Nuevas Ideas
Comer Beber

(NOCHES DE VERANO) EN EL MUSEO SOROLLA

(NOCHES DE VERANO) EN EL MUSEO SOROLLA

Imagen
Imagen

   Todo empezó con un... lienzo. Detrás de cada pincelada de Joaquín Sorolla y Bastida (1863-1923), que nació en pleno impresionismo, y vivió a caballo entre dos siglos y dos continentes, no se esconde sino que se expone su musa y esposa, Clotilde García del Castillo (1863-1923). El artista valenciano, que “supo captar la luz del Mediterráneo de forma única” en la costa levantina y robarle (¿o salvarle?) el alma tanto a la burguesía como a la aristocracia que retrató en la Villa, murió en Cercedilla, el 10 de agosto de 1923. Detrás de la fachada de su casa-taller madrileña, reconvertida en museo por deseo expreso de la viuda del pintor, la memoria de Sorolla sigue viva gracias al impresionante legado que cedió la familia al Estado.


   Huérfano de padre y madre (a causa de una epidemia de cólera), Joaquín Sorolla -con menos de 2 años- y su hermana, Eugenia, fueron adoptados en 1865 por su tía materna, Isabel Bastida Prat, y su marido, José Piqueres Guillén. Mientras su tío intentaba enseñarle su oficio de cerrajero en vano, advirtió la habilidad del niño con el dibujo y, cuando el joven cumplió 13 años, le inscribió en las clases nocturnas de dibujo de la Escuela (valenciana) de Artesanos que, en 1879, le daría al adolescente un diploma, acompañado de una caja de pintura (¿la primera?), como premio “por su constante aplicación en el dibujo de figura” (1).


   Poco después, Sorolla ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia donde entabló amistad con Juan Antonio García (¡su futuro cuñado!) a la par que empezó a trabajar como ayudante en el estudio de fotografía del padre de su nuevo amigo, que le enseñaría la importancia de la iluminación y del encuadre sin sospechar que, años más tarde, se convertiría en su yerno. No cabe duda de que el año 1879 marcó un antes y un después en la vida del pintor valenciano: además de independizarse, el joven artista conoció a su (única) musa, Clotilde, y visitó por primera vez el Museo del Prado donde descubriría la pintura de Velázquez, su gran maestro póstumo y referente artístico.


   Al acabar su formación, Sorolla empezó a participar en concursos y exposiciones regionales y nacionales y, gracias a “El Grito del palleter” sobre la Guerra de la independencia, obtuvo en 1885 una pensión de la Diputación Provincial de Valencia para instalarse en Roma donde viviría durante 4 intensos años... en discontinuo... Entre viaje y viaje a París, Valencia, Asís y Madrid, y, sobre todo, entre cuadro y cuadro, conoció a grandes artistas, como el pintor naturalista francés Jules Bastien-Lepage (1848-1884) y sus teorías “plenairistas” (de pintar al aire libre) y el pintor costumbrista valenciano José Benlliure y Gil (1855-1937); enfermó de malaria; y participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887 en España; mientras mantenía una intensa correspondencia con Clotilde con la que contraería matrimonio a mediados de 1888.


   Después de ir a Roma y a Asís para despedirse y antes de instalarse en Madrid, los recién casados hacen un viaje relámpago pero no menos decisivo a París para visitar la Expo Universal de 1889. Sorolla descubre a los pintores nórdicos y se enamora de su peculiar tratamiento de la luz, en el que se inspirará para elaborar su propia versión del luminismo mediante la introducción de nuevas técnicas y temáticas (2). A finales de 1889, el matrimonio alquila un estudio en la madrileña plaza del Congreso donde el pintor inicia una nueva etapa en su (pro)creación. Mientras se amplia la familia con María Clotilde en 1890, Joaquín en 1892, y Elena en 1895, la firma de Sorolla sale del lienzo y traspasa las fronteras gracias a un cuadro, “Y aún dicen que el pescado es caro”, que marcará el inicio de otra etapa en su pintura: el costumbrismo valenciano se universaliza transformándose en costumbrismo marinero.


   En 1900, el cuadro “¡Triste herencia!” supone para el (nomrado) hijo predilecto y meritorio de Valencia su consagración definitiva en París que le otorga el Grand Prix de la Exposición Universal. Respaldado por la crítica, Sorolla -que se ha convertido en el pintor español de mayor éxito de su tiempo- se lanza hacia una pintura más intimista. Prueba de ello: en 1902, después de una fugaz escapada a Londres solo para contemplar “La Venus del espejo” de Velázquez, Sorolla pinta su famoso y atrevido -para la época- “Desnudo de mujer”, un íntimo homenaje, como hombre, como marido y como artista, a “su Clotilde”.


   En 1905, el pintor compra un solar en el Paseo del Obelisco -que se rebautizaría del General Martínez Campos-, con la intención de construir la casa familiar. De regreso a España, después de una larga “gira” por varios países de Europa y por EE.UU. entre 1906 y 1909, Sorolla contrata al arquitecto oficial de la Casa Real española y de la Archidiócesis de Toledo, Enrique María Repullés y Vargas (1845-1922) -a quien debemos el Palacio (de estilo ecléctico) de la Bolsa de Madrid, los 2 chalés de madera (de tipo tirolés) en los jardines del Campo del Moro o la Iglesia (neomudéjar) de Santa Cristina, en el Paseo de Extremadura-. Las obras durarán 2 años y no cabe duda de que Sorolla intervino en muchos aspectos, en particular, en la disposición de sus 3 talleres conectados entre sí y con salida al precioso jardín que rodea buena parte del edificio y que el artista pintaría una y otra vez.


   En 1911, el mismo año que The Hispanic Society of América de Nueva York le encarga a Sorolla una gigantesca decoración mural sobre las provincias de España (que se materializarán en 14 paneles o “Visiones de España”), la familia al completo se instala en su nueva casa en la que se funden motivos de inspiración andaluza e italiana, como fruto de sus vivencias pasadas. Durante 8 años, cuando no viaja por todo el país para documentarse y realizar bocetos intentando captar la luz de cada rincón de su geografía, se retira en el remanso de paz familiar donde pintará numerosos retratados de la alta sociedad madrileña y, tal vez, las primeras versiones del jardín de su casa (1), “buscando nuevos caminos para (re)interpretar la luz” (2).


   En 1919, nada más concluir el agotador encargo de la Hispanic Society (que nunca llegaría a ver montado), el pinto de 56 años toma posesión de la cátedra de “Colorido, Composición y Paisaje” en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Pero, en 1920, sufre una ataque de hemiplejía, y a pesar de los esfuerzos de sus seres querido, Joaquín Sorolla nunca volvería a pintar la luz. En 1925 (dos años después de la muerte de su marido), Clotilde dictó testamento donando todos sus bienes al Estado español para fundar un museo en memoria de su marido. Ya fallecida doña Clotilde, se aceptó el legado en 1931 y, al año siguiente, el Museo Sorolla abrió sus puertas al público el 11 de junio de 1932, con Joaquín Sorolla García -el único hijo varón del matrimonio- como director hasta su muerte en 1948.


   Calificado por sus visitantes como museo público estatal que proporciona la “experiencia global más satisfactoria”, según el informe de Laboratorio Permanente de Público de Museos, el Museo Sorolla con su amplio salón, comedor y sala de estar, en la planta baja; sus 4 dormitorios alrededor de un distribuidor en la segunda planta; sus 3 talleres; y sus preciosos jardines, se ha convertido en la casa de los amantes de la pintura universal.


PD: Con la llegada del verano, el Museo Sorolla amplía su horario de apertura, de 20h a 22h, todos los jueves, y propone visitas guiadas nocturnas. Actividad gratuita sin inscripción previa.


Referencias útiles:
MUSEO SOROLLA

Paseo del General Martínez Campos, 37
28010 Madrid
913 101 584
M Iglesia / Rubén Darío / Gregorio Marañón


Horario:
- De Martes a Sábado: de 9h30 a 20h;
- Los Domingos y Festivos: de 10h a 15h.


Precios:
- Entrada general: 3 euros, de Martes a Sábado hasta las 14h;
- Entrada gratuita, los Sábados de 14h a 20h, los Domingos, el 18 de abril (Día del Patrimonio Mundial), el 18 de mayo (Día internacional de los Museos), el 12 de octubre y el 06 de diciembre;
- Entrada reducida: 1,50 euros (para grupos a partir de 8 personas y previa solicitud; voluntario cultural o educativo);
- Tarjeta anual: 25 euros.
- Abono “4 Museos de Madrid”: 8 euros (validez de 10 días).
- Abono “8 Museos de Madrid”: 16 euros (validez 15 días).


Para seguir los pasos (re)creativos del MUSEO SOROLLA, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


Fuentes:
- “Biografía de Joaquín Sorolla” del blog Nostra Valencia, 2011 (1).
- “El Pintor Joaquín Sorolla Bastida” en la web del Museo Sorolla, sin fecha (2).
- “Sorolla. El virtuoso de la belleza”, Blog de la Fundación Zuloaga, 2011.
- “Clotilde García del Castillo: la musa de Sorolla”, de Elda Maganto para el blog A Ritmo de Boogie, 30.VII.2012.
- “Joaquín Sorolla, su casa y sus amigos”, de Mercedes Gómez para el blog Arte en Madrid, 22.VIII. 2012.


[Volver a Mi Petit Pinacoteca, Callejero o Blogosfera]

   Todo empezó con un... lienzo. Detrás de cada pincelada de Joaquín Sorolla y Bastida (1863-1923), que nació en pleno impresionismo, y vivió a caballo entre dos siglos y dos continentes, no se esconde sino que se expone su musa y esposa, Clotilde García del Castillo (1863-1923). El artista valenciano, que “supo captar la luz del Mediterráneo de forma única” en la costa levantina y robarle (¿o salvarle?) el alma tanto a la burguesía como a la aristocracia que retrató en la Villa, murió en Cercedilla, el 10 de agosto de 1923. Detrás de la fachada de su casa-taller madrileña, reconvertida en museo por deseo expreso de la viuda del pintor, la memoria de Sorolla sigue viva gracias al impresionante legado que cedió la familia al Estado.


   Huérfano de padre y madre (a causa de una epidemia de cólera), Joaquín Sorolla -con menos de 2 años- y su hermana, Eugenia, fueron adoptados en 1865 por su tía materna, Isabel Bastida Prat, y su marido, José Piqueres Guillén. Mientras su tío intentaba enseñarle su oficio de cerrajero en vano, advirtió la habilidad del niño con el dibujo y, cuando el joven cumplió 13 años, le inscribió en las clases nocturnas de dibujo de la Escuela (valenciana) de Artesanos que, en 1879, le daría al adolescente un diploma, acompañado de una caja de pintura (¿la primera?), como premio “por su constante aplicación en el dibujo de figura” (1).


   Poco después, Sorolla ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia donde entabló amistad con Juan Antonio García (¡su futuro cuñado!) a la par que empezó a trabajar como ayudante en el estudio de fotografía del padre de su nuevo amigo, que le enseñaría la importancia de la iluminación y del encuadre sin sospechar que, años más tarde, se convertiría en su yerno. No cabe duda de que el año 1879 marcó un antes y un después en la vida del pintor valenciano: además de independizarse, el joven artista conoció a su (única) musa, Clotilde, y visitó por primera vez el Museo del Prado donde descubriría la pintura de Velázquez, su gran maestro póstumo y referente artístico.


   Al acabar su formación, Sorolla empezó a participar en concursos y exposiciones regionales y nacionales y, gracias a “El Grito del palleter” sobre la Guerra de la independencia, obtuvo en 1885 una pensión de la Diputación Provincial de Valencia para instalarse en Roma donde viviría durante 4 intensos años... en discontinuo... Entre viaje y viaje a París, Valencia, Asís y Madrid, y, sobre todo, entre cuadro y cuadro, conoció a grandes artistas, como el pintor naturalista francés Jules Bastien-Lepage (1848-1884) y sus teorías “plenairistas” (de pintar al aire libre) y el pintor costumbrista valenciano José Benlliure y Gil (1855-1937); enfermó de malaria; y participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887 en España; mientras mantenía una intensa correspondencia con Clotilde con la que contraería matrimonio a mediados de 1888.


   Después de ir a Roma y a Asís para despedirse y antes de instalarse en Madrid, los recién casados hacen un viaje relámpago pero no menos decisivo a París para visitar la Expo Universal de 1889. Sorolla descubre a los pintores nórdicos y se enamora de su peculiar tratamiento de la luz, en el que se inspirará para elaborar su propia versión del luminismo mediante la introducción de nuevas técnicas y temáticas (2). A finales de 1889, el matrimonio alquila un estudio en la madrileña plaza del Congreso donde el pintor inicia una nueva etapa en su (pro)creación. Mientras se amplia la familia con María Clotilde en 1890, Joaquín en 1892, y Elena en 1895, la firma de Sorolla sale del lienzo y traspasa las fronteras gracias a un cuadro, “Y aún dicen que el pescado es caro”, que marcará el inicio de otra etapa en su pintura: el costumbrismo valenciano se universaliza transformándose en costumbrismo marinero.


   En 1900, el cuadro “¡Triste herencia!” supone para el (nomrado) hijo predilecto y meritorio de Valencia su consagración definitiva en París que le otorga el Grand Prix de la Exposición Universal. Respaldado por la crítica, Sorolla -que se ha convertido en el pintor español de mayor éxito de su tiempo- se lanza hacia una pintura más intimista. Prueba de ello: en 1902, después de una fugaz escapada a Londres solo para contemplar “La Venus del espejo” de Velázquez, Sorolla pinta su famoso y atrevido -para la época- “Desnudo de mujer”, un íntimo homenaje, como hombre, como marido y como artista, a “su Clotilde”.


   En 1905, el pintor compra un solar en el Paseo del Obelisco -que se rebautizaría del General Martínez Campos-, con la intención de construir la casa familiar. De regreso a España, después de una larga “gira” por varios países de Europa y por EE.UU. entre 1906 y 1909, Sorolla contrata al arquitecto oficial de la Casa Real española y de la Archidiócesis de Toledo, Enrique María Repullés y Vargas (1845-1922) -a quien debemos el Palacio (de estilo ecléctico) de la Bolsa de Madrid, los 2 chalés de madera (de tipo tirolés) en los jardines del Campo del Moro o la Iglesia (neomudéjar) de Santa Cristina, en el Paseo de Extremadura-. Las obras durarán 2 años y no cabe duda de que Sorolla intervino en muchos aspectos, en particular, en la disposición de sus 3 talleres conectados entre sí y con salida al precioso jardín que rodea buena parte del edificio y que el artista pintaría una y otra vez.


   En 1911, el mismo año que The Hispanic Society of América de Nueva York le encarga a Sorolla una gigantesca decoración mural sobre las provincias de España (que se materializarán en 14 paneles o “Visiones de España”), la familia al completo se instala en su nueva casa en la que se funden motivos de inspiración andaluza e italiana, como fruto de sus vivencias pasadas. Durante 8 años, cuando no viaja por todo el país para documentarse y realizar bocetos intentando captar la luz de cada rincón de su geografía, se retira en el remanso de paz familiar donde pintará numerosos retratados de la alta sociedad madrileña y, tal vez, las primeras versiones del jardín de su casa (1), “buscando nuevos caminos para (re)interpretar la luz” (2).


   En 1919, nada más concluir el agotador encargo de la Hispanic Society (que nunca llegaría a ver montado), el pinto de 56 años toma posesión de la cátedra de “Colorido, Composición y Paisaje” en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Pero, en 1920, sufre una ataque de hemiplejía, y a pesar de los esfuerzos de sus seres querido, Joaquín Sorolla nunca volvería a pintar la luz. En 1925 (dos años después de la muerte de su marido), Clotilde dictó testamento donando todos sus bienes al Estado español para fundar un museo en memoria de su marido. Ya fallecida doña Clotilde, se aceptó el legado en 1931 y, al año siguiente, el Museo Sorolla abrió sus puertas al público el 11 de junio de 1932, con Joaquín Sorolla García -el único hijo varón del matrimonio- como director hasta su muerte en 1948.


   Calificado por sus visitantes como museo público estatal que proporciona la “experiencia global más satisfactoria”, según el informe de Laboratorio Permanente de Público de Museos, el Museo Sorolla con su amplio salón, comedor y sala de estar, en la planta baja; sus 4 dormitorios alrededor de un distribuidor en la segunda planta; sus 3 talleres; y sus preciosos jardines, se ha convertido en la casa de los amantes de la pintura universal.


PD: Con la llegada del verano, el Museo Sorolla amplía su horario de apertura, de 20h a 22h, todos los jueves, y propone visitas guiadas nocturnas. Actividad gratuita sin inscripción previa.


Referencias útiles:
MUSEO SOROLLA

Paseo del General Martínez Campos, 37
28010 Madrid
913 101 584
M Iglesia / Rubén Darío / Gregorio Marañón


Horario:
- De Martes a Sábado: de 9h30 a 20h;
- Los Domingos y Festivos: de 10h a 15h.


Precios:
- Entrada general: 3 euros, de Martes a Sábado hasta las 14h;
- Entrada gratuita, los Sábados de 14h a 20h, los Domingos, el 18 de abril (Día del Patrimonio Mundial), el 18 de mayo (Día internacional de los Museos), el 12 de octubre y el 06 de diciembre;
- Entrada reducida: 1,50 euros (para grupos a partir de 8 personas y previa solicitud; voluntario cultural o educativo);
- Tarjeta anual: 25 euros.
- Abono “4 Museos de Madrid”: 8 euros (validez de 10 días).
- Abono “8 Museos de Madrid”: 16 euros (validez 15 días).


Para seguir los pasos (re)creativos del MUSEO SOROLLA, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


Fuentes:
- “Biografía de Joaquín Sorolla” del blog Nostra Valencia, 2011 (1).
- “El Pintor Joaquín Sorolla Bastida” en la web del Museo Sorolla, sin fecha (2).
- “Sorolla. El virtuoso de la belleza”, Blog de la Fundación Zuloaga, 2011.
- “Clotilde García del Castillo: la musa de Sorolla”, de Elda Maganto para el blog A Ritmo de Boogie, 30.VII.2012.
- “Joaquín Sorolla, su casa y sus amigos”, de Mercedes Gómez para el blog Arte en Madrid, 22.VIII. 2012.


[Volver a Mi Petit Pinacoteca, Callejero o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

2018

(Mi Petit) Homenaje a...  

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(14, 15 y 16 de septiembre de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa...

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(27, 28 y 29 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista... 

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en... 

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(20, 21 y 22 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes... 

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(13, 14 y 15 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia... 

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(06, 07 y 08 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail