Nuevas Ideas
Comer Beber

EL PORTAL DE BELÉN

EL PORTAL DE BELÉN

Imagen
Imagen

   Esta noche el niño Jesús hará su aparición en escena, o mejor dicho, en Belén. Hoy, y no antes, esta figurita se sumará a un pesebre que, a estas alturas, tiene tantas versiones como personalidades habitan este planeta. Lo hemos visto de chocolate, de barro o arena; a tamaño natural, viviente, de peluche o de plastilina; con protagonistas tan variados que van desde auténticas obras de arte a clips de Famobil, el mismísimo Darth Vader, súper héroes o los personajes de Juego de Tronos transformados en San José, la Virgen y el Niño. De hecho, la imaginación a la hora de buscar una imagen del nacimiento de Jesús viene de lejos. Cuentan que ya en las Catacumbas de Priscila -uno de los cementerios romanos más antiguos-, hay frescos del siglo II que reflejan la Anunciación, a la Virgen con el Niño en brazos y el profeta Isaías apuntando hacia una estrella, e incluso a los magos de Oriente cargados de presentes para el recién llegado. Más de 2.000 años después, seguimos adorando al mismo pequeño en su cuna, y a sus cientos de representaciones. Petit homenaje a la Nochebuena y a su portal de Belén.


   Sea cual sea la imagen, la fuente de inspiración siempre es la misma: los Evangelios de Mateo y Lucas, y la doctrina apócrifa, no reconocida por la iglesia católica. En todos, el niño Jesús nace en un humilde pesebre, rodeado de signos -como el buey, la mula o la estrella-, que marcaban el cumplimiento de una profecía. Sin embargo, la persecución de los cristianos por parte del Imperio Romano hizo que hasta el siglo IV vivieran su regocijo navideño en el más absoluto de los silencios y que las representaciones gráficas del mismo brillaran por su ausencia. Pero, con la firma del Edicto de Milán en el año 313 d.C., por el emperador romano Constantino, llegó la libertad de religión y un cierto relax para los cristianos que por primera vez dejaron ver tímidas imágenes figurativas de su historia y fe.


   En el siglo VII, el Papa Teodoro encargó una reproducción del Pórtico para la Iglesia de Santa María la Mayor de Roma, pero aún habría que esperar hasta el siglo XIII, para encontrar la fórmula de hoy en día, con figuras individuales, cada una en su papel, formando una escena con todo lujo de detalles. El gran momento llegó en la Nochebuena de 1223, cuando San Francisco de Asís tuvo una idea. El sacerdote quiso celebrar una misa especial dando vida a la tradición cristiana y, por supuesto, haciendo honor a sus principios de pobreza, humildad y sencillez. Como escenario, eligió una cueva cercana a la ermita del pueblo italiano de Greccio y allí, el religioso improvisó un pesebre. Como si de una obra de teatro se tratara, sumó al frío de la noche un buey y una mula, que nunca mejor dicho, obraron el milagro. El calor de los animales caló tan hondo en los presentes que dicen que Juan de Greccio, señor de aquellas tierras y uno de los asistentes, aseguró haber visto a un niño -inexistente-, dormido en el pesebre; y otra leyenda cuenta que un muñeco que hacía las veces de niño Jesús, llegado el momento de narrar su nacimiento, se puso a llorar. Tras este primer shock innovador, la bella e ilustradora costumbre se fue extendiendo como la pólvora por el resto de aldeas.


   En 1283, las figuras entraron en acción gracias al escultor y arquitecto florentino, Arnolfo di Cambio, que se puso manos a la obra con un misterio para la Iglesia, una vez más, de Santa María la Mayor de Roma. En poco tiempo, el artista había dado a luz 8 estatuas de mármol blanco -reyes magos incluidos-, y de paso y sin darse cuenta, al primer portal de Belén estático. El despliegue de medios de entonces nada tenía que ver con las versiones familiares que ahora estilamos en los hogares. Aquellas eran verdaderas obras de arte de tamaño natural que se pusieron de moda y recordaban durante todo el año la Natividad.


   En 1465, nació en París la primera empresa fabricante de este tipo de figuras, y en 1471, Alcorcón fundó el primer taller belenista peninsular. Sin embargo, dicen que el llamado “Belén de Jesús” de Palma de Mallorca, labrado en 1480 bajo el encargo de la familia Alamanno, es el nacimiento más antiguo de España.


   A mediados del siglo XVI, el Belén sumó una nueva tarea al acompañar a los misioneros en su evangelización del Nuevo Mundo. En 1562, los Jesuitas realizaron el primer pesebre pensado explícitamente para ser mostrado durante la Navidad, y un lustro después, en 1567, la duquesa de Amalfi estrenó el primer y nada humilde misterio familiar, de 107 figuras que nos hacen pensar en las impresionantes dimensiones del hogar que lo acogió.


   No todo fueron facilidades. Sin ir más lejos, el anglicanismo quemó gran parte del patrimonio belenista hasta que un decreto de 1601 estableció la condena a muerte a todo destructor de figuritas del Belén. Fue el momento de su apogeo, con la llegada poco después de la escuela de Nápoles y el deseo de llenar de vida estas representaciones. La solución fueron figuras articuladas que dejaron ojiplático al mismísimo Carlos III que, trasladando lo visto en Nápoles a España, destinó uno de los salones de su real palacio para acoger un enorme misterio conocido como el “Belén del Príncipe” de más de 200 figuras, encargadas a los escultores valencianos José Esteve y José Ginés, que quiso compartir con el pueblo.


   De la Iglesia, el nacimiento había pasado a la calle, primero con nobles y aristócratas, y después con los más humildes, cada uno a su manera, aplicando el ingenio según las posibilidades. Del barro cocido o el cartón piedra como materiales para adorar al niño, a la exageración de un portal con 556 figuras de 30 cm, realizadas entre 1776 y 1783, por el escultor barroco Francisco Salzillo, -y completadas en 1800 por su discípulo Roque López- para el palacio de un noble murciano, el marqués de Riquelme y Fontes, que a pesar de la sangre napolitana de Salzillo, tomó al campesino español como modelo y reflejó todos y cada uno de los pasos, desde la Anunciación, a la huida a Egipto, pasando por la Adoración o el peregrinar de los Magos de Oriente.


   Desde entonces, la tradición no hizo más que crecer, y los nacimientos poblaron todos y cada uno de los hogares, convirtiéndose en el auténtico pistoletazo de salida de la Navidad y en un fenómeno tan popular como en muchos casos pagano.


PD (nº1) pagana: La palabra “Noel” nos viene -¿contra todo pronóstico?- de Francia. Aunque los expertos no consigan ponerse de acuerdo sobre el origen exacto de la voz gala -para unos, viene de “natalis” (nacer) y, para otros, de “novella” (nueva)-, todos coinciden en que apareció escrita por vez primera en el siglo XII. Pero, cual sea su etimología, las 2 propuestas hacen referencia al mismo fenómeno: al nacimiento... del nuevo sol, es decir, al solsticio de invierno, celebrado desde la noche de los tiempos por sucesivas civilizaciones. En otras palabras, la Navidad cristiana está basada en el sincretismo entre el dogma católico y los múltiples cultos paganos al sol.


PD (nº2) curiosa: Ciertos detalles de la lectura de los evangelios hacen que muchos expertos defiendan que el nacimiento de Jesús fue en primavera, descartando el invierno porque sería imposible que los pastores estuvieran al raso, y el verano, porque en esta estación subían a las montañas en busca de pasto y agua para el ganado.


PD (nº3) precisa: La tradición marca que el Pesebre se debe montar el 8 de diciembre, coincidiendo con la Inmaculada Concepción, y mantenerse hasta el 2 de febrero (fiesta de la Candelaria), en recuerdo al pasaje bíblico de la presentación del Niño Jesús en el Tempo de Jerusalén.


                                             (De Lidia Martín, el 24 de diciembre de 2017)


Referencias útiles:
Descubre todos los belenes de Madrid en Todo Cambia en Navidad by el Ayuntamiento de Madrid.


[Volver a Mi Petit Pinacoteca, Callejero o Blogosfera]

   Esta noche el niño Jesús hará su aparición en escena, o mejor dicho, en Belén. Hoy, y no antes, esta figurita se sumará a un pesebre que, a estas alturas, tiene tantas versiones como personalidades habitan este planeta. Lo hemos visto de chocolate, de barro o arena; a tamaño natural, viviente, de peluche o de plastilina; con protagonistas tan variados que van desde auténticas obras de arte a clips de Famobil, el mismísimo Darth Vader, súper héroes o los personajes de Juego de Tronos transformados en San José, la Virgen y el Niño. De hecho, la imaginación a la hora de buscar una imagen del nacimiento de Jesús viene de lejos. Cuentan que ya en las Catacumbas de Priscila -uno de los cementerios romanos más antiguos-, hay frescos del siglo II que reflejan la Anunciación, a la Virgen con el Niño en brazos y el profeta Isaías apuntando hacia una estrella, e incluso a los magos de Oriente cargados de presentes para el recién llegado. Más de 2.000 años después, seguimos adorando al mismo pequeño en su cuna, y a sus cientos de representaciones. Petit homenaje a la Nochebuena y a su portal de Belén.


   Sea cual sea la imagen, la fuente de inspiración siempre es la misma: los Evangelios de Mateo y Lucas, y la doctrina apócrifa, no reconocida por la iglesia católica. En todos, el niño Jesús nace en un humilde pesebre, rodeado de signos -como el buey, la mula o la estrella-, que marcaban el cumplimiento de una profecía. Sin embargo, la persecución de los cristianos por parte del Imperio Romano hizo que hasta el siglo IV vivieran su regocijo navideño en el más absoluto de los silencios y que las representaciones gráficas del mismo brillaran por su ausencia. Pero, con la firma del Edicto de Milán en el año 313 d.C., por el emperador romano Constantino, llegó la libertad de religión y un cierto relax para los cristianos que por primera vez dejaron ver tímidas imágenes figurativas de su historia y fe.


   En el siglo VII, el Papa Teodoro encargó una reproducción del Pórtico para la Iglesia de Santa María la Mayor de Roma, pero aún habría que esperar hasta el siglo XIII, para encontrar la fórmula de hoy en día, con figuras individuales, cada una en su papel, formando una escena con todo lujo de detalles. El gran momento llegó en la Nochebuena de 1223, cuando San Francisco de Asís tuvo una idea. El sacerdote quiso celebrar una misa especial dando vida a la tradición cristiana y, por supuesto, haciendo honor a sus principios de pobreza, humildad y sencillez. Como escenario, eligió una cueva cercana a la ermita del pueblo italiano de Greccio y allí, el religioso improvisó un pesebre. Como si de una obra de teatro se tratara, sumó al frío de la noche un buey y una mula, que nunca mejor dicho, obraron el milagro. El calor de los animales caló tan hondo en los presentes que dicen que Juan de Greccio, señor de aquellas tierras y uno de los asistentes, aseguró haber visto a un niño -inexistente-, dormido en el pesebre; y otra leyenda cuenta que un muñeco que hacía las veces de niño Jesús, llegado el momento de narrar su nacimiento, se puso a llorar. Tras este primer shock innovador, la bella e ilustradora costumbre se fue extendiendo como la pólvora por el resto de aldeas.


   En 1283, las figuras entraron en acción gracias al escultor y arquitecto florentino, Arnolfo di Cambio, que se puso manos a la obra con un misterio para la Iglesia, una vez más, de Santa María la Mayor de Roma. En poco tiempo, el artista había dado a luz 8 estatuas de mármol blanco -reyes magos incluidos-, y de paso y sin darse cuenta, al primer portal de Belén estático. El despliegue de medios de entonces nada tenía que ver con las versiones familiares que ahora estilamos en los hogares. Aquellas eran verdaderas obras de arte de tamaño natural que se pusieron de moda y recordaban durante todo el año la Natividad.


   En 1465, nació en París la primera empresa fabricante de este tipo de figuras, y en 1471, Alcorcón fundó el primer taller belenista peninsular. Sin embargo, dicen que el llamado “Belén de Jesús” de Palma de Mallorca, labrado en 1480 bajo el encargo de la familia Alamanno, es el nacimiento más antiguo de España.


   A mediados del siglo XVI, el Belén sumó una nueva tarea al acompañar a los misioneros en su evangelización del Nuevo Mundo. En 1562, los Jesuitas realizaron el primer pesebre pensado explícitamente para ser mostrado durante la Navidad, y un lustro después, en 1567, la duquesa de Amalfi estrenó el primer y nada humilde misterio familiar, de 107 figuras que nos hacen pensar en las impresionantes dimensiones del hogar que lo acogió.


   No todo fueron facilidades. Sin ir más lejos, el anglicanismo quemó gran parte del patrimonio belenista hasta que un decreto de 1601 estableció la condena a muerte a todo destructor de figuritas del Belén. Fue el momento de su apogeo, con la llegada poco después de la escuela de Nápoles y el deseo de llenar de vida estas representaciones. La solución fueron figuras articuladas que dejaron ojiplático al mismísimo Carlos III que, trasladando lo visto en Nápoles a España, destinó uno de los salones de su real palacio para acoger un enorme misterio conocido como el “Belén del Príncipe” de más de 200 figuras, encargadas a los escultores valencianos José Esteve y José Ginés, que quiso compartir con el pueblo.


   De la Iglesia, el nacimiento había pasado a la calle, primero con nobles y aristócratas, y después con los más humildes, cada uno a su manera, aplicando el ingenio según las posibilidades. Del barro cocido o el cartón piedra como materiales para adorar al niño, a la exageración de un portal con 556 figuras de 30 cm, realizadas entre 1776 y 1783, por el escultor barroco Francisco Salzillo, -y completadas en 1800 por su discípulo Roque López- para el palacio de un noble murciano, el marqués de Riquelme y Fontes, que a pesar de la sangre napolitana de Salzillo, tomó al campesino español como modelo y reflejó todos y cada uno de los pasos, desde la Anunciación, a la huida a Egipto, pasando por la Adoración o el peregrinar de los Magos de Oriente.


   Desde entonces, la tradición no hizo más que crecer, y los nacimientos poblaron todos y cada uno de los hogares, convirtiéndose en el auténtico pistoletazo de salida de la Navidad y en un fenómeno tan popular como en muchos casos pagano.


PD (nº1) pagana: La palabra “Noel” nos viene -¿contra todo pronóstico?- de Francia. Aunque los expertos no consigan ponerse de acuerdo sobre el origen exacto de la voz gala -para unos, viene de “natalis” (nacer) y, para otros, de “novella” (nueva)-, todos coinciden en que apareció escrita por vez primera en el siglo XII. Pero, cual sea su etimología, las 2 propuestas hacen referencia al mismo fenómeno: al nacimiento... del nuevo sol, es decir, al solsticio de invierno, celebrado desde la noche de los tiempos por sucesivas civilizaciones. En otras palabras, la Navidad cristiana está basada en el sincretismo entre el dogma católico y los múltiples cultos paganos al sol.


PD (nº2) curiosa: Ciertos detalles de la lectura de los evangelios hacen que muchos expertos defiendan que el nacimiento de Jesús fue en primavera, descartando el invierno porque sería imposible que los pastores estuvieran al raso, y el verano, porque en esta estación subían a las montañas en busca de pasto y agua para el ganado.


PD (nº3) precisa: La tradición marca que el Pesebre se debe montar el 8 de diciembre, coincidiendo con la Inmaculada Concepción, y mantenerse hasta el 2 de febrero (fiesta de la Candelaria), en recuerdo al pasaje bíblico de la presentación del Niño Jesús en el Tempo de Jerusalén.


                                             (De Lidia Martín, el 24 de diciembre de 2017)


Referencias útiles:
Descubre todos los belenes de Madrid en Todo Cambia en Navidad by el Ayuntamiento de Madrid.


[Volver a Mi Petit Pinacoteca, Callejero o Blogosfera]

Imagen

REViSTA KiWi
PARA NiÑOS Y NiÑAS iNTRÉPiDOS

Cuando uno de los mejores recuerdos de su infancia son esas interminables horas que pasaban leyendo el Pequeño País o el Leo Leo...

[Leer más...]

Imagen

REViSTA KiWi
PARA NiÑOS Y NiÑAS iNTRÉPiDOS

Cuando uno de los mejores recuerdos de su infancia son esas interminables horas que pasaban leyendo el Pequeño País o el Leo Leo...

[Leer más...]

Imagen

REViSTA KiWi
PARA NiÑOS Y NiÑAS iNTRÉPiDOS

Cuando uno de los mejores recuerdos de su infancia son esas interminables horas que pasaban leyendo el Pequeño País o el Leo Leo...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
SAN iSiDRO

Como cada año, alrededor del 15 de mayo, San isidro invade plazas, praderas e iglesias de la ciudad con romerías, misas, verbenas...

[Leer más...]

Imagen

LOS HARLEM GLOBETROTTERS...
VUELVEN A LA ViLLA

Aunque su equipo no juega en la liga profesional, los de la camiseta azul con estrellas y pantalones a rayas rojas son imbatibles...

[Leer más...]

Imagen

LOS HARLEM GLOBETROTTERS...
VUELVEN A LA ViLLA

Aunque su equipo no juega en la liga profesional, los de la camiseta azul con estrellas y pantalones a rayas rojas son imbatibles... 

[Leer más...]

Imagen

iSAO TAKAHATA
(LA TUMBA DE LAS LUCiÉRNAGAS)

Junto a su socio y amigo Miyao Miyazaki, fue un renovador de la animación japonesa. Aunque comenzó su carrera haciendo anime...

[Leer más...]

Imagen

TULiPA, TULiPAE
(EN EL REAL JARDíN BOTÁNiCO)

A pesar de ser relativamente nueva en la cultura occidental, ha influido profundamente en su historia y su sociedad. En efecto, ha inspirado...

[Leer más...]

Imagen

DANOS TiEMPO
LOS MOMENTOS DE HORTALEZA

Los relojes funcionan sin prisa ni pausa en un espacio donde el tesón hace realidad los sueños. Diez años han pasado desde que surgió...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL SCRABBLE
QUE CUMPLE 70 AÑOS!

¿Quien no ha jugado alguna vez al Scrabble? Hoy, Viernes 13 de abril de 2018, se celebra el día mundial del popular juego de las palabras...

[Leer más...]

Imagen

SANTA EULALiA
BOULANGERiE & PATiSSERiE

Ana Ramos era feliz trabajando en El Diario de Burgos, pero tuvo claro que pediría una excedencia cuando vio que su marido, José Trabanco...

[Leer más...]

Imagen

I FERiA DEL LiBRO POLíTiCO
DE MADRiD

Inspirándose en la feria Literal, dedicada al libro político, que se celebra en la ciudad de Barcelona desde el año 2015, La Oveja Roja...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA DE ENCONTRAR UN ARCOíRiS!

Como por arte de magia, desde 2014, se celebra el Día de Encontrar un Arcoíris (o “Happy Find a Rainbow Day” en inglés) el 03 de abril...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
EL HUEVO DE PASCUA

Si la Historia del huevo, en general, y del de Pascua, en particular, no permite contestar al dilema ancestral “¿qué fue primero...

[Leer más...]

Imagen

EL LOBO
¡ÚNETE A LA MANADA!

Criatura totémica y simbólica, ha inspirado leyendas, cuentos y expresiones coloquiales que, aunque se remontan al principio de los tiempos...

[Leer más...]

Imagen

TiNTíN
¡MiL RAYOS!

Si el cómic es considerado un arte, se debe, en buena parte, a Tintín, personaje creado por el dibujante belga Hergé a principios del siglo XX...

[Leer más...]

Imagen

WES ANDERSON
Y LA iSLA DE PERROS

A pesar de su juventud, ya ha entrado en la historia del cine gracias a una decena de películas, anuncios y cortometrajes en...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ Y PRÓSPERO AÑO DEL PERRO!

Según el calendario lunisolar chino, hoy, Viernes 16 de febrero de 2018, más de 1.395.015.436, es decir, en otros términos, casi mil cuatrocientos...

[Leer más...]

Imagen

FRANK
O FRANCO EN ViÑETAS

La editorial Dibbuks acaba de publicar Frank, de Ximo Abadía. Un libro que, a pesar de lo reciente de su aparición, llega con más de...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL (Y RUTA):
EL CARNAVAL

Las máscaras blancas de Venecia; los sambódromos de Brasil, de Rio de Janeiro a Sao Paulo; los “Gilles” y su lanzamiento de...

[Leer más...]

Imagen

ELiA TRALARÁ
¡CUÉNTAME UN CUENTO!

Su apellido artístico es pura música. Apostilla la vieja cantinela que dice “Vamos a contar mentiras”, porque a su manera, Elia Tralará...

[Leer más...]

Imagen

ELiA TRALARÁ
¡CUÉNTAME UN CUENTO!

Su apellido artístico es pura música. Apostilla la vieja cantinela que dice “Vamos a contar mentiras”, porque a su manera, Elia Tralará...

[Leer más...]

Imagen

VARASEK
POESíA, ViAJES & ROCK’N’ROLL

En 2012, Beatriz Ruibal convenció a sus tres amigos, Enrique Mercado y Antonio y Gonzalo Cordero, para fundar una editorial más o menos…

[Leer más...]

Imagen

LAS MALAS COMPAÑíAS
UNA EDiTORiAL SOLiDARiA

Mucha de la literatura del mundo no está escrita. Ana Cristina Herreros, escritora, narradora y editora, lo sabe mejor que nadie...

[Leer más...]

Imagen

LAS MALAS COMPAÑíAS
UNA EDiTORiAL SOLiDARiA

Mucha de la literatura del mundo no está escrita. Ana Cristina Herreros, escritora, narradora y editora, lo sabe mejor que nadie...

[Leer más...]

Imagen

30 AÑOS SiN LA BOLA DE CRiSTAL
(1º HOMENAJE)

“Fuimos libres, fue como un oasis en mitad de un desierto. La época más divertida de mi vida”, declaraba Lolo Rico en la presentación del libro...

[Leer más...]

Imagen

EL ROSCÓN DE REYES
¿LA DiGESTiÓN DE LA NAViDAD?

El último coletazo gastronómico de estas fiestas llegó con los Reyes Magos. Después de empachos varios y algún que otro exceso...

[Leer más...]

Imagen

¡MUCHAS GRACiAS A MiS (PETiT) REYES!

Hoy, como cada 06 de enero, los Reyes Magos han alegrado la mañana de muchas familias y el día de muchas residencias y centros... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT QUiZ:
LOS REYES MAGOS

Como ya lo saben (Mi Petit Quiz nº1), el Quiz es un tipo de juego de mente, que consiste en contestar de forma individual o en grupo... 

[Leer más...]

Imagen

2017

Mi Petit Madrid te propone pasearte por sus calles virtuales, para descubrir los mejores planes, tiendas y firmas para niños, en la capital...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail