Nuevas Ideas
Comer Beber

CRÓNiCA SENTiMENTAL DEL ViBRADOR
(Y EL PLACER DEL RECiCLAJE)

CRÓNiCA SENTiMENTAL DEL ViBRADOR
(Y EL PLACER DEL RECiCLAJE)

Imagen
Imagen

   Si hay algo que puede asegurar la arqueología es que el placer sexual femenino ya era algo que cultivaban nuestras antepasadas más antiguas, como lo demuestran la inmensa variedad de dildos encontrados a lo largo de los siglos. Parece ser que aquellos prehistóricos y generosos falos, tallados en madera, piedra y brea no sólo servían para satisfacer los impulsos sexuales de las damas, sino también para decorar las casas durante las celebraciones de fiestas de fertilidad y/o cosecha. Sin embargo, a medida que el ser humano ha ido ¿evolucionando?, si la producción de consoladores nunca ha descendido, la mujer como ser sexual se ha asociado al pecado. Crónica sentimental erótico festiva de un juguete sexual.


   Aunque el término “dildo” se utilizó por vez primera a principios del siglo XVII en Inglaterra, donde el mismísimo Shakespeare hizo mención del utensilio en su “Cuento de Invierno” (1611), las referencias históricas encontradas respecto a su uso son muchísimo más antiguas. Se sabe que los hombres y las mujeres prehistóricos fueron los primeros en utilizar su ingenio de supervivencia para fabricar consoladores desde que, en 2005, científicos de la Universidad de Tubinga encontraron, en las cuevas alemanas de Hohle Fels, un falo de piedra pulida, de 20 cm de largo y de 3 cm de diámetro, que debió de dar placer a más de una fémina de la era glaciar, hace 28.000 años.


   En las culturas posteriores más evolucionadas, como los egipcios, los griegos, los romanos y los chinos, parece ser que su uso estaba completamente aceptado por la sociedad, tal y como lo demuestran no sólo la cantidad de objetos fálicos encontrados, sino también los dibujos explícitos en vasijas, que muestran algunas posibilidades que ofrecían sus juguetes sexuales. Por ejemplo, en la Antigua Grecia, las mujeres solteras usaban “olisbos”, un sustituto de pene, con testículos incluidos (por favor), hecho de madera y lubricado con aceite de oliva. En cuanto a los roman@s, fabricaban con velas objetos muy similares a los penes, mientras las chinas usaban unos fabricados o en madera laqueada con la superficie texturizada o con boñigas de camello secas, recubiertas con resina, eso sí. Pero, de entre todos los consoladores de la Antigüedad, el que la que se lleva la palma (de la mano) es sin duda el que usaba la siempre mítica y extraordinaria Cleopatra.


   Pionera del sexo oral y conquistadora de los hombres más insignes de la época, la última reina egipcia fue una mujer poderosa con fama de disfrutar plena y abiertamente de su sexualidad, de la que se cuentan historias que bien podrían haber inspirado las mejores escenas de cine erótico actual. Entre leyenda y el qué dirán sobre la fogosidad de Cleopatra (en la ilustración), se le atribuye la creación del primer vibrador. En efecto, se cuenta que la egipcia se servía de un forro fino o una calabaza seca -no hay unanimidad sobre el continente-, relleno de abejas vivas, para conseguir el placentero temblor sin energía eléctrica. Dicen que el zumbido le producía el deseado y osado placer sin necesidad de nadie más.


   Con tanto placer solitario a su alrededor, los filósofos griegos comenzaron a hablar de la hysteria -palabra que significa útero-, para designar un “mal” del que (por supuesto) solo podían sufrir las mujeres en una sociedad dirigida por hombres. En aquella época, se creía que el útero andaba suelto por el cuerpo de las mujeres, y que causaba enfermedades cuando se acercaba al pecho. Esa concepción machista del útero como fuente de problemas se alargó durante los siglos siguientes, en los que la mujer y su placer sexual pasaron a convertirse en objeto de estudio médico. Hasta bien entrado en el siglo XX, ante los síntomas ¿femeninos? de irritabilidad, ansiedad, mal humor, insomnio o fantasías sexuales, se diagnosticaba el mal de la histeria o del “útero ardiente”, y se recetaba desde practicar sexo si se estaba casada o casarse -y practicar sexo- si se estaba soltera, hasta masajes en las zonas genitales por parte de una comadrona, si era un caso perdido ante el matrimonio.


   El punto álgido llegó en la época victoriana. Por un lado, el puritanismo imperante provocó una especie de “plaga de histeria”. Muchísimas mujeres diagnosticadas con el mal femenino empezaron a pasar largas temporadas en los balnearios, sometiéndose a masajes terapéuticos en sus partes íntimas para mitigar su irritabilidad y estrés. Y por el otro, los avances tecnológicos de la época permitieron a más de un médico aburrido de masturbar a señoras con artilugios más eficaces que sus propias manos. Faltaba pcoco para que los consoladores vibraran por sí solos...


   El invento llegó de la mano del médico estadounidense George Taylor quien en 1869 patentó el Manipulator, un vibrador que funcionaba a vapor. Once años después, el británico Joseph Mortimer Granville creó el primer vibrador eléctrico con forma fálica, destinado a ser utilizado en sus consultas. Huelga decir que sus “tratamientos” se popularizaron enseguida, y todos los balnearios de altura se apuntaron al bombardeo. Aunque los artilugios resultan algo toscos para los ojos del siglo XXI, acostumbrados a la ergonomía y gustosos materiales de hoy, en día-, los falos terapéuticos del siglo XIX, al menos, ya eran de goma.


   En 1902 la visionaria empresa estadounidense Hamilton Beach se dio cuenta del inmenso potencial del vibrador, y comenzó a desarrollarlo para darle un uso individual, y poder saltarse así, la siempre incómoda visita al medico. Fue entonces cuando los vibradores empezaron a verse en catálogos de productos femeninos, anunciándose como el mejor objeto doméstico para tener a las mujeres “relajadas y contentas”. Y la llegada de la electricidad a las casas no hizo sino facilitar la comercialización del producto, que se convirtió en el sexto artículo eléctrico lanzado para el hogar, nueve años antes que el aspirador y diez años antes que la plancha. Claro que entonces no se concebía como un objeto sexual, sino para la salud.


   El cambio de actitud frente a los vibradores comenzó tibiamente en los años 20, con las primeras películas eróticas, pero la verdadera revolución, que hubiera podido ocurrir en los 50, cuando la Asociación Americana de Psiquiatría declaró que la histeria no era una enfermedad, sino un absurdo mito repetido durante demasiados años, no llegó, sino todo lo contrario. Los hombres empezaron a ver en los vibradores las placenteras connotaciones sexuales que implicaban, el placer femenino pasó a ser un tema tabú, y los dildos desaparecieron de los catálogos de productos para el hogar.


   Sesenta años después, hemos evolucionado en lo que a sexualidad y mujeres se refiere. Atrás quedaron las piedras, maderas o boñigas de camello, para dar paso al Bisfenol, PVC, Ftalato, ABS, Silicón 100% puro, Cybereskin, acero inoxidable o vidrio... entre otras muchas posibilidades, formas, tamaños, aspectos y colores. Hoy en día, aunque hablar de bolas chinas y demás juguetes sexuales sigue siendo algo que ruboriza a algunos, cada vez somos más la que usamos juguetes sexuales al igual que nuestras abuelas prehistóricas: para llegar al clímax y como elemento decorativo en épocas no sólo de fertilidad y cosecha...


                                                 (De María Glück, el 11 de junio de 2016)


PD sostenible: ¿Te has planteado alguna vez dónde tirar tu juguete sexual? ¿Te da vergüenza depositarlo en un punto limpio? Para solucionar tu problema, las tiendas Lys Erotic Store (ver la ilustración) lanzan su campaña “El placer de reciclar”. Para saberlo todo de su propuesta, hoy, Sábado 11 de junio de 2016, a partir de las 18h, te lo explicarán todo. Además podrás conocer a la famosa sex blogger Venus O’Hara (ver la ilustración). Más info aquí.


[Volver a Mi Petit MadrixCallejero o Blogosfera]

   Si hay algo que puede asegurar la arqueología es que el placer sexual femenino ya era algo que cultivaban nuestras antepasadas más antiguas, como lo demuestran la inmensa variedad de dildos encontrados a lo largo de los siglos. Parece ser que aquellos prehistóricos y generosos falos, tallados en madera, piedra y brea no sólo servían para satisfacer los impulsos sexuales de las damas, sino también para decorar las casas durante las celebraciones de fiestas de fertilidad y/o cosecha. Sin embargo, a medida que el ser humano ha ido ¿evolucionando?, si la producción de consoladores nunca ha descendido, la mujer como ser sexual se ha asociado al pecado. Crónica sentimental erótico festiva de un juguete sexual.


   Aunque el término “dildo” se utilizó por vez primera a principios del siglo XVII en Inglaterra, donde el mismísimo Shakespeare hizo mención del utensilio en su “Cuento de Invierno” (1611), las referencias históricas encontradas respecto a su uso son muchísimo más antiguas. Se sabe que los hombres y las mujeres prehistóricos fueron los primeros en utilizar su ingenio de supervivencia para fabricar consoladores desde que, en 2005, científicos de la Universidad de Tubinga encontraron, en las cuevas alemanas de Hohle Fels, un falo de piedra pulida, de 20 cm de largo y de 3 cm de diámetro, que debió de dar placer a más de una fémina de la era glaciar, hace 28.000 años.


   En las culturas posteriores más evolucionadas, como los egipcios, los griegos, los romanos y los chinos, parece ser que su uso estaba completamente aceptado por la sociedad, tal y como lo demuestran no sólo la cantidad de objetos fálicos encontrados, sino también los dibujos explícitos en vasijas, que muestran algunas posibilidades que ofrecían sus juguetes sexuales. Por ejemplo, en la Antigua Grecia, las mujeres solteras usaban “olisbos”, un sustituto de pene, con testículos incluidos (por favor), hecho de madera y lubricado con aceite de oliva. En cuanto a los roman@s, fabricaban con velas objetos muy similares a los penes, mientras las chinas usaban unos fabricados o en madera laqueada con la superficie texturizada o con boñigas de camello secas, recubiertas con resina, eso sí. Pero, de entre todos los consoladores de la Antigüedad, el que la que se lleva la palma (de la mano) es sin duda el que usaba la siempre mítica y extraordinaria Cleopatra.


   Pionera del sexo oral y conquistadora de los hombres más insignes de la época, la última reina egipcia fue una mujer poderosa con fama de disfrutar plena y abiertamente de su sexualidad, de la que se cuentan historias que bien podrían haber inspirado las mejores escenas de cine erótico actual. Entre leyenda y el qué dirán sobre la fogosidad de Cleopatra (en la ilustración), se le atribuye la creación del primer vibrador. En efecto, se cuenta que la egipcia se servía de un forro fino o una calabaza seca -no hay unanimidad sobre el continente-, relleno de abejas vivas, para conseguir el placentero temblor sin energía eléctrica. Dicen que el zumbido le producía el deseado y osado placer sin necesidad de nadie más.


   Con tanto placer solitario a su alrededor, los filósofos griegos comenzaron a hablar de la hysteria -palabra que significa útero-, para designar un “mal” del que (por supuesto) solo podían sufrir las mujeres en una sociedad dirigida por hombres. En aquella época, se creía que el útero andaba suelto por el cuerpo de las mujeres, y que causaba enfermedades cuando se acercaba al pecho. Esa concepción machista del útero como fuente de problemas se alargó durante los siglos siguientes, en los que la mujer y su placer sexual pasaron a convertirse en objeto de estudio médico. Hasta bien entrado en el siglo XX, ante los síntomas ¿femeninos? de irritabilidad, ansiedad, mal humor, insomnio o fantasías sexuales, se diagnosticaba el mal de la histeria o del “útero ardiente”, y se recetaba desde practicar sexo si se estaba casada o casarse -y practicar sexo- si se estaba soltera, hasta masajes en las zonas genitales por parte de una comadrona, si era un caso perdido ante el matrimonio.


   El punto álgido llegó en la época victoriana. Por un lado, el puritanismo imperante provocó una especie de “plaga de histeria”. Muchísimas mujeres diagnosticadas con el mal femenino empezaron a pasar largas temporadas en los balnearios, sometiéndose a masajes terapéuticos en sus partes íntimas para mitigar su irritabilidad y estrés. Y por el otro, los avances tecnológicos de la época permitieron a más de un médico aburrido de masturbar a señoras con artilugios más eficaces que sus propias manos. Faltaba pcoco para que los consoladores vibraran por sí solos...


   El invento llegó de la mano del médico estadounidense George Taylor quien en 1869 patentó el Manipulator, un vibrador que funcionaba a vapor. Once años después, el británico Joseph Mortimer Granville creó el primer vibrador eléctrico con forma fálica, destinado a ser utilizado en sus consultas. Huelga decir que sus “tratamientos” se popularizaron enseguida, y todos los balnearios de altura se apuntaron al bombardeo. Aunque los artilugios resultan algo toscos para los ojos del siglo XXI, acostumbrados a la ergonomía y gustosos materiales de hoy, en día-, los falos terapéuticos del siglo XIX, al menos, ya eran de goma.


   En 1902 la visionaria empresa estadounidense Hamilton Beach se dio cuenta del inmenso potencial del vibrador, y comenzó a desarrollarlo para darle un uso individual, y poder saltarse así, la siempre incómoda visita al medico. Fue entonces cuando los vibradores empezaron a verse en catálogos de productos femeninos, anunciándose como el mejor objeto doméstico para tener a las mujeres “relajadas y contentas”. Y la llegada de la electricidad a las casas no hizo sino facilitar la comercialización del producto, que se convirtió en el sexto artículo eléctrico lanzado para el hogar, nueve años antes que el aspirador y diez años antes que la plancha. Claro que entonces no se concebía como un objeto sexual, sino para la salud.


   El cambio de actitud frente a los vibradores comenzó tibiamente en los años 20, con las primeras películas eróticas, pero la verdadera revolución, que hubiera podido ocurrir en los 50, cuando la Asociación Americana de Psiquiatría declaró que la histeria no era una enfermedad, sino un absurdo mito repetido durante demasiados años, no llegó, sino todo lo contrario. Los hombres empezaron a ver en los vibradores las placenteras connotaciones sexuales que implicaban, el placer femenino pasó a ser un tema tabú, y los dildos desaparecieron de los catálogos de productos para el hogar.


   Sesenta años después, hemos evolucionado en lo que a sexualidad y mujeres se refiere. Atrás quedaron las piedras, maderas o boñigas de camello, para dar paso al Bisfenol, PVC, Ftalato, ABS, Silicón 100% puro, Cybereskin, acero inoxidable o vidrio... entre otras muchas posibilidades, formas, tamaños, aspectos y colores. Hoy en día, aunque hablar de bolas chinas y demás juguetes sexuales sigue siendo algo que ruboriza a algunos, cada vez somos más la que usamos juguetes sexuales al igual que nuestras abuelas prehistóricas: para llegar al clímax y como elemento decorativo en épocas no sólo de fertilidad y cosecha...


                                                 (De María Glück, el 11 de junio de 2016)


PD sostenible: ¿Te has planteado alguna vez dónde tirar tu juguete sexual? ¿Te da vergüenza depositarlo en un punto limpio? Para solucionar tu problema, las tiendas Lys Erotic Store (ver la ilustración) lanzan su campaña “El placer de reciclar”. Para saberlo todo de su propuesta, hoy, Sábado 11 de junio de 2016, a partir de las 18h, te lo explicarán todo. Además podrás conocer a la famosa sex blogger Venus O’Hara (ver la ilustración). Más info aquí.


[Volver a Mi Petit MadrixCallejero o Blogosfera]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL BDSM!
(de la A a la Z)

¿Sabes lo que significa 24/7? Hoy, como cada 24 de julio, por el simbolismo de su fecha, se celebra el Día internacional del BDSM...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL BDSM!
(de la A a la Z)

¿Sabes lo que significa 24/7? Hoy, como cada 24 de julio, por el simbolismo de su fecha, se celebra el Día internacional del BDSM...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
LA MARCHA DE LOS ORGULLOS

Como cada año, desde hace más de 4 décadas, hoy, Jueves 28 de junio de 2018, se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBi...

[Leer más...]

Imagen

BRUCE LABRUCE
iT iS NOT A PORNOGRAPHER...

Del 21 al 24 de junio de 2018, Cineteca Madrid acogerá las proyecciones de tres de las películas más importantes de la carrera de Bruce LaBruce...

[Leer más...]

Imagen

BRUCE LABRUCE
iT iS NOT A PORNOGRAPHER...

Del 21 al 24 de junio de 2018, Cineteca Madrid acogerá las proyecciones de tres de las películas más importantes de la carrera de Bruce LaBruce...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEGUSTANDO PLACERES
DOS SEXÓLOGAS MUY PAYASAS

Las madrileñas Nuria Cano y Irene Bodas se conocieron en el instituto, posteriormente estudiaron sexología, y desde entonces, sus caminos...

[Leer más...]

Imagen

DEGUSTANDO PLACERES
DOS SEXÓLOGAS MUY PAYASAS

Las madrileñas Nuria Cano y Irene Bodas se conocieron en el instituto, posteriormente estudiaron sexología, y desde entonces, sus caminos...

[Leer más...]

Imagen

DEGUSTANDO PLACERES
DOS SEXÓLOGAS MUY PAYASAS

Las madrileñas Nuria Cano y Irene Bodas se conocieron en el instituto, posteriormente estudiaron sexología, y desde entonces, sus caminos...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ MES DE LA MASTURBACiÓN!
RELX WHEN YOU WANT TO COME

Acto impúdico para unos, impuro para otros, pero placentero para todos, la masturbación NO tiene un día señalado en nuestro calendario...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ MES DE LA MASTURBACiÓN!
RELAX WHEN YOU WANT TO COME

Acto impúdico para unos, impuro para otros, pero placentero para todos, la masturbación NO tiene un día señalado en nuestro calendario... 

[Leer más...]

Imagen

LAS XL
ABANDÓNATE MUCHO

Con un discurso arrollador, sincero, espontáneo y cargado de humor, Nía Cortijo, extremeña de 38 años, y Marta Sitja, catalana de 36, forman...

[Leer más...]

Imagen

V FESTiVAL DE LA BOCA ERÓTiCA:
SEX, ART & CiNEMA

Con la sexualidad como musa artística y el diálogo como condición intrínseca, el Festival internacional de La Boca Erótica vuelve para celebrar...

[Leer más...]

Imagen

V FESTiVAL DE LA BOCA ERÓTiCA:
SEX, ART & CiNEMA

Con la sexualidad como musa artística y el diálogo como condición intrínseca, el Festival internacional de La Boca Erótica vuelve para celebrar...

[Leer más...]

Imagen

V FESTiVAL DE LA BOCA ERÓTiCA:
SEX, ART & CiNEMA

Con la sexualidad como musa artística y el diálogo como condición intrínseca, el Festival internacional de La Boca Erótica vuelve para celebrar...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) DOMiNGUERA: DiANA ALLER
(COÑOS COMO EL DE MARTA)

Orgullosa como ella sola y, a veces, muy chula (como otros muchos pero que nunca lo reconocerán), Diana acabó estudiando Filosofía...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A... iNTERViÚ
CUATRO DÉCADAS DE PRiMERAS VECES

Hace 41 años, el 22 de mayo cayó en lunes. En los kioscos las portadas tradicionales se estremecían para hacer hueco a la llegada de una revista...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A... iNTERViÚ
CUATRO DÉCADAS DE PRiMERAS VECES

Hace 41 años, el 22 de mayo cayó en lunes. En los kioscos las portadas tradicionales se estremecían para hacer hueco a la llegada de una revista...

[Leer más...]

Imagen

TUPPERSEX ECOLÓGiCO...
...PLACERES MUY VERDES

El fenómeno de las veladas Tuppersex se remonta a principios de este siglo, y nos viene de EE.UU. donde la ocurrencia de aplicar el sistema...

[Leer más...]

Imagen

TUPPERSEX ECOLÓGiCO...
...PLACERES MUY VERDES

El fenómeno de las veladas Tuppersex se remonta a principios de este siglo, y nos viene de EE.UU. donde la ocurrencia de aplicar el sistema...

[Leer más...]

Imagen

TUPPERSEX ECOLÓGiCO...
...PLACERES MUY VERDES

El fenómeno de las veladas Tuppersex se remonta a principios de este siglo, y nos viene de EE.UU. donde la ocurrencia de aplicar el sistema...

[Leer más...]

Imagen

2017

¡Bienvenid@s a Sex in the City, la sexción más candente de Mi Petit Madrix!

[Leer más...]

Imagen

SEX, PEACE AND LOVE
¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL ORGASMO GLOBAL!

Hoy, Jueves 21 de diciembre de 2017, no solo se celebra el solsticio de invierno en el hemisferio norte, sino también el Día del Orgasmo... 

[Leer más...]

Imagen

¡HAPPY COMiNG OUT
(OF THE CLOSET)!

Como bien dice la talentosa filósofa y activista queer, Beatriz Preciado, “quizás convenga recordar que detrás de cada palabra hay una historia...

[Leer más...]

Imagen

6 COSAS QUE NO SABíAS DE...
BELLE DE JOUR

“Belle de Jour” cumple 50 años sin una sola arruga... Para celebrarlo, Sunset Cinema Cult te invita a redescubrir el clásico, protagonizado...

[Leer más...]

Imagen

TO Bi OR NOT TO Bi
THAT iS THE QUESTiON?

Coincidiendo con el equinoccio de otoño, hoy, Jueves 22 de septiembre de 2016, también se celebra, desde 1999, el Día internacional de la...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL 69!

Siguiendo un pícaro mimetismo numérico, hoy, Miércoles 06 de septiembre de 2017, es decir, para hablar claro, el 6/9, se celebrará tanto...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL 69!

Siguiendo un pícaro mimetismo numérico, hoy, Miércoles 06 de septiembre de 2017, es decir, para hablar claro, el 6/9, se celebrará tanto...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL 69!

Siguiendo un pícaro mimetismo numérico, hoy, Miércoles 06 de septiembre de 2017, es decir, para hablar claro, el 6/9, se celebrará tanto...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 | 3 | 4 | 5 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail