Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT VERANO (nº9): EL DRiVE-iN CiNEMA,
¿EL MEJOR iNVENTO DESPUÉS DE LA RUEDA?

Mi PETiT VERANO (nº9): EL DRiVE-iN CiNEMA,
¿EL MEJOR iNVENTO DESPUÉS DE LA RUEDA?

Imagen
Imagen

   Como muchas de las grandes ideas, el drive-in o autocine nació fruto de la casualidad. Arrancó por algo tan ajeno al séptimo arte como unos kilitos de más y, con el tiempo, acabó convirtiéndose en todo un icono (trans)generacional. Mañana, jueves 31 de julio de 2014, el Fescinal madrileño le rendirá homenaje con una sesión golfa y vehículos clásicos americanos.


   Como sin duda diría Freud, la bendita culpable no fue otra que la madre del inventor, cuya obesidad la apartó de las salas de cine porque, sencillamente, su trasero no cabía en las butacas. Conmovido, su hijo Richard Milton Hollingshead decidió remediarlo: acomodó a su genitora en su coche, colocó un proyector en la capota, ató una sábana a los árboles de su jardín, y… voilà! Ante los ojos incrédulos de la madre orgullosa, se estaba gestando una nueva forma de diversión para todos. El 06 de junio de 1933, Milton que sólo quería complacer a su madre, repitió la experiencia pero, esta vez, invitando a los vecinos de su comunidad de Nueva Jersey a asistir a su autocine.


   Sea por el cartel de la entrada, “Toda la familia es bienvenida, sin importar lo ruidosos que sean sus niños”, sea por la cinta programada, la comedia británica “Wives Beware”, el éxito fue rotundo. Acudieron alrededor de 600 “autoespectadores” (a razón de 25 centavos por persona y por vehículo). Sin saberlo y con una sola proyección, Milton no solo revolucionaría el concepto de ocio de la época sino que también provocaría un aumento de la natalidad en los Estados (muy) Unidos... En efecto, había solucionado el problema de los americanos obesos que solo se desplazaban en coche, de las familias numerosas que no podían permitirse ir al cine convencional y de las parejas que “aparcarían” su tiempo libre para darse el lote con la gran pantalla como único testigo, mientras unos y otros se ponían tibios de fast food.


   Sí, Milton había dado en el clavo. Aunque él, en un principio, vio la oportunidad de dar a conocer los lubricantes de coches que comercializaba la empresa de su padre, había conseguido reunir, en un mismo espacio, 3 de los ingredientes fundamentales de la cultura yanqui de los años 30: el cine, los automóviles y la (incipiente) comida rápida como máxima expresión del American way of life.


   Poco después, el drive-in de Milton inspiró experiencias similares en Orefiled (Pensilvania) y Los Ángeles (California) y, de la infraestructura de los primeros años -con pantallas casi improvisadas y un altavoz escondido-, el autocine se fue perfeccionando con pequeños bafles colgados de las puertas de los coches y, finalmente, con el sonido sintonizado a través de una frecuencia de la radio de cada vehículo. Y, apenas 2 décadas después, el drive-in era el fenómeno social americano, que arrasaba hasta en las zonas rurales donde lo de menos era la película.


   En los drive-in de finales de los años 50, se dieron miles de primeros besos y la “lover line” (la “fila de los amantes”) era tan popular que muchos de los estadounidenses que, ahora, rondan los 60 fueron concebidos bajo la luz de una proyección. Como era de esperar, la privacidad del vehículo y la oscuridad de la noche convirtieron al autocine en un lugar inmoral para los ojos más conservadores, al que los productores de Hollywood supieron sacar partido (y jugo) creando películas de contenido erótico o violento, pensadas para fomentar el acercamiento a un precio asequible.


   Pero, progresivamente, en los 5.000 inmensos descampados en los que, en 1958, se alojaban los autocines, empezaron a instalarse mercadillos durante el día y se dejaron de proyectar estrenos cinematográficos de noche. Y, a partir de los años 80, cuando el precio del suelo se disparó y la televisión por cable se instaló en todas las habitaciones de las casas, la mayoría de los autocines echaron el cierre. Si la nostalgia hizo resurgir algunos e incluso provocó que nacieran nuevos donde poder revivir la sensación única de ver películas al aire libre, con todos los sentidos en alerta y la eterna duda de si darle el primer bocado a la pantalla, a la hamburguesa o a su pareja, ninguno de ellos conseguiría que toda una generación, sin importar el origen o la condición, se reuniera bajo un mismo techo, el de un cielo de estrellas de cine.


   ¿Y en España? Los autocines llegaron a la península en 1959. El primero se instaló en la madrileña Alameda de Osuna pero, ante la falta de entusiasmo del público, cerró a los pocos meses. En cambio, en la costa, pasó todo lo contrario como si el mar fuera un elemento indispensable para su éxito. De hecho, hoy en día, siguen existiendo el Autocine Star de Valencia, el Drive In de Denia y Autocine El Sur en Alicante, que abrieron sus pantallas en la década de los 80. Y, finalmente, están los que nacen y mueren con el verano, como el AutoCine de Gijón, el Autocine Cantabria en Torrelavega y las sesiones golfas “especial drive-in” del Fescinal, en el madrileño Parque de la Bombilla.


   ¿List@s para ver una pelí con los móviles apagados y las manos libres?


PD nº1: El Jueves 31 de julio de 2014, a las 22h15, el Fescinal te propone, en colaboración con MAC (la asociación Madrid American Cars), una sesión especial “revival”:


¿QUÉ? Durante la proyección de “Need for Speed”, de Scott Waugh, decenas de vehículos americanos de todos los tiempos ocuparán su localidad frente a la gran pantalla”.


¿DÓNDE? En el Parque de la Bombilla.
Avenida de Valladolid s/n.
28008 Madrid
609 762 365
M Príncipe Pío        
PD
: Entrada por detrás de la Iglesia de San Antonio


¿CUÁNTO? Entrada normal: 6 euros; 3º edad y carné joven: 5 euros; Niños menores de 4 años: gratis; y Abono de temporada de 10 sesiones: 54 euros.


Más info en la web del FESCiNAL (también en Facebook y Twitter).


PD nº2: El autocine también ha sido retratado, como no, en las películas. El efecto pantalla dentro de una pantalla se vivió, entre otras cintas, como nunca en la mítica escena de “Grease” (1978), con un drive-in de fondo y en la que el joven engominado Danny (John Travolta) solo tiene ojos (y manos) para la inocente Sandy (Olivia Newton-John). En “Espías como nosotros” (1985), un antiguo autocine oculta un refugio militar. En “Regreso al Futuro III” (1990), Doc elige la explanada de un Drive-in para hacer funcionar su DeLorean. Y, en “ Twister” (1996), los protagonistas miran embelesados “El resplandor” en un drive-in justo antes de la tormenta…


PD nº2: Abierto en 1948, el discreto autocine Spotlight 88 de Pensilvania se hizo famoso curiosamente cuando un tornado lo destruyó en 1985: sus propietarios, tirando de humor ante la tragedia, programaron como despedida “Lo que el viento se llevó”.


                                                           (De Lidia Martín, el 30 de julio de 2014)


[Volver a Mi Petit Filmoteca, Callejero o Blogosfera]

   Como muchas de las grandes ideas, el drive-in o autocine nació fruto de la casualidad. Arrancó por algo tan ajeno al séptimo arte como unos kilitos de más y, con el tiempo, acabó convirtiéndose en todo un icono (trans)generacional. Mañana, jueves 31 de julio de 2014, el Fescinal madrileño le rendirá homenaje con una sesión golfa y vehículos clásicos americanos.


   Como sin duda diría Freud, la bendita culpable no fue otra que la madre del inventor, cuya obesidad la apartó de las salas de cine porque, sencillamente, su trasero no cabía en las butacas. Conmovido, su hijo Richard Milton Hollingshead decidió remediarlo: acomodó a su genitora en su coche, colocó un proyector en la capota, ató una sábana a los árboles de su jardín, y… voilà! Ante los ojos incrédulos de la madre orgullosa, se estaba gestando una nueva forma de diversión para todos. El 06 de junio de 1933, Milton que sólo quería complacer a su madre, repitió la experiencia pero, esta vez, invitando a los vecinos de su comunidad de Nueva Jersey a asistir a su autocine.


   Sea por el cartel de la entrada, “Toda la familia es bienvenida, sin importar lo ruidosos que sean sus niños”, sea por la cinta programada, la comedia británica “Wives Beware”, el éxito fue rotundo. Acudieron alrededor de 600 “autoespectadores” (a razón de 25 centavos por persona y por vehículo). Sin saberlo y con una sola proyección, Milton no solo revolucionaría el concepto de ocio de la época sino que también provocaría un aumento de la natalidad en los Estados (muy) Unidos... En efecto, había solucionado el problema de los americanos obesos que solo se desplazaban en coche, de las familias numerosas que no podían permitirse ir al cine convencional y de las parejas que “aparcarían” su tiempo libre para darse el lote con la gran pantalla como único testigo, mientras unos y otros se ponían tibios de fast food.


   Sí, Milton había dado en el clavo. Aunque él, en un principio, vio la oportunidad de dar a conocer los lubricantes de coches que comercializaba la empresa de su padre, había conseguido reunir, en un mismo espacio, 3 de los ingredientes fundamentales de la cultura yanqui de los años 30: el cine, los automóviles y la (incipiente) comida rápida como máxima expresión del American way of life.


   Poco después, el drive-in de Milton inspiró experiencias similares en Orefiled (Pensilvania) y Los Ángeles (California) y, de la infraestructura de los primeros años -con pantallas casi improvisadas y un altavoz escondido-, el autocine se fue perfeccionando con pequeños bafles colgados de las puertas de los coches y, finalmente, con el sonido sintonizado a través de una frecuencia de la radio de cada vehículo. Y, apenas 2 décadas después, el drive-in era el fenómeno social americano, que arrasaba hasta en las zonas rurales donde lo de menos era la película.


   En los drive-in de finales de los años 50, se dieron miles de primeros besos y la “lover line” (la “fila de los amantes”) era tan popular que muchos de los estadounidenses que, ahora, rondan los 60 fueron concebidos bajo la luz de una proyección. Como era de esperar, la privacidad del vehículo y la oscuridad de la noche convirtieron al autocine en un lugar inmoral para los ojos más conservadores, al que los productores de Hollywood supieron sacar partido (y jugo) creando películas de contenido erótico o violento, pensadas para fomentar el acercamiento a un precio asequible.


   Pero, progresivamente, en los 5.000 inmensos descampados en los que, en 1958, se alojaban los autocines, empezaron a instalarse mercadillos durante el día y se dejaron de proyectar estrenos cinematográficos de noche. Y, a partir de los años 80, cuando el precio del suelo se disparó y la televisión por cable se instaló en todas las habitaciones de las casas, la mayoría de los autocines echaron el cierre. Si la nostalgia hizo resurgir algunos e incluso provocó que nacieran nuevos donde poder revivir la sensación única de ver películas al aire libre, con todos los sentidos en alerta y la eterna duda de si darle el primer bocado a la pantalla, a la hamburguesa o a su pareja, ninguno de ellos conseguiría que toda una generación, sin importar el origen o la condición, se reuniera bajo un mismo techo, el de un cielo de estrellas de cine.


   ¿Y en España? Los autocines llegaron a la península en 1959. El primero se instaló en la madrileña Alameda de Osuna pero, ante la falta de entusiasmo del público, cerró a los pocos meses. En cambio, en la costa, pasó todo lo contrario como si el mar fuera un elemento indispensable para su éxito. De hecho, hoy en día, siguen existiendo el Autocine Star de Valencia, el Drive In de Denia y Autocine El Sur en Alicante, que abrieron sus pantallas en la década de los 80. Y, finalmente, están los que nacen y mueren con el verano, como el AutoCine de Gijón, el Autocine Cantabria en Torrelavega y las sesiones golfas “especial drive-in” del Fescinal, en el madrileño Parque de la Bombilla.


   ¿List@s para ver una pelí con los móviles apagados y las manos libres?


PD nº1: El Jueves 31 de julio de 2014, a las 22h15, el Fescinal te propone, en colaboración con MAC (la asociación Madrid American Cars), una sesión especial “revival”:


¿QUÉ? Durante la proyección de “Need for Speed”, de Scott Waugh, decenas de vehículos americanos de todos los tiempos ocuparán su localidad frente a la gran pantalla”.


¿DÓNDE? En el Parque de la Bombilla.
Avenida de Valladolid s/n.
28008 Madrid
609 762 365
M Príncipe Pío        
PD
: Entrada por detrás de la Iglesia de San Antonio


¿CUÁNTO? Entrada normal: 6 euros; 3º edad y carné joven: 5 euros; Niños menores de 4 años: gratis; y Abono de temporada de 10 sesiones: 54 euros.


Más info en la web del FESCiNAL (también en Facebook y Twitter).


PD nº2: El autocine también ha sido retratado, como no, en las películas. El efecto pantalla dentro de una pantalla se vivió, entre otras cintas, como nunca en la mítica escena de “Grease” (1978), con un drive-in de fondo y en la que el joven engominado Danny (John Travolta) solo tiene ojos (y manos) para la inocente Sandy (Olivia Newton-John). En “Espías como nosotros” (1985), un antiguo autocine oculta un refugio militar. En “Regreso al Futuro III” (1990), Doc elige la explanada de un Drive-in para hacer funcionar su DeLorean. Y, en “ Twister” (1996), los protagonistas miran embelesados “El resplandor” en un drive-in justo antes de la tormenta…


PD nº2: Abierto en 1948, el discreto autocine Spotlight 88 de Pensilvania se hizo famoso curiosamente cuando un tornado lo destruyó en 1985: sus propietarios, tirando de humor ante la tragedia, programaron como despedida “Lo que el viento se llevó”.


                                                           (De Lidia Martín, el 30 de julio de 2014)


[Volver a Mi Petit Filmoteca, Callejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 23 al 27 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 16 al 20 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL: SAN CRiSTÓBAL
EL SANTO “DESCANONiZADO”

Patrón de los viajeros a pie, en bici o en coche, cuya medalla, aún hoy, colgada del retrovisor, se balancea por encima del insuperable...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 09 al 13 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 02 al 06 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ LUNA LLENA DE LA FRESA!

Conocida como “Luna llena de la Fresa” por coincidir con el período de cosecha de la fruta en forma de corazón, cuyo color evoca la pasión... 

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 25 al 29 de junio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

GEORGES MÉLiÈS
(CiNE EN EL RíO MANZANARES)

El pionero del cinematógrafo Georges Méliès (1861-1938) da nombre a un festival de cine organizado por adolescentes...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail