Nuevas Ideas
Comer Beber

BAOBAB
SENEGAL EN MADRiD

BAOBAB
SENEGAL EN MADRiD

Imagen
Imagen

   El baobab es un árbol prodigioso que parece plantado del revés, en un curioso reto a las leyes de la naturaleza, del que siempre resulta vencedor. Se le conoce como el árbol de la vida, el árbol mágico o el árbol farmacia, debido sin duda a sus inmensas y ramificadas copas, que dibujan una especie de techo afable bajo el que apetece cobijarse. Entonces, cuando Ibrahima Ndiaye, un senegalés inquieto, afable y fornido, llegó a la Villa, no lo dudó: su comercio se llamaría Baobab.


   Ibrahima (retratado aquí) llegó a España para vivir mejor que en su Senegal natal. Primero fue estudiante de electrónica en París, más tarde vivió en Granada ganándose la vida como dj, y por fin llegó a Madrid por una invitación casual, sintiendo pronto como una gran ciudad estimula los planes más ambiciosos. Empezó abriendo un pequeño comercio de artículos textiles en el núcleo más comercial del barrio de Lavapiés donde cada mediodía, cuando las ganas de meterse en la cocina brillaban por su ausencia, se acercaba al restaurante africano de la esquina para curarse los males del hambre y la melancolía… hasta que, un buen día, el local tuvo que echar el cierre...


   Ibrahima tembló ante la posibilidad de no tener a mano un plato de pollo encebollado, ni un delicioso cuscús negro. Añoró de inmediato ese rico thieboudienne (pescado con arroz y salsa de tomate) y el thiebouyap, que se cocina con carne. ¿Cuándo degustaría otra vez una picante y marinada ración de yassa? Entonces, pensó en quienes como yo él no tenían mucho tiempo para cocinar, y decidió reabrir el restaurante y hacerle heredero del nombre talismán en sus proyectos. Su Baobab volvería a ser una concurrida casa de comidas.


   Con la ayuda de Victoria Rodríguez, su mujer, que también le ayuda en el negocio, acondicionó los dos salones de su nuevo proyecto y decoró las paredes. Un mapa de Senegal, fotos con escenas africanas, un colorido mural obra de un pintor cubano, un reloj de estación ferroviaria, parado a las cuatro y veinte de la tarde, y una foto de Nelson Mandela, el líder africano que también da nombre a la plaza donde está colocada la joya de Baobab: su magnífica terraza, casi siempre llena, donde la espera para conseguir turno tiene buena recompensa. En total, el negocio tiene 16 mesas.


   Entre la clientela no faltan compatriotas de Ibrahima, algunos conocidos y otros no, que viven en el barrio o acuden hasta allí para evocar sabores de la infancia. Nada mejor que su presencia para acreditar la autenticidad de una carta sencilla y especiada porque “el picante estimula el apetito”, según el empresario que, al principio, tenía que comprar muchos de los ingredientes en París, pero que ahora encuentra todo en Madrid “donde hay una oferta amplísima de productos para poder cocinar cualquier especialidad extranjera”. 


   Los domingos de Rastro, pasar por el Baobab es toda una experiencia bien conocida por clientela anónima y célebre, como el cantante senegalés Youssou N´Dur o los malienses Toumanie Diabaté y Mahamadou Diarra, músico y futbolista respectivamente.  


   Dice Ibrahima que Madrid es una ciudad hospitalaria y plácida, donde puede residir fiel a su filosofía de estresarse lo mínimo y no perder las ganas de vivir. Tiene ahora 52 años y no sabe si algún día viajara a su país sin billete de regreso: “A veces sueño con abrir un restaurante donde ofrecer comidas del mundo”. De la nuestra, su favorita es la paella, por lo que no descartamos la posibilidad de verle servir deliciosos arroces en algún restaurante de Dakar, tan acogedor como su Baobab madrileño


                                       (De Sol Alonso, el 06 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
BAOBAB
(en la ilustración)
Calle de Cabestreros, 1
28012 Madrid
915 272 732
M Lavapiés


Horario: de Miércoles a Lunes, de 13h a 17h y de 20h30 a 23h59.


Para seguir los pasos gastronómicos de BAOBAB, conéctate a su Facebook.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

   El baobab es un árbol prodigioso que parece plantado del revés, en un curioso reto a las leyes de la naturaleza, del que siempre resulta vencedor. Se le conoce como el árbol de la vida, el árbol mágico o el árbol farmacia, debido sin duda a sus inmensas y ramificadas copas, que dibujan una especie de techo afable bajo el que apetece cobijarse. Entonces, cuando Ibrahima Ndiaye, un senegalés inquieto, afable y fornido, llegó a la Villa, no lo dudó: su comercio se llamaría Baobab.


   Ibrahima (retratado aquí) llegó a España para vivir mejor que en su Senegal natal. Primero fue estudiante de electrónica en París, más tarde vivió en Granada ganándose la vida como dj, y por fin llegó a Madrid por una invitación casual, sintiendo pronto como una gran ciudad estimula los planes más ambiciosos. Empezó abriendo un pequeño comercio de artículos textiles en el núcleo más comercial del barrio de Lavapiés donde cada mediodía, cuando las ganas de meterse en la cocina brillaban por su ausencia, se acercaba al restaurante africano de la esquina para curarse los males del hambre y la melancolía… hasta que, un buen día, el local tuvo que echar el cierre...


   Ibrahima tembló ante la posibilidad de no tener a mano un plato de pollo encebollado, ni un delicioso cuscús negro. Añoró de inmediato ese rico thieboudienne (pescado con arroz y salsa de tomate) y el thiebouyap, que se cocina con carne. ¿Cuándo degustaría otra vez una picante y marinada ración de yassa? Entonces, pensó en quienes como yo él no tenían mucho tiempo para cocinar, y decidió reabrir el restaurante y hacerle heredero del nombre talismán en sus proyectos. Su Baobab volvería a ser una concurrida casa de comidas.


   Con la ayuda de Victoria Rodríguez, su mujer, que también le ayuda en el negocio, acondicionó los dos salones de su nuevo proyecto y decoró las paredes. Un mapa de Senegal, fotos con escenas africanas, un colorido mural obra de un pintor cubano, un reloj de estación ferroviaria, parado a las cuatro y veinte de la tarde, y una foto de Nelson Mandela, el líder africano que también da nombre a la plaza donde está colocada la joya de Baobab: su magnífica terraza, casi siempre llena, donde la espera para conseguir turno tiene buena recompensa. En total, el negocio tiene 16 mesas.


   Entre la clientela no faltan compatriotas de Ibrahima, algunos conocidos y otros no, que viven en el barrio o acuden hasta allí para evocar sabores de la infancia. Nada mejor que su presencia para acreditar la autenticidad de una carta sencilla y especiada porque “el picante estimula el apetito”, según el empresario que, al principio, tenía que comprar muchos de los ingredientes en París, pero que ahora encuentra todo en Madrid “donde hay una oferta amplísima de productos para poder cocinar cualquier especialidad extranjera”. 


   Los domingos de Rastro, pasar por el Baobab es toda una experiencia bien conocida por clientela anónima y célebre, como el cantante senegalés Youssou N´Dur o los malienses Toumanie Diabaté y Mahamadou Diarra, músico y futbolista respectivamente.  


   Dice Ibrahima que Madrid es una ciudad hospitalaria y plácida, donde puede residir fiel a su filosofía de estresarse lo mínimo y no perder las ganas de vivir. Tiene ahora 52 años y no sabe si algún día viajara a su país sin billete de regreso: “A veces sueño con abrir un restaurante donde ofrecer comidas del mundo”. De la nuestra, su favorita es la paella, por lo que no descartamos la posibilidad de verle servir deliciosos arroces en algún restaurante de Dakar, tan acogedor como su Baobab madrileño


                                       (De Sol Alonso, el 06 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
BAOBAB
(en la ilustración)
Calle de Cabestreros, 1
28012 Madrid
915 272 732
M Lavapiés


Horario: de Miércoles a Lunes, de 13h a 17h y de 20h30 a 23h59.


Para seguir los pasos gastronómicos de BAOBAB, conéctate a su Facebook.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

Imagen

THE PLACE... TO BE

The Place es un local, de verdad. Su propietario, Eduardo, es un tipo, de verdad. Los productos, todos, son, de verdad...

[Leer más...]

Imagen

CASA ANTÓN,
LA TABERNA ROMÁNTiCA

Hasta hace poco, la gente se hacía un lío con la calle San Mateo y su travesía, pero desde hace 8 meses, todo ha cambiado...

[Leer más...]

Imagen

HARE KRiSHNA:
CANTOS Y MENÚ VEGETARIANO EN LA ViLLA

Desde fuera, podría tratarse de un local cualquiera de Malasaña, pero al entrar en el nº19 de la calle Espíritu Santo, descubrirás...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FRUTA DE TEMPORADA:
LA FRESA DE LA “A” A LA “Z”

Todo lo que siempre quisiste saber sobre la fresa (pero que nunca te atreviste a preguntar)...

[Leer más...]

Imagen

DESAYUNO CON YOGUiS (Y CRiS)

Ropa cómoda, una esterilla, una taza y algo de comida para compartir. Es todo lo que necesitas para participar en un Desayuno... 

[Leer más...]

Imagen

MAMA CAMPO

Pachamama, la Madre Tierra. Una divinidad protectora y proveedora. El núcleo de la vida y la conexión con la naturaleza...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CASA GONZÁLEZ
(Y LA II GASTRO BACCHUS)

A Paco se le llena la boca cuando habla de su abuelo: “Era el dependiente más veterano de la pastelería La Mallorquina” cuando... 

[Leer más...]

Imagen

Y LA PíCARA SE HiZO...

Nos acicalamos con nuestras mejores galas. Acudimos a un bautizo. La retoña vino al mundo de las viandas antes de Navidad...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: EL COMUNiSTA,
ViNO Y COMiDAS CON HiSTORiA

Sabe a historia. Al buen hacer de cuatro generaciones que han conseguido transmitir los secretos de unos guisos que conquistan...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DE LA nutella®!

En 2007, Sara Rosso junto con su amiga y también bloguera, Michelle Fabio, decidió rendir homenaje a la crema de avellana...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT RUTA MANDARiNA:
LOS CHiNOS CHiNOS

¿Cuántos restaurantes chinos hay en la Villa? ¿Cuántos hay en tu barrio? Incluso, a veces, ¿cuántos hay en tu misma manzana?...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: EL COMERCiAL,
EL CAFÉ MÁS ANTiGUO Y MODERNO DE MADRiD

No se sabe cuándo ni cómo ni por qué alguien decidió abrir un café en un esquinazo de la Glorieta de Bilbao. Según cuenta...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CASA MiNGO

¿Quién no ha oído hablar de Casa Mingo? A este local -que no hace publicidad y que vive del boca a boca- acuden, cada día...

[Leer más...]

Imagen

AFRi’S COOKiES:
LA MONSTRUA DE LAS GALLETAS

Ella y él van de luna de miel, son tal para cual, la pareja ideal… Esa cancioncita que era la banda sonora de un programa...

[Leer más...]

Imagen

COGiTO ERGO SUM-iLLER:
LA TABERNA DE JAViER

De vez en cuando me sumerjo con mis clásicos. No; no buceo con Jacques Coustea... 

[Leer más...]

Imagen

PANiC TiENE MUCHA MiGA...

Son muchos los pasajes del refranero español que hacen referencia al pan, uno de los alimentos más antiguos de la humanidad…

[Leer más...]

Imagen

ODA AL ROSCÓN
(con una B.S.O muy Xmas)

El precio elevado de los roscones de calidad y el afán cada vez mayor del síndrome hand made – craft - casero...

[Leer más...]

Imagen

2013

Mi Petit Madrid te propone pasearte por sus calles virtuales para descubrir...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO:
WELCOME TO “COMESTiBLES VALVERDE”

Entrar en Comestibles Valverde es, como jugar a la primitiva. Comprar cada una de sus seleccionadas delicadezas gastronómicas...

[Leer más...]

Imagen

LA COCiNA ROCK BAR:
KARAROCKER Y OPEN MiC

Abrir un negocio siempre es arriesgado, pero puestos a hacerlo, es mejor apostar por una pasión, ¿no? Jacobo Domínguez...

[Leer más...]

Imagen

BUON GiORNO PRiNCiPESSA!

Es pequeñito, muy pequeñito, tanto que si uno va medio despistado podría pasar por su lado y no verlo, pero estaría cometiendo...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: SAN GiNÉS

Para poder encontrarse, antes hay que haberse perdido y una buena manera de hacerlo es callejear. Por calles grandes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº4):
¡LA DUQUESiTA CUMPLE 100 AÑOS!

Cada mañana la visita turística guiada que hace el Ayuntamiento de Madrid por la capital, enfila la calle Fernando VI y hace parada...

[Leer más...]

Imagen

COW COMFORT & SLOW MiLK:
LAS VACAS FELiCES DE PRiÉGOLA

¿Sabías que un repartidor puede llevarte leche recién ordeñada a tu casa, a primera hora de la mañana, que vivas en el...

[Leer más...]

Imagen

UN BAR CON RAMPA
EN EL CENTRO DE LA CiUDAD

Bar, miniramp (rampa con forma de “U”) y tienda especializada en Skaterock en pleno centro de Madrid, eso es: Old School Skate Rock...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT RECORDATORiO:
TU 1º CASHMOB EN EL MERCADO DE ANTÓN MARTíN

Un “CashMob”, además de ser una moda reciente en las redes sociales (Facebook y Twitter, principalmente), es una manera divertida...

[Leer más...]

Imagen

Si EL TiTANiC SE HUNDiÓ,
EL FERRY HA REFLOTADO

Cuando me vine a vivir a la casa en la que hoy vivo, descubrí una cafetería, El Ferry, que me llamó mucho la atención por bonita...

[Leer más...]

Imagen

¿CUÁL ES LA MEJOR HAMBURGUESA DE MADRiD?

Hace 10 días, Jaime del blog Viviendo Madrid entró en contacto con sus homólogos y amigos madroñosferos para proponerles... 

[Leer más...]

Imagen

LA BOMBONERA DE BARCO
O LOS 10 MANDAMiENTOS DEL CACAO

Es un maná de antioxidantes, provoca tan buen rollo como una puesta de sol en Formentera, antitusivo, su grasa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT COLABORADOR: ARTURO,
EL GASTRÓNOMO SiN FRONTERAS

Le nacieron en Pontevedra, pero en Madrid navega desde hace 4 décadas. Cada día recuerda a los suyos y puede oler el mar...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail