Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT HOMENAJE A
STEPHANE HESSEL

Mi PETiT HOMENAJE A
STEPHANE HESSEL

Imagen
Imagen

   Hoy, Sábado 27 de febrero de 2016, hace 3 años que más de 200 personas se reunieron espontáneamente en la emblemática plaza parisina de la Bastilla para rendir homenaje al escritor y diplomático francés de origen alemán, resistente y superviviente de los campos de concentración, corrector de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y autor de ¡Indignaos!, Stephane Hessel, fallecido de madrugada. (Petit) Homenaje a un indignado universal.


    El 20 de octubre de 1917, en un Berlín puesto en jaque casi mate por los Aliados británicos, franceses y rusos, nació Stephane Hessel, pocos días antes de la Revolución bolchevique de Octubre, en la Rusia de Lenin. Entre penurias y tratados de paz injustos, el hijo del escritor y traductor Franz Hessel y de la periodista Helen Grund creció con su hermano mayor, Ulrich, en la gran casa unifamiliar, cerca del céntrico parque de Tiergarten que la Historia dividiría en dos, en 1961, al dejar caer un telón de acero ideológico en forma de Muro de hormigón armado.


   En 1925, la “familia alemana judía convertida al luteranismo” -como la definió el propio Hessel en su autobiografía Mi baile con el siglo, en 1997-, se instaló en París por amor... y no solo al arte... sin saber que el triángulo amoroso -consentido- formado por su padre y su madre con el escritor francés Henri-Pierre Roché se convertiría, décadas después, en la exitosa novela del ex amante que inspiró, a su vez, la taquillera película de François Truffaut, “Jules et Jim”, en 1962. Durante los varios años de convivencia poco convencional ¿o vanguardista?, bajo el mismo techo, el pequeño Hessel -como buen diplomático en ciernes- entendió rápidamente que lo mejor para todos sería “ser el preferido de cada uno de los tres”. Y como en el París de los años 20, “todo era una fiesta” según Hemingway, la nueva casa “trifamiliar” no tardó en convertirse en un lugar de encuentro (¿explosivo?) donde, entre clases y clases, Stephane desayunaba, comía o cenaba en la mesa de la cocina con Marcel Duchamp, Modigliani, Man Ray, Le Corbusier, Picasso, Calder, André Breton, etc.


   Entre junio de 1933 y de 1939, mientras Hitler asentaba su poder en Alemania, el joven Stephane, sin compromiso político aparente y con un historial académico brillante, entró en la universidad con 16 años, obtuvo la nacionalidad francesa a los 20, acabó sus estudios en ciencias políticas y filosofía, entre Londres y París, y se casó con Vitia, una joven judía rusa, nada más cumplir la mayoría de edad (de 21 años en aquella época). Pero, el 01 de septiembre de 1939, la invasión alemana de Polonia cambiaría el destino de millones de personas marcando los antebrazos de muchos y las conciencias de todos con el sello de la barbarie.


   Movilizado en octubre de 1939, Hessel y sus compañeros de clase estuvieron esperando tranquilamente la llegada de las tropas nazis en la línea Maginot hasta el armisticio del 22 de junio de 1940, firmado entre el mariscal Petain y el canciller Hitler. Indignado por la rendición francesa, consiguió evadirse del campo de prisioneros alemán improvisado para reunirse, en marzo de 1941, con los Franceses Libres liderados por De Gaulle desde Londres. El perfil del joven francés trilingüe encajaba a la perfección con las expectativas de la Oficina Central de información y de Acción del General en exilio que necesitaba “agentes de la sombra”, es decir, oficinistas. Después de organizar numerosas misiones de coordinación de la Resistencia francesa desde la capital británica, por fin le tocó pasar a la acción, y aterrizó en el territorio francés al mando de la misión “Greco”, en marzo de 1944, para implantar emisoras de radio y coordinar la Resistencia con las tropas americanas a punto de desembarcar.


   Traicionado por un compañero torturado por la Gestapo, los SS arrestaron y torturaron al Greco (aka Hessel) en julio, y después de un juicio exprés, le deportaron al campo de concentración de Buchenwald en septiembre. Gracias a la complicidad del médico del campo y de uno de los Kapos, Stephane Hessel “murió” de tifus el 20 octubre de 1944, y recobró vida al intercambiar identidad con el enfermo incurable Michel Boitel. Después de una primera tentativa de evasión fallida, “Boitel” consiguió escaparse durante su traslado al campo de Bergen-Belsen, tirándose del tren en marcha el 04 de abril de 1945, llegó caminando hasta la ciudad de Hannover, liberada por las tropas americanas, y luego, a Paría el 08 de mayo de 1945, y asistió a su liberación en los brazos de su mujer Vitia.


   Para el superviviente de tan solo 27 años de vuelta a la vida y a la rutina, el compromiso político y la militancia institucional para luchar contra la(s) injusticia(s) constituirían su tabla de salvación, y la indignación moral, su característica fundamental y su motor vital contra la indiferencia. Hessel se sacó las oposiciones de diplomático, pero de camino a China -su primer destino- via Nueva York, su “padrastro” le presentó al secretario general de la recién nacida ONU que le contrató inmediatamente como jefe de departamento de los Asuntos Sociales; lo que le llevaría, por su calidad de políglota, a supervisar la buena redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (y no a redactarla como se suele decir a pesar suyo).


   Gracias a sus 40 años de carrera diplomática, como agregado o embajador de Francia, Hessel vivió de cerca los conflictos que marcaron el siglo XX (como la guerra de Indochina y la descolonización de los países de África). Y a partir de los denominados “años Mitterrand”, el ahora joven e incansable jubilado seguiría luchando a favor de la causa palestina y del consenso europeo y en contra de la pobreza y del subdesarrollo hasta el final de su vida. Prueba de ello: la creación en 2002, junto con Edgar Morin, Michel Rocard y Sacha Goldman, del Collegium internacional ético, político y científico (con sede en nueva York y en Bruselas) que anunció la crisis financiera de los últimos años y que preconizó “una gobernación mundial solidaria y responsable”, pero que no tuvo ninguna repercusión en la prensa y, por (no) rebote, en la opinión pública, a pesar de sus prestigiosos miembros cada vez más numerosos e implicados. 


   Pero, en 2009, cuando Hessel exclamó “¡La indignación es el motor de la resistencia!” en el documental “Walter, vuelta a la Resistencia”, de Gilles Perret que indagaba sobre si “Resistir es un verbo que cabe conjugar en presente”, el resistente nonagenario sembró la primera semilla de la “resistencia ciudadana” que dos editores independientes franceses regarían durante una larga entrevista, realizada entre enero y febrero de 2010, a Hessel. Entre los 3, transcribieron y adaptaron las conversaciones grabadas y, el 20 de octubre de 2010, ¡Indignaos! salió a la venta en una Francia parada por las manifestaciones contra las reformas de las pensiones y del sistema educativo. El éxito fue inmediato y rotundo. En pocos días, se agotó la primera edición de 8.000 ejemplares y, en enero de 2011, las ventas del manifiesto de 28 páginas indignadas superaron el millón de ejemplares. Las traducciones se multiplicaron a ritmo de “Primavera árabe”, revueltas griegas y movimientos contra el capitalismo financiero, desde el 15M en Madrid a Occupy Wall Street en Nueva York.


   Desde entonces, si el opúsculo indignado de Stephane Hessel ha dado la vuelta al mundo y 10.000 más a su puñado de dirigentes, el mensaje esperanzador del luchador humanista sigue siendo de actualidad:


   “A los hombres y a las mujeres que harán el siglo XXI, les decimos, con afecto:


                    “CREAR ES RESiSTiR,
                     RESiSTiR ES CREAR”


                                                 (De Charo & Flo, el 27 de febrero de 2016)


[Volver a Mi Petit CompromisoCallejero o Blogosfera]

   Hoy, Sábado 27 de febrero de 2016, hace 3 años que más de 200 personas se reunieron espontáneamente en la emblemática plaza parisina de la Bastilla para rendir homenaje al escritor y diplomático francés de origen alemán, resistente y superviviente de los campos de concentración, corrector de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y autor de ¡Indignaos!, Stephane Hessel, fallecido de madrugada. (Petit) Homenaje a un indignado universal.


    El 20 de octubre de 1917, en un Berlín puesto en jaque casi mate por los Aliados británicos, franceses y rusos, nació Stephane Hessel, pocos días antes de la Revolución bolchevique de Octubre, en la Rusia de Lenin. Entre penurias y tratados de paz injustos, el hijo del escritor y traductor Franz Hessel y de la periodista Helen Grund creció con su hermano mayor, Ulrich, en la gran casa unifamiliar, cerca del céntrico parque de Tiergarten que la Historia dividiría en dos, en 1961, al dejar caer un telón de acero ideológico en forma de Muro de hormigón armado.


   En 1925, la “familia alemana judía convertida al luteranismo” -como la definió el propio Hessel en su autobiografía Mi baile con el siglo, en 1997-, se instaló en París por amor... y no solo al arte... sin saber que el triángulo amoroso -consentido- formado por su padre y su madre con el escritor francés Henri-Pierre Roché se convertiría, décadas después, en la exitosa novela del ex amante que inspiró, a su vez, la taquillera película de François Truffaut, “Jules et Jim”, en 1962. Durante los varios años de convivencia poco convencional ¿o vanguardista?, bajo el mismo techo, el pequeño Hessel -como buen diplomático en ciernes- entendió rápidamente que lo mejor para todos sería “ser el preferido de cada uno de los tres”. Y como en el París de los años 20, “todo era una fiesta” según Hemingway, la nueva casa “trifamiliar” no tardó en convertirse en un lugar de encuentro (¿explosivo?) donde, entre clases y clases, Stephane desayunaba, comía o cenaba en la mesa de la cocina con Marcel Duchamp, Modigliani, Man Ray, Le Corbusier, Picasso, Calder, André Breton, etc.


   Entre junio de 1933 y de 1939, mientras Hitler asentaba su poder en Alemania, el joven Stephane, sin compromiso político aparente y con un historial académico brillante, entró en la universidad con 16 años, obtuvo la nacionalidad francesa a los 20, acabó sus estudios en ciencias políticas y filosofía, entre Londres y París, y se casó con Vitia, una joven judía rusa, nada más cumplir la mayoría de edad (de 21 años en aquella época). Pero, el 01 de septiembre de 1939, la invasión alemana de Polonia cambiaría el destino de millones de personas marcando los antebrazos de muchos y las conciencias de todos con el sello de la barbarie.


   Movilizado en octubre de 1939, Hessel y sus compañeros de clase estuvieron esperando tranquilamente la llegada de las tropas nazis en la línea Maginot hasta el armisticio del 22 de junio de 1940, firmado entre el mariscal Petain y el canciller Hitler. Indignado por la rendición francesa, consiguió evadirse del campo de prisioneros alemán improvisado para reunirse, en marzo de 1941, con los Franceses Libres liderados por De Gaulle desde Londres. El perfil del joven francés trilingüe encajaba a la perfección con las expectativas de la Oficina Central de información y de Acción del General en exilio que necesitaba “agentes de la sombra”, es decir, oficinistas. Después de organizar numerosas misiones de coordinación de la Resistencia francesa desde la capital británica, por fin le tocó pasar a la acción, y aterrizó en el territorio francés al mando de la misión “Greco”, en marzo de 1944, para implantar emisoras de radio y coordinar la Resistencia con las tropas americanas a punto de desembarcar.


   Traicionado por un compañero torturado por la Gestapo, los SS arrestaron y torturaron al Greco (aka Hessel) en julio, y después de un juicio exprés, le deportaron al campo de concentración de Buchenwald en septiembre. Gracias a la complicidad del médico del campo y de uno de los Kapos, Stephane Hessel “murió” de tifus el 20 octubre de 1944, y recobró vida al intercambiar identidad con el enfermo incurable Michel Boitel. Después de una primera tentativa de evasión fallida, “Boitel” consiguió escaparse durante su traslado al campo de Bergen-Belsen, tirándose del tren en marcha el 04 de abril de 1945, llegó caminando hasta la ciudad de Hannover, liberada por las tropas americanas, y luego, a Paría el 08 de mayo de 1945, y asistió a su liberación en los brazos de su mujer Vitia.


   Para el superviviente de tan solo 27 años de vuelta a la vida y a la rutina, el compromiso político y la militancia institucional para luchar contra la(s) injusticia(s) constituirían su tabla de salvación, y la indignación moral, su característica fundamental y su motor vital contra la indiferencia. Hessel se sacó las oposiciones de diplomático, pero de camino a China -su primer destino- via Nueva York, su “padrastro” le presentó al secretario general de la recién nacida ONU que le contrató inmediatamente como jefe de departamento de los Asuntos Sociales; lo que le llevaría, por su calidad de políglota, a supervisar la buena redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (y no a redactarla como se suele decir a pesar suyo).


   Gracias a sus 40 años de carrera diplomática, como agregado o embajador de Francia, Hessel vivió de cerca los conflictos que marcaron el siglo XX (como la guerra de Indochina y la descolonización de los países de África). Y a partir de los denominados “años Mitterrand”, el ahora joven e incansable jubilado seguiría luchando a favor de la causa palestina y del consenso europeo y en contra de la pobreza y del subdesarrollo hasta el final de su vida. Prueba de ello: la creación en 2002, junto con Edgar Morin, Michel Rocard y Sacha Goldman, del Collegium internacional ético, político y científico (con sede en nueva York y en Bruselas) que anunció la crisis financiera de los últimos años y que preconizó “una gobernación mundial solidaria y responsable”, pero que no tuvo ninguna repercusión en la prensa y, por (no) rebote, en la opinión pública, a pesar de sus prestigiosos miembros cada vez más numerosos e implicados. 


   Pero, en 2009, cuando Hessel exclamó “¡La indignación es el motor de la resistencia!” en el documental “Walter, vuelta a la Resistencia”, de Gilles Perret que indagaba sobre si “Resistir es un verbo que cabe conjugar en presente”, el resistente nonagenario sembró la primera semilla de la “resistencia ciudadana” que dos editores independientes franceses regarían durante una larga entrevista, realizada entre enero y febrero de 2010, a Hessel. Entre los 3, transcribieron y adaptaron las conversaciones grabadas y, el 20 de octubre de 2010, ¡Indignaos! salió a la venta en una Francia parada por las manifestaciones contra las reformas de las pensiones y del sistema educativo. El éxito fue inmediato y rotundo. En pocos días, se agotó la primera edición de 8.000 ejemplares y, en enero de 2011, las ventas del manifiesto de 28 páginas indignadas superaron el millón de ejemplares. Las traducciones se multiplicaron a ritmo de “Primavera árabe”, revueltas griegas y movimientos contra el capitalismo financiero, desde el 15M en Madrid a Occupy Wall Street en Nueva York.


   Desde entonces, si el opúsculo indignado de Stephane Hessel ha dado la vuelta al mundo y 10.000 más a su puñado de dirigentes, el mensaje esperanzador del luchador humanista sigue siendo de actualidad:


   “A los hombres y a las mujeres que harán el siglo XXI, les decimos, con afecto:


                    “CREAR ES RESiSTiR,
                     RESiSTiR ES CREAR”


                                                 (De Charo & Flo, el 27 de febrero de 2016)


[Volver a Mi Petit CompromisoCallejero o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

2018

(Mi Petit) Homenaje a...  

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(14, 15 y 16 de septiembre de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa...

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(27, 28 y 29 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista... 

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en... 

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(20, 21 y 22 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes... 

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(13, 14 y 15 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia... 

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(06, 07 y 08 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail