Nuevas Ideas
Comer Beber

(Mi PETiT) HOMENAJE A…
MARíA MOLiNER

(Mi PETiT) HOMENAJE A…
MARíA MOLiNER

Imagen
Imagen

   Tal día como hoy, hace 116 años, nació hace María Moliner, autora del Diccionario de Uso del Español, obra fundamental para todos aquellos profesionales que hacen de las palabras su modo de vida, y fruto de la entrega, el tesón y la necesidad intelectual no de un grupo multidisciplinar de filólogos y científicos, sino de una única mujer. (Petit) Homenaje a una bibliotecaria aragonesa de nacimiento y madrileña de adopción, que supo hacer frente con elegancia y carisma a todos los académicos de la RAE, que no le permitieron, en ningún momento de su vida, ocupar uno de sus varoniles sillones…

   María Juan Moliner Ruiz nació el 30 de marzo de 1900 (poco después de su hermano mayor Enrique), en Paniza, un pueblo de la provincia de Zaragoza, en el seno de un matrimonio de clase media (el padre era médico rural y la familia materna poseía algunas tierras), preocupado por darles una buena educación. Entonces, justo antes de nacer Matilde (cuando María apenas había cumplido tres años), la familia se trasladó a Madrid, donde los pequeños cursaron estudios en la Institución Libre de Enseñanza. María siempre recordaría con cariño aquellos años, y en especial, la influencia que tuvo su primer profesor, don Américo Castro,  que despertó su interés por las letras y la gramática; pero en 1914, su progenitor decidió marchar a Argentina, donde ya había viajado anteriormente, pero esa vez, prefirió no regresar, y a su mujer, sola junto a sus tres hijos adolescentes y sin los ingresos del cabeza de familia, no le quedó otra que dejar Madrid y volver a Zaragoza. Aquellos fueron años fueron difíciles para la familia, que pudo salir adelante gracias al sueldo de profesora particular de latín, matemáticas e historia de la aplicada hija mediana.


   En 1918, María consiguió finalizar el bachillerato, y enseguida comenzó a formarse como lexicógrafa y filóloga en el Estudio de Filología de Aragón, donde colaboró en la realización del Diccionario aragonés. En 1921, se licenció en la especialidad de Historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, con las mejores notas, e incluso, con un Premio Extraordinario. Al año siguiente, obtuvo una plaza en el cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, y fue destinada a Simancas, donde no vivió mucho tiempo, pues al poco tiempo fue redestinada a Murcia. En tierras levantinas conoció a quien sería su marido, Fernando Ramón Ferrando, un joven catedrático de Física con el que además de atracción compartían ideas políticas (de izquierdas).


   Es muy probable que aquellos años fueran los más felices en la vida de María Moliner, tanto en el campo personal (entre Murcia y Valencia nacieron sus 4 hijos de los que siempre se sintió muy orgullosa) como profesional, con una carrera en continuo ascenso y una fructífera actividad intelectual. Durante aquella época, María escribiría numerosos textos, pertenecería a equipos de estudio para la organización estatal, se convertiría en la primera mujer en dar clases en la Universidad de Murcia, presidiría la biblioteca de la Universidad de Valencia, y tendría la oportunidad de participar activamente en las Misiones Pedagógicas que organizaba la Segunda República, cuyo espíritu y sentido iluminaron el alma y la mente de la Bibliotecaria. Uno de los proyectos en los que más se esforzó fue en la organización de las bibliotecas rurales ya que María Moliner confiaba en el poder de la cultura como vehículo para la regeneración de la sociedad.


   Pero la Guerra (in)Civil truncó la vida y esperanza de muchos españoles. Si una gran parte de los supervivientes no simpatizantes de la dictadura de Franco se fueron de España, aquellos que se quedaron sufrieron un “exilio interior”, como lo denomina con acierto Inma de la Fuente, autora de la biografía de María Moliner. La bibliotecaria y su marido sobrevivieron, pero al terminar la guerra, sobrellevaron represalias políticas que se tradujeron en suspensión de empleo y sueldo para él, y en un nuevo destino para ella en el archivo de Hacienda de Valencia, bajando 18 niveles en el escalafón del cuerpo… hasta que, en 1946, la familia pudo regresar a Madrid. Ferrando fue rehabilitado como catedrático de Física en la Universidad de Salamanca, y María se incorporó a la Biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, de la que acabó siendo directora hasta su jubilación en 1971.


   En esa España franquista que no se lo ponía nada fácil a las mujeres con una vocación profesional, María Moliner pasó sus días en Madrid separada de su marido, en una época terriblemente gris, a cargo de cuatro hijos y con una ambición intelectual imposible de contener. Entonces, cuando un día de 1952, su hijo Fernando le trajo de París el Learner’s Dictionary of Current English de A. S. Hornby (1948), María decidió ocupar sus tardes libres en la realización del proyecto más importante de toda su carrera: un diccionario de uso del español, que pasaría a la historia como el “Diccionario María Moliner”. Y en 1955, gracias a Dámaso Alonso quien medió entre la autora y la editorial Gredos, María firmó un contrato para la futura publicación, que se alargó durante siete años de ardua tarea de edición tipográfica.


   El diccionario de María Moliner no es un diccionario enciclopédico al uso, según la propia autora indica en la presentación de la obra: "La denominación «de uso» aplicada a este diccionario significa que constituye un instrumento para guiar en el uso del español [...] trayendo todos los recursos de que el idioma dispone". Pese a la perfección y carácter monumental de su obra y su intachable rigor intelectual, María Moliner nunca fue admitida dentro de la Real Academia de la Lengua. Estuvo cerca una vez, en el año 1972, pero le quitó el sillón el filósofo Emilio Alarcos Llorach, lo que llevó a María a declarar en el Heraldo de Aragón: “Si ese diccionario lo hubiera escrito un hombre, diría: “¡Pero, y ese hombre, cómo no está en la Academia!”. Resumiendo, el apolillado prejuicio de género de la época, sumado también al hecho de que su diccionario cuestionaba al de la RAE, la alejó para siempre del sillón académico. Entonces, cuando en 1979 Carmen Conde entró en la Academia con el orgulloso título de ser la primera mujer admitida en ella, la poetisa no dudó en destacar que ocuparía el puesto que debía haber ocupado María Moliner.


   Durante los últimos años de su vida, María vivió prácticamente recluida en su casa de la calle Santa Engracia, disfrutando de las cosas más cotidianas y cuidando de su marido, que se había quedado ciego. Tras la muerte de Fernando en 1974, una profunda tristeza y una arterioesclerosis cerebral le fueron retirando de toda vida intelectual, y murió el 22 de enero de 1981, rodeada de sus hijos y nietos.


   María Moliner es sin duda una buena representante del modelo de mujer del siglo XX al que le debemos tanto las mujeres del siglo XXI: pionera universitaria, que destacó por una forma de ser altamente generosa hacia los demás, inteligente, testaruda, valiente y de fuertes convicciones morales. No sin razón, en Madrid, tres colegios públicos, un instituto y una biblioteca municipal llevan su nombre.


                                                (De María Glück, el 30 de marzo de 2016)


[Volver a Mi Petit BibliotecaCallejero o Blogosfera]

   Tal día como hoy, hace 116 años, nació hace María Moliner, autora del Diccionario de Uso del Español, obra fundamental para todos aquellos profesionales que hacen de las palabras su modo de vida, y fruto de la entrega, el tesón y la necesidad intelectual no de un grupo multidisciplinar de filólogos y científicos, sino de una única mujer. (Petit) Homenaje a una bibliotecaria aragonesa de nacimiento y madrileña de adopción, que supo hacer frente con elegancia y carisma a todos los académicos de la RAE, que no le permitieron, en ningún momento de su vida, ocupar uno de sus varoniles sillones…

   María Juan Moliner Ruiz nació el 30 de marzo de 1900 (poco después de su hermano mayor Enrique), en Paniza, un pueblo de la provincia de Zaragoza, en el seno de un matrimonio de clase media (el padre era médico rural y la familia materna poseía algunas tierras), preocupado por darles una buena educación. Entonces, justo antes de nacer Matilde (cuando María apenas había cumplido tres años), la familia se trasladó a Madrid, donde los pequeños cursaron estudios en la Institución Libre de Enseñanza. María siempre recordaría con cariño aquellos años, y en especial, la influencia que tuvo su primer profesor, don Américo Castro,  que despertó su interés por las letras y la gramática; pero en 1914, su progenitor decidió marchar a Argentina, donde ya había viajado anteriormente, pero esa vez, prefirió no regresar, y a su mujer, sola junto a sus tres hijos adolescentes y sin los ingresos del cabeza de familia, no le quedó otra que dejar Madrid y volver a Zaragoza. Aquellos fueron años fueron difíciles para la familia, que pudo salir adelante gracias al sueldo de profesora particular de latín, matemáticas e historia de la aplicada hija mediana.


   En 1918, María consiguió finalizar el bachillerato, y enseguida comenzó a formarse como lexicógrafa y filóloga en el Estudio de Filología de Aragón, donde colaboró en la realización del Diccionario aragonés. En 1921, se licenció en la especialidad de Historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, con las mejores notas, e incluso, con un Premio Extraordinario. Al año siguiente, obtuvo una plaza en el cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, y fue destinada a Simancas, donde no vivió mucho tiempo, pues al poco tiempo fue redestinada a Murcia. En tierras levantinas conoció a quien sería su marido, Fernando Ramón Ferrando, un joven catedrático de Física con el que además de atracción compartían ideas políticas (de izquierdas).


   Es muy probable que aquellos años fueran los más felices en la vida de María Moliner, tanto en el campo personal (entre Murcia y Valencia nacieron sus 4 hijos de los que siempre se sintió muy orgullosa) como profesional, con una carrera en continuo ascenso y una fructífera actividad intelectual. Durante aquella época, María escribiría numerosos textos, pertenecería a equipos de estudio para la organización estatal, se convertiría en la primera mujer en dar clases en la Universidad de Murcia, presidiría la biblioteca de la Universidad de Valencia, y tendría la oportunidad de participar activamente en las Misiones Pedagógicas que organizaba la Segunda República, cuyo espíritu y sentido iluminaron el alma y la mente de la Bibliotecaria. Uno de los proyectos en los que más se esforzó fue en la organización de las bibliotecas rurales ya que María Moliner confiaba en el poder de la cultura como vehículo para la regeneración de la sociedad.


   Pero la Guerra (in)Civil truncó la vida y esperanza de muchos españoles. Si una gran parte de los supervivientes no simpatizantes de la dictadura de Franco se fueron de España, aquellos que se quedaron sufrieron un “exilio interior”, como lo denomina con acierto Inma de la Fuente, autora de la biografía de María Moliner. La bibliotecaria y su marido sobrevivieron, pero al terminar la guerra, sobrellevaron represalias políticas que se tradujeron en suspensión de empleo y sueldo para él, y en un nuevo destino para ella en el archivo de Hacienda de Valencia, bajando 18 niveles en el escalafón del cuerpo… hasta que, en 1946, la familia pudo regresar a Madrid. Ferrando fue rehabilitado como catedrático de Física en la Universidad de Salamanca, y María se incorporó a la Biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, de la que acabó siendo directora hasta su jubilación en 1971.


   En esa España franquista que no se lo ponía nada fácil a las mujeres con una vocación profesional, María Moliner pasó sus días en Madrid separada de su marido, en una época terriblemente gris, a cargo de cuatro hijos y con una ambición intelectual imposible de contener. Entonces, cuando un día de 1952, su hijo Fernando le trajo de París el Learner’s Dictionary of Current English de A. S. Hornby (1948), María decidió ocupar sus tardes libres en la realización del proyecto más importante de toda su carrera: un diccionario de uso del español, que pasaría a la historia como el “Diccionario María Moliner”. Y en 1955, gracias a Dámaso Alonso quien medió entre la autora y la editorial Gredos, María firmó un contrato para la futura publicación, que se alargó durante siete años de ardua tarea de edición tipográfica.


   El diccionario de María Moliner no es un diccionario enciclopédico al uso, según la propia autora indica en la presentación de la obra: "La denominación «de uso» aplicada a este diccionario significa que constituye un instrumento para guiar en el uso del español [...] trayendo todos los recursos de que el idioma dispone". Pese a la perfección y carácter monumental de su obra y su intachable rigor intelectual, María Moliner nunca fue admitida dentro de la Real Academia de la Lengua. Estuvo cerca una vez, en el año 1972, pero le quitó el sillón el filósofo Emilio Alarcos Llorach, lo que llevó a María a declarar en el Heraldo de Aragón: “Si ese diccionario lo hubiera escrito un hombre, diría: “¡Pero, y ese hombre, cómo no está en la Academia!”. Resumiendo, el apolillado prejuicio de género de la época, sumado también al hecho de que su diccionario cuestionaba al de la RAE, la alejó para siempre del sillón académico. Entonces, cuando en 1979 Carmen Conde entró en la Academia con el orgulloso título de ser la primera mujer admitida en ella, la poetisa no dudó en destacar que ocuparía el puesto que debía haber ocupado María Moliner.


   Durante los últimos años de su vida, María vivió prácticamente recluida en su casa de la calle Santa Engracia, disfrutando de las cosas más cotidianas y cuidando de su marido, que se había quedado ciego. Tras la muerte de Fernando en 1974, una profunda tristeza y una arterioesclerosis cerebral le fueron retirando de toda vida intelectual, y murió el 22 de enero de 1981, rodeada de sus hijos y nietos.


   María Moliner es sin duda una buena representante del modelo de mujer del siglo XX al que le debemos tanto las mujeres del siglo XXI: pionera universitaria, que destacó por una forma de ser altamente generosa hacia los demás, inteligente, testaruda, valiente y de fuertes convicciones morales. No sin razón, en Madrid, tres colegios públicos, un instituto y una biblioteca municipal llevan su nombre.


                                                (De María Glück, el 30 de marzo de 2016)


[Volver a Mi Petit BibliotecaCallejero o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

2018

(Mi Petit) Homenaje a...  

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(14, 15 y 16 de septiembre de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa...

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(27, 28 y 29 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista... 

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en... 

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(20, 21 y 22 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes... 

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(13, 14 y 15 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia... 

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(06, 07 y 08 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail