Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT VERANO (nº62):
LAS CHANCLAS

Mi PETiT VERANO (nº62):
LAS CHANCLAS

Imagen
Imagen

   Con el calor del verano, nuestros pies piden a gritos salir de su encierro y todos, sin excepción, sacamos del armario unos zapatos que simbolizan el ocio vacacional: las chanclas, ese imprescindible que nuestros dedos agarran como si no hubiese mañana, una i griega que nos martiriza en los primeros usos y que nos obliga -inevitablemente- a unas jornadas de pies blancos en las que me-río-yo de los chalecos reflectantes. Es el tanga de las sandalias, el liberador de los pinreles, un calzado que pisa en todo el mundo y que democratizó la manera de vestir y caminar.


   Algo tendrán para que, ya en el año 4000 a.C., los egipcios -que listos eran un rato- presumiesen de pezuña, con perdón, con una versión hecha de papiro trenzado y hojas de palma. Pero, aunque predecesores hay muchos, parece que las que usamos actualmente vienen del zori japonés de finales del siglo XVI, de base de grano de arroz y tiras de tela. El complemento ideal del Kimono llegó a Estados Unidos de la mano o, mejor dicho, de los pies de los soldados americanos que venían de luchar en tierras niponas durante la Segunda Guerra Mundial.


   Si el nuevo calzado nos cogió a tod@s por sorpresa en los años 50, arrasó en los 60 y se asentó en los 70 como valor seguro del verano. Desde entonces, no hay playa, ni maleta, ni vacaciones sin chancla, pero tampoco calle ni pasarela. Su uso se ha extendido y, sobre todo, ha subido de categoría en poco tiempo. Para muestra, las Havaianas. La ahora archifamosa marca brasileña, que nació en 1962 revolucionando el mundo del calzado con sus bajos precios y que llegó a las favelas junto a las patatas y el arroz que repartía el gobierno en los 80, pasó, tras una estudiada subida de valor y de suela (sí, la psicología juega malas pasadas), a vestir los pies más famosos y a adornarse incluso con diamantes. Tal fue su éxito que, en 2010, se produjeron más de 150 millones de pares.


   En cuanto al extraño caso de las sandalias (casi) ortopédicas Birkenstock, han pasado de calzar los pies de los alemanes por el mundo a convertirse en el must-have del verano. Creada en 1774, la empresa familiar de zapateros lanzó su primer modelo de sandalia al mercado germano en 1897 sin saber que, exactamente, un siglo más tarde desfilaría en las pasarelas de Narciso Rodríguez y Paco Rabanne, en 1997, y que Heidi Klum sería su mejor portavoz, o bueno, “portapiés”.


   Hoy en día, grandes firmas como Celine, Burberry, Marc Jacobs, Jimmy Choo, Valentino e, incluso, Chanel, han llevado la chancla a la Alta Costura. Entonces, si el “catwalk” se ha atrevido a añadir plantillas de pelo animal o artificial a nuestras sandalias de toda la vida, la visión de un tipo con chancletas y calcetín no debería, a estas alturas, quemarnos tanto la retina. ¿O sí? En la práctica, parece que aún nos cuesta digerir un estilismo elegante rematado con este calzado a pesar de que, en ciudades más ¿cosmopolitas? como Nueva York, altos ejecutivos, hombres de negocio y corredores de bolsa sudan la gota gorda, pero no la planta del pie.


   Con ellas, hemos visto al mismísimo Barack Obama, eso sí, de vacaciones y no en un acto oficial como hizo el Dalai Lama, a Jude Law con traje pero sin corbata o a Gwyneth Paltrow con vaqueros pitillos y un bolso Loewe. Y un verano más, como ellos, todos llevaremos la misma chancleta, la que la madre levanta en gesto de amenaza o que nos salva de quemarnos con la arena, de resbalones inoportunos y de hongos en duchas y piscinas comunitarias, pero que también puede destrozar nuestro caminar y llevarnos directos al fisioterapeuta o, peor aún, al traumatólogo. Porque la falta de sujeción, la forzada separación de los dedos, la pronación -cuando el pie carga más en el interior- y unas pisadas no tan fuertes como merecen nuestros esculturales cuerpos, pueden provocar, más allá de dolor, lesiones e incluso pies planos y tendinitis.


   Aún así, en cuanto el tiempo lo permite, caminamos disfrutando del sugerente azote de la chancla en nuestro talón, un sonido que, en EE.UU. y el Reino Unido, dio lugar a su nombre... Flip Flop, Flip Flop, Flip Flop… ¿Lo oyes? Es el ritmo del verano...


PD nº1: Desde 2003, las Havaianas forman parte de la Ceremonia de los Oscar al regalar la marca a los nominados un modelo dorado exclusivo. ¿Pasará la chancla de la toalla de playa a la alfombra roja??


PD nº2: Por materiales que no sea. Desde el cuero de los masái africanos a la madera en India y Japón, pasando por el arroz en China y el sisal o la yuca en América del Sur, sobran opciones, pero los países del ¿primer mundo? prefieren el caucho o el plástico, sin duda, menos ecológico, a la hora de “chanclear”.


PD nº3: No tengas problema si, por las prisas, metes mal el pie en tu chancla. Si la experiencia te ha llevado a encajar la tira entre el dedo gordo y el segundo apéndice, habrás seguido la moda de los antiguos griegos. Si fue entre tu segunda y tercera falange, has tirado del estilo romano. Y si dejas la banda entre el tercer y el cuarto dedo, además de hacértelo mirar, serás mesopotámico, y no es un insulto, es que así lo llevaban ellos.


PD nº4Cuando las chanclas salen de viaje a:
- Alemania: se llaman Flip-Flops, schnipsen
- Argentina: ojotas
- Australia: thongs, pluggers
- Bolivia: chinelas
- Brasil: chinelos, Havaianas
- Canadá: flip-flops
- Canarias: cholas
- Croacia: sandale, japanke
- Chile: hawaianas, chalas, condoritos, ojotas
- Colombia: chanclas, chancletas, arrastraderas, tres puntadas
- Costa Rica: chancletas, sandalias, chanclas
- Cuba: chancletas, cutaras, mete deos
- Ecuador: zapatillas, sandalias, chancletas, chanclas
- El Salvador: yinas, chancletas, sandalias
- España: chancletas, chanclas de dedo, esclavas.
- Estados Unidos: flip-flops
- Filipinas: tsinelas
- Francia: tong, tongue, savate
- Gibraltar: shankas
- Guatemala: chancletas, chanclas, sandalias, yinas, flips
- Hawái: slippers, slippas
- Honduras: chancletas.
- India: chappals, sawan
- Italia: infradito
- Jamaica: slippers, sandals
- Japón: beach sandals, gomu zouri
- Malaui: ma slippas, ma pata pata
- México: bulebules, sayonaras, chanclas, sandalias pata de gallo
- Micronesia: zorries
- Nicaragua: chinelas, chancleta
- Nueva Zelanda: jandals
- Pakistán: chappals, qainchey chappals, Hawaiian chappals
- Panamá: chancletas
- Paraguay: zapatillas
- Perú: sayonaras, chancletas, sandalias, chinela
- Polonia: japonki
- Puerto Rico: sandalias, chancletas, mete deos
- República Dominicana: chancletas, calisos, chanclas, sandalias
- Rusia: vyetnamki
- Sudáfrica: slops
- Uruguay: chancletas, chinelas, ojotas, romanitas
- Venezuela: chancletas, cholas, cotizas, sandalias.


                                             (De Lidia Martín, el 27 de julio de 2017)


Referencias útiles:
TUS CHANCLAS EN MADRiD


(1) En Birkenstock (ver la ilustración)
Calle de Fuencarral, 25
28004 Madrid
910 521 070
M Chueca / Tribunal / Gran Vía
Horario: de Lunes a Domingo, de 10h a 21h30.


(2) En Havaianas (ver la ilustración)
Calle del Arenal, 15
28013 Madrid
915 428  878
M Ópera / Sol
Horario: de Lunes a Domingo, de 10h a 21h.


[Volver a Mi Petit Armario, Verano, Callejero o Blogosfera]

   Con el calor del verano, nuestros pies piden a gritos salir de su encierro y todos, sin excepción, sacamos del armario unos zapatos que simbolizan el ocio vacacional: las chanclas, ese imprescindible que nuestros dedos agarran como si no hubiese mañana, una i griega que nos martiriza en los primeros usos y que nos obliga -inevitablemente- a unas jornadas de pies blancos en las que me-río-yo de los chalecos reflectantes. Es el tanga de las sandalias, el liberador de los pinreles, un calzado que pisa en todo el mundo y que democratizó la manera de vestir y caminar.


   Algo tendrán para que, ya en el año 4000 a.C., los egipcios -que listos eran un rato- presumiesen de pezuña, con perdón, con una versión hecha de papiro trenzado y hojas de palma. Pero, aunque predecesores hay muchos, parece que las que usamos actualmente vienen del zori japonés de finales del siglo XVI, de base de grano de arroz y tiras de tela. El complemento ideal del Kimono llegó a Estados Unidos de la mano o, mejor dicho, de los pies de los soldados americanos que venían de luchar en tierras niponas durante la Segunda Guerra Mundial.


   Si el nuevo calzado nos cogió a tod@s por sorpresa en los años 50, arrasó en los 60 y se asentó en los 70 como valor seguro del verano. Desde entonces, no hay playa, ni maleta, ni vacaciones sin chancla, pero tampoco calle ni pasarela. Su uso se ha extendido y, sobre todo, ha subido de categoría en poco tiempo. Para muestra, las Havaianas. La ahora archifamosa marca brasileña, que nació en 1962 revolucionando el mundo del calzado con sus bajos precios y que llegó a las favelas junto a las patatas y el arroz que repartía el gobierno en los 80, pasó, tras una estudiada subida de valor y de suela (sí, la psicología juega malas pasadas), a vestir los pies más famosos y a adornarse incluso con diamantes. Tal fue su éxito que, en 2010, se produjeron más de 150 millones de pares.


   En cuanto al extraño caso de las sandalias (casi) ortopédicas Birkenstock, han pasado de calzar los pies de los alemanes por el mundo a convertirse en el must-have del verano. Creada en 1774, la empresa familiar de zapateros lanzó su primer modelo de sandalia al mercado germano en 1897 sin saber que, exactamente, un siglo más tarde desfilaría en las pasarelas de Narciso Rodríguez y Paco Rabanne, en 1997, y que Heidi Klum sería su mejor portavoz, o bueno, “portapiés”.


   Hoy en día, grandes firmas como Celine, Burberry, Marc Jacobs, Jimmy Choo, Valentino e, incluso, Chanel, han llevado la chancla a la Alta Costura. Entonces, si el “catwalk” se ha atrevido a añadir plantillas de pelo animal o artificial a nuestras sandalias de toda la vida, la visión de un tipo con chancletas y calcetín no debería, a estas alturas, quemarnos tanto la retina. ¿O sí? En la práctica, parece que aún nos cuesta digerir un estilismo elegante rematado con este calzado a pesar de que, en ciudades más ¿cosmopolitas? como Nueva York, altos ejecutivos, hombres de negocio y corredores de bolsa sudan la gota gorda, pero no la planta del pie.


   Con ellas, hemos visto al mismísimo Barack Obama, eso sí, de vacaciones y no en un acto oficial como hizo el Dalai Lama, a Jude Law con traje pero sin corbata o a Gwyneth Paltrow con vaqueros pitillos y un bolso Loewe. Y un verano más, como ellos, todos llevaremos la misma chancleta, la que la madre levanta en gesto de amenaza o que nos salva de quemarnos con la arena, de resbalones inoportunos y de hongos en duchas y piscinas comunitarias, pero que también puede destrozar nuestro caminar y llevarnos directos al fisioterapeuta o, peor aún, al traumatólogo. Porque la falta de sujeción, la forzada separación de los dedos, la pronación -cuando el pie carga más en el interior- y unas pisadas no tan fuertes como merecen nuestros esculturales cuerpos, pueden provocar, más allá de dolor, lesiones e incluso pies planos y tendinitis.


   Aún así, en cuanto el tiempo lo permite, caminamos disfrutando del sugerente azote de la chancla en nuestro talón, un sonido que, en EE.UU. y el Reino Unido, dio lugar a su nombre... Flip Flop, Flip Flop, Flip Flop… ¿Lo oyes? Es el ritmo del verano...


PD nº1: Desde 2003, las Havaianas forman parte de la Ceremonia de los Oscar al regalar la marca a los nominados un modelo dorado exclusivo. ¿Pasará la chancla de la toalla de playa a la alfombra roja??


PD nº2: Por materiales que no sea. Desde el cuero de los masái africanos a la madera en India y Japón, pasando por el arroz en China y el sisal o la yuca en América del Sur, sobran opciones, pero los países del ¿primer mundo? prefieren el caucho o el plástico, sin duda, menos ecológico, a la hora de “chanclear”.


PD nº3: No tengas problema si, por las prisas, metes mal el pie en tu chancla. Si la experiencia te ha llevado a encajar la tira entre el dedo gordo y el segundo apéndice, habrás seguido la moda de los antiguos griegos. Si fue entre tu segunda y tercera falange, has tirado del estilo romano. Y si dejas la banda entre el tercer y el cuarto dedo, además de hacértelo mirar, serás mesopotámico, y no es un insulto, es que así lo llevaban ellos.


PD nº4Cuando las chanclas salen de viaje a:
- Alemania: se llaman Flip-Flops, schnipsen
- Argentina: ojotas
- Australia: thongs, pluggers
- Bolivia: chinelas
- Brasil: chinelos, Havaianas
- Canadá: flip-flops
- Canarias: cholas
- Croacia: sandale, japanke
- Chile: hawaianas, chalas, condoritos, ojotas
- Colombia: chanclas, chancletas, arrastraderas, tres puntadas
- Costa Rica: chancletas, sandalias, chanclas
- Cuba: chancletas, cutaras, mete deos
- Ecuador: zapatillas, sandalias, chancletas, chanclas
- El Salvador: yinas, chancletas, sandalias
- España: chancletas, chanclas de dedo, esclavas.
- Estados Unidos: flip-flops
- Filipinas: tsinelas
- Francia: tong, tongue, savate
- Gibraltar: shankas
- Guatemala: chancletas, chanclas, sandalias, yinas, flips
- Hawái: slippers, slippas
- Honduras: chancletas.
- India: chappals, sawan
- Italia: infradito
- Jamaica: slippers, sandals
- Japón: beach sandals, gomu zouri
- Malaui: ma slippas, ma pata pata
- México: bulebules, sayonaras, chanclas, sandalias pata de gallo
- Micronesia: zorries
- Nicaragua: chinelas, chancleta
- Nueva Zelanda: jandals
- Pakistán: chappals, qainchey chappals, Hawaiian chappals
- Panamá: chancletas
- Paraguay: zapatillas
- Perú: sayonaras, chancletas, sandalias, chinela
- Polonia: japonki
- Puerto Rico: sandalias, chancletas, mete deos
- República Dominicana: chancletas, calisos, chanclas, sandalias
- Rusia: vyetnamki
- Sudáfrica: slops
- Uruguay: chancletas, chinelas, ojotas, romanitas
- Venezuela: chancletas, cholas, cotizas, sandalias.


                                             (De Lidia Martín, el 27 de julio de 2017)


Referencias útiles:
TUS CHANCLAS EN MADRiD


(1) En Birkenstock (ver la ilustración)
Calle de Fuencarral, 25
28004 Madrid
910 521 070
M Chueca / Tribunal / Gran Vía
Horario: de Lunes a Domingo, de 10h a 21h30.


(2) En Havaianas (ver la ilustración)
Calle del Arenal, 15
28013 Madrid
915 428  878
M Ópera / Sol
Horario: de Lunes a Domingo, de 10h a 21h.


[Volver a Mi Petit Armario, Verano, Callejero o Blogosfera]

Imagen

GALiCiA
SABERES & SABORES

Llega a la Villa la tienda pop-up Galicia. Saberes y sabores, dedicada a la gastronomía, la artesanía y la cultura gallega y donde los visitantes...

[Leer más...]

Imagen

LOLA LO BORDA
COSER Y CONTAR

En plena corriente de bordado reivindicativo en Estados Unidos, este acto, por contradictorio que pueda parecer, ha pasado de femenino... 

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino…

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino…

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino… 

[Leer más...]

Imagen

PELAYO MUY A PECHO
THiNK PiNK!

Comprendido entre las calles de Fernando VI y Gravina, el colectivo Enjoy Pelayo Street, que reúne a numerosos comerciantes...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A...
MANUEL PERTEGAZ

Las generaciones más jóvenes oyeron su nombre por primera vez en 2004 cuando la Casa Real le encargó el vestido de novia de doña...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A...
MANUEL PERTEGAZ

Las generaciones más jóvenes oyeron su nombre por primera vez en 2004 cuando la Casa Real le encargó el vestido de novia de doña... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº62):
LAS CHANCLAS

Con el calor del verano, nuestros pies piden a gritos salir de su encierro y todos, sin excepción, sacamos del armario unos zapatos que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº62):
LAS CHANCLAS

Con el calor del verano, nuestros pies piden a gritos salir de su encierro y todos, sin excepción, sacamos del armario unos zapatos que... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO LLUViOSO (nº31):
EL PARAGUAS

Desde el origen de los tiempos, el hombre se ha protegido del sol y la lluvia. Y si no podía ponerse a cubierto, echaba mano de utensilios...

[Leer más...]

Imagen

SONiA DELAUNAY
ARTE, DiSEÑO Y MODA

Pionera de algunas de las vanguardias más importantes del siglo XX, Sonia Delaunay (1885-1979) se codeó con destacados artistas...

[Leer más...]

Imagen

LOS TACONES, COSA DE HOMBRES...
(HiSTORiA, ANÉCDOTAS Y CARRERA)

Hoy en día, símbolo por excelencia de la feminidad y arma de seducción fetichista (¡ummm!) por antonomasia, los tacones...

[Leer más...]

Imagen

YOLANDA DOMíNGUEZ
EL ARTE QUE PROVOCA

Jamás enfoca el objetivo de su cámara sin la intención de alterar nuestras conciencias, actitud que calca cuando enseña en sus talleres...

[Leer más...]

Imagen

YOLANDA DOMíNGUEZ
EL ARTE QUE PROVOCA

Jamás enfoca el objetivo de su cámara sin la intención de alterar nuestras conciencias, actitud que calca cuando enseña en sus talleres... 

[Leer más...]

Imagen

THE CLOSET CLUB
TU BiBLiOTECA DE ROPA

Hace un año y medio el madrileño Xácome Froufe, un emprendedor nato especializado en empresas de tecnología, convirtió su necesidad...

[Leer más...]

Imagen

THE CLOSET CLUB
TU BiBLiOTECA DE ROPA

Hace un año y medio el madrileño Xácome Froufe, un emprendedor nato especializado en empresas de tecnología, convirtió su necesidad...

[Leer más...]

Imagen

THE CLOSET CLUB
TU BiBLiOTECA DE ROPA

Hace un año y medio el madrileño Xácome Froufe, un emprendedor nato especializado en empresas de tecnología, convirtió su necesidad... 

[Leer más...]

Imagen

ZAPATELAS
COSiENDO EL PARO

Su nombre no deja mucho hueco a la imaginación, pero su significado reivindica la importancia de esas pisadas pequeñas que...

[Leer más...]

Imagen

ZAPATELAS
COSiENDO EL PARO

Su nombre no deja mucho hueco a la imaginación, pero su significado reivindica la importancia de esas pisadas pequeñas que...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail