, de novia...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL DE NANCY

Compañera de juego de todos y protagonista de los sueños de unas y de las fantasías de otras, Nancy de enfermera, de princesa, de novia...

[Leer más...]

Imagen

EL RATONCiTO PÉREZ

Que se llame “Hada de los dientes” (Tooth Fairy), en los países anglosajones, “Ratoncito Pérez”, en la mayoría de los países hispanohablantes...

[Leer más...]

Imagen

MAMÁ CONVERGENTE Y CORAJE

Si tod@s estamos de acuerdo en que la vida es demasiado corta... el día, en cambio, puede ser muy largo... Entonces, ¿por qué no...

[Leer más...]

Imagen

2012

Mi Petit Madrid te propone pasearte por sus calles virtuales, para descubrir los mejores planes, tiendas y firmas para niños...

[Leer más...]

Imagen

BABY SHOES DE NATALiO

Hace tres años, cuando Natalio Martín dejó su Córdoba natal para instalarse en Barcelona no sabía que sus zapatos guiarían sus pasos...

[Leer más...]

Imagen

UN CUENTO DE ÄLVA

Cuando Eva Fuentes abrió la(s) puerta(s) acristalada(s) de Älva For Kids, el 22 de diciembre de 2006, en Malasaña, sabía muy bien que iba a...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail