Nuevas Ideas
Comer Beber

EL BOSCO DE LA “A” A LA “Z”
(EN EL MUSEO DEL PRADO)

EL BOSCO DE LA “A” A LA “Z”
(EN EL MUSEO DEL PRADO)

Imagen
Imagen

   En 1516 fallecía en Bolduque (Ducado de Brabante) Jheronimus Bosch, más conocido por el sobrenombre de El Bosco en referencia al lugar donde nació y residió toda su vida. Para celebrar el V Centenario de su muerte, el Museo Nacional de El Prado rinde homenaje al pintor flamenco, cuya obra es clave para entender la evolución de la pintura a lo largo de la historia, con una gran exposición que reúne casi la totalidad de su (escasa) producción.


   Lejos de pretender poner fin a cualquier discusión erudita (aún hoy los críticos de arte son incapaces de ponerse de acuerdo sobre el significado o la simbología de muchos de los cuadros del El Bosco, ni tampoco en lo que se refiere a fechas o detalles de su biografía), he aquí un humilde diccionario para saber un poco más del artista cuyo original estilo y extraño universo han influenciado a artistas de todas las épocas, incluidas las Vanguardias.


ALBA Durante una de las campañas de Flandes, el Duque de Alba se dedicó a seguirle la pista al tríptico “El Jardín de las Delicias”, encargado por la familia Nassau a El Bosco y que en ese momento era propiedad de Guillermo de Orange. A pesar de los intentos de los holandeses por preservarlo, el cuadro fue finalmente hallado en 1568 por el Duque de Alba, que se lo quedó y lo trajo a España.


BOLDUQUE Corresponde al nombre castellano de s-Hertogenbosch, lugar de nacimiento y de residencia de El Bosco (retratado aquí), cuyo significado sería Bosque del Duque o Bosque ducal.


CARRO DE HENO (EL) Se trata del título de una de las obras maestras de El Bosco. Se estima que fue pintado hacia 1516, fecha de la muerte del pintor y, como es frecuente en otras obras del autor, el tema tiene un contenido moral y religioso. El cuerpo central del tríptico muestra una escena pagana de la que es protagonista un enorme carro de heno, rodeado por diferentes personajes, que muestran actitudes que representan los diferentes pecados capitales. Los cuerpos laterales representan la expulsión del paraíso (a la izquierda) y el infierno (a la derecha). El conjunto tiene el atractivo añadido de que, cuando se cierran las dos palas laterales sobre la central, las puertas muestran la pintura de “El Vendedor Ambulante”, atribuida al taller de El Bosco.


DELiCiAS Si muchos autores datan el cuadro “El Jardín de las Delicias” (ver la ilustración) hacia 1500 o 1505, lo que la convertiría en una obra de madurez, otros sostienen que es una obra temprana y de juventud. Sea como fuere, en este tríptico de más de dos metros por tres, el pintor flamenco despliega toda su iconografía y simbología, reproduciendo animales fantásticos, plantas y frutos inexistentes, moluscos y pájaros gigantes y humanos desnudos en situaciones extrañas. Todo ello, con intención de representar la Creación (tabla izquierda), la lujuria, los placeres terrenales y el pecado (tabla central) y el castigo eterno del infierno (tabla de la derecha). A pesar de ser un cuadro con fines moralizantes, el atractivo de las delicias reproducidas en su parte central convierte al cuadro en una obra optimista, que hace que cualquiera que lo mire se olvide del infierno... si es que lo hay.


ENTEÓGENOS Son sustancias vegetales o derivados de ellas con efectos psicotrópicos que, al ingerirlas, provocan estados alterados de consciencia. Aunque el término “enteógeno” es un neologismo acuñado en la segunda mitad del siglo XX, el uso de estas sustancias se remonta a la época prehistórica y está estrechamente vinculado a experiencias religiosas, mágicas o de conocimiento personal. Con estos antecedentes, no es extraño pensar que muchas de las representaciones que El Bosco incluye en sus cuadros pudieron estar provocadas por el uso de alguna de estas drogas. Dado el desconocimiento que se tiene sobre muchos hechos de la vida y la obra del pintor, nada impide pensar que las razones que explicarían su peculiar universo fueran, además de su imaginación desbordante, experiencias oníricas, patologías mentales o, por qué no, uso de enteógenos.


FELiPE II A pesar de lo extraño y exuberante de las pinturas de El Bosco y de la sobria religiosidad del monarca español, Felipe II tuvo una verdadera obsesión por el pintor flamenco. Durante años se dedicó a adquirir todas las obras del artista que estuvieron a su alcance y, durante su agonía, se cuenta que ordenó que se colocasen en sus aposentos todos los cuadros de El Bosco que se encontraban en ese momento en el monasterio de El Escorial.


GRABADO A diferencia de otros pintores como Rembrandt, Velázquez o más recientemente Van Gogh, la producción de El Bosco no incluye autorretratos. Algunos autores sostienen que ciertos personajes que aparecen en las multitudes que pueblan sus cuadros tienen el rostro del pintor flamenco, pero es difícil determinarlo con certeza. Pero sí se conserva un grabado de Cornelis Cort, incluido en el libro Pictorum Aliquot Celebrium Germaniae Inferioris Effigies, que reproduce el rostro de El Bosco. Sin embargo, dada la fecha de su publicación (1572, ya muerto El Bosco), puede que se haya hecho con la misma técnica con la que los pintores de la época dibujaban elefantes, leones y otras criaturas que nunca habían visto: con testimonios de segunda y tercera mano.


HEREJE Diferentes estudios sobre El Bosco afirman que, a pesar de la aparente religiosidad de sus temas, el pintor profesaba creencias heterodoxas, que podrían resultar heréticas a los ojos del catolicismo de la época. Estas teorías señalan que El Bosco podría haber seguido las doctrinas de Gerardo Grote, que propugnaba una especie de reforma años antes de la que llevaría a cabo Lutero. Otros incluso señalan que pudo haber formado parte de los Adamitas, una secta que defendía la desnudez y el disfrute del sexo.


iNCENDiO A los 12 años, el joven Jhieronimus fue testigo de un incendio que asoló a gran parte de Bolduque (o ’s-Hertogenbosch), y arrasó más de 4.000 edificios. El dramatismo de esas imágenes causó tal impresión en él que no se olvidaría de ellas durante toda su vida. De hecho, las reprodujo en varios de sus cuadros, como en el infierno de “El Jardín de las Delicias” (y “El Carro de Heno”) o el “Tríptico de santa Wilgefortis”.


JHERONiMUS El Bosco no se llamaba El Bosco. Su nombre verdadero era Jheronimus van Akennimus y nació en una familia de pintores, probablemente alemanes, afincados en ’s-Hertogenbosch. A pesar de lo imaginativo y rico de su obra y su iconografía, El Bosco nunca viajó fuera de su lugar de nacimiento. Para dibujar algunos de los animales que aparecen en sus obras, el artista se inspiró en las descripciones hechas por viajeros que pasaban por la ciudad o cronistas en los libros de crónicas.


KAREL VAN MANDER Se trata de un pintor, escritor e historiador flamenco, autor de una colección de biografías sobre pintores como su obra Schilder-boeck, que seguía la tradición iniciada por Vasari en su libro Vidas. Entre las figuras que eligió para su colección de biografiados se encuentran Brueghel el Viejo, Rogier van der Weyden, van Eyck y, por supuesto, El Bosco.


LÁZARO GALDiANO Este pequeño museo situado en la calle de Serrano alberga magníficas obras de arte, atesoradas por su fundador, el escritor, editor y coleccionista Lázaro Galdiano. Entre sus piezas, se encuentra “Las meditaciones de san Juan Bautista” de El Bosco. La tabla, que posiblemente formaba parte de un tríptico o un retablo, muestra a san Juan recostado en un paisaje con abundante vegetación, junto a una extraña planta que está a medio camino entre una granada, una adormidera gigante y Audrey II, la planta carnívora de “La pequeña tienda de los horrores” de Roger Corman.


MAX El dibujante catalán, afincado en Mallorca, Francesc Capdevila aka Max, ha reinterpretado a través del lenguaje del cómic “El jardín de las Delicias”, “La extracción de la piedra de la locura” y “Las tentaciones de San Antonio”, de El Bosco. El encargo (en la ilustración) partió del Museo del Prado, con motivo de la exposición por el V centenario de la muerte del pintor, y el resultado final ha sido un libro de 72 páginas con el título El tríptico de los encantados (Una pantomima bosquiana). Según el propio Max, en declaraciones a Borja Hermoso de El País, el trabajo tenía la ventaja de que como “hay interpretaciones para todos los gustos (…). Yo puedo contar la tontería más loca sobre El Bosco y no va a ser más loca que otras muchas que ya existen”.


NOORDBRABANTS MUSEUM El Noordbrabants Museum de ’s-Hertogenbosch tiene en su colección el cuadro “El Mercado de Telas de Hertogenbosch’s”, de pintor desconocido y datado hacia 1530, que muestra la plaza de la ciudad natal de El Bosco. La estampa, que muestra un día normal de mercado a través de una perspectiva imposible, tiene la particularidad de reproducir la fachada de la casa en la que habitó el pintor junto con su esposa, y excepcionalmente se podrá contemplar hasta el próximo 11 de septiembre, en el Museo del Prado para la exposición “El Bosco. La exposición del V centenario”.


ONíRiCO Muchos de los cuadros de El Bosco contienen imágenes que parecen fruto de las asociaciones inconscientes que se producen durante el sueño. En este sentido, muchos autores han visto en sus trabajos el germen de lo que, siglos después, desarrollarían los surrealistas. De hecho, cuadros como “El gran masturbador” de Salvador Dalí o algunas obras del primer Miró poseen elementos inspirados en la obra de El Bosco.


PECADOSLa Mesa de los Pecados Capitales” (ver la ilustración) es un óleo sobre tabla de chopo, adquirida por Felipe II, quien la conservó en el Monasterio del Escorial. Durante la Guerra (in)Civil, la obra se trasladó a Madrid para ser protegida y, en la actualidad, forma parte de la colección del Museo del Prado. En ella se representan los 7 pecados capitales así como escenas referentes a la muerte, el Juicio Final, el infierno y la gloria. Estudios recientes, como los realizados por el Bosch Research and Conservation Project con motivo del V centenario de la muerte del pintor, afirman que la obra no es de El Bosco, sino de uno de sus discípulos; lo que provocó un agrio enfrentamiento con la pinacoteca madrileña, que sostiene que la obra es auténtica. La dificultad de determinar la autoría se suma a la imposibilidad de datar con exactitud la pieza a consecuencia del material en que está pintada. En efecto, la madera de cedro, a diferencia de otras, como la de roble, no permite determinar la fecha de creación a través de la dendrocronología, técnica basada en el patón de crecimiento de los anillos de las plantas leñosas.


QUESO Los Países Bajos son tierra de quesos. Aunque ’s-Hertogenbosch era más conocida por sus manufacturas textiles, no hay que olvidar que también producía derivados lácteos. De hecho, en la “Mesa de los pecados capitales” -viñeta dedicada a la gula-, aparece, entre otros manjares, un queso... ¿o es un pan? Para salir de dudas, vayan ustedes en persona al Museo del Prado.


REYES MAGOS Uno de los trípticos más conocidos de El Bosco es el de la “Adoración de los Reyes Magos” o “Tríptico de la Epifanía”. Fue encargado por Peter Bronckhorst, aunque posteriormente pasó a ser propiedad del ciudadano belga Jehan Kassembrood, antes de ser confiscada por el Duque de Alba en 1567, durante una de las campañas de Flandes. La escena principal representa la adoración de los Reyes Magos al niño Jesús, que se cobija con la Virgen y San José en una cabaña destartalada. En el fondo se ve una gran ciudad con extraños edificios y, en las dos palas laterales, se reproducen las figuras de los donantes, Peter Bronckhorst y su esposa, acompañados de un santo y una santa cada uno. El cuadro, fechado entre 1485 y 1500 (aunque algunos autores consideran que por su calidad estaría pintado hacia 1505) forma parte de la colección permanente del Museo del Prado.


SEÑORA La Ilustre Hermandad de Nuestra Señora era una organización dedicada al culto a la Virgen, que contaba con unos 15.000 miembros hacia 1500, época en la que El Bosco entró a formar parte de ella. La institución gozaba de un gran prestigio y aglutinaba a las personalidades relevantes de la ciudad, lo que permitió que el pintor estrechase lazos con algunos de esos personajes, para los cuales acabaría realizando diferentes encargos.


TRíPTiCO El Bosco era muy de trípticos, todo hay que decirlo. Estas piezas pictóricas formadas por tres cuerpos, dos de los cuales (los laterales) se pliegan y cierran sobre el central, se repiten en su obra con bastante frecuencia, hasta el punto de que, en ocasiones, solo nos han llegado partes de esos trabajos sin saber qué ha sido de la otra u otras dos piezas. Entre sus trípticos más importantes, destacan “El Jardín de las Delicias”, “El carro de heno”, “La adoración a los Reyes Magos” y “Las tentaciones de san Antonio Abad”.


ULULAR Los pájaros pían, los perros ladran, los gatos maúllan y los búhos ululan. Aunque no podemos escucharlos literalmente, los búhos y las lechuzas son algunos de los animales más presentes en los cuadros de El Bosco. Desde el punto de vista simbólico, si en la época clásica este tipo de aves estaban relacionadas con la sabiduría, el conocimiento y la inteligencia, durante la Edad Media se asociaron con los conocimientos herméticos, las herejías, la magia y la brujería. En el caso de El Bosco, es el significado medieval el que acostumbran a tener estas aves, entre otras cosas, por el lugar que ocupan en los cuadros como, por ejemplo, escenas del infierno o de actuaciones pecaminosas y censurables.


ViSiÓN Atribuida a un discípulo de El Bosco y fechada entre finales del siglo XV y el primer cuarto del siglo XVI, “La Visión de Tondal” es un cuadro basado en “La Visión de Tondalus”, una historia publicada en ´s-Hertogenbosch en 1484, en la que se narra la visita de Tondalus al infierno y su regreso a la vida monacal tres días más tarde. Toda la obra está llena de elementos simbólicos e iconográficos que remiten directamente a la obra de El Bosco: desde la cabeza con las cuencas de los ojos vacías, a los pecadores que se bañan en una especie de tonel, pasando por las monedas que salen de los orificios de la nariz o los seres monstruosos e imaginarios. Actualmente, se puede contemplar en la Fundación Lázaro Galdiano.


WiLGEFORTiS Santa Wilgefortis era una muchacha del siglo XV prometida en casamiento contra su voluntad por su familia. Para no tener que contraer matrimonio con el novio elegido, que cuenta la leyenda podría ser un rey moro, Santa Wilgefortis hizo voto de virginidad y rezó para convertirse en un ser repulsivo. Los rezos dieron sus frutos y Dios obró el milagro de que le saliera barba. El prometido rompió el compromiso, y el padre de Wilgefortis la mandó crucificar. Este importante momento en la vida de la santa fue inmortalizado por El Bosco en el “Tríptico de Santa Wilgefortis”, en el que se ve a la susodicha crucificada con un bozo y una sombra de barba, que ya quisieran para ellos muchos hipsters.


X La técnica de los Rayos X ha servido para conocer un poco mejor la obra de El Bosco. Si bien no es capaz de explicar las extrañas criaturas de sus lienzos, sí que aporta información sobre su forma de trabajar, la evolución de sus cuadros, e incluso, las relaciones con sus clientes. Por ejemplo, un análisis con Rayos X permitió conocer que en el lienzo del “Ecce Homo”, El Bosco había tapado, camuflándolos con un muro, a una pareja de donantes (personas que encargaban un cuadro y que eran reproducidos en él en actitud de rezar) con los que no habría tenido buena relación. El cuadro, propiedad del Kunst Historisches Museum Wien (de Viena), fue restaurado y los responsables de la intervención decidieron, contra los deseos de El Bosco, descubrir esas dos figuras que, si bien no se muestran con la misma nitidez que el resto de los personajes, han dejado de estar ocultos.


YERMO Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, “yermo” es el término que se aplica al terreno no cultivado o en el que no puede germinar cosa alguna. Los cuadros de El Bosco están llenos de referencias a esos terrenos en los que la desolación y destrucción es tal, que nada puede florecer. Suelen ser estampas que contrastan con vergeles como los del panel central de “El jardín de las Delicias” o el Paraíso del “Tríptico de los Reyes Magos” y que, justamente por ello, resultan más impresionantes con sus colores ocres, sus tierras quemadas y su vegetación retorcida y arrasada.


ZANCUDAS Entre las extrañas especies que pueblan los cuadros de El Bosco, se encuentra una amplia variedad de aves. Algunas de ellas aparecen de forma amenazadora, fuera de escala, mucho mayores que los personajes humanos, en actitud amenazante o directamente engulléndolos. Otras aves, como los pavos reales o diferentes aves zancudas, aparecen en forma más amistosa, lo que da a entender que, para El Bosco, este tipo de pájaros simbolizarían cosas positivas. Aunque, con este buen señor, cualquiera sabe.


                                          (De Eduardo Bravo, el 18 de julio de 2016)


Referencias útiles:
EL BOSCO EN MADRiD


¿CUÁNDO? De Lunes a Jueves, de 10h a 20h; los Viernes y Sábados, de 10h a 22h; y los Domingos y Festivos, de 10h a 21h; hasta el Domingo 11 de septiembre de 2016.


¿QUÉ? El Museo del Prado presenta, con el patrocinio en exclusiva de la Fundación BBVA, la exposición que conmemora el V Centenario de la muerte de El Bosco.


¿DÓNDE? En el Museo Nacional del Prado (ver la ilustración)
Paseo del Prado, s/n
28014 Madrid
913 302 800
M Banco de España / Atocha


¿CUÁNTO?
- Entrada general: 16 euros;
- Entrada 2 Visitas en un año: 24 euros;
- Entrada + “La Guía del Prado”: 25 euros
- Entrada reducida: 8 euros;
- Entrada Abono Paseo del Arte: 28,80 euros.
PD
: Entrada gratuita, de Lunes a Sábado, de 18h a 21h, y los Domingos y Festivos, de 17h a 19h.


Para saberlo todo de la muestra EL BOSCO. V CENTENARiO, conéctate a la web del MUSEO DEL PRADO (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit DiccionarioPinacotecaCallejero o Blogosfera]

   En 1516 fallecía en Bolduque (Ducado de Brabante) Jheronimus Bosch, más conocido por el sobrenombre de El Bosco en referencia al lugar donde nació y residió toda su vida. Para celebrar el V Centenario de su muerte, el Museo Nacional de El Prado rinde homenaje al pintor flamenco, cuya obra es clave para entender la evolución de la pintura a lo largo de la historia, con una gran exposición que reúne casi la totalidad de su (escasa) producción.


   Lejos de pretender poner fin a cualquier discusión erudita (aún hoy los críticos de arte son incapaces de ponerse de acuerdo sobre el significado o la simbología de muchos de los cuadros del El Bosco, ni tampoco en lo que se refiere a fechas o detalles de su biografía), he aquí un humilde diccionario para saber un poco más del artista cuyo original estilo y extraño universo han influenciado a artistas de todas las épocas, incluidas las Vanguardias.


ALBA Durante una de las campañas de Flandes, el Duque de Alba se dedicó a seguirle la pista al tríptico “El Jardín de las Delicias”, encargado por la familia Nassau a El Bosco y que en ese momento era propiedad de Guillermo de Orange. A pesar de los intentos de los holandeses por preservarlo, el cuadro fue finalmente hallado en 1568 por el Duque de Alba, que se lo quedó y lo trajo a España.


BOLDUQUE Corresponde al nombre castellano de s-Hertogenbosch, lugar de nacimiento y de residencia de El Bosco (retratado aquí), cuyo significado sería Bosque del Duque o Bosque ducal.


CARRO DE HENO (EL) Se trata del título de una de las obras maestras de El Bosco. Se estima que fue pintado hacia 1516, fecha de la muerte del pintor y, como es frecuente en otras obras del autor, el tema tiene un contenido moral y religioso. El cuerpo central del tríptico muestra una escena pagana de la que es protagonista un enorme carro de heno, rodeado por diferentes personajes, que muestran actitudes que representan los diferentes pecados capitales. Los cuerpos laterales representan la expulsión del paraíso (a la izquierda) y el infierno (a la derecha). El conjunto tiene el atractivo añadido de que, cuando se cierran las dos palas laterales sobre la central, las puertas muestran la pintura de “El Vendedor Ambulante”, atribuida al taller de El Bosco.


DELiCiAS Si muchos autores datan el cuadro “El Jardín de las Delicias” (ver la ilustración) hacia 1500 o 1505, lo que la convertiría en una obra de madurez, otros sostienen que es una obra temprana y de juventud. Sea como fuere, en este tríptico de más de dos metros por tres, el pintor flamenco despliega toda su iconografía y simbología, reproduciendo animales fantásticos, plantas y frutos inexistentes, moluscos y pájaros gigantes y humanos desnudos en situaciones extrañas. Todo ello, con intención de representar la Creación (tabla izquierda), la lujuria, los placeres terrenales y el pecado (tabla central) y el castigo eterno del infierno (tabla de la derecha). A pesar de ser un cuadro con fines moralizantes, el atractivo de las delicias reproducidas en su parte central convierte al cuadro en una obra optimista, que hace que cualquiera que lo mire se olvide del infierno... si es que lo hay.


ENTEÓGENOS Son sustancias vegetales o derivados de ellas con efectos psicotrópicos que, al ingerirlas, provocan estados alterados de consciencia. Aunque el término “enteógeno” es un neologismo acuñado en la segunda mitad del siglo XX, el uso de estas sustancias se remonta a la época prehistórica y está estrechamente vinculado a experiencias religiosas, mágicas o de conocimiento personal. Con estos antecedentes, no es extraño pensar que muchas de las representaciones que El Bosco incluye en sus cuadros pudieron estar provocadas por el uso de alguna de estas drogas. Dado el desconocimiento que se tiene sobre muchos hechos de la vida y la obra del pintor, nada impide pensar que las razones que explicarían su peculiar universo fueran, además de su imaginación desbordante, experiencias oníricas, patologías mentales o, por qué no, uso de enteógenos.


FELiPE II A pesar de lo extraño y exuberante de las pinturas de El Bosco y de la sobria religiosidad del monarca español, Felipe II tuvo una verdadera obsesión por el pintor flamenco. Durante años se dedicó a adquirir todas las obras del artista que estuvieron a su alcance y, durante su agonía, se cuenta que ordenó que se colocasen en sus aposentos todos los cuadros de El Bosco que se encontraban en ese momento en el monasterio de El Escorial.


GRABADO A diferencia de otros pintores como Rembrandt, Velázquez o más recientemente Van Gogh, la producción de El Bosco no incluye autorretratos. Algunos autores sostienen que ciertos personajes que aparecen en las multitudes que pueblan sus cuadros tienen el rostro del pintor flamenco, pero es difícil determinarlo con certeza. Pero sí se conserva un grabado de Cornelis Cort, incluido en el libro Pictorum Aliquot Celebrium Germaniae Inferioris Effigies, que reproduce el rostro de El Bosco. Sin embargo, dada la fecha de su publicación (1572, ya muerto El Bosco), puede que se haya hecho con la misma técnica con la que los pintores de la época dibujaban elefantes, leones y otras criaturas que nunca habían visto: con testimonios de segunda y tercera mano.


HEREJE Diferentes estudios sobre El Bosco afirman que, a pesar de la aparente religiosidad de sus temas, el pintor profesaba creencias heterodoxas, que podrían resultar heréticas a los ojos del catolicismo de la época. Estas teorías señalan que El Bosco podría haber seguido las doctrinas de Gerardo Grote, que propugnaba una especie de reforma años antes de la que llevaría a cabo Lutero. Otros incluso señalan que pudo haber formado parte de los Adamitas, una secta que defendía la desnudez y el disfrute del sexo.


iNCENDiO A los 12 años, el joven Jhieronimus fue testigo de un incendio que asoló a gran parte de Bolduque (o ’s-Hertogenbosch), y arrasó más de 4.000 edificios. El dramatismo de esas imágenes causó tal impresión en él que no se olvidaría de ellas durante toda su vida. De hecho, las reprodujo en varios de sus cuadros, como en el infierno de “El Jardín de las Delicias” (y “El Carro de Heno”) o el “Tríptico de santa Wilgefortis”.


JHERONiMUS El Bosco no se llamaba El Bosco. Su nombre verdadero era Jheronimus van Akennimus y nació en una familia de pintores, probablemente alemanes, afincados en ’s-Hertogenbosch. A pesar de lo imaginativo y rico de su obra y su iconografía, El Bosco nunca viajó fuera de su lugar de nacimiento. Para dibujar algunos de los animales que aparecen en sus obras, el artista se inspiró en las descripciones hechas por viajeros que pasaban por la ciudad o cronistas en los libros de crónicas.


KAREL VAN MANDER Se trata de un pintor, escritor e historiador flamenco, autor de una colección de biografías sobre pintores como su obra Schilder-boeck, que seguía la tradición iniciada por Vasari en su libro Vidas. Entre las figuras que eligió para su colección de biografiados se encuentran Brueghel el Viejo, Rogier van der Weyden, van Eyck y, por supuesto, El Bosco.


LÁZARO GALDiANO Este pequeño museo situado en la calle de Serrano alberga magníficas obras de arte, atesoradas por su fundador, el escritor, editor y coleccionista Lázaro Galdiano. Entre sus piezas, se encuentra “Las meditaciones de san Juan Bautista” de El Bosco. La tabla, que posiblemente formaba parte de un tríptico o un retablo, muestra a san Juan recostado en un paisaje con abundante vegetación, junto a una extraña planta que está a medio camino entre una granada, una adormidera gigante y Audrey II, la planta carnívora de “La pequeña tienda de los horrores” de Roger Corman.


MAX El dibujante catalán, afincado en Mallorca, Francesc Capdevila aka Max, ha reinterpretado a través del lenguaje del cómic “El jardín de las Delicias”, “La extracción de la piedra de la locura” y “Las tentaciones de San Antonio”, de El Bosco. El encargo (en la ilustración) partió del Museo del Prado, con motivo de la exposición por el V centenario de la muerte del pintor, y el resultado final ha sido un libro de 72 páginas con el título El tríptico de los encantados (Una pantomima bosquiana). Según el propio Max, en declaraciones a Borja Hermoso de El País, el trabajo tenía la ventaja de que como “hay interpretaciones para todos los gustos (…). Yo puedo contar la tontería más loca sobre El Bosco y no va a ser más loca que otras muchas que ya existen”.


NOORDBRABANTS MUSEUM El Noordbrabants Museum de ’s-Hertogenbosch tiene en su colección el cuadro “El Mercado de Telas de Hertogenbosch’s”, de pintor desconocido y datado hacia 1530, que muestra la plaza de la ciudad natal de El Bosco. La estampa, que muestra un día normal de mercado a través de una perspectiva imposible, tiene la particularidad de reproducir la fachada de la casa en la que habitó el pintor junto con su esposa, y excepcionalmente se podrá contemplar hasta el próximo 11 de septiembre, en el Museo del Prado para la exposición “El Bosco. La exposición del V centenario”.


ONíRiCO Muchos de los cuadros de El Bosco contienen imágenes que parecen fruto de las asociaciones inconscientes que se producen durante el sueño. En este sentido, muchos autores han visto en sus trabajos el germen de lo que, siglos después, desarrollarían los surrealistas. De hecho, cuadros como “El gran masturbador” de Salvador Dalí o algunas obras del primer Miró poseen elementos inspirados en la obra de El Bosco.


PECADOSLa Mesa de los Pecados Capitales” (ver la ilustración) es un óleo sobre tabla de chopo, adquirida por Felipe II, quien la conservó en el Monasterio del Escorial. Durante la Guerra (in)Civil, la obra se trasladó a Madrid para ser protegida y, en la actualidad, forma parte de la colección del Museo del Prado. En ella se representan los 7 pecados capitales así como escenas referentes a la muerte, el Juicio Final, el infierno y la gloria. Estudios recientes, como los realizados por el Bosch Research and Conservation Project con motivo del V centenario de la muerte del pintor, afirman que la obra no es de El Bosco, sino de uno de sus discípulos; lo que provocó un agrio enfrentamiento con la pinacoteca madrileña, que sostiene que la obra es auténtica. La dificultad de determinar la autoría se suma a la imposibilidad de datar con exactitud la pieza a consecuencia del material en que está pintada. En efecto, la madera de cedro, a diferencia de otras, como la de roble, no permite determinar la fecha de creación a través de la dendrocronología, técnica basada en el patón de crecimiento de los anillos de las plantas leñosas.


QUESO Los Países Bajos son tierra de quesos. Aunque ’s-Hertogenbosch era más conocida por sus manufacturas textiles, no hay que olvidar que también producía derivados lácteos. De hecho, en la “Mesa de los pecados capitales” -viñeta dedicada a la gula-, aparece, entre otros manjares, un queso... ¿o es un pan? Para salir de dudas, vayan ustedes en persona al Museo del Prado.


REYES MAGOS Uno de los trípticos más conocidos de El Bosco es el de la “Adoración de los Reyes Magos” o “Tríptico de la Epifanía”. Fue encargado por Peter Bronckhorst, aunque posteriormente pasó a ser propiedad del ciudadano belga Jehan Kassembrood, antes de ser confiscada por el Duque de Alba en 1567, durante una de las campañas de Flandes. La escena principal representa la adoración de los Reyes Magos al niño Jesús, que se cobija con la Virgen y San José en una cabaña destartalada. En el fondo se ve una gran ciudad con extraños edificios y, en las dos palas laterales, se reproducen las figuras de los donantes, Peter Bronckhorst y su esposa, acompañados de un santo y una santa cada uno. El cuadro, fechado entre 1485 y 1500 (aunque algunos autores consideran que por su calidad estaría pintado hacia 1505) forma parte de la colección permanente del Museo del Prado.


SEÑORA La Ilustre Hermandad de Nuestra Señora era una organización dedicada al culto a la Virgen, que contaba con unos 15.000 miembros hacia 1500, época en la que El Bosco entró a formar parte de ella. La institución gozaba de un gran prestigio y aglutinaba a las personalidades relevantes de la ciudad, lo que permitió que el pintor estrechase lazos con algunos de esos personajes, para los cuales acabaría realizando diferentes encargos.


TRíPTiCO El Bosco era muy de trípticos, todo hay que decirlo. Estas piezas pictóricas formadas por tres cuerpos, dos de los cuales (los laterales) se pliegan y cierran sobre el central, se repiten en su obra con bastante frecuencia, hasta el punto de que, en ocasiones, solo nos han llegado partes de esos trabajos sin saber qué ha sido de la otra u otras dos piezas. Entre sus trípticos más importantes, destacan “El Jardín de las Delicias”, “El carro de heno”, “La adoración a los Reyes Magos” y “Las tentaciones de san Antonio Abad”.


ULULAR Los pájaros pían, los perros ladran, los gatos maúllan y los búhos ululan. Aunque no podemos escucharlos literalmente, los búhos y las lechuzas son algunos de los animales más presentes en los cuadros de El Bosco. Desde el punto de vista simbólico, si en la época clásica este tipo de aves estaban relacionadas con la sabiduría, el conocimiento y la inteligencia, durante la Edad Media se asociaron con los conocimientos herméticos, las herejías, la magia y la brujería. En el caso de El Bosco, es el significado medieval el que acostumbran a tener estas aves, entre otras cosas, por el lugar que ocupan en los cuadros como, por ejemplo, escenas del infierno o de actuaciones pecaminosas y censurables.


ViSiÓN Atribuida a un discípulo de El Bosco y fechada entre finales del siglo XV y el primer cuarto del siglo XVI, “La Visión de Tondal” es un cuadro basado en “La Visión de Tondalus”, una historia publicada en ´s-Hertogenbosch en 1484, en la que se narra la visita de Tondalus al infierno y su regreso a la vida monacal tres días más tarde. Toda la obra está llena de elementos simbólicos e iconográficos que remiten directamente a la obra de El Bosco: desde la cabeza con las cuencas de los ojos vacías, a los pecadores que se bañan en una especie de tonel, pasando por las monedas que salen de los orificios de la nariz o los seres monstruosos e imaginarios. Actualmente, se puede contemplar en la Fundación Lázaro Galdiano.


WiLGEFORTiS Santa Wilgefortis era una muchacha del siglo XV prometida en casamiento contra su voluntad por su familia. Para no tener que contraer matrimonio con el novio elegido, que cuenta la leyenda podría ser un rey moro, Santa Wilgefortis hizo voto de virginidad y rezó para convertirse en un ser repulsivo. Los rezos dieron sus frutos y Dios obró el milagro de que le saliera barba. El prometido rompió el compromiso, y el padre de Wilgefortis la mandó crucificar. Este importante momento en la vida de la santa fue inmortalizado por El Bosco en el “Tríptico de Santa Wilgefortis”, en el que se ve a la susodicha crucificada con un bozo y una sombra de barba, que ya quisieran para ellos muchos hipsters.


X La técnica de los Rayos X ha servido para conocer un poco mejor la obra de El Bosco. Si bien no es capaz de explicar las extrañas criaturas de sus lienzos, sí que aporta información sobre su forma de trabajar, la evolución de sus cuadros, e incluso, las relaciones con sus clientes. Por ejemplo, un análisis con Rayos X permitió conocer que en el lienzo del “Ecce Homo”, El Bosco había tapado, camuflándolos con un muro, a una pareja de donantes (personas que encargaban un cuadro y que eran reproducidos en él en actitud de rezar) con los que no habría tenido buena relación. El cuadro, propiedad del Kunst Historisches Museum Wien (de Viena), fue restaurado y los responsables de la intervención decidieron, contra los deseos de El Bosco, descubrir esas dos figuras que, si bien no se muestran con la misma nitidez que el resto de los personajes, han dejado de estar ocultos.


YERMO Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, “yermo” es el término que se aplica al terreno no cultivado o en el que no puede germinar cosa alguna. Los cuadros de El Bosco están llenos de referencias a esos terrenos en los que la desolación y destrucción es tal, que nada puede florecer. Suelen ser estampas que contrastan con vergeles como los del panel central de “El jardín de las Delicias” o el Paraíso del “Tríptico de los Reyes Magos” y que, justamente por ello, resultan más impresionantes con sus colores ocres, sus tierras quemadas y su vegetación retorcida y arrasada.


ZANCUDAS Entre las extrañas especies que pueblan los cuadros de El Bosco, se encuentra una amplia variedad de aves. Algunas de ellas aparecen de forma amenazadora, fuera de escala, mucho mayores que los personajes humanos, en actitud amenazante o directamente engulléndolos. Otras aves, como los pavos reales o diferentes aves zancudas, aparecen en forma más amistosa, lo que da a entender que, para El Bosco, este tipo de pájaros simbolizarían cosas positivas. Aunque, con este buen señor, cualquiera sabe.


                                          (De Eduardo Bravo, el 18 de julio de 2016)


Referencias útiles:
EL BOSCO EN MADRiD


¿CUÁNDO? De Lunes a Jueves, de 10h a 20h; los Viernes y Sábados, de 10h a 22h; y los Domingos y Festivos, de 10h a 21h; hasta el Domingo 11 de septiembre de 2016.


¿QUÉ? El Museo del Prado presenta, con el patrocinio en exclusiva de la Fundación BBVA, la exposición que conmemora el V Centenario de la muerte de El Bosco.


¿DÓNDE? En el Museo Nacional del Prado (ver la ilustración)
Paseo del Prado, s/n
28014 Madrid
913 302 800
M Banco de España / Atocha


¿CUÁNTO?
- Entrada general: 16 euros;
- Entrada 2 Visitas en un año: 24 euros;
- Entrada + “La Guía del Prado”: 25 euros
- Entrada reducida: 8 euros;
- Entrada Abono Paseo del Arte: 28,80 euros.
PD
: Entrada gratuita, de Lunes a Sábado, de 18h a 21h, y los Domingos y Festivos, de 17h a 19h.


Para saberlo todo de la muestra EL BOSCO. V CENTENARiO, conéctate a la web del MUSEO DEL PRADO (también en Facebook y Twitter).


[Volver a Mi Petit DiccionarioPinacotecaCallejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT VERANO...
...SiN AGENDA

¡Feliz Veraneo... sin agenda! 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ ECLiPSE TOTAL DE LUNA LLENA
DE LOS TRUENOS!

La Luna, el único satélite natural de la Tierra, regula las mareas, ritma nuestra vida cotidiana y siempre nos enseña la misma cara...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT ZODiACO:
LEO

Fruto del amor sin duda salvaje entre el repugnante Tifón -que se pasaba el día echando pestes y fuego por la boca cuando no estaba...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 23 al 27 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

OUKA LEELE
HAY QUE JUEGAR AL VACíO

Hoy, Ouka Leele presentará la primera de tres performances que desarrollará a lo largo del verano con el compositor Jerónimo Maesso en...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

GREMLiNS
UN CLÁSiCO NAViDEÑO EN VERANO

Durante los años 80, Hollywood produjo una serie de películas que combinaron el éxito de taquilla, el entretenimiento y la calidad cinematográfica...

[Leer más...]

Imagen

EL LAGO DE LOS CiSNES
EN LOS MADRiLES

Con motivo de la presencia en la cartelera teatral madrileña de “El lago de los cisnes”, he aquí (Mi Petit) Diccionario que repasa diferentes...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

LA CABiNA DE ANTONiO MERCERO
(HAY ViDA EN MARTES)

A raíz de la muerte de Antonio Mercero (1936-2018) el pasado mes de mayo, se puso en marcha a través de change.org una petición...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo...

[Leer más...]

Imagen

AUDREY HEPBURN
(CiBELES DE CiNE)

Icono indiscutible del siglo XX, Audrey Hepburn (1929-1993), gracias a su personalidad, belleza, elegancia y talento interpretativo... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 16 al 20 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

DEBUSSY
(I CENTENARiO)

En 2018, se cumple el I Centenario del compositor francés, Claude Debussy, vinculado al movimiento impresionista y cuyas obras transformaron...

[Leer más...]

Imagen

LAS MENiNAS (MADRiD GALLERY)

Pintado al final de su carrera, “Las meninas” es la obra maestra de Diego Velázquez. Un cuadro que ha inspirado a artistas, escritores...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL: SAN CRiSTÓBAL
EL SANTO “DESCANONiZADO”

Patrón de los viajeros a pie, en bici o en coche, cuya medalla, aún hoy, colgada del retrovisor, se balancea por encima del insuperable...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 09 al 13 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 02 al 06 de julio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ LUNA LLENA DE LA FRESA!

Conocida como “Luna llena de la Fresa” por coincidir con el período de cosecha de la fruta en forma de corazón, cuyo color evoca la pasión... 

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

JEFF BECK
EL GUiTARRiSTA DE LOS GUiTARRiSTAS

Considerado uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y, sin duda, uno de los más influyentes, sigue, sin embargo, a la sombra...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

ANA CURRA
(MUJERES HECHAS DEL PUNK)

Es una de las estrellas indiscutibles de la música española. De formación clásica, ha explorado el pop, el punk, el after punk, el tecno...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT SEMANA
(Del 25 al 29 de junio de 2018)

Para saber lo que se cuece aquí y ahora, consulta Tu Petit Agenda de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

GEORGES MÉLiÈS
(CiNE EN EL RíO MANZANARES)

El pionero del cinematógrafo Georges Méliès (1861-1938) da nombre a un festival de cine organizado por adolescentes...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail