Nuevas Ideas
Comer Beber

TiKi CHATEAU
EL PACíFiCO EN MADRiD

TiKi CHATEAU
EL PACíFiCO EN MADRiD

Imagen
Imagen

   Miguel Escobedo, de 50 años, empezó a coleccionar objetos tiki cuando estudiaba derecho. Su debilidad por piezas usadas le llevó a encontrar en un mercadillo un extraño vaso que despertó tanto su curiosidad, que sin darse cuenta se convirtió en un auténtico experto de esta cultura. Tras varias décadas ejerciendo como abogado, cierto hastío y un creciente conflicto ético, Miguel decidió dejarlo todo y entregarse a la "causa tiki" montando su propio bar. En 2014 abrió Kona Lei en la antigua cafetería de unos míticos apartamentos de la calle de Hernán Cortes, pero las desavenencias con su socio le hicieron echar el cierre y probar suerte, esta vez solo, ofreciendo la visión más romántica de Polinesia en Tiki Chateau, un pequeño rincón de Oceanía, que abrió sus puertas en Malasaña en diciembre de 2016.


   La cultura tiki ("primer hombre") nació en Estados Unidos en los años 20. Por entonces Hawái ya era territorio americano, y los soldados, empresarios e incluso el mismísimo Elvis regresaban cargados de historias idílicas, imágenes únicas y ciertas costumbres que encontraron fácil hueco en una sociedad que necesitaba evadirse y soñar. Dos décadas después, este fenómeno de la cultura pop norteamericana no solo seguía vivo, sino que experimentaba su máximo apogeo y salía a las calles para arraigar en ciertos locales. Era la primera vez que la hostelería exportaba un movimiento cultural tan importante. Cine, literatura, moda, música, decoración, etc., todo se cubrió del estilo tiki, y surgieron artistas por doquier que bajo su influencia crearon carteles, pinturas, vajillas, canciones, esculturas o trajes, que hoy decoran o dan ambiente a locales como el de Miguel (retratado aquí).


   A España llegó, y cuajó por extraño que parezca, en plena dictadura. Máscaras, tótems, bambú, chicas hula alcanzaron los rincones más insólitos de nuestra geografía. Tanto que en los años 60 no había ciudad, ya fuera Cuenca o Jaén, sin su templo tiki. El primero, House of Ming, abrió en Madrid en 1965 en plena Castellana, todo un clásico del que Miguel recuperó parte de un atrezzo que hoy luce en Tiki Chateau.


   En su universo tiki, más allá de la estética, Escobedo ofrece música hawaiana tradicional o el género conocido como “exótica”, con tops como la peruana Yma Sumac o el americano Arthur Lyman, y por supuesto, una cuidada y particular coctelería. Se trata de un consumo diferente, otra forma de sociabilizar con tiempo y calma, pues estos cócteles requieren beber despacio, hablar y saborear cada trago. No faltan clásicos como el Mai Tai (“el mejor” en el lenguaje tahitiano), a base cítricos, almendras y rones, pues este destilado cargado de mística e historia, con tantas versiones como culturas tomaron el Caribe, era tan preciado que desató guerras, levantó imperios y destruyó regiones.


   Hasta el Tiki Chateau se acercan clientes asiduos, curiosos, amantes de esta cultura, transeúntes casuales y algún que otro despistado que aún busca la absenta que antes servían en este mismo. Una comunidad que incluye a músicos como Javier Díez, experto en Theremin, diseñadores como Iván Castro que creó su logo, auténticos referentes tiki como el alemán afincado en California, Sven Kirsten, conocido por realizar videos en los 80 para The Cramps o Tom Waits, el tallista tiki Mr. Fez o el coctelero Oriol Elias que lleva este sabor por bares de Barcelona.


   Hoy en día, el Tiki Chateau ha conseguido ser un bar de culto donde evadirse, y aunque Miguel nunca ha estado en Polinesia, no quiere pisarla jamás. Prefiere refugiarse en su pequeño bar y que la realidad no le haga perder esa idílica visión de lo que considera el paraíso... en la tierra.

                                         (De Lidia Martín, el 28 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
TiKi CHATEAU
(en la ilustración)
Calle de San Vicente Ferrer, 32
28004 Madrid
910 097 803
M Tribunal / Noviciado


Horario: de Jueves a Domingo, de 19h a 2h30.


Para seguir los pasos (re)creativos de TiKi CHATEAU, conéctate a su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

   Miguel Escobedo, de 50 años, empezó a coleccionar objetos tiki cuando estudiaba derecho. Su debilidad por piezas usadas le llevó a encontrar en un mercadillo un extraño vaso que despertó tanto su curiosidad, que sin darse cuenta se convirtió en un auténtico experto de esta cultura. Tras varias décadas ejerciendo como abogado, cierto hastío y un creciente conflicto ético, Miguel decidió dejarlo todo y entregarse a la "causa tiki" montando su propio bar. En 2014 abrió Kona Lei en la antigua cafetería de unos míticos apartamentos de la calle de Hernán Cortes, pero las desavenencias con su socio le hicieron echar el cierre y probar suerte, esta vez solo, ofreciendo la visión más romántica de Polinesia en Tiki Chateau, un pequeño rincón de Oceanía, que abrió sus puertas en Malasaña en diciembre de 2016.


   La cultura tiki ("primer hombre") nació en Estados Unidos en los años 20. Por entonces Hawái ya era territorio americano, y los soldados, empresarios e incluso el mismísimo Elvis regresaban cargados de historias idílicas, imágenes únicas y ciertas costumbres que encontraron fácil hueco en una sociedad que necesitaba evadirse y soñar. Dos décadas después, este fenómeno de la cultura pop norteamericana no solo seguía vivo, sino que experimentaba su máximo apogeo y salía a las calles para arraigar en ciertos locales. Era la primera vez que la hostelería exportaba un movimiento cultural tan importante. Cine, literatura, moda, música, decoración, etc., todo se cubrió del estilo tiki, y surgieron artistas por doquier que bajo su influencia crearon carteles, pinturas, vajillas, canciones, esculturas o trajes, que hoy decoran o dan ambiente a locales como el de Miguel (retratado aquí).


   A España llegó, y cuajó por extraño que parezca, en plena dictadura. Máscaras, tótems, bambú, chicas hula alcanzaron los rincones más insólitos de nuestra geografía. Tanto que en los años 60 no había ciudad, ya fuera Cuenca o Jaén, sin su templo tiki. El primero, House of Ming, abrió en Madrid en 1965 en plena Castellana, todo un clásico del que Miguel recuperó parte de un atrezzo que hoy luce en Tiki Chateau.


   En su universo tiki, más allá de la estética, Escobedo ofrece música hawaiana tradicional o el género conocido como “exótica”, con tops como la peruana Yma Sumac o el americano Arthur Lyman, y por supuesto, una cuidada y particular coctelería. Se trata de un consumo diferente, otra forma de sociabilizar con tiempo y calma, pues estos cócteles requieren beber despacio, hablar y saborear cada trago. No faltan clásicos como el Mai Tai (“el mejor” en el lenguaje tahitiano), a base cítricos, almendras y rones, pues este destilado cargado de mística e historia, con tantas versiones como culturas tomaron el Caribe, era tan preciado que desató guerras, levantó imperios y destruyó regiones.


   Hasta el Tiki Chateau se acercan clientes asiduos, curiosos, amantes de esta cultura, transeúntes casuales y algún que otro despistado que aún busca la absenta que antes servían en este mismo. Una comunidad que incluye a músicos como Javier Díez, experto en Theremin, diseñadores como Iván Castro que creó su logo, auténticos referentes tiki como el alemán afincado en California, Sven Kirsten, conocido por realizar videos en los 80 para The Cramps o Tom Waits, el tallista tiki Mr. Fez o el coctelero Oriol Elias que lleva este sabor por bares de Barcelona.


   Hoy en día, el Tiki Chateau ha conseguido ser un bar de culto donde evadirse, y aunque Miguel nunca ha estado en Polinesia, no quiere pisarla jamás. Prefiere refugiarse en su pequeño bar y que la realidad no le haga perder esa idílica visión de lo que considera el paraíso... en la tierra.

                                         (De Lidia Martín, el 28 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
TiKi CHATEAU
(en la ilustración)
Calle de San Vicente Ferrer, 32
28004 Madrid
910 097 803
M Tribunal / Noviciado


Horario: de Jueves a Domingo, de 19h a 2h30.


Para seguir los pasos (re)creativos de TiKi CHATEAU, conéctate a su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

Imagen

TU PETiT ViSiTA GOURMET
AL "HUERTO URBANO MÁS GRANDE DEL MUNDO"

¿Sabías que, a escasos metros del Paseo de la Castellana, se encuentra el “huerto urbano más grande del mundo sobre la azotea de un hotel”?...

[Leer más...]

Imagen

JOSÉ ALFREDO

Treinta años después de la muerte del famoso “borracho y trovador” mejicano, José Alfredo Jiménez (1926-1973), 4 amigos de toda la vida...

[Leer más...]

Imagen

EL BRUNCH YA NO ESTÁ DE MODA
¿TE HACE UN VERMÚ?

Si, con el cambio de milenio, el brunch le ha arrebatado el protagonismo al vermú, hoy en día, lo castizo vuelve con más fuerza que nunca....

[Leer más...]

Imagen

LOS MiÉRCOLES DE KRAMER
CON LUiS PROSPER

“Buenas tardes, bienvenidos. Pasen y diviértanse”. Luis Prosper, dj selector de Kramer, aprovecha la pausa... 

[Leer más...]

Imagen

LA ANTOJÁ O LOS CAPRiCHOS DE LOS DiOSES
EN LAVAPiÉS

Es sinónimo de capricho -como su oferta de productos-, pero en femenino como las mujeres que trabajan y apoyan la tienda...

[Leer más...]

Imagen

PALOSANTO:
COMER, BEBER Y DiSFRUTAR

Lo más nuevo de Chueca tiene nombre de madera sagrada, vocación de alimentar a sus clientes de la mañana a la noche, y...

[Leer más...]

Imagen

LA FiLOSOFíA DEL PEZ... BAKER:
THE BRUNCH HiPSTER

Teresa Castanedo y Juan Fraile tienen un vicio muy peculiar. A los 2 les gusta ver locales y pensar qué harían en ellos. De su imaginación...

[Leer más...]

Imagen

EL CAFÉ DEL JARDíN,
UN REMANSO DE PAZ ROMÁNTiCO

En pleno barrio de Malasaña, en una de sus míticas calles, se esconde un jardín de otra época. El que fuera a finales del siglo XVIII...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa...

[Leer más...]

Imagen

ENTRA A LA LATA DE SARDiNAS
Y… ¡COMÉTELAS!

Aunque estudiara educación especial, a este hombre de cuerpo fino como una raspa, tatuajes a discreción, barba larga y un look...

[Leer más...]

Imagen

A PUNTO,
TU CENTRO CULTURAL DEL GUSTO

Como los 3 mosqueteros, guerrearon (sin llevar espadas) y unieron sus fuerzas para conseguir un fin. Como los 3 reyes...

[Leer más...]

Imagen

THE PLACE... TO BE

The Place es un local, de verdad. Su propietario, Eduardo, es un tipo, de verdad. Los productos, todos, son, de verdad...

[Leer más...]

Imagen

CASA ANTÓN,
LA TABERNA ROMÁNTiCA

Hasta hace poco, la gente se hacía un lío con la calle San Mateo y su travesía, pero desde hace 8 meses, todo ha cambiado...

[Leer más...]

Imagen

HARE KRiSHNA:
CANTOS Y MENÚ VEGETARIANO EN LA ViLLA

Desde fuera, podría tratarse de un local cualquiera de Malasaña, pero al entrar en el nº19 de la calle Espíritu Santo, descubrirás...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FRUTA DE TEMPORADA:
LA FRESA DE LA “A” A LA “Z”

Todo lo que siempre quisiste saber sobre la fresa (pero que nunca te atreviste a preguntar)...

[Leer más...]

Imagen

DESAYUNO CON YOGUiS (Y CRiS)

Ropa cómoda, una esterilla, una taza y algo de comida para compartir. Es todo lo que necesitas para participar en un Desayuno... 

[Leer más...]

Imagen

MAMA CAMPO

Pachamama, la Madre Tierra. Una divinidad protectora y proveedora. El núcleo de la vida y la conexión con la naturaleza...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CASA GONZÁLEZ
(Y LA II GASTRO BACCHUS)

A Paco se le llena la boca cuando habla de su abuelo: “Era el dependiente más veterano de la pastelería La Mallorquina” cuando... 

[Leer más...]

Imagen

Y LA PíCARA SE HiZO...

Nos acicalamos con nuestras mejores galas. Acudimos a un bautizo. La retoña vino al mundo de las viandas antes de Navidad...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: EL COMUNiSTA,
ViNO Y COMiDAS CON HiSTORiA

Sabe a historia. Al buen hacer de cuatro generaciones que han conseguido transmitir los secretos de unos guisos que conquistan...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DE LA nutella®!

En 2007, Sara Rosso junto con su amiga y también bloguera, Michelle Fabio, decidió rendir homenaje a la crema de avellana...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT RUTA MANDARiNA:
LOS CHiNOS CHiNOS

¿Cuántos restaurantes chinos hay en la Villa? ¿Cuántos hay en tu barrio? Incluso, a veces, ¿cuántos hay en tu misma manzana?...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: EL COMERCiAL,
EL CAFÉ MÁS ANTiGUO Y MODERNO DE MADRiD

No se sabe cuándo ni cómo ni por qué alguien decidió abrir un café en un esquinazo de la Glorieta de Bilbao. Según cuenta...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CASA MiNGO

¿Quién no ha oído hablar de Casa Mingo? A este local -que no hace publicidad y que vive del boca a boca- acuden, cada día...

[Leer más...]

Imagen

AFRi’S COOKiES:
LA MONSTRUA DE LAS GALLETAS

Ella y él van de luna de miel, son tal para cual, la pareja ideal… Esa cancioncita que era la banda sonora de un programa...

[Leer más...]

Imagen

COGiTO ERGO SUM-iLLER:
LA TABERNA DE JAViER

De vez en cuando me sumerjo con mis clásicos. No; no buceo con Jacques Coustea... 

[Leer más...]

Imagen

PANiC TiENE MUCHA MiGA...

Son muchos los pasajes del refranero español que hacen referencia al pan, uno de los alimentos más antiguos de la humanidad…

[Leer más...]

Imagen

ODA AL ROSCÓN
(con una B.S.O muy Xmas)

El precio elevado de los roscones de calidad y el afán cada vez mayor del síndrome hand made – craft - casero...

[Leer más...]

Imagen

2013

Mi Petit Madrid te propone pasearte por sus calles virtuales para descubrir...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO:
WELCOME TO “COMESTiBLES VALVERDE”

Entrar en Comestibles Valverde es, como jugar a la primitiva. Comprar cada una de sus seleccionadas delicadezas gastronómicas...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail