Nuevas Ideas
Comer Beber

(Mi PETiT) SEMANA DE LA ARQUiTECTURA:
EL PALACiO DE LONGORiA

(Mi PETiT) SEMANA DE LA ARQUiTECTURA:
EL PALACiO DE LONGORiA

Imagen
Imagen

   Fue un capricho, un deleite semejante a un pedazo del mejor pastel, de hecho, su pomposa fachada le valió el sobrenombre de “casa tarta”. Y, a pesar de lo que muchos creen, no la construyó Gaudí sino uno de sus compañeros de estudios (y no discípulo), José Grases Riera. Fruto de la pasión por el Art Nouveau y antojo de Javier González Longoria, un rico (y, contra todo pronóstico, efímero) banquero, que mandó construir en 1902 un lugar donde vivir y trabajar al estilo modernista de las nuevas villas burguesas de París y Bruselas, el impresionante Palacio de Longoria, que permanece inmutable al tiempo e inmune a los escándalos de los que llevan ocupando sus entrañas los últimos 60 años, puede presumir delante de los flashes tanto de los turistas como de los viandantes de su peculiar belleza “fuera de contexto”.


   Avalado por sus obras anteriores y encargos en curso -como el Monumento a Alfonso XII, que preside el estanque del Retiro; el Teatro Lírico de la calle del Marqués de la Ensenada, actual sede del Consejo del Poder Judicial; o el Palacio de la Equitativa, en la calle de Alcalá, anterior casa de Banesto y ahora en plena remodelación para transformarse en un hotel de lujo-, el arquitecto barcelonés José Grases Riera (1850-1919) aceptó el reto de construir un edificio modernista en pleno centro de la capital cuando, por aquel entonces, no era un estilo habitual en nuestro país. Para realizar su cometido, el arquitecto no buscó inspiración en la corriente catalana -como piensa la mayoría-, sino en la obra del arquitecto belga Víctor Horta (1861-1947), autor de las famosas casas Tassel (1893) y Solvay (1900) y de los almacenes A l’Innovation (1901), en los que había apostado por nuevas formas y materiales como el hierro, el vidrio y la piedra natural.


   Gracias a la libertad económica que le concedió Longoria, tan solo después de 2 intensos años de obras, entre 1902 y 1904, Riera consiguió que el modernismo traspasara la fachada y llenara -aunque con un orden más tradicional- las salas, escaleras y galerías de la oficina-casa unifamiliar del empresario con una ornamentación llena de vegetales, curvas sinuosas y figuras femeninas, que fueron una auténtica revolución en la época y abrazarían para siempre sus puertas y balcones. El secreto fue una mezcla de cemento y arena silícea que daba el pego como piedra y que permitió obtener en tiempo récord unas esculturas moldeables que, de haber sido talladas en granito, probablemente el Palacio de Longoria estaría en la lista de los monumentos inacabados como la Sagrada Familia.


   De acuerdo con el aún adinerado dueño, se estableció la zona de trabajo abierta al público en la planta baja, y la parte privada -la vivienda-, arriba. Si ya entonces los clientes quedaban maravillados por la escalera imperial que los recibía, hoy más de un transeúnte -cuando consigue ver algo del interior del edificio- ha dado un tropezón ante la hermosa estructura de hierro, con barandilla de bronce, escalones de mármol y flores de vidrio, y coronada por una cúpula que, a pesar de no haber encontrado su firma habitual, se suele atribuir a la Casa Maumejean (una empresa familiar reconocida por sus vidrieras que arrancó en 1860 y dejó su huella en las catedrales de Sevilla, Burgos o Segovia). Pero los peldaños que parecen conducir al cielo solo comunican con la primera planta ya que, para llegar al sótano o al segundo piso, se diseñó otra escalinata más discreta y funcional.


   Hasta hace bien poco, solo los privilegiados que tenían derecho a atravesar el umbral palaciego conocían los secretos del misterioso edificio. Pero, desde el año 2012, presumiendo de una gestión más transparente tras los escándalos por el desvío de fondos que dejaron maltrecha la imagen de la Sociedad General de Autores y Editores Española -su afortunada dueña desde hace 60 años-, la institución / fundación ofrece visitas guiadas y gratuitas por el Palacio del banquero, mediante cita previa. Cuando te toque visitarlo... en 2017 (ya que, por lo que se ve, no hay hueco hasta finales de 2016), se abrirán ante ti las tripas del inmueble y podrás contemplar su impresionante jardín, custodiado por 2 galerías acristaladas y 2 grandes columnas de hierro con forma de palmera, que son otras de las joyas imprescindibles y protegidas del singular espacio. Rumbo a la primera planta, sólo hay que dejarse llevar por la imaginación para recrear la vida de la burguesía de principios de siglo XX. La vivienda de lujo contaba con un auditorio con escenario incluido (actual Sala Manuel de Falla), un salón de baile (Sala Valle Inclán), y otra dedicada única y exclusivamente a la orquesta (Sala Buñuel).


   Sin embargo, tanta fiesta y tanto despliegue de medios no duraron demasiado; en 1912, Longoria, arruinado, vendió su palacio por 500.000 pesetas a la compañía Dental Española, presidida por Florestán Aguilar. El famoso dentista (entre otros) de la Familia Real también vivió y trabajó en el palacete hasta que, aunque parezca mentira, el inmueble se le quedó pequeño y, poco después, adquirió la casa colindante de la calle Pelayo para ampliar su consulta. Además, en 1915, como un auténtico mecenas, transformó el antiguo garaje en un estudio para su amigo, el pintor Julio Romero de Torres (1874-1930) -el de la famosa copla de la mujer morena-, ayudando al arte pero echando a perder parte de la obra original del palacio.


   En 1946, la empresa Construcciones Civiles S.A. compró el edificio y, solo un lustro después, lo revendió por 5 millones de pesetas a la SGAE, la institución en defensa de la propiedad intelectual que había nacido en 1899, de la mano del compositor Ruperto Chapí (1851-1909) y el escritor Sinesio Delgado (1859-1928). Desde entonces, se sucedieron varias reformas: las del arquitecto Carlos Arniches -el hijo del autor de los sainetes-, quien dio su toque personal, en 1950; las de Casto Fernández Shaw en 1969; y las de Santiago Fajardo y Ángeles Hernández Rubio, que en 1992 decidieron volver a los orígenes y recuperar los colores y elementos primigenios de un edificio que apenas recordaba como había sido su interior ocultando algunas de sus maravillas arquitectónicas bajo capas y capas de gustos muy dispares y remodelaciones dudosas. En 1996, el Palacio de Longoria fue declarado Bien de Interés Cultural y volvió a lucirse como en su mejor época de bonanza en la que un rico banquero tuvo un capricho: vivir y trabajar rodeado de belleza.


PD (nº1) documental: En el sótano del palacio de Longoria se encuentra el Centro de Documentación y Archivo de la SGAE que guarda la mayor parte de las obras de la entidad que cuenta con más de 10.000 zarzuelas, 2.000 manuscritos originales, 45.000 libretos, 30.000 partituras de música sinfónica, bandas sonoras o música de cámara y otras 40.000 de música comercial.


PD (nº2) “secreta”: Gracias a la visita guiada gratuita y sin reserva del Palacio de Longoria, organizada por la Fundación Arquitectura COAM (también en Facebook y Twitter), con motivo de la XI Semana de la Arquitectura de Madrid, el Jueves 09 de octubre de 2014, Mi Petit Madrid “se coló” en el fabuloso Palacio de Longoria.


                                                   (De Lidia Martín, el 10 de octubre de 2014)


Referencias útiles:
SGAE
PALACiO DE LONGORiA

Calle de Fernando VI, 4
28004 Madrid
913 499 550
M Alonso Martínez / Chueca


Para seguir los pasos (re)creativos de la SGAE, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter; y a la web de la FUNDACiÓN SGAE (también en Facebook y Twitter). Finalmente, si quieres solicitar una visita guiada, rellena el siguiente formulario. La espera merece la pena.

PD nº1: Ilustración by Vireta

PD nº2(Mi Petit) Semana de la Arquitectura también te cuenta la historia del COAM, de la Casa de las Flores y del Palacio de Cristal.


[Volver a Mi Petit Discoteca, Biblioteca, Callejero o Blogosfera]

   Fue un capricho, un deleite semejante a un pedazo del mejor pastel, de hecho, su pomposa fachada le valió el sobrenombre de “casa tarta”. Y, a pesar de lo que muchos creen, no la construyó Gaudí sino uno de sus compañeros de estudios (y no discípulo), José Grases Riera. Fruto de la pasión por el Art Nouveau y antojo de Javier González Longoria, un rico (y, contra todo pronóstico, efímero) banquero, que mandó construir en 1902 un lugar donde vivir y trabajar al estilo modernista de las nuevas villas burguesas de París y Bruselas, el impresionante Palacio de Longoria, que permanece inmutable al tiempo e inmune a los escándalos de los que llevan ocupando sus entrañas los últimos 60 años, puede presumir delante de los flashes tanto de los turistas como de los viandantes de su peculiar belleza “fuera de contexto”.


   Avalado por sus obras anteriores y encargos en curso -como el Monumento a Alfonso XII, que preside el estanque del Retiro; el Teatro Lírico de la calle del Marqués de la Ensenada, actual sede del Consejo del Poder Judicial; o el Palacio de la Equitativa, en la calle de Alcalá, anterior casa de Banesto y ahora en plena remodelación para transformarse en un hotel de lujo-, el arquitecto barcelonés José Grases Riera (1850-1919) aceptó el reto de construir un edificio modernista en pleno centro de la capital cuando, por aquel entonces, no era un estilo habitual en nuestro país. Para realizar su cometido, el arquitecto no buscó inspiración en la corriente catalana -como piensa la mayoría-, sino en la obra del arquitecto belga Víctor Horta (1861-1947), autor de las famosas casas Tassel (1893) y Solvay (1900) y de los almacenes A l’Innovation (1901), en los que había apostado por nuevas formas y materiales como el hierro, el vidrio y la piedra natural.


   Gracias a la libertad económica que le concedió Longoria, tan solo después de 2 intensos años de obras, entre 1902 y 1904, Riera consiguió que el modernismo traspasara la fachada y llenara -aunque con un orden más tradicional- las salas, escaleras y galerías de la oficina-casa unifamiliar del empresario con una ornamentación llena de vegetales, curvas sinuosas y figuras femeninas, que fueron una auténtica revolución en la época y abrazarían para siempre sus puertas y balcones. El secreto fue una mezcla de cemento y arena silícea que daba el pego como piedra y que permitió obtener en tiempo récord unas esculturas moldeables que, de haber sido talladas en granito, probablemente el Palacio de Longoria estaría en la lista de los monumentos inacabados como la Sagrada Familia.


   De acuerdo con el aún adinerado dueño, se estableció la zona de trabajo abierta al público en la planta baja, y la parte privada -la vivienda-, arriba. Si ya entonces los clientes quedaban maravillados por la escalera imperial que los recibía, hoy más de un transeúnte -cuando consigue ver algo del interior del edificio- ha dado un tropezón ante la hermosa estructura de hierro, con barandilla de bronce, escalones de mármol y flores de vidrio, y coronada por una cúpula que, a pesar de no haber encontrado su firma habitual, se suele atribuir a la Casa Maumejean (una empresa familiar reconocida por sus vidrieras que arrancó en 1860 y dejó su huella en las catedrales de Sevilla, Burgos o Segovia). Pero los peldaños que parecen conducir al cielo solo comunican con la primera planta ya que, para llegar al sótano o al segundo piso, se diseñó otra escalinata más discreta y funcional.


   Hasta hace bien poco, solo los privilegiados que tenían derecho a atravesar el umbral palaciego conocían los secretos del misterioso edificio. Pero, desde el año 2012, presumiendo de una gestión más transparente tras los escándalos por el desvío de fondos que dejaron maltrecha la imagen de la Sociedad General de Autores y Editores Española -su afortunada dueña desde hace 60 años-, la institución / fundación ofrece visitas guiadas y gratuitas por el Palacio del banquero, mediante cita previa. Cuando te toque visitarlo... en 2017 (ya que, por lo que se ve, no hay hueco hasta finales de 2016), se abrirán ante ti las tripas del inmueble y podrás contemplar su impresionante jardín, custodiado por 2 galerías acristaladas y 2 grandes columnas de hierro con forma de palmera, que son otras de las joyas imprescindibles y protegidas del singular espacio. Rumbo a la primera planta, sólo hay que dejarse llevar por la imaginación para recrear la vida de la burguesía de principios de siglo XX. La vivienda de lujo contaba con un auditorio con escenario incluido (actual Sala Manuel de Falla), un salón de baile (Sala Valle Inclán), y otra dedicada única y exclusivamente a la orquesta (Sala Buñuel).


   Sin embargo, tanta fiesta y tanto despliegue de medios no duraron demasiado; en 1912, Longoria, arruinado, vendió su palacio por 500.000 pesetas a la compañía Dental Española, presidida por Florestán Aguilar. El famoso dentista (entre otros) de la Familia Real también vivió y trabajó en el palacete hasta que, aunque parezca mentira, el inmueble se le quedó pequeño y, poco después, adquirió la casa colindante de la calle Pelayo para ampliar su consulta. Además, en 1915, como un auténtico mecenas, transformó el antiguo garaje en un estudio para su amigo, el pintor Julio Romero de Torres (1874-1930) -el de la famosa copla de la mujer morena-, ayudando al arte pero echando a perder parte de la obra original del palacio.


   En 1946, la empresa Construcciones Civiles S.A. compró el edificio y, solo un lustro después, lo revendió por 5 millones de pesetas a la SGAE, la institución en defensa de la propiedad intelectual que había nacido en 1899, de la mano del compositor Ruperto Chapí (1851-1909) y el escritor Sinesio Delgado (1859-1928). Desde entonces, se sucedieron varias reformas: las del arquitecto Carlos Arniches -el hijo del autor de los sainetes-, quien dio su toque personal, en 1950; las de Casto Fernández Shaw en 1969; y las de Santiago Fajardo y Ángeles Hernández Rubio, que en 1992 decidieron volver a los orígenes y recuperar los colores y elementos primigenios de un edificio que apenas recordaba como había sido su interior ocultando algunas de sus maravillas arquitectónicas bajo capas y capas de gustos muy dispares y remodelaciones dudosas. En 1996, el Palacio de Longoria fue declarado Bien de Interés Cultural y volvió a lucirse como en su mejor época de bonanza en la que un rico banquero tuvo un capricho: vivir y trabajar rodeado de belleza.


PD (nº1) documental: En el sótano del palacio de Longoria se encuentra el Centro de Documentación y Archivo de la SGAE que guarda la mayor parte de las obras de la entidad que cuenta con más de 10.000 zarzuelas, 2.000 manuscritos originales, 45.000 libretos, 30.000 partituras de música sinfónica, bandas sonoras o música de cámara y otras 40.000 de música comercial.


PD (nº2) “secreta”: Gracias a la visita guiada gratuita y sin reserva del Palacio de Longoria, organizada por la Fundación Arquitectura COAM (también en Facebook y Twitter), con motivo de la XI Semana de la Arquitectura de Madrid, el Jueves 09 de octubre de 2014, Mi Petit Madrid “se coló” en el fabuloso Palacio de Longoria.


                                                   (De Lidia Martín, el 10 de octubre de 2014)


Referencias útiles:
SGAE
PALACiO DE LONGORiA

Calle de Fernando VI, 4
28004 Madrid
913 499 550
M Alonso Martínez / Chueca


Para seguir los pasos (re)creativos de la SGAE, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter; y a la web de la FUNDACiÓN SGAE (también en Facebook y Twitter). Finalmente, si quieres solicitar una visita guiada, rellena el siguiente formulario. La espera merece la pena.

PD nº1: Ilustración by Vireta

PD nº2(Mi Petit) Semana de la Arquitectura también te cuenta la historia del COAM, de la Casa de las Flores y del Palacio de Cristal.


[Volver a Mi Petit Discoteca, Biblioteca, Callejero o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

2018

(Mi Petit) Homenaje a...  

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(14, 15 y 16 de septiembre de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa...

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(27, 28 y 29 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista... 

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en... 

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(20, 21 y 22 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes... 

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(13, 14 y 15 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia... 

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(06, 07 y 08 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail