Nuevas Ideas
Comer Beber

DETRÁS DE LA FACHADA (nº64):
EL MONTE DE PiEDAD DE MADRiD (I)

DETRÁS DE LA FACHADA (nº64):
EL MONTE DE PiEDAD DE MADRiD (I)

Imagen
Imagen

   Hoy, Jueves 03 de diciembre de 2015, el Monte de Piedad de Madrid cumple 313 años. Es el pretexto ideal para repasar la historia de una de las instituciones benéficas más antiguas del mundo y la más importante de Europa (en cuanto a volumen de operaciones).


   Los Montes de Piedad nacieron en Italia, a finales del siglo XV, de la mano y bolsillo de los franciscanos, como alternativa a la usura cada vez más abusiva, para permitir a los más necesitados obtener dinero en metálico y sin intereses, a cambio del empeño de sus pertenencias. Pero dichos “montes” no tardaron en tener un problema de liquidez, y a principios del siglo XVI, empezaron a cobrar intereses. La iglesia Católica que, hasta ese momento, no había mostrado ningún interés por la actividad de los montes franciscanos, condenó al minuto ese modelo arcaico de préstamos prendarios hasta que comprendió, varias décadas después, el carácter benéfico y el potencial ideológico de la institución. Después de su reconocimiento oficial, durante el Concilio de Trento (1545-1563), los Montes de Piedad cruzaron, primero, las fronteras italianas, y al poco tiempo, el charco para imponerse como (casi) monopolio prestamista tanto en el Viejo como en el Nuevo Continente (donde hoy en día sigue siendo una vía honorable de obtener dinero a bajo coste).


   En España, los primeros Montes de piedad aparecieron a mediados del siglo XVI, con las denominadas “Arcas de Misericordia” rurales (que realizaban préstamos en especie en época de siembra); y se generalizaron a lo largo del siglo XVII, gracias al patrocinio real. En ese propicio contexto, el 03 de diciembre de 1702 (Día de San Francisco Javier), Francisco Piquer Rodilla, capellán del Monasterio de las Descalzas Reales, fundó el Monte Piedad de Madrid en el cuarto que ocupaba en el Hospital de la Misericordia (construido en el actual solar del Corte Inglés, gracias a las donaciones de Juana de Portugal), con el fin de conceder préstamos gratuitos, garantizados con la ropa y/o joyas empeñadas por los más necesitados. El simbólico “real de plata”, depositado por Piquer en el acto fundacional del Monte, no tardaría en multiplicarse “gracias a la devoción popular”, es decir, mediante la aportación de donaciones de partes de depositantes, como por ejemplo Juan Martínez Vayo, tesorero de la Catedral de Teruel, entre muchos otros, que sirvieron para respaldar los primeros préstamos.


   Cinco años más tarde, en 1709, el sacerdote aragonés presentó los estatutos de su institución benéfica (redactados sobre la base de los del Monte de Piedad de Roma), al Cardenal Portocarrero, para oficializar su actividad prestamista. En 1713, recibió la necesaria protección de Felipe V, y en 1724, frente a la creciente demanda, el rey le concedió la casa que había comprado a María de Pisa (viuda del Tesorero Real de Carlos I, Alonso Gutiérrez), situada en la misma plaza del Convento, para convertirla en la sede del denominado Santo y Real Monte de Piedad de las Benditas Ánimas del Purgatorio, donde un paso elevado unía (por lo menos) desde 1656 la casa del piadoso tesorero con dicho convento. Colindante con el Monasterio de San Martín, situado a su vez al lado del palacio del Marqués de Villena, dicha casa tenía una impresionante portada renacentista, presidida por el escudo de armas del Tesorero, que antes de morir había mandado construir una capilla en la iglesia de San Martín para el enterramiento de su familia numerosa. Hoy en día, solo se conserva (aunque en otro lugar que su ubicación original) la que fuera Portada (barroca) del palacio del Marqués de Villena, realizada en 1733 por Pedro de Ribera, y que pasaría a ser la de la Capilla del Monte de Piedad, en 1922, después de una lamentable reforma.


   La influencia de las Descalzas Reales en el Monte de Piedad de Madrid se plasmó, sobre todo, en la vertiente espiritual como lo demuestra la labor de Francisco, cuya acción siempre fue estrechamente vinculada al “alivio de las penas de las ánimas”: “Los objetivos y necesidades de la Institución se convirtieron en los objetivos y necesidades de Piquer, que veía en el Monte algo más que una Institución crediticia. Más allá de socorrer las necesidades del pobre o los apuros del rico, y de combatir la usura, Piquer trabajaba por las Benditas Ánimas del Purgatorio” (1). Entonces, cuando el padre Piquer falleció en 1739, la obra quedó huérfana, sin una figura que velara por sus intereses, a pesar de los esfuerzos de sus sobrinos y sucesores en el cargo de Administrador del Monte.


   Habría que esperar hasta 1833, cuando Fernando VII se llevó a la tumba el absolutismo reinante dejando la puerta abierta a ideas novedosas que las cabezas pensantes ilustradas, de vuelta del exilio, trajeron a España desde Inglaterra. Paralelamente a la idea piadosa de ayudar a las clases sociales más humildes, castigadas por la Guerra de Independencia (1808-18014) y, más tarde, por la Primera Guerra Carlista (1833-1840), se integró la idea protestante de fomentar el ahorro de las clases trabajadoras remunerando los depósitos realizados, y a partir de 1836, de cobrar módicos intereses en caso de préstamos (como los Pósitos municipales, pero en lugar de cereales, se prestaría Reales) bajo el pretexto real de costear los gastos administrativos y asegurar la supervivencia del Monte.


   Paralelamente, gracias a la aportación de Joaquín Vizcaíno, Marqués viudo de Pontejos (cuya estatua también adorna la plaza de las Descalzas), el 25 de octubre de 1838, nació la primera Caja de Ahorros del país (que se llamaría más tarde Caja Madrid a secas) como entidad independiente del Monte de Piedad de Madrid. Sin embargo, el 22 de abril de 1869, volvieron a unir sus fuerzas financieras para formar una sola institución. La fusión aceleró la búsqueda de una nueva sede capaz de hacer frente a las crecientes necesidades del pueblo -cada vez menos- llano. Y los arquitectos, Fernando Arbós y Tremanti y José María Aguilar, que ganaron el concurso convocado para la ocasión, no solo se encargaron de la construcción de la Casa de las Alhajas, entre 1870 y 1875, sino también de la de dos nuevas sucursales, a partir de 1909, en las entonces afueras de la Villa para facilitar su acceso al público: una al norte, en la calle de Eloy Gonzalo, y otra al sur, en la Ronda de Valencia (que se reconvertiría en el espacio cultural La Casa Encendida, en 2002, para dar la bienvenido al nuevo milenio).


   A partir de la década (¿prodigiosa o gloriosa?) de los 70, la Caja de Ahorros y el Monte Piedad de Madrid (su denominación oficial hasta aquel momento) inició la modernización de la entidad creando varias ramificaciones e instituciones independientes, para diversificar sus actividades financieras (como Caja Madrid -a secas- y el Banco Financiero y de Ahorros, que se convertiría en el mayor accionista de Bankia de 2011 a 2014) y proyectos sociales (como, por ejemplo, la Fundación Caja Madrid y la Obra social Caja Madrid hasta 2014).


   Hoy en día, el Monte de Piedad de Madrid, cuya gestión se ocupa la Fundación Montemadrid (en estrecha colaboración con el Banco Santander desde 2014), está recuperando el protagonismo que había perdido en parte tras la crisis financiera de las cajas españolas en 2008, gracias a su expansión por España con la apertura de una sucursal en Móstoles, y próximamente, en otras localidades. Al conceder a un interés bajo préstamos a cambio del depósito de joyas, se ha convertido en un recurso atractivo en momentos puntuales de necesidad de financiación.


PD (nº1) léxica: El nombre “Monte de Piedad” no hace referencia a una montaña sino a una confusa traducción de la palabra italiana “monte” (del latín “mons”), que podría traducirse por “importe” o “crédito” de “piedad” (universalmente reconocible, en cambio).


PD (nº2) descalza: Hoy en día, la Fundación Montemadrid hace una donación anual al Convento, y a cambio, las monjas rezan todos los días por el Monte de Piedad.


PD (nº3) cumpleañera: Hoy, Jueves 03 de diciembre de 2015, a partir de las 10h, con motivo del 313º aniversario de su nacimiento, el Monte de Piedad de Madrid nos invita a una Jornada Extraordinaria, en la Casa de las Alhajas. Para no perderte nada, consulta la Programación. Actividad gratuita con invitación (por teléfono al 914 435 300 o online aquí).


Referencias útiles:
MONTE DE PiEDAD DE MADRiD

Plaza de las Descalzas, s/n
28013 Madrid
902 001 702
M Callao / Sol


Horario: de Lunes a Viernes, de 8h15 a 14h.
PD
: Y de octubre a abril, también los Jueves por la tarde, de 17h a 19h.


Para saberlo todo del MONTE DE PiEDAD DE MADRiD, conéctate a la web de la FUNDACiÓN MONTEMADRiD (también en Facebook y Twitter).


Fuentes:
- Tesis doctoral: “Francisco Piquer y la creación del Monte de Piedad de Madrid (1702-1739): moneda, espiritualidad y su proyección en Indias”, de María Teresa Muñoz Serrulla, UCM, Facultad de Geografía e Historia, 2004 (1);
- “El edificio del Monte de Piedad”, de Paloma Torrijos Medina para la web Foto Madrid, sin fecha;
- “Patrimonio del Sexenio Democrático (1868-1874)”, de Lourdes Morales Farfán para el blog Una ventana desde Madrid, sin fecha;


[Volver a Mi Petit Callejero o Blogosfera]

   Hoy, Jueves 03 de diciembre de 2015, el Monte de Piedad de Madrid cumple 313 años. Es el pretexto ideal para repasar la historia de una de las instituciones benéficas más antiguas del mundo y la más importante de Europa (en cuanto a volumen de operaciones).


   Los Montes de Piedad nacieron en Italia, a finales del siglo XV, de la mano y bolsillo de los franciscanos, como alternativa a la usura cada vez más abusiva, para permitir a los más necesitados obtener dinero en metálico y sin intereses, a cambio del empeño de sus pertenencias. Pero dichos “montes” no tardaron en tener un problema de liquidez, y a principios del siglo XVI, empezaron a cobrar intereses. La iglesia Católica que, hasta ese momento, no había mostrado ningún interés por la actividad de los montes franciscanos, condenó al minuto ese modelo arcaico de préstamos prendarios hasta que comprendió, varias décadas después, el carácter benéfico y el potencial ideológico de la institución. Después de su reconocimiento oficial, durante el Concilio de Trento (1545-1563), los Montes de Piedad cruzaron, primero, las fronteras italianas, y al poco tiempo, el charco para imponerse como (casi) monopolio prestamista tanto en el Viejo como en el Nuevo Continente (donde hoy en día sigue siendo una vía honorable de obtener dinero a bajo coste).


   En España, los primeros Montes de piedad aparecieron a mediados del siglo XVI, con las denominadas “Arcas de Misericordia” rurales (que realizaban préstamos en especie en época de siembra); y se generalizaron a lo largo del siglo XVII, gracias al patrocinio real. En ese propicio contexto, el 03 de diciembre de 1702 (Día de San Francisco Javier), Francisco Piquer Rodilla, capellán del Monasterio de las Descalzas Reales, fundó el Monte Piedad de Madrid en el cuarto que ocupaba en el Hospital de la Misericordia (construido en el actual solar del Corte Inglés, gracias a las donaciones de Juana de Portugal), con el fin de conceder préstamos gratuitos, garantizados con la ropa y/o joyas empeñadas por los más necesitados. El simbólico “real de plata”, depositado por Piquer en el acto fundacional del Monte, no tardaría en multiplicarse “gracias a la devoción popular”, es decir, mediante la aportación de donaciones de partes de depositantes, como por ejemplo Juan Martínez Vayo, tesorero de la Catedral de Teruel, entre muchos otros, que sirvieron para respaldar los primeros préstamos.


   Cinco años más tarde, en 1709, el sacerdote aragonés presentó los estatutos de su institución benéfica (redactados sobre la base de los del Monte de Piedad de Roma), al Cardenal Portocarrero, para oficializar su actividad prestamista. En 1713, recibió la necesaria protección de Felipe V, y en 1724, frente a la creciente demanda, el rey le concedió la casa que había comprado a María de Pisa (viuda del Tesorero Real de Carlos I, Alonso Gutiérrez), situada en la misma plaza del Convento, para convertirla en la sede del denominado Santo y Real Monte de Piedad de las Benditas Ánimas del Purgatorio, donde un paso elevado unía (por lo menos) desde 1656 la casa del piadoso tesorero con dicho convento. Colindante con el Monasterio de San Martín, situado a su vez al lado del palacio del Marqués de Villena, dicha casa tenía una impresionante portada renacentista, presidida por el escudo de armas del Tesorero, que antes de morir había mandado construir una capilla en la iglesia de San Martín para el enterramiento de su familia numerosa. Hoy en día, solo se conserva (aunque en otro lugar que su ubicación original) la que fuera Portada (barroca) del palacio del Marqués de Villena, realizada en 1733 por Pedro de Ribera, y que pasaría a ser la de la Capilla del Monte de Piedad, en 1922, después de una lamentable reforma.


   La influencia de las Descalzas Reales en el Monte de Piedad de Madrid se plasmó, sobre todo, en la vertiente espiritual como lo demuestra la labor de Francisco, cuya acción siempre fue estrechamente vinculada al “alivio de las penas de las ánimas”: “Los objetivos y necesidades de la Institución se convirtieron en los objetivos y necesidades de Piquer, que veía en el Monte algo más que una Institución crediticia. Más allá de socorrer las necesidades del pobre o los apuros del rico, y de combatir la usura, Piquer trabajaba por las Benditas Ánimas del Purgatorio” (1). Entonces, cuando el padre Piquer falleció en 1739, la obra quedó huérfana, sin una figura que velara por sus intereses, a pesar de los esfuerzos de sus sobrinos y sucesores en el cargo de Administrador del Monte.


   Habría que esperar hasta 1833, cuando Fernando VII se llevó a la tumba el absolutismo reinante dejando la puerta abierta a ideas novedosas que las cabezas pensantes ilustradas, de vuelta del exilio, trajeron a España desde Inglaterra. Paralelamente a la idea piadosa de ayudar a las clases sociales más humildes, castigadas por la Guerra de Independencia (1808-18014) y, más tarde, por la Primera Guerra Carlista (1833-1840), se integró la idea protestante de fomentar el ahorro de las clases trabajadoras remunerando los depósitos realizados, y a partir de 1836, de cobrar módicos intereses en caso de préstamos (como los Pósitos municipales, pero en lugar de cereales, se prestaría Reales) bajo el pretexto real de costear los gastos administrativos y asegurar la supervivencia del Monte.


   Paralelamente, gracias a la aportación de Joaquín Vizcaíno, Marqués viudo de Pontejos (cuya estatua también adorna la plaza de las Descalzas), el 25 de octubre de 1838, nació la primera Caja de Ahorros del país (que se llamaría más tarde Caja Madrid a secas) como entidad independiente del Monte de Piedad de Madrid. Sin embargo, el 22 de abril de 1869, volvieron a unir sus fuerzas financieras para formar una sola institución. La fusión aceleró la búsqueda de una nueva sede capaz de hacer frente a las crecientes necesidades del pueblo -cada vez menos- llano. Y los arquitectos, Fernando Arbós y Tremanti y José María Aguilar, que ganaron el concurso convocado para la ocasión, no solo se encargaron de la construcción de la Casa de las Alhajas, entre 1870 y 1875, sino también de la de dos nuevas sucursales, a partir de 1909, en las entonces afueras de la Villa para facilitar su acceso al público: una al norte, en la calle de Eloy Gonzalo, y otra al sur, en la Ronda de Valencia (que se reconvertiría en el espacio cultural La Casa Encendida, en 2002, para dar la bienvenido al nuevo milenio).


   A partir de la década (¿prodigiosa o gloriosa?) de los 70, la Caja de Ahorros y el Monte Piedad de Madrid (su denominación oficial hasta aquel momento) inició la modernización de la entidad creando varias ramificaciones e instituciones independientes, para diversificar sus actividades financieras (como Caja Madrid -a secas- y el Banco Financiero y de Ahorros, que se convertiría en el mayor accionista de Bankia de 2011 a 2014) y proyectos sociales (como, por ejemplo, la Fundación Caja Madrid y la Obra social Caja Madrid hasta 2014).


   Hoy en día, el Monte de Piedad de Madrid, cuya gestión se ocupa la Fundación Montemadrid (en estrecha colaboración con el Banco Santander desde 2014), está recuperando el protagonismo que había perdido en parte tras la crisis financiera de las cajas españolas en 2008, gracias a su expansión por España con la apertura de una sucursal en Móstoles, y próximamente, en otras localidades. Al conceder a un interés bajo préstamos a cambio del depósito de joyas, se ha convertido en un recurso atractivo en momentos puntuales de necesidad de financiación.


PD (nº1) léxica: El nombre “Monte de Piedad” no hace referencia a una montaña sino a una confusa traducción de la palabra italiana “monte” (del latín “mons”), que podría traducirse por “importe” o “crédito” de “piedad” (universalmente reconocible, en cambio).


PD (nº2) descalza: Hoy en día, la Fundación Montemadrid hace una donación anual al Convento, y a cambio, las monjas rezan todos los días por el Monte de Piedad.


PD (nº3) cumpleañera: Hoy, Jueves 03 de diciembre de 2015, a partir de las 10h, con motivo del 313º aniversario de su nacimiento, el Monte de Piedad de Madrid nos invita a una Jornada Extraordinaria, en la Casa de las Alhajas. Para no perderte nada, consulta la Programación. Actividad gratuita con invitación (por teléfono al 914 435 300 o online aquí).


Referencias útiles:
MONTE DE PiEDAD DE MADRiD

Plaza de las Descalzas, s/n
28013 Madrid
902 001 702
M Callao / Sol


Horario: de Lunes a Viernes, de 8h15 a 14h.
PD
: Y de octubre a abril, también los Jueves por la tarde, de 17h a 19h.


Para saberlo todo del MONTE DE PiEDAD DE MADRiD, conéctate a la web de la FUNDACiÓN MONTEMADRiD (también en Facebook y Twitter).


Fuentes:
- Tesis doctoral: “Francisco Piquer y la creación del Monte de Piedad de Madrid (1702-1739): moneda, espiritualidad y su proyección en Indias”, de María Teresa Muñoz Serrulla, UCM, Facultad de Geografía e Historia, 2004 (1);
- “El edificio del Monte de Piedad”, de Paloma Torrijos Medina para la web Foto Madrid, sin fecha;
- “Patrimonio del Sexenio Democrático (1868-1874)”, de Lourdes Morales Farfán para el blog Una ventana desde Madrid, sin fecha;


[Volver a Mi Petit Callejero o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

2018

(Mi Petit) Homenaje a...  

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(14, 15 y 16 de septiembre de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa...

[Leer más...]

Imagen

CECiL BEATON
(MiTOS DEL SiGLO XX)

Igual que no se entiende el siglo XIX sin los pintores impresionistas, es imposible concebir el siglo XX sin las imágenes de Robert Capa... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(27, 28 y 29 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista...

[Leer más...]

Imagen

SALVADOR DALí
(REVOLUCiONARiOS DEL XX)

La historia del siglo XX no sería la misma sin Salvador Dalí. Además de faltar cuadros, joyas y esculturas representativas del movimiento surrealista... 

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en... 

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(20, 21 y 22 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes... 

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(13, 14 y 15 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia...

[Leer más...]

Imagen

RAFAEL DE LA HOZ (ARDERiUS)
(MAESTROS MODERNOS EN EL COAM)

Hoy, Martes 10 de julio de 2018, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid dedicará, dentro de su ciclo Maestros Modernos, una conferencia... 

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT AGENDA
(06, 07 y 08 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece en la capital este fin de semana, consulta Mi Petit Agenda de Tu Petit Madrid...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail