Nuevas Ideas
Comer Beber

(Mi PETiT) HOMENAJE:
EL DíA DE MARTiN LUTHER KiNG

(Mi PETiT) HOMENAJE:
EL DíA DE MARTiN LUTHER KiNG

Imagen
Imagen

   Cada tercer lunes de enero, en EE.UU., se celebra el Día de Martin Luther King desde que, en 1983, el presidente Ronald Reagan marcara en el calendario un festivo en su honor. Sin embargo, hubo que esperar hasta el año 2000 para que todos los estados celebraran, sin rechistar ni malas caras, este más que merecido homenaje. La batalla por la libertad que persiguió este pastor de la iglesia bautista, una de las voces y caras más visibles de la igualdad entre los hombres, es sin duda una lucha larga e incompleta. Pero su peculiar manera de reivindicar los mismos derechos para blancos y negros, mediante la no violencia al más puro estilo Gandhi, se extendió en busca de nuevos objetivos, cada vez más universales y básicos. Luther King (que el pasado 15 de enero habría cumplido 86 años) luchó por la igualdad entre cualquier ser humano, sin importar raza, clase social o condición económica, y gracias a su convincente oratoria y meditados boicots, consiguió desarmar a empresas y empresarios que seguían discriminando a la población por su color de piel. Petit homenaje al hombre que soñó con un mundo mejor.


   Martin Luther King Jr nació en Atlanta en 1929, en un ambiente donde ser negro suponía la exclusión y el rechazo por gran parte de la sociedad. Hijo de un pastor bautista y de la organista de la iglesia, ya de pequeño vio cómo algunos niños blancos le rehuían al tener prohibido jugar con “chicos de color”. No cabe duda de que algo tuvo que fraguarse en su mente en aquellos años porque nunca pararía de estudiar, observar y movilizarse. Después de graduarse en Sociología en una universidad reservada para negros en 1948, se licenció con 22 años en Teología. Dos años después, se casó con Coretta Scott -con la que tendría 4 hijos-, fue nombrado pastor de una iglesia bautista de Montgomery (Alabama) con 25 recién cumplidos, en 1954, y al año siguiente, se doctoró en Filosofía mientras arrancaba el Movimiento por los Derechos Civiles.


   Fue una época difícil. El sur de Estados Unidos sufría como nadie la segregación racial y, en 1955, el ambiente estaba más que caldeado con la muerte en Mississippi de Emmett Till, un adolescente negro de 14 años, que recibió una terrible paliza por silbar a una chica blanca. Su madre quiso mantener el ataúd abierto para dejar a la luz la brutalidad de la tortura y asesinato de su pequeño. Pocos meses después, en Montgomery, una humilde modista “de color”, llamada Rosa Park, se negó a ceder su asiento de autobús a un pasajero blanco y a ocupar la zona trasera reservada para su “raza”. La mujer acabó en la cárcel por conducta desordenada, aumentando el revuelo general, y la indignación de un joven pastor de aquella ciudad llamado Martin Luther King. Fue la chispa de la revolución y King junto a otros líderes de la comunidad negra pidió un boicot a los autobuses Montgomery, que duró más de 1 año. No importaron las recriminaciones, las continuas agresiones físicas y ataques para intentar amedrentarlos - la casa de Martin fue atacada en 1956 con bombas incendiarias-, los 40.000 negros de aquella ciudad se organizaron para no pisar un autobús, e incluso los hubo que llegaron a recorrer hasta 30 km a pie cada día antes de ceder en su lucha. Y, el 13 de noviembre de 1956, la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró ilegal la segregación racial en autobuses, restaurantes, escuelas y lugares públicos.


   Sin embargo, aún tuvo que pasar mucho tiempo para que aquella orden fuese real y efectiva. En 1957, Luther King creó y presidió -hasta su muerte- la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano, un grupo que exigía la igualdad mediante la desobediencia civil pacífica mediante marchas silenciosas, sentadas en lugares claves, masas arrodilladas en zonas prohibidas… El objetivo del pastor era la sorpresa y el caos, a los que, la mayoría de las veces, les seguía irremediablemente la negociación. King siempre apostó por la fuerza de espíritu por encima de la fuerza física. Sabía que los negros solo serían libres el día que se sintieran libres. Era la no violencia o la no existencia. Su pensamiento alcanzó tal extremo que King se hizo vegano, e incluso en una de las muchas manifestaciones que lideró, cuando un grupo de jóvenes “de color” lanzó piedras contra la policía, el pastor pidió el alto y más aún, un día de penitencia para dejar bien claro el error y marcar su única manera posible de lucha.


   Sus acciones y sobre todo sus palabras lo fueron transformando en un líder para unos, y en el peor de los enemigos para otros. En 1958, una mujer -contra pronóstico- negra casi lo mató al apuñarlo acusándole de comunista. En 1961, el FBi empezó a vigilarlo por el mismo motivo, pero la falta de pruebas hizo que tuvieran que tirar de su vida privada, acusándole sin éxito de infidelidad, creando desviaciones donde no había y estando tan cerca de él que fueron, junto a su hijo, los primeros en auxiliarle cuando fue disparado. King también pisó la cárcel, y siempre recibió el apoyo de John Fitzgerald Kennedy, que en más de una ocasión le apoyó públicamente.


   Sus ideas y movimientos fueron contagiando al resto de ciudades del sur, y en 1963, el pastor fue reclamado en Birmingham -conocida como Bombingham por el medio centenar de atentados racistas que tuvieron lugar entre 1945 y 1962-. Martin y sus compañeros idearon una marcha, pero a falta de voluntarios, reclutaron a niños y estudiantes, no sin alguna que otra duda por parte de King y la ferviente crítica del activista Malcolm X -otro de los grandes defensores de los derechos de los afroamericanos, que sin embargo chocó con el pensamiento y maneras del pastor de Montgomery-. Las duras y violentas represiones por parte de los segregacionistas llenaron las portadas de los medios de comunicación que dieron buena cuenta al mundo del terrible racismo que se vivía al sur de los Estados Unidos. Poco después, 2 atentados intentaron acabar sin éxito con la vida de Martin Luther King y la de su hermano. No serían los únicos.


   En junio de 1963, los carteles segregacionistas fueron por fin eliminados y los lugares públicos abiertos a los negros. Fue el cimiento de la Marcha sobre Washington. Aquel 28 de agosto de 1963, cerca de 300.000 personas, en su mayoría negros, se reunieron frente al Capitolio en una de las manifestaciones más imponentes de todos los tiempos. Después de que Bob Dylan junto a Joan Baez deleitara a un público que suspiraba por la libertad real, Martin Luther King pronunció, ante una masa entusiasmada, 4 palabras que hicieron historia, “I have a dream”, que hoy en día siguen siendo una de las mejores lecciones de oratoria de todos los tiempos. King quiso soñar y lo hizo imaginando a sus 4 hijos viviendo en una nación sin ser juzgador por el color de su piel.


   Sin embargo, la supuesta libertad no dejaba de ser eso, un sueño. Y poco después, en 1964, se celebró otra Marcha, esta vez en la ciudad de St. August (Florida). De nuevo, la represión policial ante los estoicos manifestantes, que aguantaron violencia e insultos sin inmutarse, caló en el resto del planeta, y por fin el 2 de julio de 1964, se aprobó la Ley de Derechos Civiles, que prohibía la desigualdad en el registro de votantes y la segregación racial en escuelas, bancos de sangre, trabajo y lugares públicos. Este vez, parecía que iba en serio.


   Unos meses después, el 14 de octubre de 1964, Martin Luther King recibió el Premio Nobel de la Paz. Fue, hasta entonces, el galardonado más joven, aunque su corazón iba acumulando injusticias y kilómetros. Al año siguiente, la protesta no violenta viajó a Selma, Alabama, donde se dio el denominado Bloody Sunday (Domingo sangriento) por la fuerza y radicalidad de los ataques racistas, que una vez más removieron conciencias y lograron que el presidente Lyndon B. Johnson firmara la Ley de Derecho al Voto. King y sus compañeros habían ganado una batalla. 


   Pero, el 04 de abril de 1968, en uno de los casi 10 millones de kilómetros que recorrió durante sus años de contienda, Martin Luther King murió -y con él, el Movimiento por los Derechos Civiles-, durante su discurso de apoyo a la huelga que mantenían los basureros negros de Memphis para lograr mejorar su salario y condiciones. Martin habló una vez más y, en el instante en que pronunció las palabras, tristemente premonitorias, “Precious Lord, take my hand" (Señor, toma mi mano), una bala alcanzó su garganta, dejando sin vida al hombre que supo luchar sin levantar la voz.


   A su funeral acudieron más de 300.000 personas. Los motines y manifestaciones fueron más numerosas y multitudinarias que nunca. Martin Luther King sólo tenía 39 años pero su autopsia reveló que su corazón era como el de un hombre de 60. La lucha por la libertad le había ido robando la vida, mientras él, con su camino en son de paz, fue regalándola al resto de la humanidad.   


PD (nº1) futura: Todas las grabaciones del espionaje que realizó el FBi al pastor mantienen un veto de consulta que caduca en 2027.


PD (nº2) honorífica: En 1977, casi una década después de su muerte, Jimmy Carter le concedió la Medalla Presidencial de la Libertad, la condecoración civil más alta en Estados Unidos -, y en 2004 recibió, también a título póstumo, la Medalla de Oro del Congreso de los EE.UU.


PD (nº3) literaria: Martin Luther King escribió varios libros y reflexiones, desde la cárcel o como testigo de momentos históricos. Destacan: Carta desde la prisión de Birmingham (1963), El clarín de la conciencia (1968), o Por qué no podemos esperar (1964).


PD (nº4) musical: La vida de Martin Luther King ha inspirado algunas de las canciones más sonadas y conocidas del siglo XX: desde “Happy birthday” (1980), de Stevie Wonder, a “Pride (In the name of love)” (1984), de U2, o “Wake up” (1992), de Rage Against the Machine.


PD (nº5) multimedia: Para saberlo todos (en inglés) sobre EL DíA DE MARTiN LUTHER KiNG JR, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


                                                (De Lidia Martín, el 18 de enero de 2016)

PD: Ilustración by freepik (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit Compromiso o Blogosfera]

   Cada tercer lunes de enero, en EE.UU., se celebra el Día de Martin Luther King desde que, en 1983, el presidente Ronald Reagan marcara en el calendario un festivo en su honor. Sin embargo, hubo que esperar hasta el año 2000 para que todos los estados celebraran, sin rechistar ni malas caras, este más que merecido homenaje. La batalla por la libertad que persiguió este pastor de la iglesia bautista, una de las voces y caras más visibles de la igualdad entre los hombres, es sin duda una lucha larga e incompleta. Pero su peculiar manera de reivindicar los mismos derechos para blancos y negros, mediante la no violencia al más puro estilo Gandhi, se extendió en busca de nuevos objetivos, cada vez más universales y básicos. Luther King (que el pasado 15 de enero habría cumplido 86 años) luchó por la igualdad entre cualquier ser humano, sin importar raza, clase social o condición económica, y gracias a su convincente oratoria y meditados boicots, consiguió desarmar a empresas y empresarios que seguían discriminando a la población por su color de piel. Petit homenaje al hombre que soñó con un mundo mejor.


   Martin Luther King Jr nació en Atlanta en 1929, en un ambiente donde ser negro suponía la exclusión y el rechazo por gran parte de la sociedad. Hijo de un pastor bautista y de la organista de la iglesia, ya de pequeño vio cómo algunos niños blancos le rehuían al tener prohibido jugar con “chicos de color”. No cabe duda de que algo tuvo que fraguarse en su mente en aquellos años porque nunca pararía de estudiar, observar y movilizarse. Después de graduarse en Sociología en una universidad reservada para negros en 1948, se licenció con 22 años en Teología. Dos años después, se casó con Coretta Scott -con la que tendría 4 hijos-, fue nombrado pastor de una iglesia bautista de Montgomery (Alabama) con 25 recién cumplidos, en 1954, y al año siguiente, se doctoró en Filosofía mientras arrancaba el Movimiento por los Derechos Civiles.


   Fue una época difícil. El sur de Estados Unidos sufría como nadie la segregación racial y, en 1955, el ambiente estaba más que caldeado con la muerte en Mississippi de Emmett Till, un adolescente negro de 14 años, que recibió una terrible paliza por silbar a una chica blanca. Su madre quiso mantener el ataúd abierto para dejar a la luz la brutalidad de la tortura y asesinato de su pequeño. Pocos meses después, en Montgomery, una humilde modista “de color”, llamada Rosa Park, se negó a ceder su asiento de autobús a un pasajero blanco y a ocupar la zona trasera reservada para su “raza”. La mujer acabó en la cárcel por conducta desordenada, aumentando el revuelo general, y la indignación de un joven pastor de aquella ciudad llamado Martin Luther King. Fue la chispa de la revolución y King junto a otros líderes de la comunidad negra pidió un boicot a los autobuses Montgomery, que duró más de 1 año. No importaron las recriminaciones, las continuas agresiones físicas y ataques para intentar amedrentarlos - la casa de Martin fue atacada en 1956 con bombas incendiarias-, los 40.000 negros de aquella ciudad se organizaron para no pisar un autobús, e incluso los hubo que llegaron a recorrer hasta 30 km a pie cada día antes de ceder en su lucha. Y, el 13 de noviembre de 1956, la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró ilegal la segregación racial en autobuses, restaurantes, escuelas y lugares públicos.


   Sin embargo, aún tuvo que pasar mucho tiempo para que aquella orden fuese real y efectiva. En 1957, Luther King creó y presidió -hasta su muerte- la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano, un grupo que exigía la igualdad mediante la desobediencia civil pacífica mediante marchas silenciosas, sentadas en lugares claves, masas arrodilladas en zonas prohibidas… El objetivo del pastor era la sorpresa y el caos, a los que, la mayoría de las veces, les seguía irremediablemente la negociación. King siempre apostó por la fuerza de espíritu por encima de la fuerza física. Sabía que los negros solo serían libres el día que se sintieran libres. Era la no violencia o la no existencia. Su pensamiento alcanzó tal extremo que King se hizo vegano, e incluso en una de las muchas manifestaciones que lideró, cuando un grupo de jóvenes “de color” lanzó piedras contra la policía, el pastor pidió el alto y más aún, un día de penitencia para dejar bien claro el error y marcar su única manera posible de lucha.


   Sus acciones y sobre todo sus palabras lo fueron transformando en un líder para unos, y en el peor de los enemigos para otros. En 1958, una mujer -contra pronóstico- negra casi lo mató al apuñarlo acusándole de comunista. En 1961, el FBi empezó a vigilarlo por el mismo motivo, pero la falta de pruebas hizo que tuvieran que tirar de su vida privada, acusándole sin éxito de infidelidad, creando desviaciones donde no había y estando tan cerca de él que fueron, junto a su hijo, los primeros en auxiliarle cuando fue disparado. King también pisó la cárcel, y siempre recibió el apoyo de John Fitzgerald Kennedy, que en más de una ocasión le apoyó públicamente.


   Sus ideas y movimientos fueron contagiando al resto de ciudades del sur, y en 1963, el pastor fue reclamado en Birmingham -conocida como Bombingham por el medio centenar de atentados racistas que tuvieron lugar entre 1945 y 1962-. Martin y sus compañeros idearon una marcha, pero a falta de voluntarios, reclutaron a niños y estudiantes, no sin alguna que otra duda por parte de King y la ferviente crítica del activista Malcolm X -otro de los grandes defensores de los derechos de los afroamericanos, que sin embargo chocó con el pensamiento y maneras del pastor de Montgomery-. Las duras y violentas represiones por parte de los segregacionistas llenaron las portadas de los medios de comunicación que dieron buena cuenta al mundo del terrible racismo que se vivía al sur de los Estados Unidos. Poco después, 2 atentados intentaron acabar sin éxito con la vida de Martin Luther King y la de su hermano. No serían los únicos.


   En junio de 1963, los carteles segregacionistas fueron por fin eliminados y los lugares públicos abiertos a los negros. Fue el cimiento de la Marcha sobre Washington. Aquel 28 de agosto de 1963, cerca de 300.000 personas, en su mayoría negros, se reunieron frente al Capitolio en una de las manifestaciones más imponentes de todos los tiempos. Después de que Bob Dylan junto a Joan Baez deleitara a un público que suspiraba por la libertad real, Martin Luther King pronunció, ante una masa entusiasmada, 4 palabras que hicieron historia, “I have a dream”, que hoy en día siguen siendo una de las mejores lecciones de oratoria de todos los tiempos. King quiso soñar y lo hizo imaginando a sus 4 hijos viviendo en una nación sin ser juzgador por el color de su piel.


   Sin embargo, la supuesta libertad no dejaba de ser eso, un sueño. Y poco después, en 1964, se celebró otra Marcha, esta vez en la ciudad de St. August (Florida). De nuevo, la represión policial ante los estoicos manifestantes, que aguantaron violencia e insultos sin inmutarse, caló en el resto del planeta, y por fin el 2 de julio de 1964, se aprobó la Ley de Derechos Civiles, que prohibía la desigualdad en el registro de votantes y la segregación racial en escuelas, bancos de sangre, trabajo y lugares públicos. Este vez, parecía que iba en serio.


   Unos meses después, el 14 de octubre de 1964, Martin Luther King recibió el Premio Nobel de la Paz. Fue, hasta entonces, el galardonado más joven, aunque su corazón iba acumulando injusticias y kilómetros. Al año siguiente, la protesta no violenta viajó a Selma, Alabama, donde se dio el denominado Bloody Sunday (Domingo sangriento) por la fuerza y radicalidad de los ataques racistas, que una vez más removieron conciencias y lograron que el presidente Lyndon B. Johnson firmara la Ley de Derecho al Voto. King y sus compañeros habían ganado una batalla. 


   Pero, el 04 de abril de 1968, en uno de los casi 10 millones de kilómetros que recorrió durante sus años de contienda, Martin Luther King murió -y con él, el Movimiento por los Derechos Civiles-, durante su discurso de apoyo a la huelga que mantenían los basureros negros de Memphis para lograr mejorar su salario y condiciones. Martin habló una vez más y, en el instante en que pronunció las palabras, tristemente premonitorias, “Precious Lord, take my hand" (Señor, toma mi mano), una bala alcanzó su garganta, dejando sin vida al hombre que supo luchar sin levantar la voz.


   A su funeral acudieron más de 300.000 personas. Los motines y manifestaciones fueron más numerosas y multitudinarias que nunca. Martin Luther King sólo tenía 39 años pero su autopsia reveló que su corazón era como el de un hombre de 60. La lucha por la libertad le había ido robando la vida, mientras él, con su camino en son de paz, fue regalándola al resto de la humanidad.   


PD (nº1) futura: Todas las grabaciones del espionaje que realizó el FBi al pastor mantienen un veto de consulta que caduca en 2027.


PD (nº2) honorífica: En 1977, casi una década después de su muerte, Jimmy Carter le concedió la Medalla Presidencial de la Libertad, la condecoración civil más alta en Estados Unidos -, y en 2004 recibió, también a título póstumo, la Medalla de Oro del Congreso de los EE.UU.


PD (nº3) literaria: Martin Luther King escribió varios libros y reflexiones, desde la cárcel o como testigo de momentos históricos. Destacan: Carta desde la prisión de Birmingham (1963), El clarín de la conciencia (1968), o Por qué no podemos esperar (1964).


PD (nº4) musical: La vida de Martin Luther King ha inspirado algunas de las canciones más sonadas y conocidas del siglo XX: desde “Happy birthday” (1980), de Stevie Wonder, a “Pride (In the name of love)” (1984), de U2, o “Wake up” (1992), de Rage Against the Machine.


PD (nº5) multimedia: Para saberlo todos (en inglés) sobre EL DíA DE MARTiN LUTHER KiNG JR, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


                                                (De Lidia Martín, el 18 de enero de 2016)

PD: Ilustración by freepik (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit Compromiso o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

2018

(Mi Petit) Homenaje a...  

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(14, 15 y 16 de septiembre de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa...

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(27, 28 y 29 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista... 

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en... 

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(20, 21 y 22 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes... 

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(13, 14 y 15 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia... 

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(06, 07 y 08 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail