Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT MES DEL LiBRO: DÁMASO ALONSO,
EL HiJO iNSOMNE DE MADRiD

Mi PETiT MES DEL LiBRO: DÁMASO ALONSO,
EL HiJO iNSOMNE DE MADRiD

Imagen
Imagen

   El 25 de enero de 1990, el que escribió “Insomnio” -uno de los poemas más desgarradores que se hayan escrito sobre la ciudad de Madrid-, dejó viuda al amor de su vida, Eulalia Galavarriato, y a todos los españoles, el mismo día en que se iba a celebrar el 42º aniversario de su ingreso en la Real Academia Española. Murió, en su casa con jardín de la calle Alberto Alcocer, el profesor, el poeta, el pensador, el investigador, el traductor y crítico literario madrileño, Dámaso Alonso, que se había entregado en cuerpo y alma a Las Letras y que había llevado una vida de palabras y renglones, de sentimientos y emociones que, según él, no habían sido nada del otro mundo, pero que, para la mayoría de sus lectores, siguen siendo el mejor universo en el que perderse.


   Dámaso Alonso nació el año del “desastre”, un 22 de octubre, en una casa de la Plaza de San Miguel. Después de estudiar en los Jesuitas, decidió apostar por los estudios de Ingeniería de Caminos. Pero, “gracias” a una grave enfermedad en los ojos, abandonó su (des)propósito y enfiló a las Humanidades. Sí, “gracias” porque, quizás, si la vista no le hubiese fallado, hubiese seguido empecinado en hacer puentes y carreteras y nos habríamos perdido a un intelectual de letras. ¡Y qué letras!


   En 1921, terminó Derecho, Filosofía y Letras y se convirtió en discípulo de Ramón Menéndez Pidal (a quien ayudó a sacar adelante la sección de Filología del Centro de Estudios Históricos). Además, participó hiperactivamente en las actividades de la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde coincidió e entabló amistad con otros grandes artistas y poetas como, Luis Buñuel, Salvador Dalí, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda o Manuel Altolaguirre, con los que acabaría formando la denominada y gloriosa Generación del 27.


   De joven, dicen que Dámaso Alonso era un gordito empollón, muy retraído, prematuramente calvo y superdotado, que remediaba su timidez dándole al codo. Pero no era su única adicción: consumía, de manera frenética, libros (ya se sabe que el papel es absorbente). Buceaba a sus anchas en los archivos y elaboraba sin cesar análisis y estudios. Un ratón de biblioteca en pura regla pero que viajó por el mundo: enseñó en Cambridge y en Oxford; en Stanford (California) y en el Hunter College de Nueva York, donde volvería a coincidir con García Lorca.


   La Guerra (in)civil española le “sorprendió” en Alemania. Al regresar a España, recorrió Barcelona y Valencia, junto con otros intelectuales, y no pudo evitar que el hedor de la contienda y el quebranto de las dos Españas influyeran en su obra. Su pluma comenzó a aborrecer la pureza defendida por Juan Ramón Jiménez y se volvió árida al centrarse en la angustia existencial como núcleo de su obra.


   En 1939, empezó a trabajar en la Universidad de Madrid y, en 1945, gracias a Miguel Asín Palacios, fue propuesto como miembro de la Real Academia. Un ingreso que fue todo menos sencillo porque Franco lo tenía enfilado. Sin embargo, el veto terminó gracias a la intervención de José María Pemán y, el 25 de enero de 1948, el poeta madrileño, cuyo bronceado dependía del voltaje que tuviera en cada momento la luz de su flexo, leyó su discurso de ingreso y pasó a ocupar el Sillón D sin saber que 20 años más tarde -a la muerte de Ramón Menéndez Pidal- sería elegido presidente de la Real Academia.


   En herencia, no nos dejó la perpetuación de su apellido en carne y hueso, sino en tinta y papel con grandes obras de poesía y, por disposición testamentaria, su biblioteca particular, cedida a la Real Academia Española, en 1998, y que contiene aproximadamente 40.000 volúmenes con importantes fondos de filología y literaturas románicas, con el interés añadido de que muchas de las obras tienen anotaciones del propio don Dámaso. Hay, además, manuscritos autógrafos, abundante documentación y una rica correspondencia con escritores e hispanistas de reconocido prestigio. ¡El gran tesoro de un grande de España!


PD nº1: Dámaso Alonso escribió “insomnio” con 45 años, en 1943, poco después de la Guerra Civil española y en plena II Guerra Mundial.


iNSOMNiO


Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).


A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,


y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.


Y paso largas horas gimiendo como el huracán, ladrando como un perro enfurecido, fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.


Y paso largas horas preguntándole a Dios, preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,


por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid,


por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.


Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?


¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día, las tristes azucenas letales de tus noches?


PD nº2: En 1978, obtuvo el Premio Cervantes; en 1927, el Premio Nacional de Literatura; en 1943, el Premio Fastenrath; y, en 1969, el Premio de Ensayo (España). También es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Burdeos, Hamburgo, San Marcos de Lima (Perú), Friburgo, Roma, Oxford, Lisboa, Oviedo y Granada.


PD nº3: Finalmente, en Madrid, existen la Biblioteca Pública Municipal Dámaso Alonso en Chamartín, la Calle Dámaso Alonso en Alcalá, otra en Alcobendas y algún que otro colegio público que lleva su nombre.


PD nº4: Petit selección bibliográfica: “Poemas Puros y Poemillas de la ciudad” (1921), “Hijos de la ira” (1944), “Hombre y Dios” (1959), “Oscura Noticia” (1959) y “Gozos de la Vista” (1981), “La lengua poética de Góngora”(1935), “La poesía de san Juan de la Cruz” (1942), “Poesía española. Ensayo de métodos y límites estilísticos” (1952), “Estudios y ensayos gongorinos” (1955) y “Góngora y el Polifemo” (1960).


                                                                    (De Noemí Z., el 24 abril de 2014)


[Volver a Mi Petit Biblioteca o Blogosfera]

   El 25 de enero de 1990, el que escribió “Insomnio” -uno de los poemas más desgarradores que se hayan escrito sobre la ciudad de Madrid-, dejó viuda al amor de su vida, Eulalia Galavarriato, y a todos los españoles, el mismo día en que se iba a celebrar el 42º aniversario de su ingreso en la Real Academia Española. Murió, en su casa con jardín de la calle Alberto Alcocer, el profesor, el poeta, el pensador, el investigador, el traductor y crítico literario madrileño, Dámaso Alonso, que se había entregado en cuerpo y alma a Las Letras y que había llevado una vida de palabras y renglones, de sentimientos y emociones que, según él, no habían sido nada del otro mundo, pero que, para la mayoría de sus lectores, siguen siendo el mejor universo en el que perderse.


   Dámaso Alonso nació el año del “desastre”, un 22 de octubre, en una casa de la Plaza de San Miguel. Después de estudiar en los Jesuitas, decidió apostar por los estudios de Ingeniería de Caminos. Pero, “gracias” a una grave enfermedad en los ojos, abandonó su (des)propósito y enfiló a las Humanidades. Sí, “gracias” porque, quizás, si la vista no le hubiese fallado, hubiese seguido empecinado en hacer puentes y carreteras y nos habríamos perdido a un intelectual de letras. ¡Y qué letras!


   En 1921, terminó Derecho, Filosofía y Letras y se convirtió en discípulo de Ramón Menéndez Pidal (a quien ayudó a sacar adelante la sección de Filología del Centro de Estudios Históricos). Además, participó hiperactivamente en las actividades de la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde coincidió e entabló amistad con otros grandes artistas y poetas como, Luis Buñuel, Salvador Dalí, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda o Manuel Altolaguirre, con los que acabaría formando la denominada y gloriosa Generación del 27.


   De joven, dicen que Dámaso Alonso era un gordito empollón, muy retraído, prematuramente calvo y superdotado, que remediaba su timidez dándole al codo. Pero no era su única adicción: consumía, de manera frenética, libros (ya se sabe que el papel es absorbente). Buceaba a sus anchas en los archivos y elaboraba sin cesar análisis y estudios. Un ratón de biblioteca en pura regla pero que viajó por el mundo: enseñó en Cambridge y en Oxford; en Stanford (California) y en el Hunter College de Nueva York, donde volvería a coincidir con García Lorca.


   La Guerra (in)civil española le “sorprendió” en Alemania. Al regresar a España, recorrió Barcelona y Valencia, junto con otros intelectuales, y no pudo evitar que el hedor de la contienda y el quebranto de las dos Españas influyeran en su obra. Su pluma comenzó a aborrecer la pureza defendida por Juan Ramón Jiménez y se volvió árida al centrarse en la angustia existencial como núcleo de su obra.


   En 1939, empezó a trabajar en la Universidad de Madrid y, en 1945, gracias a Miguel Asín Palacios, fue propuesto como miembro de la Real Academia. Un ingreso que fue todo menos sencillo porque Franco lo tenía enfilado. Sin embargo, el veto terminó gracias a la intervención de José María Pemán y, el 25 de enero de 1948, el poeta madrileño, cuyo bronceado dependía del voltaje que tuviera en cada momento la luz de su flexo, leyó su discurso de ingreso y pasó a ocupar el Sillón D sin saber que 20 años más tarde -a la muerte de Ramón Menéndez Pidal- sería elegido presidente de la Real Academia.


   En herencia, no nos dejó la perpetuación de su apellido en carne y hueso, sino en tinta y papel con grandes obras de poesía y, por disposición testamentaria, su biblioteca particular, cedida a la Real Academia Española, en 1998, y que contiene aproximadamente 40.000 volúmenes con importantes fondos de filología y literaturas románicas, con el interés añadido de que muchas de las obras tienen anotaciones del propio don Dámaso. Hay, además, manuscritos autógrafos, abundante documentación y una rica correspondencia con escritores e hispanistas de reconocido prestigio. ¡El gran tesoro de un grande de España!


PD nº1: Dámaso Alonso escribió “insomnio” con 45 años, en 1943, poco después de la Guerra Civil española y en plena II Guerra Mundial.


iNSOMNiO


Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).


A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,


y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.


Y paso largas horas gimiendo como el huracán, ladrando como un perro enfurecido, fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.


Y paso largas horas preguntándole a Dios, preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,


por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid,


por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.


Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?


¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día, las tristes azucenas letales de tus noches?


PD nº2: En 1978, obtuvo el Premio Cervantes; en 1927, el Premio Nacional de Literatura; en 1943, el Premio Fastenrath; y, en 1969, el Premio de Ensayo (España). También es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Burdeos, Hamburgo, San Marcos de Lima (Perú), Friburgo, Roma, Oxford, Lisboa, Oviedo y Granada.


PD nº3: Finalmente, en Madrid, existen la Biblioteca Pública Municipal Dámaso Alonso en Chamartín, la Calle Dámaso Alonso en Alcalá, otra en Alcobendas y algún que otro colegio público que lleva su nombre.


PD nº4: Petit selección bibliográfica: “Poemas Puros y Poemillas de la ciudad” (1921), “Hijos de la ira” (1944), “Hombre y Dios” (1959), “Oscura Noticia” (1959) y “Gozos de la Vista” (1981), “La lengua poética de Góngora”(1935), “La poesía de san Juan de la Cruz” (1942), “Poesía española. Ensayo de métodos y límites estilísticos” (1952), “Estudios y ensayos gongorinos” (1955) y “Góngora y el Polifemo” (1960).


                                                                    (De Noemí Z., el 24 abril de 2014)


[Volver a Mi Petit Biblioteca o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

2018

(Mi Petit) Homenaje a...  

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(14, 15 y 16 de septiembre de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa...

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(27, 28 y 29 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista... 

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en... 

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(20, 21 y 22 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes... 

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(13, 14 y 15 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia... 

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(06, 07 y 08 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail