Nuevas Ideas
Comer Beber

TiKi CHATEAU
EL PACíFiCO EN MADRiD

TiKi CHATEAU
EL PACíFiCO EN MADRiD

Imagen
Imagen

   Miguel Escobedo, de 50 años, empezó a coleccionar objetos tiki cuando estudiaba derecho. Su debilidad por piezas usadas le llevó a encontrar en un mercadillo un extraño vaso que despertó tanto su curiosidad, que sin darse cuenta se convirtió en un auténtico experto de esta cultura. Tras varias décadas ejerciendo como abogado, cierto hastío y un creciente conflicto ético, Miguel decidió dejarlo todo y entregarse a la "causa tiki" montando su propio bar. En 2014 abrió Kona Lei en la antigua cafetería de unos míticos apartamentos de la calle de Hernán Cortes, pero las desavenencias con su socio le hicieron echar el cierre y probar suerte, esta vez solo, ofreciendo la visión más romántica de Polinesia en Tiki Chateau, un pequeño rincón de Oceanía, que abrió sus puertas en Malasaña en diciembre de 2016.


   La cultura tiki ("primer hombre") nació en Estados Unidos en los años 20. Por entonces Hawái ya era territorio americano, y los soldados, empresarios e incluso el mismísimo Elvis regresaban cargados de historias idílicas, imágenes únicas y ciertas costumbres que encontraron fácil hueco en una sociedad que necesitaba evadirse y soñar. Dos décadas después, este fenómeno de la cultura pop norteamericana no solo seguía vivo, sino que experimentaba su máximo apogeo y salía a las calles para arraigar en ciertos locales. Era la primera vez que la hostelería exportaba un movimiento cultural tan importante. Cine, literatura, moda, música, decoración, etc., todo se cubrió del estilo tiki, y surgieron artistas por doquier que bajo su influencia crearon carteles, pinturas, vajillas, canciones, esculturas o trajes, que hoy decoran o dan ambiente a locales como el de Miguel (retratado aquí).


   A España llegó, y cuajó por extraño que parezca, en plena dictadura. Máscaras, tótems, bambú, chicas hula alcanzaron los rincones más insólitos de nuestra geografía. Tanto que en los años 60 no había ciudad, ya fuera Cuenca o Jaén, sin su templo tiki. El primero, House of Ming, abrió en Madrid en 1965 en plena Castellana, todo un clásico del que Miguel recuperó parte de un atrezzo que hoy luce en Tiki Chateau.


   En su universo tiki, más allá de la estética, Escobedo ofrece música hawaiana tradicional o el género conocido como “exótica”, con tops como la peruana Yma Sumac o el americano Arthur Lyman, y por supuesto, una cuidada y particular coctelería. Se trata de un consumo diferente, otra forma de sociabilizar con tiempo y calma, pues estos cócteles requieren beber despacio, hablar y saborear cada trago. No faltan clásicos como el Mai Tai (“el mejor” en el lenguaje tahitiano), a base cítricos, almendras y rones, pues este destilado cargado de mística e historia, con tantas versiones como culturas tomaron el Caribe, era tan preciado que desató guerras, levantó imperios y destruyó regiones.


   Hasta el Tiki Chateau se acercan clientes asiduos, curiosos, amantes de esta cultura, transeúntes casuales y algún que otro despistado que aún busca la absenta que antes servían en este mismo. Una comunidad que incluye a músicos como Javier Díez, experto en Theremin, diseñadores como Iván Castro que creó su logo, auténticos referentes tiki como el alemán afincado en California, Sven Kirsten, conocido por realizar videos en los 80 para The Cramps o Tom Waits, el tallista tiki Mr. Fez o el coctelero Oriol Elias que lleva este sabor por bares de Barcelona.


   Hoy en día, el Tiki Chateau ha conseguido ser un bar de culto donde evadirse, y aunque Miguel nunca ha estado en Polinesia, no quiere pisarla jamás. Prefiere refugiarse en su pequeño bar y que la realidad no le haga perder esa idílica visión de lo que considera el paraíso... en la tierra.

                                         (De Lidia Martín, el 28 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
TiKi CHATEAU
(en la ilustración)
Calle de San Vicente Ferrer, 32
28004 Madrid
910 097 803
M Tribunal / Noviciado


Horario: de Jueves a Domingo, de 19h a 2h30.


Para seguir los pasos (re)creativos de TiKi CHATEAU, conéctate a su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

   Miguel Escobedo, de 50 años, empezó a coleccionar objetos tiki cuando estudiaba derecho. Su debilidad por piezas usadas le llevó a encontrar en un mercadillo un extraño vaso que despertó tanto su curiosidad, que sin darse cuenta se convirtió en un auténtico experto de esta cultura. Tras varias décadas ejerciendo como abogado, cierto hastío y un creciente conflicto ético, Miguel decidió dejarlo todo y entregarse a la "causa tiki" montando su propio bar. En 2014 abrió Kona Lei en la antigua cafetería de unos míticos apartamentos de la calle de Hernán Cortes, pero las desavenencias con su socio le hicieron echar el cierre y probar suerte, esta vez solo, ofreciendo la visión más romántica de Polinesia en Tiki Chateau, un pequeño rincón de Oceanía, que abrió sus puertas en Malasaña en diciembre de 2016.


   La cultura tiki ("primer hombre") nació en Estados Unidos en los años 20. Por entonces Hawái ya era territorio americano, y los soldados, empresarios e incluso el mismísimo Elvis regresaban cargados de historias idílicas, imágenes únicas y ciertas costumbres que encontraron fácil hueco en una sociedad que necesitaba evadirse y soñar. Dos décadas después, este fenómeno de la cultura pop norteamericana no solo seguía vivo, sino que experimentaba su máximo apogeo y salía a las calles para arraigar en ciertos locales. Era la primera vez que la hostelería exportaba un movimiento cultural tan importante. Cine, literatura, moda, música, decoración, etc., todo se cubrió del estilo tiki, y surgieron artistas por doquier que bajo su influencia crearon carteles, pinturas, vajillas, canciones, esculturas o trajes, que hoy decoran o dan ambiente a locales como el de Miguel (retratado aquí).


   A España llegó, y cuajó por extraño que parezca, en plena dictadura. Máscaras, tótems, bambú, chicas hula alcanzaron los rincones más insólitos de nuestra geografía. Tanto que en los años 60 no había ciudad, ya fuera Cuenca o Jaén, sin su templo tiki. El primero, House of Ming, abrió en Madrid en 1965 en plena Castellana, todo un clásico del que Miguel recuperó parte de un atrezzo que hoy luce en Tiki Chateau.


   En su universo tiki, más allá de la estética, Escobedo ofrece música hawaiana tradicional o el género conocido como “exótica”, con tops como la peruana Yma Sumac o el americano Arthur Lyman, y por supuesto, una cuidada y particular coctelería. Se trata de un consumo diferente, otra forma de sociabilizar con tiempo y calma, pues estos cócteles requieren beber despacio, hablar y saborear cada trago. No faltan clásicos como el Mai Tai (“el mejor” en el lenguaje tahitiano), a base cítricos, almendras y rones, pues este destilado cargado de mística e historia, con tantas versiones como culturas tomaron el Caribe, era tan preciado que desató guerras, levantó imperios y destruyó regiones.


   Hasta el Tiki Chateau se acercan clientes asiduos, curiosos, amantes de esta cultura, transeúntes casuales y algún que otro despistado que aún busca la absenta que antes servían en este mismo. Una comunidad que incluye a músicos como Javier Díez, experto en Theremin, diseñadores como Iván Castro que creó su logo, auténticos referentes tiki como el alemán afincado en California, Sven Kirsten, conocido por realizar videos en los 80 para The Cramps o Tom Waits, el tallista tiki Mr. Fez o el coctelero Oriol Elias que lleva este sabor por bares de Barcelona.


   Hoy en día, el Tiki Chateau ha conseguido ser un bar de culto donde evadirse, y aunque Miguel nunca ha estado en Polinesia, no quiere pisarla jamás. Prefiere refugiarse en su pequeño bar y que la realidad no le haga perder esa idílica visión de lo que considera el paraíso... en la tierra.

                                         (De Lidia Martín, el 28 de septiembre de 2017)


Referencias útiles:
TiKi CHATEAU
(en la ilustración)
Calle de San Vicente Ferrer, 32
28004 Madrid
910 097 803
M Tribunal / Noviciado


Horario: de Jueves a Domingo, de 19h a 2h30.


Para seguir los pasos (re)creativos de TiKi CHATEAU, conéctate a su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO (nº34):
EME DJ

Marta Fierro aka Eme DJ es una de las figuras de mayor renombre en el mundo de la música electrónica con éxitos como “Giant...

[Leer más...]

Imagen

EL LOCAL GASTRONÓMiCO

Cualquier motivo basta para poner en marcha sus fogones. En El Local gastronómico, de Fernanda Mengs y Stefano Guarnotta... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA DE SAN PATRiCiO!
(RUTA iRLANDESA POR LA ViLLA)

Hijo de Calpurnio, un oficial del ejército romano a la vez que diácono -no sujeto a la ley del celibato sacerdotal, que aún no se había...

[Leer más...]

Imagen

CENAS CON HiSTORiA...
EN UNA RESTOTECA

Resulta que a los buenos lectores, también se les puede seducir por el estómago. Atención al nuevo concepto de local donde es...

[Leer más...]

Imagen

SALON DES FLEURS
LA ETERNA PRiMAVERA

La fachada es de cuento. El contenido se reparte entre floristería, tienda de delicatessen, objetos muy especiales y salón de té...

[Leer más...]

Imagen

EL MERCADO DE VALLEHERMOSO
ENTRE TRADiCiÓN Y RENOVACiÓN

De líneas curvas y rectas y 1.882 m2 de superficie, el Mercado Municipal de Vallehermoso está situado, desde hace 82 años...

[Leer más...]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO (nº33):
ANNi B. SWEET

La cantautora Ana López, aka Anni B. Sweet, comenzó a componer canciones -siempre en inglés-, con tan solo 9 años...

[Leer más...]

Imagen

¿ABRiMOS LA TAPA DE LA OLLA?

Como bien dice un tal Fernando Díaz, “de una olla bien cerrada solo salen aromas; de una que no cierra bien, se escapan ideas”... 

[Leer más...]

Imagen

ALBERTO ANAUT,
LA CULTURA POR LiBRE

Apasionado de las revistas y la fotografía, y defensor a ultranza del libro (“el mejor invento de la humanidad, comparable...

[Leer más...]

Imagen

MERENDANDO GALLETAS DE ARTE

Cuando Belén Martínez se quedó en paro en 2013, decidió dar rienda suelta a su imaginación dedicándose a tiempo completo...

[Leer más...]

Imagen

LA FiAMBRERA
O CÓMO SACiAR TU HAMBRE DE ARTE

Solo con abrir la puerta, y echar una rápida ojeada, se entiende que las responsables de este coqueto local se conocieron...

[Leer más...]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO (nº31):
BETA COQUETA

Extrovertida y (muy) simpática, Elísabet Benavent, “de día cuando trabajo en la oficina”, aka Beta Coqueta, “de noche, cuando...

[Leer más...]

Imagen

EL (NUEVO) MERCADO DE ANTÓN MARTíN

Contra todo pronóstico, el Mercado Municipal de Antón Martín, en el céntrico barrio de Embajadores-Lavapiés (y no de San Antón...

[Leer más...]

Imagen

¡ViVA LA ViDA... VEGETARiANA!

En la vida todo se transforma y tiene que evolucionar. Esta premisa ha regido la vida de una mujer de sonrisa eterna, generosa...

[Leer más...]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO (nº30):
CRiSTiNA HiGUERAS

Además de colaborar en programas de radio y televisión como tertuliana, la polifacética actriz Cristina Higueras es también...

[Leer más...]

Imagen

LA iNQUiLiNA

Quince años cumple el amplísimo local de una antigua tienda de muebles, medio escondido en un entrante de la empinada...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) RUTA CHiNA POR LA ViLLA
(by DiANA ALLER)

Todavía perviven mitos insanos sobre la comunidad china. Se dice que no hay chinos enterrados en los cementerios de Madrid...

[Leer más...]

Imagen

DELLiCARE,
EL PRiMER BEAUTY CAFÉ DE MADRiD

Vanessa Delli quería emprender un negocio que aunara sus dos pasiones: los alimentos biológicos y la belleza natural...

[Leer más...]

Imagen

EL FiGURANTE

Desde la calle, sorprende gratamente descubrir una vitrina donde un grupo de amigos se sienten como en casa. Algunos comparten...

[Leer más...]

Imagen

CENAS CON ASESiNATO
O EL CLUEDO A DOMiCiLiO

Ambiente agradable, comensales educados, charla distendida, buena comida, vino servido con generosidad, pero todo, a media luz...

[Leer más...]

Imagen

LA CASiTA BiO (DE ARTURO)

Si estás harto de comer siempre lo mismo, si tu estómago ha sacado la bandera blanca, si has notado que últimamente todo...

[Leer más...]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO (nº27):
JUAN PABLO SiLVESTRE

El músico y comunicador, Juan Pablo Silvestre, director del mítico programa de RNE “Mundo Babel” y líder del grupo La Boa...

[Leer más...]

Imagen

QUESERíA CONDE DUQUE
SAY CHEESE!

Si sueñas con vivir en el campo, cultivar tus propias verduras, comprarle a un vecino el queso, que elabora con la leche de...

[Leer más...]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO DE…
TATiANA HERNÁNDEZ

El papel de la directora de vestuario, Tatiana Hernández (Santa Cruz de Tenerife, 1968), en los Goya de este año es doble...

[Leer más...]

Imagen

¡SABROSO DíA DE MERCADO!
(
UN SÁBADO AL MES)

Mañana, Sábado 07 de febrero de 2015, serán como siempre: 60 productores, los justos para exponer cómodamente sus delicias...

[Leer más...]

Imagen

.  .  .  .  .  MiGUiTAS  .  .  .  .  .

Charo es educadora canina. Una perfecta aleación entre Mary Poppins y Sigmund Freud. Porque, además de enseñar modales... 

[Leer más...]

Imagen

ARCHiGULA
EL 1º FESTiVAL DE LiTERATURA Y GASTRONOMíA

Cuando unos amigos se citan en una casa para cenar, todo el mundo se acaba reuniendo en la cocina para charlar, tomándose...

[Leer más...]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO (nº24):
GUiLLE GARCíA-HOZ

El interiorista y diseñador Guille García-Hoz ha sabido crear un estilo propio personalísimo, que se adapta como un guante...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº30):
TABERNA LA CARMENCiTA

Abierta desde 1854, La Carmencita está considerada como la segunda taberna más antigua de Madrid, y uno de los rincones... 

[Leer más...]

Imagen

EL (PETiT) MADRiD SECRETO (nº23):
BORiS iZAGUiRRE

Boris Izaguirre, que lleva en España 20 años, ha tenido una larga trayectoria en televisión: primero, como guionista...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail