Nuevas Ideas
Comer Beber

EL TWANGUERO
O EL LENGUAJE DE LAS CUERDAS

EL TWANGUERO
O EL LENGUAJE DE LAS CUERDAS

Imagen
Imagen

   Como un cowboy solitario, con su guitarra como único equipaje, el valenciano Diego García, aka El Twanguero, ha recorrido medio mundo a la caza de sonidos y maestros. En cada destino, buscó las raíces más profundas, se sumergió en la música popular, tradicional y de barrio, y aprendió desde los ritmos latinos al más puro estilo americano para dar a sus manos mucho que contar, y una destreza y savoir-faire que le situaron como uno de los mejores guitarristas del planeta. De esta mezcla -entre guitarra española, folk, flamenco y tango-, que sumó al twang -un sonido nasal de la guitarra que le valió su apodo-, nació su peculiar estilo y la distinción de ser una rara avis reclamada por los grandes. Después de una larga carrera acompañando a Calamaro, Auserón, Urrutia, Bunbury, Juanes o Ariel Rot, entre muchos otros, Diego decidió volar solo. Con las cuerdas como arma y un dominio impresionante del fingerpicking, el músico al que Gabriel García Márquez rindió pleitesía tras verle tocar, y al que la prensa norteamericana bautizó como “el prócer de la guitarra”, estará mañana, Sábado 11 de julio de 2015, en el Madgarden Festival junto a su viejo amigo, Popa Chubby, y el ex Sunday Drivers, Julián Maeso, en un homenaje a BB King, que llenará de rock-blues el Real Jardín Botánico de la Universidad Complutense.


   Todo empezó por un vinilo de The Shadows, que sus padres solían poner en casa. Aquella música de guateque enamoró a un pequeñísimo Diego, pero sobre todo fue la portada de aquel disco, en la que relucía una flamante Fender Stratocaster roja, la que le impactó a la tierna edad de 5 años. Desde entonces, su único deseo era aquella Fender, y a falta de pan, aquel niño tiró de una vieja guitarra (para su consuelo, con golpeador rojo), que su progenitor guardaba bajo la cama, y con la que investigó, probó y rascó hasta que acabó en un centro cultural, donde una viejecita le enseñó los primeros acordes de “La Bamba”. A los 7 años, ya estaba metido en el Conservatorio de Valencia, y entre solfeo y conjunto coral, llegaron por fin clases en la escuela de Andrés Segovia (uno de los guitarristas clásicos por excelencia), los grupos musicales adolescentes, y a los 16, los primeros viajes por Europa acompañando a orquestas de baile, que animaban las fiestas de los hoteles. Por supuesto, su primer sueldo fue a parar en una Strato roja, una signature Eric Clapton, que aún conserva, y sin haber cumplido los 20, con tanta carretera a sus espaldas, Diego pensó que ya tenía suficiente para lanzar un disco, y se vino a Madrid.


   Llegó a la capital en 1996, y en apenas unas horas, se dio cuenta de que aunque dominaba la guitarra, aún le faltaba una escuela, la de la calle, y con el dolor de esta bofetada de realidad, guardó su proyecto en un cajón, y decidió seguir formándose. Rápidamente encontró trabajo en la banda de un programa de televisión, y así acompañó a Compay Segundo, Eros Ramazzotti o Camilo Sesto. Poco a poco, su peculiar toque fue dando que hablar en el mundillo, y artistas tan diferentes como Nacho Campillo, Manolo Tena, Los Chunguitos, Raphael o Sergio Dalma, reclamaron sus servicios. Fue una época de giras interminables, Bogotá, Nueva York, Los Ángeles... y después de unos cuantos años despertándose sin saber dónde estaba, Diego García -a quien una noche Andrés Calamaro afianzó en su apodo El Twanguero-, curtido, viajado y aprendido, decidió volver a abrir aquel cajón...


   En agosto de 2004, aterrizó en Nueva York, y entró en contacto con el productor venezolano, Andrés Levin, que con maleta y todo, se lo llevó a su estudio de grabación. Allí coincidió con un teclista que, nada más verle tocar, le ofreció su primer concierto en la Gran Manzana, la noche del 16 de agosto, aniversario de la muerte de Elvis. Durante aquel verano, todos los lunes, llenó de su guitarra el club The Living Room, donde habían tocado, entre otros, Norah Jones, y a su regreso, con el subidón en las venas, publicó “Octopus” (2005), por fin su primer disco que nada tuvo que ver con su antiguo intento de LP.


   En 2008, llegó “Twanguero”, y con cierta nostalgia, y aún más ganas de nutrirse, de nuevo cogió su equipaje rumbo a los Estates. Pasó un año en el barrio neoyorkino de Williamsburg, en el underground musical, en un circuito guitarrero donde hizo amigos, y afianzó su estilo. Con su facilidad para camelar, innata al barrio humilde de Benicalap donde se crió, Diego convenció a Tony Mason, batería de Norah Jones, y a Nick D’Amato, bajista precisamente de Popa Churry, para formar una banda con la que darlo todo a cambio de nada. El “Diego García Trío” recorrió la costa Este de los Estados Unidos, y grabó en un solo día “The Brooklyn Session” (2010).


   Este mismo año, El Twanguero se marchó a Buenos Aires, Argentina, y entre festival y festival, conoció a su mujer; estudió tango con viejos maestros puristas a los que les costó aceptar tanta fusión; aprendió la visión del rock argentino; el tango avanzado cercano al swing, al jazz francés o incluso al sonido de Django Reinhardt; y el blues más auténtico de Óscar Alemán, un virtuoso que fichó para su orquesta el mismísimo Duke Ellington, pero que abandonó todo en los 70 para enseñar a muchos de los que, entonces, eran amigos de Diego.


   Recién llegado de su periplo, El Twanguero se acercó al flamenco de mano de su colega El Cigala, y aunque no entró mucho en materia, su colaboración fue premiada con 2 Grammys Latinos. Con ganas de seguir, buscó en el mecenazgo o crowdfunding la manera de sacar “Pachuco” (2015), en referencia a los mexicanos asentados en Los Ángeles, que en los años 30-40, engalanados como gánsteres y un tanto pendencieros de actitud, poblaron las salas de baile donde sonaba mambo, swing y cha cha chá sin parar. Hoy, con un look parecido, a base de mucha actitud, calcetines de leopardo, zapatos oxford bicolor y su inseparable vieja Gibson dorada, El Twanguero consigue trasladarnos con cada canción a una de las muchas ciudades, que han ido forjando su historia y sonido.


PD cinematográfica: A Diego también le debemos la guitarra de la canción “In the lap of the mountain”, nominada al Goya 2010 como parte de la banda sonora de “Buried”, de Rodrigo Cortés.


                                                    (De Lidia Martín, el 10 de julio de 2015)


Referencias útiles:
EL TWANGUERO EN MADGARDEN


¿CUÁNDO? El Sábado 11 de julio de 2015, a partir de las 20h.


¿QUÉ? Para rendir un pequeño homenaje a BB King, MadGarden Festival ha reunido un elenco de artistas de primer nivel nacional e internacional: Popa Chubby, Julián Maeso y El Twanguero.


¿DÓNDE? En Madgarden Festival (también en Facebook y Twitter)
En el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la UCM
Avda. Complutense, s/n
28040 Madrid
913 947 078
M Ciudad Universitaria


¿CUÁNTO? A partir de 20 euros aquí.


Para seguir los pasos (re)creativos de EL TWANGUERO, conéctate a su web, su canal YouTube, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit DiscotecaCallejero o Blogosfera]

   Como un cowboy solitario, con su guitarra como único equipaje, el valenciano Diego García, aka El Twanguero, ha recorrido medio mundo a la caza de sonidos y maestros. En cada destino, buscó las raíces más profundas, se sumergió en la música popular, tradicional y de barrio, y aprendió desde los ritmos latinos al más puro estilo americano para dar a sus manos mucho que contar, y una destreza y savoir-faire que le situaron como uno de los mejores guitarristas del planeta. De esta mezcla -entre guitarra española, folk, flamenco y tango-, que sumó al twang -un sonido nasal de la guitarra que le valió su apodo-, nació su peculiar estilo y la distinción de ser una rara avis reclamada por los grandes. Después de una larga carrera acompañando a Calamaro, Auserón, Urrutia, Bunbury, Juanes o Ariel Rot, entre muchos otros, Diego decidió volar solo. Con las cuerdas como arma y un dominio impresionante del fingerpicking, el músico al que Gabriel García Márquez rindió pleitesía tras verle tocar, y al que la prensa norteamericana bautizó como “el prócer de la guitarra”, estará mañana, Sábado 11 de julio de 2015, en el Madgarden Festival junto a su viejo amigo, Popa Chubby, y el ex Sunday Drivers, Julián Maeso, en un homenaje a BB King, que llenará de rock-blues el Real Jardín Botánico de la Universidad Complutense.


   Todo empezó por un vinilo de The Shadows, que sus padres solían poner en casa. Aquella música de guateque enamoró a un pequeñísimo Diego, pero sobre todo fue la portada de aquel disco, en la que relucía una flamante Fender Stratocaster roja, la que le impactó a la tierna edad de 5 años. Desde entonces, su único deseo era aquella Fender, y a falta de pan, aquel niño tiró de una vieja guitarra (para su consuelo, con golpeador rojo), que su progenitor guardaba bajo la cama, y con la que investigó, probó y rascó hasta que acabó en un centro cultural, donde una viejecita le enseñó los primeros acordes de “La Bamba”. A los 7 años, ya estaba metido en el Conservatorio de Valencia, y entre solfeo y conjunto coral, llegaron por fin clases en la escuela de Andrés Segovia (uno de los guitarristas clásicos por excelencia), los grupos musicales adolescentes, y a los 16, los primeros viajes por Europa acompañando a orquestas de baile, que animaban las fiestas de los hoteles. Por supuesto, su primer sueldo fue a parar en una Strato roja, una signature Eric Clapton, que aún conserva, y sin haber cumplido los 20, con tanta carretera a sus espaldas, Diego pensó que ya tenía suficiente para lanzar un disco, y se vino a Madrid.


   Llegó a la capital en 1996, y en apenas unas horas, se dio cuenta de que aunque dominaba la guitarra, aún le faltaba una escuela, la de la calle, y con el dolor de esta bofetada de realidad, guardó su proyecto en un cajón, y decidió seguir formándose. Rápidamente encontró trabajo en la banda de un programa de televisión, y así acompañó a Compay Segundo, Eros Ramazzotti o Camilo Sesto. Poco a poco, su peculiar toque fue dando que hablar en el mundillo, y artistas tan diferentes como Nacho Campillo, Manolo Tena, Los Chunguitos, Raphael o Sergio Dalma, reclamaron sus servicios. Fue una época de giras interminables, Bogotá, Nueva York, Los Ángeles... y después de unos cuantos años despertándose sin saber dónde estaba, Diego García -a quien una noche Andrés Calamaro afianzó en su apodo El Twanguero-, curtido, viajado y aprendido, decidió volver a abrir aquel cajón...


   En agosto de 2004, aterrizó en Nueva York, y entró en contacto con el productor venezolano, Andrés Levin, que con maleta y todo, se lo llevó a su estudio de grabación. Allí coincidió con un teclista que, nada más verle tocar, le ofreció su primer concierto en la Gran Manzana, la noche del 16 de agosto, aniversario de la muerte de Elvis. Durante aquel verano, todos los lunes, llenó de su guitarra el club The Living Room, donde habían tocado, entre otros, Norah Jones, y a su regreso, con el subidón en las venas, publicó “Octopus” (2005), por fin su primer disco que nada tuvo que ver con su antiguo intento de LP.


   En 2008, llegó “Twanguero”, y con cierta nostalgia, y aún más ganas de nutrirse, de nuevo cogió su equipaje rumbo a los Estates. Pasó un año en el barrio neoyorkino de Williamsburg, en el underground musical, en un circuito guitarrero donde hizo amigos, y afianzó su estilo. Con su facilidad para camelar, innata al barrio humilde de Benicalap donde se crió, Diego convenció a Tony Mason, batería de Norah Jones, y a Nick D’Amato, bajista precisamente de Popa Churry, para formar una banda con la que darlo todo a cambio de nada. El “Diego García Trío” recorrió la costa Este de los Estados Unidos, y grabó en un solo día “The Brooklyn Session” (2010).


   Este mismo año, El Twanguero se marchó a Buenos Aires, Argentina, y entre festival y festival, conoció a su mujer; estudió tango con viejos maestros puristas a los que les costó aceptar tanta fusión; aprendió la visión del rock argentino; el tango avanzado cercano al swing, al jazz francés o incluso al sonido de Django Reinhardt; y el blues más auténtico de Óscar Alemán, un virtuoso que fichó para su orquesta el mismísimo Duke Ellington, pero que abandonó todo en los 70 para enseñar a muchos de los que, entonces, eran amigos de Diego.


   Recién llegado de su periplo, El Twanguero se acercó al flamenco de mano de su colega El Cigala, y aunque no entró mucho en materia, su colaboración fue premiada con 2 Grammys Latinos. Con ganas de seguir, buscó en el mecenazgo o crowdfunding la manera de sacar “Pachuco” (2015), en referencia a los mexicanos asentados en Los Ángeles, que en los años 30-40, engalanados como gánsteres y un tanto pendencieros de actitud, poblaron las salas de baile donde sonaba mambo, swing y cha cha chá sin parar. Hoy, con un look parecido, a base de mucha actitud, calcetines de leopardo, zapatos oxford bicolor y su inseparable vieja Gibson dorada, El Twanguero consigue trasladarnos con cada canción a una de las muchas ciudades, que han ido forjando su historia y sonido.


PD cinematográfica: A Diego también le debemos la guitarra de la canción “In the lap of the mountain”, nominada al Goya 2010 como parte de la banda sonora de “Buried”, de Rodrigo Cortés.


                                                    (De Lidia Martín, el 10 de julio de 2015)


Referencias útiles:
EL TWANGUERO EN MADGARDEN


¿CUÁNDO? El Sábado 11 de julio de 2015, a partir de las 20h.


¿QUÉ? Para rendir un pequeño homenaje a BB King, MadGarden Festival ha reunido un elenco de artistas de primer nivel nacional e internacional: Popa Chubby, Julián Maeso y El Twanguero.


¿DÓNDE? En Madgarden Festival (también en Facebook y Twitter)
En el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la UCM
Avda. Complutense, s/n
28040 Madrid
913 947 078
M Ciudad Universitaria


¿CUÁNTO? A partir de 20 euros aquí.


Para seguir los pasos (re)creativos de EL TWANGUERO, conéctate a su web, su canal YouTube, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit DiscotecaCallejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 23 al 27 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 16 al 20 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL: SAN CRiSTÓBAL
EL SANTO “DESCANONiZADO”

Patrón de los viajeros a pie, en bici o en coche, cuya medalla, aún hoy, colgada del retrovisor, se balancea por encima del insuperable...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 09 al 13 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 02 al 06 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ LUNA LLENA DE LA FRESA!

Conocida como “Luna llena de la Fresa” por coincidir con el período de cosecha de la fruta en forma de corazón, cuyo color evoca la pasión... 

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 25 al 29 de junio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

GEORGES MÉLiÈS
(CiNE EN EL RíO MANZANARES)

El pionero del cinematógrafo Georges Méliès (1861-1938) da nombre a un festival de cine organizado por adolescentes...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail