Nuevas Ideas
Comer Beber

REGRESO AL FUTURO iS BACK!
(30º ANiVERSARiO)

REGRESO AL FUTURO iS BACK!
(30º ANiVERSARiO)

Imagen
Imagen

   Nada más ponerse a la venta, los fanáticos ya han arrasado con las entradas para ser los primeros en ocupar asiento en el madrileño palacio de Vistalegre, en una reposición que hará historia, el próximo 13 de junio, justo 30 años después del estreno de “Regreso al Futuro” (1985), de Robert Zemeckis. Más de 15.000 espectadores podrán volver a ver la película en pantalla grande, con la música original, interpretada en directo por la Film Symphony Orchestra, y un montaje especial supervisado por un equipo de Hollywood, que viaja a cada sala para garantizar que la experiencia lo sea a lo grande. Petit homenaje a una de las historias más redondas del cine, que marcó a toda una generación. ¿O existe alguien con más de 30 años que pueda afirmar que no la ha visto?


   Su perfección es tal que el guión -nominado en su día al Oscar- es estudiado en las escuelas de cine, y la idea es una de las más envidiadas de la historia del séptimo arte. Como la mayoría de las grandes ocurrencias, nació de un pensamiento fugaz y un tanto enrevesado, en este caso, de un joven guionista, llamado Bob Gale, que un buen día, echando un ojo al anuario de su padre -tan típico de los institutos americanos-, se puso a pensar si de haber coincidido con su progenitor en la escuela, habría sido o no su amigo. Dicha “rayada” fue oficialmente comunicada a su compañero de fatigas, Robert Zemeckis, con quien se había cruzado en la Universidad del Sur de California, compartiendo desde entonces inquietudes y proyectos.


   Convencidos de tener algo muy bueno entre manos, los jovencitos se pusieron manos a la obra, o mejor dicho, bolí al papel, y crearon un libreto con el que recorrieron estudios sin encontrar a nadie que compartiera su opinión. De hecho, cada vez que un productor veía escrito en el título la palabra “fututo”, tiraba el proyecto sin tan siquiera mirarlo. Está claro que no tuvieron mucho tino, y hoy, más de uno aún debe de estar arrepentido de tal arrogante actitud. Después 4 años, muchas vueltas, y alguna que otra película de por medio, Zemeckis estrenó con cierto éxito “Tras el corazón verde”, en 1984, y las cifras hicieron que los ejecutivos pusieran por fin atención. Entonces, su amigo, Steven Spielberg, que de guiones arriesgados sabía un rato, dio el visto bueno como productor ejecutivo, y les llevó de la manita a Universal Pictures.


   Su argumento presentaba a un adolescente de 17 años, Marty McFly, nacido en una familia mediocre, con una vida de lo más normal, en plenos años 80, y una curiosa amistad con un científico loco, que cambiaría su destino gracias a una máquina del tiempo. El eterno sueño de viajar al pasado o al futuro, volvía con más fuerza que nunca, dejando atrás grandes influencias como “Qué bello es vivir” (1946), de Frank Capra, reconocida por los guionistas, para dar paso a la más glamurosa manera de teletransportarse. Menos mal que descartaron su primera idea de viajar en una ¡nevera! Más allá de la pura estética, el director imaginó a cientos de niños vaciando los refrigeradores domésticos para comenzar su aventura, y luego visualizó el consecuente enfado de las madres… y optó por un coche tuneado.


   El elegido fue el DeLorean DMC-12, un modelo real que se popularizó gracias a la película, que en la ficción funcionaba gracias a un condensador de fluzo… Hasta aquí el destripar el film. ¡No vaya a ser que quede algún rezagado por ahí al que le fastidiemos el plan! La cosa es que el joven McFly acabaría retrocediendo 30 años en el tiempo y metiéndose en toda clase de líos que podían provocar un cambio en el devenir natural de las cosas, claro está, con consecuencias catastróficas. Obviamente, y para continuar la saga, la primera parte acabó bien, pero dejando algún entuerto sin resolver.

   La fecha elegida para viajar al pasado no fue tampoco casual, los años 50 fueron una década de eclosión cultural, de movimiento en el diseño, la moda, la automoción, la publicidad… y 1955, en concreto, fue el año en que nació el Rock and Roll. De hecho, en la película, un aventajado McFly se marca un solo guitarril del tema “Johnny B. Goode”, que deja atónitos a aquellos oídos del 55, vírgenes de rock. Es el comienzo de un nueva era musical a la que los guionistas quisieron rendir homenaje con un guiño muy especial. Faltaban 3 años para que Chuck Berry compusiera esta obra maestra, y durante la actuación de Marty, el guitarrista al que sustituye llama rápidamente a su primo Chuck para advertirle de su hallazgo musical, el sonido que siempre había estado buscando. De vuelta al año 85, McFly toca otro tema con la guitarra, esta vez es la prueba para el baile de instituto y la canción elegida es “The Power of Love”, de Huey Lewis and The News, y precisamente el jurado censor, que rechaza dicha actuación, es el mismísimo Huey Lewis. También tuvo su cameo Steven Spielberg, que aparece como conductor de un todoterreno al que se agarra McFly para ir arrastrándose  con su monopatín.


   Por cierto, bastante revuelo causaron también las declaraciones de un divertido Zemeckis, que afirmó la existencia de los monopatines voladores que usaba el protagonista en un viaje precisamente al 2015. Por culpa de esta bromita, la empresa Mattel, que aparecía en los “aeropatines” de la cinta, fue colapsada con llamadas, peticiones y encargos de dicho invento aún no inventado.


   Es una de las muchas anécdotas, que supieron aprovechar los productores y salvar con nota los guionistas, porque a pesar de tanto viaje en el tiempo, no dejaron escapar casi nada. Desde su pequeña venganza, otorgando al malo de la película el apellido de un ejecutivo de Universal que no fue, lo que se dice, muy amable con ellos y con sus libretos; a la curiosa transformación de una marca según los países, pues cuando McFly era encontrado en el pasado por su futura madre, ésta decidía llamarlo Calvin al pensar que su nombre era el que estaba “bordado” en su ropa interior, pero en nuestro país, con unos tiernos años 80 y la marca Calvin Klein totalmente desconocida, el apodo se transformó en Levis, en honor a los pantalones que lucía el muchacho.


   Curioso es también pensar que pudo haber sido otro actor que no fuera Michael J. Fox. El jovencito ochentero disfrutaba del éxito de “Teen Wolf” (1985), de Rob Daniel, y de su serie “Enredos de familia”, y los directores no se rindieron hasta conseguir que fuera él el protagonista. La Fox intentó primero con Johnny Deep y John Cusack, y llegó incluso a rodar con Eric Stoltz, y aunque el chico lo bordaba, el director decidió parar la producción porque le faltaba el toque de humor que, Zemeckis sabía, solo podía darle su querido Michael. Entonces, como el joven grababa su serie por la mañana, la mayoría de las escenas de la película son nocturnas, y reservaba las mañanas de sus fines de semana para hacer del tirón todas las situaciones de luz día. En cuanto al dinero extra -nada más y nada menos que 3 millones de dólares que se sumaron al presupuesto inicial por repetir las escenas ya grabadas-, mereció la pena, y en apenas un fin de semana, y después de haber estrenado a toda prisa, la película recaudó más de 11 millones de dólares, que superaron la friolera de 380 millones de dólares por las proyecciones del primer año a nivel mundial.


   El éxito propició una trilogía y un batallón de seguidores frikis, que celebran cualquier tipo de acontecimiento relacionado con el filme como si no hubiera mañana. Su alcance es tal que llegó incluso a inspirar a políticos, y se coló entre las palabras del entonces presidente de los Estados Unidos, un encantado Ronald Reagan, que gastó la cinta de tanto rebobinar para ver la secuencia en la que el Doc de 1955 no puede creer que el famoso actor fuera, 3 décadas más tarde, el presidente de la nación. La huella en la Casa Blanca fue tal que un año después, Reagan dijo en uno de sus discursos: “como dicen en la película “Regreso al futuro”, a donde vamos, no necesitamos carreteras”. Tan americano y cinematográfico como este último dato, es todo el merchandising, que pobló hasta la saciedad, estanterías y antojos de fanáticos, videojuegos, secuelas, series, imitaciones, bandas sonoras, e incluso la atracción “Back to the future: the ride”, en el parque temático de Universal Studios de Florida con el DeLorean como protagonista. A pesar de que el tiempo hizo que, al menos en este centro de atracciones, los Simpsons ganaran la carrera sustituyendo la antigua máquina por una nueva -claro está, amarilla-, la leyenda de “Regreso al futuro” ya estaba más que forjada y hoy, sigue sumando adeptos y reconocimientos con cada nuevo “play” y con cada nueva reedición o reposición. Toc, toc. ¿Hay alguien en casa?


                                           (De Lidia Martín, el 04 de abril de 2015)


Referencias útiles:
“REGRESO AL FUTURO” EN CONCiERTO


¿CUÁNDO? El Sábado 23 de junio de 2015, a las 20h30.


¿QUÉ? La Film Symphony Orchestra es un novedoso proyecto artístico y empresarial que nace con la finalidad de cubrir un hueco existente en la oferta cultural y musical de España. Se trata de una orquesta sinfónica profesional de la más alta calidad que, con más de 70 músicos , ofrece exclusivamente conciertos de música de cine -en su sentido más amplio- o de autores estrechamente vinculados al género. De la mano de su internacionalmente laureado director, Constantino Martínez Orts, la FSO ofrece espectáculos de música cinematográfica con proyección visual y la posibilidad de grabar bandas sonoras. Se trata de un proyecto innovador y único, que une cultura, arte y espectáculo, con la pretensión de acercar la música sinfónica a nuestra sociedad a través de un hilo conductor tan universal como el cine.


¿DÓNDE? En el Palacio de Vistalegre
Calle de Utebo, 1
28015 Madrid
914 220 781
M Vista Alegre


¿CUÁNTO? A partir de 26 euros aquí.


Para saberlo todo de REGRESO AL FUTURO EN CONCiERTO, conéctate a su web, y a la web de la FiLM SYMPHONY ORCHESTRA (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit Filmoteca, DiscotecaCallejero o Blogosfera]

   Nada más ponerse a la venta, los fanáticos ya han arrasado con las entradas para ser los primeros en ocupar asiento en el madrileño palacio de Vistalegre, en una reposición que hará historia, el próximo 13 de junio, justo 30 años después del estreno de “Regreso al Futuro” (1985), de Robert Zemeckis. Más de 15.000 espectadores podrán volver a ver la película en pantalla grande, con la música original, interpretada en directo por la Film Symphony Orchestra, y un montaje especial supervisado por un equipo de Hollywood, que viaja a cada sala para garantizar que la experiencia lo sea a lo grande. Petit homenaje a una de las historias más redondas del cine, que marcó a toda una generación. ¿O existe alguien con más de 30 años que pueda afirmar que no la ha visto?


   Su perfección es tal que el guión -nominado en su día al Oscar- es estudiado en las escuelas de cine, y la idea es una de las más envidiadas de la historia del séptimo arte. Como la mayoría de las grandes ocurrencias, nació de un pensamiento fugaz y un tanto enrevesado, en este caso, de un joven guionista, llamado Bob Gale, que un buen día, echando un ojo al anuario de su padre -tan típico de los institutos americanos-, se puso a pensar si de haber coincidido con su progenitor en la escuela, habría sido o no su amigo. Dicha “rayada” fue oficialmente comunicada a su compañero de fatigas, Robert Zemeckis, con quien se había cruzado en la Universidad del Sur de California, compartiendo desde entonces inquietudes y proyectos.


   Convencidos de tener algo muy bueno entre manos, los jovencitos se pusieron manos a la obra, o mejor dicho, bolí al papel, y crearon un libreto con el que recorrieron estudios sin encontrar a nadie que compartiera su opinión. De hecho, cada vez que un productor veía escrito en el título la palabra “fututo”, tiraba el proyecto sin tan siquiera mirarlo. Está claro que no tuvieron mucho tino, y hoy, más de uno aún debe de estar arrepentido de tal arrogante actitud. Después 4 años, muchas vueltas, y alguna que otra película de por medio, Zemeckis estrenó con cierto éxito “Tras el corazón verde”, en 1984, y las cifras hicieron que los ejecutivos pusieran por fin atención. Entonces, su amigo, Steven Spielberg, que de guiones arriesgados sabía un rato, dio el visto bueno como productor ejecutivo, y les llevó de la manita a Universal Pictures.


   Su argumento presentaba a un adolescente de 17 años, Marty McFly, nacido en una familia mediocre, con una vida de lo más normal, en plenos años 80, y una curiosa amistad con un científico loco, que cambiaría su destino gracias a una máquina del tiempo. El eterno sueño de viajar al pasado o al futuro, volvía con más fuerza que nunca, dejando atrás grandes influencias como “Qué bello es vivir” (1946), de Frank Capra, reconocida por los guionistas, para dar paso a la más glamurosa manera de teletransportarse. Menos mal que descartaron su primera idea de viajar en una ¡nevera! Más allá de la pura estética, el director imaginó a cientos de niños vaciando los refrigeradores domésticos para comenzar su aventura, y luego visualizó el consecuente enfado de las madres… y optó por un coche tuneado.


   El elegido fue el DeLorean DMC-12, un modelo real que se popularizó gracias a la película, que en la ficción funcionaba gracias a un condensador de fluzo… Hasta aquí el destripar el film. ¡No vaya a ser que quede algún rezagado por ahí al que le fastidiemos el plan! La cosa es que el joven McFly acabaría retrocediendo 30 años en el tiempo y metiéndose en toda clase de líos que podían provocar un cambio en el devenir natural de las cosas, claro está, con consecuencias catastróficas. Obviamente, y para continuar la saga, la primera parte acabó bien, pero dejando algún entuerto sin resolver.

   La fecha elegida para viajar al pasado no fue tampoco casual, los años 50 fueron una década de eclosión cultural, de movimiento en el diseño, la moda, la automoción, la publicidad… y 1955, en concreto, fue el año en que nació el Rock and Roll. De hecho, en la película, un aventajado McFly se marca un solo guitarril del tema “Johnny B. Goode”, que deja atónitos a aquellos oídos del 55, vírgenes de rock. Es el comienzo de un nueva era musical a la que los guionistas quisieron rendir homenaje con un guiño muy especial. Faltaban 3 años para que Chuck Berry compusiera esta obra maestra, y durante la actuación de Marty, el guitarrista al que sustituye llama rápidamente a su primo Chuck para advertirle de su hallazgo musical, el sonido que siempre había estado buscando. De vuelta al año 85, McFly toca otro tema con la guitarra, esta vez es la prueba para el baile de instituto y la canción elegida es “The Power of Love”, de Huey Lewis and The News, y precisamente el jurado censor, que rechaza dicha actuación, es el mismísimo Huey Lewis. También tuvo su cameo Steven Spielberg, que aparece como conductor de un todoterreno al que se agarra McFly para ir arrastrándose  con su monopatín.


   Por cierto, bastante revuelo causaron también las declaraciones de un divertido Zemeckis, que afirmó la existencia de los monopatines voladores que usaba el protagonista en un viaje precisamente al 2015. Por culpa de esta bromita, la empresa Mattel, que aparecía en los “aeropatines” de la cinta, fue colapsada con llamadas, peticiones y encargos de dicho invento aún no inventado.


   Es una de las muchas anécdotas, que supieron aprovechar los productores y salvar con nota los guionistas, porque a pesar de tanto viaje en el tiempo, no dejaron escapar casi nada. Desde su pequeña venganza, otorgando al malo de la película el apellido de un ejecutivo de Universal que no fue, lo que se dice, muy amable con ellos y con sus libretos; a la curiosa transformación de una marca según los países, pues cuando McFly era encontrado en el pasado por su futura madre, ésta decidía llamarlo Calvin al pensar que su nombre era el que estaba “bordado” en su ropa interior, pero en nuestro país, con unos tiernos años 80 y la marca Calvin Klein totalmente desconocida, el apodo se transformó en Levis, en honor a los pantalones que lucía el muchacho.


   Curioso es también pensar que pudo haber sido otro actor que no fuera Michael J. Fox. El jovencito ochentero disfrutaba del éxito de “Teen Wolf” (1985), de Rob Daniel, y de su serie “Enredos de familia”, y los directores no se rindieron hasta conseguir que fuera él el protagonista. La Fox intentó primero con Johnny Deep y John Cusack, y llegó incluso a rodar con Eric Stoltz, y aunque el chico lo bordaba, el director decidió parar la producción porque le faltaba el toque de humor que, Zemeckis sabía, solo podía darle su querido Michael. Entonces, como el joven grababa su serie por la mañana, la mayoría de las escenas de la película son nocturnas, y reservaba las mañanas de sus fines de semana para hacer del tirón todas las situaciones de luz día. En cuanto al dinero extra -nada más y nada menos que 3 millones de dólares que se sumaron al presupuesto inicial por repetir las escenas ya grabadas-, mereció la pena, y en apenas un fin de semana, y después de haber estrenado a toda prisa, la película recaudó más de 11 millones de dólares, que superaron la friolera de 380 millones de dólares por las proyecciones del primer año a nivel mundial.


   El éxito propició una trilogía y un batallón de seguidores frikis, que celebran cualquier tipo de acontecimiento relacionado con el filme como si no hubiera mañana. Su alcance es tal que llegó incluso a inspirar a políticos, y se coló entre las palabras del entonces presidente de los Estados Unidos, un encantado Ronald Reagan, que gastó la cinta de tanto rebobinar para ver la secuencia en la que el Doc de 1955 no puede creer que el famoso actor fuera, 3 décadas más tarde, el presidente de la nación. La huella en la Casa Blanca fue tal que un año después, Reagan dijo en uno de sus discursos: “como dicen en la película “Regreso al futuro”, a donde vamos, no necesitamos carreteras”. Tan americano y cinematográfico como este último dato, es todo el merchandising, que pobló hasta la saciedad, estanterías y antojos de fanáticos, videojuegos, secuelas, series, imitaciones, bandas sonoras, e incluso la atracción “Back to the future: the ride”, en el parque temático de Universal Studios de Florida con el DeLorean como protagonista. A pesar de que el tiempo hizo que, al menos en este centro de atracciones, los Simpsons ganaran la carrera sustituyendo la antigua máquina por una nueva -claro está, amarilla-, la leyenda de “Regreso al futuro” ya estaba más que forjada y hoy, sigue sumando adeptos y reconocimientos con cada nuevo “play” y con cada nueva reedición o reposición. Toc, toc. ¿Hay alguien en casa?


                                           (De Lidia Martín, el 04 de abril de 2015)


Referencias útiles:
“REGRESO AL FUTURO” EN CONCiERTO


¿CUÁNDO? El Sábado 23 de junio de 2015, a las 20h30.


¿QUÉ? La Film Symphony Orchestra es un novedoso proyecto artístico y empresarial que nace con la finalidad de cubrir un hueco existente en la oferta cultural y musical de España. Se trata de una orquesta sinfónica profesional de la más alta calidad que, con más de 70 músicos , ofrece exclusivamente conciertos de música de cine -en su sentido más amplio- o de autores estrechamente vinculados al género. De la mano de su internacionalmente laureado director, Constantino Martínez Orts, la FSO ofrece espectáculos de música cinematográfica con proyección visual y la posibilidad de grabar bandas sonoras. Se trata de un proyecto innovador y único, que une cultura, arte y espectáculo, con la pretensión de acercar la música sinfónica a nuestra sociedad a través de un hilo conductor tan universal como el cine.


¿DÓNDE? En el Palacio de Vistalegre
Calle de Utebo, 1
28015 Madrid
914 220 781
M Vista Alegre


¿CUÁNTO? A partir de 26 euros aquí.


Para saberlo todo de REGRESO AL FUTURO EN CONCiERTO, conéctate a su web, y a la web de la FiLM SYMPHONY ORCHESTRA (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit Filmoteca, DiscotecaCallejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 23 al 27 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 16 al 20 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL: SAN CRiSTÓBAL
EL SANTO “DESCANONiZADO”

Patrón de los viajeros a pie, en bici o en coche, cuya medalla, aún hoy, colgada del retrovisor, se balancea por encima del insuperable...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 09 al 13 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 02 al 06 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ LUNA LLENA DE LA FRESA!

Conocida como “Luna llena de la Fresa” por coincidir con el período de cosecha de la fruta en forma de corazón, cuyo color evoca la pasión... 

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 25 al 29 de junio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

GEORGES MÉLiÈS
(CiNE EN EL RíO MANZANARES)

El pionero del cinematógrafo Georges Méliès (1861-1938) da nombre a un festival de cine organizado por adolescentes...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail