Nuevas Ideas
Comer Beber

HOUDiNi
O LAS LEYES DEL ASOMBRO

HOUDiNi
O LAS LEYES DEL ASOMBRO

Imagen
Imagen

   Houdini es, sin duda, el mago más famoso de la historia. El que odiaba lo sobrenatural, sentó las bases de la magia moderna demostrando que, bajo todo lo misterioso y lo oculto, existía un truco. Dedicado en cuerpo y alma a desenmascarar a espiritistas y abanderados del más allá, fue el primer mago que defendió el valor de la magia como disciplina artística, haciendo de la paradoja su mayor virtud al defender la no existencia de la magia. Con motivo de la exposiciónHoudini. Las leyes del asombro” en el Espacio Fundación Telefónica, he aquí Mi (Petit) Homenaje a un extraordinario escapista y publicista.


   Erik Weisz nació en Budapest, el 24 de marzo de 1874. Su padre, un rabino con pocos recursos, emigró a Estados Unidos cuando el joven Erik contaba con 4 años. Entonces se afincaron en Appelton, una pequeña población de Wisconsin, donde el patriarca había sido contratado para llevar una congregación. Sin embargo, cuatro años después, el rabino Weisz fue despedido, y la familia quedó a la deriva sumidos en una acuciante pobreza. Las necesidades llevaron al futuro mago a tener que trabajar de cualquier cosa en las calles, hasta que un día, su padre le llevó a ver el espectáculo del Dr Lynn, uno de los muchos magos ambulantes que llegaban a la ciudad...


   El pequeño quedó tan fascinado que no podía pensar en nada que no fuera la magia. Comenzó a practicar trucos, a leer todo aquello que tuviera que ver con la magia y a ejercitar su cuerpo, tanto en la fuerza como en el dominio de las acrobacias, así como en varias disciplinas deportivas, como la natación. Todo esto, por supuesto, lo hacía en su tiempo libre, en aquel que le quedaba después de realizar trabajos de todo tipo para poder ayudar a su familia, quienes ya se habían trasladado a Nueva York y trataban de sobrevivir en la Gran Manzana finisecular.


   Tan sólo tenía 17 años y una firme convicción de ser mago, cuando cambió su viejo nombre húngaro por el cual ha pasado a la historia. El joven, que estaba fascinado con un famoso prestidigitador francés del siglo XIX llamado Robert Houdin, decidió añadirle una -i final y apropiarse del nombre. Fue entonces cuando Erik Weisz desapareció y nació Harry Houdini (retratado aquí), que empezó a recorrer los circos y espectáculos callejeros baratos junto a su hermano, Hardeen, quien también fue un talentoso mago durante toda su vida, pero que quedó irremediablemente a la sombra de su hermano mayor.


   Pronto, a los dos hermanos se les unió un tercer miembro en el espectáculo: Bess, una jovencísima cantante y bailarina que realizaba un espectáculo en Coney Island. Bess y Harry se enamoraron perdidamente. Tanto que a los 20 días de conocerse se casaron. Houdini solía decir que la cadena que le unía a Bess era la única de la que no había podido soltarse.


   Entre los muchos trabajos del joven Houdini se contaba el de aprendiz de cerrajero, donde sin duda aprendió todo lo que sabía de abrir cerraduras. Si bien tocó todos los palos de la magia, fue gracias al escapismo que se hizo mundialmente famoso. Fanfarrón, obsesivo y muy seguro de sí mismo, Houdini acudía a las comisarías para retar a los policías, delante de un buen número de periodistas, a ser capaz de liberarse de cualquier cadena que le pusieran o de cualquier celda en la que le encerrasen. Así, poco a poco su fama y su leyenda fueron en aumento, y el nombre de Houdini en letras grandes como único y absoluto reclamo para el show, no tardó en llenar teatros y salas tanto dentro como fuera de su país de adopción.


   Huelga decir que, a medida que sus proezas se iban conociendo por el mundo, también lo hacían sus imitadores, hecho que enfurecía al húngaro y que le impulsaba a idear un espectáculo “más difícil todavía”. Por ejemplo, después de poder liberarse de cualquier cuerda, cadena, esposa o cerradura, e incluso de hacerlo desnudo delante de la concurrencia, ideó el truco del bidón de leche y el de la cámara de tortura acuática. También, inspirado por una visita a un manicomio, comenzó a utilizar camisas de fuerza, de las que se desataba en minutos frente a un público que miraba embelesado como se retorcía y contorsionaba. Dicen que fue su hermano quien le animó a hacerlo a la vista de todos en lugar de cubierto por una cortina porque a la gente le impresionaba más, como cuando se tiraba a gélidos ríos convenientemente encadenado para salir a la superficie vivo y sin apenas aire, pero ante una audiencia enloquecida y arrebatada.


   Sus increíbles trucos, siempre al límite, le llevaron a convertirse en el mago más célebre del mundo, además de un gran profesional de la autopromoción y del show business. Apodado “el rey de las esposas”, el mago afirmaba conocer el mecanismo de todos y cada uno de los cierres existentes, y aunque luego se ha sabido que poseía un buen número de ganzúas y llaves, el misterio sigue radicando en dónde los escondía: ¿dedos falsos?, ¿besos de su amada y cómplice Bess?, ¿una prótesis dental?, incluso se dice que aprendió a tragar y regurgitar objetos. Trucos secretos que supo desarrollar con una habilidad sin igual, mezclada con un estado físico implacable y un tesón obsesivo.


   Además de hacer sus pinitos en el cine y en la aviación (que en torno a 1910 era toda una novedad) y escribir libros sobre magia, Houdini se erigió como el azote de mediums y espiritistas, a quienes consideraba unos auténticos farsantes que se aprovechaban del dolor de la gente para sacarles dinero. Al final de la Primera Guerra Mundial, la profesión de medium estaba en alza. Madres, padres y novias desesperadas querían contactar con sus jóvenes soldados muertos en los frentes europeos. La tecnología del siglo XX resultaba tan inexplicable que la idea de contactar con los muertos se veía como algo perfectamente posible. Entonces, Houdini se puso como objetivo desenmascarar a todos los que se enriquecían representando cualquier acción supuestamente sobrenatural en nombre de difuntos amados. Incluso llegó a ofrecer premios a quienes fueran capaces de demostrar sus habilidades. Por supuesto, nunca llegó a otorgarlos ya que siempre conseguía revelar los trucos que usaban. Es más: Houdini y Bess elaboraron una contraseña secreta de 10 palabras para volver de entre los muertos que, aseguraban, ningún médium conseguiría descifrar.


   El 18 de octubre de 1926 Houdini fue a Montreal de gira. Mientras descansaba después del espectáculo, unos universitarios fueron a su camerino y uno de ellos le retó a recibir un puñetazo en el abdomen. Como siempre alardeaba de su legendaria fuerza, resistencia y salud, el mago aceptó sin saber que el estudiante era una joven promesa del boxeo. Casi sin darle tiempo a preparar su cuerpo, el boxeador en ciernes le asestó un fuerte golpe en el estómago, que fue seguido por otros cuantos. Houdini aguantó los golpes como un actor, pero su apéndice, que seguramente estaba ya inflamado, terminó rompiéndose, y pasó de sufrir un apendicitis a una grave peritonitis, sin cura en la época.


   Pese al intenso dolor y a su grave estado de su salud, Houdini no anuló los espectáculos, y siguió haciendo sus trucos en medio de una terrible agonía, y en la madrugada del 31 de octubre de 1926 fallecía a los 52 años de edad en Detroit. Al igual que cuando se tiraba atado de pies y manos a los ríos, acudieron a su entierro una multitud de más de 2.000 personas, quizá confiando secretamente que todo aquello no fuera más que otro de sus trucos, y que de repente apareciera sin aire, semidesnudo y con esa altivez de quien sabe que es insuperable.


   Tal y como había supuesto Houdini, los mediums no tardaron en contactar con Bess para traer de vuelta a su escéptico marido, pero ninguno de ellos consiguió averiguar el código secreto. Diez años después de su muerte, Bess realizó su última sesión de espiritismo en la que el espíritu de su marido volvió a no hacer acto de presencia. Entonces, la viuda sexagenaria se levantó con dificultad y resignación y dijo: “Diez años son suficientes para esperar por cualquier hombre. Todo ha terminado. Buenas noches, Harry”. Desde entonces, magos de todo el mundo han convertido en tradición invocar al espíritu de Houdini cada noche de Halloween... por si acaso.

PD (nº1) experimental
: Sir Arthur Conan Doyle (1856-1930), el padre de Sherlock Holmes, fue un gran amigo de Harry Houdini hasta que la mujer del escritor, que hacía sus pinitos como médium -practicando la escritura automática-, pensó que sería buena idea ponerse en contacto con la madre del mago recién fallecida. El 17 de junio de 1922 Jane Doyle entregó una carta supuestamente dictada por la madre muerta en la que se repetían un montón de lugares comunes y contenido sin interés ni precisión alguna, pero la gota, que colmó el vaso y puso punto y final a la amistad entre el escritor y el mago, fue que dicha carta estaba escrita en inglés, un idioma que la difunta nunca utilizaba con su hijo, y que le llamaba Harry cuando ella siempre había llamado a su hijo con su nombre de pila Erik. Después de aquello, el matrimonio Houdini nunca más les devolvieron las llamadas a sus ex-amigos británicos.


PD (nº2) política: Tanta era la fama de Houdini destapando farsantes que el mago llegó a recibir la llamada del gobierno ruso para que desenmascarara a Rasputín, el intrigante y misterioso curandero, brujo y confesor siberiano que tenía demasiado influenciada a la zarina, según opinión del gobierno. Por lo visto, Houdini no quiso mezclarse en esos asuntos.


                                             (De María Glück, el 07 de febrero de 2017)


Referencias útiles:
HOUDiNi. LAS LEYES DEL ASOMBRO


¿CUÁNDO? De Lunes a Domingo, de 10h a 20h, hasta el Domingo 28 de mayo de 2017.


¿QUÉ? Miguel A. Delgado y María Santoyo comisarían la exposición “Houdini. Las Leyes del Asombro”, en la que, a través de su rocambolesca biografía, se va trazando la historia de la magia moderna y su evolución, desde las barracas de ferias y los freak shows hasta el gran espectáculo de masas. Un recorrido visual en el que se muestran tratados de magia, carteles, piezas originales de gimnasio, camisas de fuerza, piezas audiovisuales y aproximaciones a las bases científicas que utilizaban los magos para crear las ilusiones ópticas de las desapariciones. La muestra, que también expone en detalle todo el universo de Houdini, sus logros, proezas, contexto histórico así como sus estrategias de promoción, va acompañada de un extenso programa de talleres y conferencias para todos los públicos.


¿DÓNDE? En el Espacio Fundación Telefónica (ver la ilustración)
Calle de Fuencarral, 3
28004 Madrid
915 808 700
M Gran Vía


¿CUÁNTO? Entrada gratuita.


Para saberlo todo de la muestra, conéctate a la web del ESPACiO FUNDACiÓN TELEFÓNiCA (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit Pinacoteca, Callejero o Blogosfera]

   Houdini es, sin duda, el mago más famoso de la historia. El que odiaba lo sobrenatural, sentó las bases de la magia moderna demostrando que, bajo todo lo misterioso y lo oculto, existía un truco. Dedicado en cuerpo y alma a desenmascarar a espiritistas y abanderados del más allá, fue el primer mago que defendió el valor de la magia como disciplina artística, haciendo de la paradoja su mayor virtud al defender la no existencia de la magia. Con motivo de la exposiciónHoudini. Las leyes del asombro” en el Espacio Fundación Telefónica, he aquí Mi (Petit) Homenaje a un extraordinario escapista y publicista.


   Erik Weisz nació en Budapest, el 24 de marzo de 1874. Su padre, un rabino con pocos recursos, emigró a Estados Unidos cuando el joven Erik contaba con 4 años. Entonces se afincaron en Appelton, una pequeña población de Wisconsin, donde el patriarca había sido contratado para llevar una congregación. Sin embargo, cuatro años después, el rabino Weisz fue despedido, y la familia quedó a la deriva sumidos en una acuciante pobreza. Las necesidades llevaron al futuro mago a tener que trabajar de cualquier cosa en las calles, hasta que un día, su padre le llevó a ver el espectáculo del Dr Lynn, uno de los muchos magos ambulantes que llegaban a la ciudad...


   El pequeño quedó tan fascinado que no podía pensar en nada que no fuera la magia. Comenzó a practicar trucos, a leer todo aquello que tuviera que ver con la magia y a ejercitar su cuerpo, tanto en la fuerza como en el dominio de las acrobacias, así como en varias disciplinas deportivas, como la natación. Todo esto, por supuesto, lo hacía en su tiempo libre, en aquel que le quedaba después de realizar trabajos de todo tipo para poder ayudar a su familia, quienes ya se habían trasladado a Nueva York y trataban de sobrevivir en la Gran Manzana finisecular.


   Tan sólo tenía 17 años y una firme convicción de ser mago, cuando cambió su viejo nombre húngaro por el cual ha pasado a la historia. El joven, que estaba fascinado con un famoso prestidigitador francés del siglo XIX llamado Robert Houdin, decidió añadirle una -i final y apropiarse del nombre. Fue entonces cuando Erik Weisz desapareció y nació Harry Houdini (retratado aquí), que empezó a recorrer los circos y espectáculos callejeros baratos junto a su hermano, Hardeen, quien también fue un talentoso mago durante toda su vida, pero que quedó irremediablemente a la sombra de su hermano mayor.


   Pronto, a los dos hermanos se les unió un tercer miembro en el espectáculo: Bess, una jovencísima cantante y bailarina que realizaba un espectáculo en Coney Island. Bess y Harry se enamoraron perdidamente. Tanto que a los 20 días de conocerse se casaron. Houdini solía decir que la cadena que le unía a Bess era la única de la que no había podido soltarse.


   Entre los muchos trabajos del joven Houdini se contaba el de aprendiz de cerrajero, donde sin duda aprendió todo lo que sabía de abrir cerraduras. Si bien tocó todos los palos de la magia, fue gracias al escapismo que se hizo mundialmente famoso. Fanfarrón, obsesivo y muy seguro de sí mismo, Houdini acudía a las comisarías para retar a los policías, delante de un buen número de periodistas, a ser capaz de liberarse de cualquier cadena que le pusieran o de cualquier celda en la que le encerrasen. Así, poco a poco su fama y su leyenda fueron en aumento, y el nombre de Houdini en letras grandes como único y absoluto reclamo para el show, no tardó en llenar teatros y salas tanto dentro como fuera de su país de adopción.


   Huelga decir que, a medida que sus proezas se iban conociendo por el mundo, también lo hacían sus imitadores, hecho que enfurecía al húngaro y que le impulsaba a idear un espectáculo “más difícil todavía”. Por ejemplo, después de poder liberarse de cualquier cuerda, cadena, esposa o cerradura, e incluso de hacerlo desnudo delante de la concurrencia, ideó el truco del bidón de leche y el de la cámara de tortura acuática. También, inspirado por una visita a un manicomio, comenzó a utilizar camisas de fuerza, de las que se desataba en minutos frente a un público que miraba embelesado como se retorcía y contorsionaba. Dicen que fue su hermano quien le animó a hacerlo a la vista de todos en lugar de cubierto por una cortina porque a la gente le impresionaba más, como cuando se tiraba a gélidos ríos convenientemente encadenado para salir a la superficie vivo y sin apenas aire, pero ante una audiencia enloquecida y arrebatada.


   Sus increíbles trucos, siempre al límite, le llevaron a convertirse en el mago más célebre del mundo, además de un gran profesional de la autopromoción y del show business. Apodado “el rey de las esposas”, el mago afirmaba conocer el mecanismo de todos y cada uno de los cierres existentes, y aunque luego se ha sabido que poseía un buen número de ganzúas y llaves, el misterio sigue radicando en dónde los escondía: ¿dedos falsos?, ¿besos de su amada y cómplice Bess?, ¿una prótesis dental?, incluso se dice que aprendió a tragar y regurgitar objetos. Trucos secretos que supo desarrollar con una habilidad sin igual, mezclada con un estado físico implacable y un tesón obsesivo.


   Además de hacer sus pinitos en el cine y en la aviación (que en torno a 1910 era toda una novedad) y escribir libros sobre magia, Houdini se erigió como el azote de mediums y espiritistas, a quienes consideraba unos auténticos farsantes que se aprovechaban del dolor de la gente para sacarles dinero. Al final de la Primera Guerra Mundial, la profesión de medium estaba en alza. Madres, padres y novias desesperadas querían contactar con sus jóvenes soldados muertos en los frentes europeos. La tecnología del siglo XX resultaba tan inexplicable que la idea de contactar con los muertos se veía como algo perfectamente posible. Entonces, Houdini se puso como objetivo desenmascarar a todos los que se enriquecían representando cualquier acción supuestamente sobrenatural en nombre de difuntos amados. Incluso llegó a ofrecer premios a quienes fueran capaces de demostrar sus habilidades. Por supuesto, nunca llegó a otorgarlos ya que siempre conseguía revelar los trucos que usaban. Es más: Houdini y Bess elaboraron una contraseña secreta de 10 palabras para volver de entre los muertos que, aseguraban, ningún médium conseguiría descifrar.


   El 18 de octubre de 1926 Houdini fue a Montreal de gira. Mientras descansaba después del espectáculo, unos universitarios fueron a su camerino y uno de ellos le retó a recibir un puñetazo en el abdomen. Como siempre alardeaba de su legendaria fuerza, resistencia y salud, el mago aceptó sin saber que el estudiante era una joven promesa del boxeo. Casi sin darle tiempo a preparar su cuerpo, el boxeador en ciernes le asestó un fuerte golpe en el estómago, que fue seguido por otros cuantos. Houdini aguantó los golpes como un actor, pero su apéndice, que seguramente estaba ya inflamado, terminó rompiéndose, y pasó de sufrir un apendicitis a una grave peritonitis, sin cura en la época.


   Pese al intenso dolor y a su grave estado de su salud, Houdini no anuló los espectáculos, y siguió haciendo sus trucos en medio de una terrible agonía, y en la madrugada del 31 de octubre de 1926 fallecía a los 52 años de edad en Detroit. Al igual que cuando se tiraba atado de pies y manos a los ríos, acudieron a su entierro una multitud de más de 2.000 personas, quizá confiando secretamente que todo aquello no fuera más que otro de sus trucos, y que de repente apareciera sin aire, semidesnudo y con esa altivez de quien sabe que es insuperable.


   Tal y como había supuesto Houdini, los mediums no tardaron en contactar con Bess para traer de vuelta a su escéptico marido, pero ninguno de ellos consiguió averiguar el código secreto. Diez años después de su muerte, Bess realizó su última sesión de espiritismo en la que el espíritu de su marido volvió a no hacer acto de presencia. Entonces, la viuda sexagenaria se levantó con dificultad y resignación y dijo: “Diez años son suficientes para esperar por cualquier hombre. Todo ha terminado. Buenas noches, Harry”. Desde entonces, magos de todo el mundo han convertido en tradición invocar al espíritu de Houdini cada noche de Halloween... por si acaso.

PD (nº1) experimental
: Sir Arthur Conan Doyle (1856-1930), el padre de Sherlock Holmes, fue un gran amigo de Harry Houdini hasta que la mujer del escritor, que hacía sus pinitos como médium -practicando la escritura automática-, pensó que sería buena idea ponerse en contacto con la madre del mago recién fallecida. El 17 de junio de 1922 Jane Doyle entregó una carta supuestamente dictada por la madre muerta en la que se repetían un montón de lugares comunes y contenido sin interés ni precisión alguna, pero la gota, que colmó el vaso y puso punto y final a la amistad entre el escritor y el mago, fue que dicha carta estaba escrita en inglés, un idioma que la difunta nunca utilizaba con su hijo, y que le llamaba Harry cuando ella siempre había llamado a su hijo con su nombre de pila Erik. Después de aquello, el matrimonio Houdini nunca más les devolvieron las llamadas a sus ex-amigos británicos.


PD (nº2) política: Tanta era la fama de Houdini destapando farsantes que el mago llegó a recibir la llamada del gobierno ruso para que desenmascarara a Rasputín, el intrigante y misterioso curandero, brujo y confesor siberiano que tenía demasiado influenciada a la zarina, según opinión del gobierno. Por lo visto, Houdini no quiso mezclarse en esos asuntos.


                                             (De María Glück, el 07 de febrero de 2017)


Referencias útiles:
HOUDiNi. LAS LEYES DEL ASOMBRO


¿CUÁNDO? De Lunes a Domingo, de 10h a 20h, hasta el Domingo 28 de mayo de 2017.


¿QUÉ? Miguel A. Delgado y María Santoyo comisarían la exposición “Houdini. Las Leyes del Asombro”, en la que, a través de su rocambolesca biografía, se va trazando la historia de la magia moderna y su evolución, desde las barracas de ferias y los freak shows hasta el gran espectáculo de masas. Un recorrido visual en el que se muestran tratados de magia, carteles, piezas originales de gimnasio, camisas de fuerza, piezas audiovisuales y aproximaciones a las bases científicas que utilizaban los magos para crear las ilusiones ópticas de las desapariciones. La muestra, que también expone en detalle todo el universo de Houdini, sus logros, proezas, contexto histórico así como sus estrategias de promoción, va acompañada de un extenso programa de talleres y conferencias para todos los públicos.


¿DÓNDE? En el Espacio Fundación Telefónica (ver la ilustración)
Calle de Fuencarral, 3
28004 Madrid
915 808 700
M Gran Vía


¿CUÁNTO? Entrada gratuita.


Para saberlo todo de la muestra, conéctate a la web del ESPACiO FUNDACiÓN TELEFÓNiCA (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit Pinacoteca, Callejero o Blogosfera]

Imagen

SABiNA URRACA,
PREGONERA DE LA PLAZA EN VERANO

Hoy, Viernes 28 de julio de 2017, Sabina Urraca le pondrá la guinda a su pastel o, como ella dice, la palmerita a ese cóctel que se...

[Leer más...]

Imagen

SABiNA URRACA,
PREGONERA DE LA PLAZA EN VERANO

Hoy, Viernes 28 de julio de 2017, Sabina Urraca le pondrá la guinda a su pastel o, como ella dice, la palmerita a ese cóctel que se... 

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL Y RUTA:
EL FUTBOLíN

Presentes hasta hace poco en la mayoría de los bares europeos y norteamericanos, sus mesas han ido desapareciendo de nuestro entorno... 

[Leer más...]

Imagen

AMERiCAN GRAFFiTi
(EN MADRiD)

“¿Dónde estabas en el 62?”. Este era uno de los reclamos publicitarios de “American Graffiti”, de George Lucas, estrenada en 1973...

[Leer más...]

Imagen

VERANO 1993

Veinticuatro años después de aquel verano diferente, la cineasta Carla Simón ya no necesita soñar para imaginar la película de su vida...

[Leer más...]

Imagen

VERANO 1993

Veinticuatro años después de aquel verano diferente, la cineasta Carla Simón ya no necesita soñar para imaginar la película de su vida...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 24 al 28 de julio de 2017)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

10 COSAS QUE NO SABíAS DE...
CUANDO HARRY ENCONTRÓ A SALLY

Más de 25 años después de su estreno, “Cuando Harry encontró a Sally” (1989), muy bien dirigida por Rob Reiner gracias al guion...

[Leer más...]

Imagen

10 COSAS QUE NO SABíAS DE...
CUANDO HARRY ENCONTRÓ A SALLY

Más de 25 años después de su estreno, “Cuando Harry encontró a Sally” (1989), muy bien dirigida por Rob Reiner gracias al guion...

[Leer más...]

Imagen

GiRLS FROM TODAY

Les gusta soñar sin que la ilusión disuelva sus ambiciones. Peleonas,  perezosas,  divertidas, naturales, femeninas, sexys, pícaras...

[Leer más...]

Imagen

GiRLS FROM TODAY

Les gusta soñar sin que la ilusión disuelva sus ambiciones. Peleonas,  perezosas,  divertidas, naturales, femeninas, sexys, pícaras...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A… MECANO
(EN SiNG-ALONG)

Han pasado 25 años desde su último concierto. Más de dos décadas a lo largo de las cuales sus seguidores no han dejado de soñar...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A… MECANO
(EN SiNG-ALONG)

Han pasado 25 años desde su último concierto. Más de dos décadas a lo largo de las cuales sus seguidores no han dejado de soñar...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
LA CANCiÓN DEL VERANO

Que te guste o no, acabarás tarareando su melodía en el coche y bailando a su ritmo en la pista de baile de una verbena o de una discoteca... 

[Leer más...]

Imagen

MARi QUiÑONERO
COLLAGE & OTHERS

De pequeña coleccionaba cromos y recortes de revistas. Lo hacía a todas horas, llenando carpetas y carpetas con aquellos trozos...

[Leer más...]

Imagen

MARi QUiÑONERO
COLLAGE & OTHERS

De pequeña coleccionaba cromos y recortes de revistas. Lo hacía a todas horas, llenando carpetas y carpetas con aquellos trozos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 17 al 21 de julio de 2017)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

CUENTOS ENCANDiLADOS
EN EL RETiRO

Hay atardeceres veraniegos fuera de lo corriente cuando la luz de un candil releva a la del sol, anunciando que algo especial se avecina...

[Leer más...]

Imagen

CUENTOS ENCANDiLADOS
EN EL RETiRO

Hay atardeceres veraniegos fuera de lo corriente cuando la luz de un candil releva a la del sol, anunciando que algo especial se avecina...

[Leer más...]

Imagen

CUENTOS ENCANDiLADOS
EN EL RETiRO

Hay atardeceres veraniegos fuera de lo corriente cuando la luz de un candil releva a la del sol, anunciando que algo especial se avecina...

[Leer más...]

Imagen

A PLACE FOR ART

Llega a la ciudad A Place For Art, un proyecto que pretende dar visibilidad a artistas noveles organizando exposiciones de fotografía...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A...
BRYAN FERRY

A lo largo de su carrera, ha combinado como nadie la elegancia y el decadentismo para crear un estilo tan personal y reconocible...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A...
BRYAN FERRY

A lo largo de su carrera, ha combinado como nadie la elegancia y el decadentismo para crear un estilo tan personal y reconocible... 

[Leer más...]

Imagen

PULP FiCTiON
(EN EL DRiVE-iN DE MADRiD)

En 1994, después de sorprender a crítica y público con “Reservoir Dogs” (1992), Quentin Tarantino estrenó “Pulp Fiction”...

[Leer más...]

Imagen

PULP FiCTiON
(EN EL DRiVE-iN DE MADRiD)

En 1994, después de sorprender a crítica y público con “Reservoir Dogs” (1992), Quentin Tarantino estrenó “Pulp Fiction”...

[Leer más...]

Imagen

FRANCO BATTiATO
EN LAS NOCHES DEL BOTÁNiCO

Detrás de su frágil imagen de intelectual trajeado, espigado y gafapasta (cuando tal apéndice anteojeril aún no significaba...

[Leer más...]

Imagen

FRANCO BATTiATO
EN LAS NOCHES DEL BOTÁNiCO

Detrás de su frágil imagen de intelectual trajeado, espigado y gafapasta (cuando tal apéndice anteojeril aún no significaba...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 10 al 14 de julio de 2017)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ LUNA LLENA DE LOS TRUENOS!
(EN BiCi O EN CASA)

Conocida como “Luna llena de los Truenos” por las tormentas eléctricas, que rocían nuestro cielo veraniego durante esta época del año...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail