Nuevas Ideas
Comer Beber

BAOBAB
SENEGAL EN MADRiD

BAOBAB
SENEGAL EN MADRiD

Imagen
Imagen

   El baobab es un árbol prodigioso que parece plantado del revés, en un curioso reto a las leyes de la naturaleza, del que siempre resulta vencedor. Se le conoce como el árbol de la vida, el árbol mágico o el árbol farmacia, debido sin duda a sus inmensas y ramificadas copas, que dibujan una especie de techo afable bajo el que apetece cobijarse. Entonces, cuando Ibrahima Ndiaye, un senegalés inquieto, afable y fornido, llegó a la Villa, no lo dudó: su comercio se llamaría Baobab.


   Ibrahima (retratado aquí) llegó a España para vivir mejor que en su Senegal natal. Primero fue estudiante de electrónica en París, más tarde vivió en Granada ganándose la vida como dj, y por fin llegó a Madrid por una invitación casual, sintiendo pronto como una gran ciudad estimula los planes más ambiciosos. Empezó abriendo un pequeño comercio de artículos textiles en el núcleo más comercial del barrio de Lavapiés donde cada mediodía, cuando las ganas de meterse en la cocina brillaban por su ausencia, se acercaba al restaurante africano de la esquina para curarse los males del hambre y la melancolía… hasta que, un buen día, el local tuvo que echar el cierre...


   Ibrahima tembló ante la posibilidad de no tener a mano un plato de pollo encebollado, ni un delicioso cuscús negro. Añoró de inmediato ese rico thieboudienne (pescado con arroz y salsa de tomate) y el thiebouyap, que se cocina con carne. ¿Cuándo degustaría otra vez una picante y marinada ración de yassa? Entonces, pensó en quienes como yo él no tenían mucho tiempo para cocinar, y decidió reabrir el restaurante y hacerle heredero del nombre talismán en sus proyectos. Su Baobab volvería a ser una concurrida casa de comidas.


   Con la ayuda de Victoria Rodríguez, su mujer, que también le ayuda en el negocio, acondicionó los dos salones de su nuevo proyecto y decoró las paredes. Un mapa de Senegal, fotos con escenas africanas, un colorido mural obra de un pintor cubano, un reloj de estación ferroviaria, parado a las cuatro y veinte de la tarde, y una foto de Nelson Mandela, el líder africano que también da nombre a la plaza donde está colocada la joya de Baobab: su magnífica terraza, casi siempre llena, donde la espera para conseguir turno tiene buena recompensa. En total, el negocio tiene 16 mesas.


   Entre la clientela no faltan compatriotas de Ibrahima, algunos conocidos y otros no, que viven en el barrio o acuden hasta allí para evocar sabores de la infancia. Nada mejor que su presencia para acreditar la autenticidad de una carta sencilla y especiada porque “el picante estimula el apetito”, según el empresario que, al principio, tenía que comprar muchos de los ingredientes en París, pero que ahora encuentra todo en Madrid “donde hay una oferta amplísima de productos para poder cocinar cualquier especialidad extranjera”. 


   Los domingos de Rastro, pasar por el Baobab es toda una experiencia bien conocida por clientela anónima y célebre, como el cantante senegalés Youssou N´Dur o los malienses Toumanie Diabaté y Mahamadou Diarra, músico y futbolista respectivamente.  


   Dice Ibrahima que Madrid es una ciudad hospitalaria y plácida, donde puede residir fiel a su filosofía de estresarse lo mínimo y no perder las ganas de vivir. Tiene ahora 52 años y no sabe si algún día viajara a su país sin billete de regreso: “A veces sueño con abrir un restaurante donde ofrecer comidas del mundo”. De la nuestra, su favorita es la paella, por lo que no descartamos la posibilidad de verle servir deliciosos arroces en algún restaurante de Dakar, tan acogedor como su Baobab madrileño


                                       (De Sol Alonso, el 06 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
BAOBAB
(en la ilustración)
Calle de Cabestreros, 1
28012 Madrid
915 272 732
M Lavapiés


Horario: de Miércoles a Lunes, de 13h a 17h y de 20h30 a 23h59.


Para seguir los pasos gastronómicos de BAOBAB, conéctate a su Facebook.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

   El baobab es un árbol prodigioso que parece plantado del revés, en un curioso reto a las leyes de la naturaleza, del que siempre resulta vencedor. Se le conoce como el árbol de la vida, el árbol mágico o el árbol farmacia, debido sin duda a sus inmensas y ramificadas copas, que dibujan una especie de techo afable bajo el que apetece cobijarse. Entonces, cuando Ibrahima Ndiaye, un senegalés inquieto, afable y fornido, llegó a la Villa, no lo dudó: su comercio se llamaría Baobab.


   Ibrahima (retratado aquí) llegó a España para vivir mejor que en su Senegal natal. Primero fue estudiante de electrónica en París, más tarde vivió en Granada ganándose la vida como dj, y por fin llegó a Madrid por una invitación casual, sintiendo pronto como una gran ciudad estimula los planes más ambiciosos. Empezó abriendo un pequeño comercio de artículos textiles en el núcleo más comercial del barrio de Lavapiés donde cada mediodía, cuando las ganas de meterse en la cocina brillaban por su ausencia, se acercaba al restaurante africano de la esquina para curarse los males del hambre y la melancolía… hasta que, un buen día, el local tuvo que echar el cierre...


   Ibrahima tembló ante la posibilidad de no tener a mano un plato de pollo encebollado, ni un delicioso cuscús negro. Añoró de inmediato ese rico thieboudienne (pescado con arroz y salsa de tomate) y el thiebouyap, que se cocina con carne. ¿Cuándo degustaría otra vez una picante y marinada ración de yassa? Entonces, pensó en quienes como yo él no tenían mucho tiempo para cocinar, y decidió reabrir el restaurante y hacerle heredero del nombre talismán en sus proyectos. Su Baobab volvería a ser una concurrida casa de comidas.


   Con la ayuda de Victoria Rodríguez, su mujer, que también le ayuda en el negocio, acondicionó los dos salones de su nuevo proyecto y decoró las paredes. Un mapa de Senegal, fotos con escenas africanas, un colorido mural obra de un pintor cubano, un reloj de estación ferroviaria, parado a las cuatro y veinte de la tarde, y una foto de Nelson Mandela, el líder africano que también da nombre a la plaza donde está colocada la joya de Baobab: su magnífica terraza, casi siempre llena, donde la espera para conseguir turno tiene buena recompensa. En total, el negocio tiene 16 mesas.


   Entre la clientela no faltan compatriotas de Ibrahima, algunos conocidos y otros no, que viven en el barrio o acuden hasta allí para evocar sabores de la infancia. Nada mejor que su presencia para acreditar la autenticidad de una carta sencilla y especiada porque “el picante estimula el apetito”, según el empresario que, al principio, tenía que comprar muchos de los ingredientes en París, pero que ahora encuentra todo en Madrid “donde hay una oferta amplísima de productos para poder cocinar cualquier especialidad extranjera”. 


   Los domingos de Rastro, pasar por el Baobab es toda una experiencia bien conocida por clientela anónima y célebre, como el cantante senegalés Youssou N´Dur o los malienses Toumanie Diabaté y Mahamadou Diarra, músico y futbolista respectivamente.  


   Dice Ibrahima que Madrid es una ciudad hospitalaria y plácida, donde puede residir fiel a su filosofía de estresarse lo mínimo y no perder las ganas de vivir. Tiene ahora 52 años y no sabe si algún día viajara a su país sin billete de regreso: “A veces sueño con abrir un restaurante donde ofrecer comidas del mundo”. De la nuestra, su favorita es la paella, por lo que no descartamos la posibilidad de verle servir deliciosos arroces en algún restaurante de Dakar, tan acogedor como su Baobab madrileño


                                       (De Sol Alonso, el 06 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
BAOBAB
(en la ilustración)
Calle de Cabestreros, 1
28012 Madrid
915 272 732
M Lavapiés


Horario: de Miércoles a Lunes, de 13h a 17h y de 20h30 a 23h59.


Para seguir los pasos gastronómicos de BAOBAB, conéctate a su Facebook.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

Imagen

EL BAR GALLETA (DE TODA LA ViDA)

Si pensamos en una galleta, la primera que nos viene a la cabeza es sin duda la galleta María de Fontaneda que mojábamos...

[Leer más...]

Imagen

NURiA,
UN RESTAURANTE ETíOPE CASTiZO

Desde el pasado 2 de septiembre, tras 44 años sin conexión directa, la tierra de Lucy, de la reina de Saba, de los rastafaris y...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT MERCADO DE BARCELÓ (nº1):
DE 1956 A 2009

Construido en 1956, siguiendo -según Almudena Grandes- “los dudosos criterios de modernidad que han logrado que tantos edificios...

[Leer más...]

Imagen

SOY KiTCHEN,
UNA AUTÉNTiCA EXPERiENCiA GASTRONÓMiCA

Nada haría presagiar que dentro de este simple bar de barrio se esconde un gran cocinero asiático y un restaurante en el que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº23):
LA HORCHATA

Cuenta la leyenda que, cuando el rey Jaime I de Aragón llegó a Valencia, una muchacha le dio a probar una bebida fresca...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº21):
CARAMELOS PACO

Las golosinas se disfrutan con los cinco sentidos. Al llegar a Caramelos Paco, antes incluso de que el olor a almíbar nos abrace...

[Leer más...]

Imagen

MASTROPiERO
O LA PiZZA DEL EXiLiO ARGENTiNO

Pablo Darío Sánchez vino a Madrid con 14 años. Llegó poco después que su madre, Mirta Agustini, profesora y sindicalista que... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT TERRACEO (nº5)

Con el calor, la Villa se desnuda para mostrar sus rincones más ocultos, o al menos, difíciles de encontrar a simple vista...

[Leer más...]

Imagen

LUNCH BOX Y EL DíA DEL TENTÁCULO

Imagina una restaurante donde comer hamburguesa con shiitake y jalapeños, tomar el mítico cóctel Mai Tai o disfrutar...

[Leer más...]

Imagen

EL JARDíN DEL iNTERCONTiNENTAL:
SLOW FOOD CASTiZO CON MUCHO GLAMOUR

¿Para qué complicarse con tanta fusión, exotismo, producto importado y cocina internacional?...

[Leer más...]

Imagen

¿CÓMO SER VEGETARiAN@ EN MADRiD? (nº1):
ECOCENTRO (by VENUS)

Si, hoy en día, nadie pone en duda los múltiples beneficios de seguir una dieta vegetariana, el hecho de NO comer carne...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT TERRACEO (nº3):
BOSCO DE LOBOS

Plantado en el impresionante jardín interior de la sede del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), a medio camino entre...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ESCAPADA GOURMET: EATWiTH,
TU RESTAURANTE EFíMERO Y CASTiZO

¿Te imaginas visitar un país y poder comer en casa de uno de sus habitantes compartiendo con ellos menú y conversación?... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº7):
DETRÁS DE LA TERRAZA DEL PALACiO DE LiNARES

Situado en frente del Palacio de Buenavista, del Real Pósito de la Villa de Madrid y de los Jardines del Buen Retiro, pero sin fuente...

[Leer más...]

Imagen

MEATing,
EL DESTiNO DE LAS DELiCiAS ViAJERAS

Los 5 ambientes que conforman este peculiar espacio, vecino del Parque de El Retiro, tienen mucho de lugar de encuentro

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO:
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT TEST GOURMET:
¿ERES UN "FOODiE"?

¿Estás de acuerdo en que los pintxos de Donosti deberían ser prescritos por los médicos? ¿Lloras ante la presencia de un jamón ibérico de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

SLOW LiFE EN EL HOTEL WELLiNGTON:
Mi PETiT ViSiTA AL HUERTO DE FLOREN

Ayer, Miércoles 25 de mayo de 2014, el encantador chef y agricultor navarro, Floren Domezáin, también conocido como “El Rey de...

[Leer más...]

Imagen

TU PETiT ViSiTA GOURMET
AL "HUERTO URBANO MÁS GRANDE DEL MUNDO"

¿Sabías que, a escasos metros del Paseo de la Castellana, se encuentra el “huerto urbano más grande del mundo sobre la azotea de un hotel”?...

[Leer más...]

Imagen

JOSÉ ALFREDO

Treinta años después de la muerte del famoso “borracho y trovador” mejicano, José Alfredo Jiménez (1926-1973), 4 amigos de toda la vida...

[Leer más...]

Imagen

EL BRUNCH YA NO ESTÁ DE MODA
¿TE HACE UN VERMÚ?

Si, con el cambio de milenio, el brunch le ha arrebatado el protagonismo al vermú, hoy en día, lo castizo vuelve con más fuerza que nunca....

[Leer más...]

Imagen

LOS MiÉRCOLES DE KRAMER
CON LUiS PROSPER

“Buenas tardes, bienvenidos. Pasen y diviértanse”. Luis Prosper, dj selector de Kramer, aprovecha la pausa... 

[Leer más...]

Imagen

LA ANTOJÁ O LOS CAPRiCHOS DE LOS DiOSES
EN LAVAPiÉS

Es sinónimo de capricho -como su oferta de productos-, pero en femenino como las mujeres que trabajan y apoyan la tienda...

[Leer más...]

Imagen

PALOSANTO:
COMER, BEBER Y DiSFRUTAR

Lo más nuevo de Chueca tiene nombre de madera sagrada, vocación de alimentar a sus clientes de la mañana a la noche, y...

[Leer más...]

Imagen

LA FiLOSOFíA DEL PEZ... BAKER:
THE BRUNCH HiPSTER

Teresa Castanedo y Juan Fraile tienen un vicio muy peculiar. A los 2 les gusta ver locales y pensar qué harían en ellos. De su imaginación...

[Leer más...]

Imagen

EL CAFÉ DEL JARDíN,
UN REMANSO DE PAZ ROMÁNTiCO

En pleno barrio de Malasaña, en una de sus míticas calles, se esconde un jardín de otra época. El que fuera a finales del siglo XVIII...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa...

[Leer más...]

Imagen

ENTRA A LA LATA DE SARDiNAS
Y… ¡COMÉTELAS!

Aunque estudiara educación especial, a este hombre de cuerpo fino como una raspa, tatuajes a discreción, barba larga y un look...

[Leer más...]

Imagen

A PUNTO,
TU CENTRO CULTURAL DEL GUSTO

Como los 3 mosqueteros, guerrearon (sin llevar espadas) y unieron sus fuerzas para conseguir un fin. Como los 3 reyes...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail