Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT BARRiO (nº36):
¿QUÉ PASA CON LA PiSCiNA CLUB STELLA?

Mi PETiT BARRiO (nº36):
¿QUÉ PASA CON LA PiSCiNA CLUB STELLA?

Imagen
Imagen

   Con un nombre muy sofisticado para la época, 1947, y ciertas costumbres avanzadas, hasta entonces nunca vistas, la Piscina Club Stella abrió sus puertas en una zona de Madrid donde la vida transcurría al compás despreocupado de unas eternas vacaciones. El callejero señala el  número 231 de la calle de Arturo Soria. 


   Fernando Adrián, administrador de la finca, desde 1960, cuenta que “entonces, en la zona de Ciudad Lineal, no había prácticamente nada. La mayoría de las viviendas eran unifamiliares, y la vida social terminaba en los confines de la calle López de Hoyos. Estos terrenos pertenecen a la misma familia desde hace 150 años. Por aquí, apenas circulaba un solo tranvía que hacía el proyecto Plaza de Castilla, Cruz de los Caídos. Frente a la piscina, había un par de kioscos, dedicados a la venta de gallinejas y otros fritos populares madrileños”.


   Por fuera, la construcción del arquitecto, Fermín Moscoso del Prado Torre (diseñador del afamado Club Náutico de San Sebastián en el mismo estilo racionalista), en un terreno de 8.400 metros cuadrados, tiene el perfil de un barco varado en la rivera del bulevar de Arturo Soria, a la altura del actual nudo de Costa Rica. Por dentro, un día en la piscina Stella era lo más parecido a una jornada de asueto en un crucero, donde apenas levantabas la mano, un camarero servicial, impecablemente uniformado, y puede que hasta bilingüe, hacía realidad cualquier deseo susceptible de ser servido en bandeja.


   Manuel Pérez-Vizcaíno y Pérez-Stella, propietario de la finca, acertó de pleno al seguir los consejos de su hijo, extravagantes al principio, de construir una piscina en los terrenos familiares. Justo donde estaba el vivero, en cuyo pilón de riego se refrescaban amigos y vecinos, cuando el calor se afincaba en sus tardes libres. 


   El proyecto fue ambicioso. Sabiendo que solo con la pileta de agua azul y cristalina, no se alcanzaría la categoría de club, hubo que añadir una bolera americana al aire libre, frontones, un gimnasio y un restaurante, que se transformaría en sala de fiestas con pista de baile y orquesta en directo. Por el día se ligaba bronce, y por la noche, todo lo demás.


   Stella se estrenó con una clientela elitista, y bastantes militares de la base de Torrejón de Ardoz. Los famosos no tardaron en apuntarse a la piscina de moda (dicen que la primera piscina de Madrid se abrió se abrió en 1879, en la Cuesta de San Vicente, 14, y se llamó Niágara), y los productores de cine captaron el potencial de aquellas instalaciones para sus historias de play boys a la española, en busca de muchachas liberales, capaces de resistir esas miradas lascivas que recorrían sus cuerpos semidesnudos de los pies a la cabeza. Películas como “Hombre acosado” (1952), “091, Policía al habla” (1960) o “El Cochecito” (1960) se rodaron allí. 


   Xavier Cugat, Ava Gadner, Antonio Machín, Paloma Picasso y Joaquín Blume (aún se conservan las anillas con las que entrenaba) frecuentaban el club. Tan amena resultaba su presencia, como la de cualquier valiente sin vértigo, que, desde el trampolín de tres alturas, lucía su palmito volador, dejando a las muchachas con la boca y los brazos, en clara posición de abierto. Mucho se recuerda al forzudo Hércules Cortés, campeón de lucha libre bautizado Alfonso Carlos Chicharro, que levantaba a pulso a dos señoritas, una en cada mano, provocando el aplauso de  todos los bañistas.


   La clientela era moderna y elitista. La zona de servicios presumía de tres tipos de cabinas. Las de primera categoría tenían hasta bidé. Sin embargo, las tardes de los jueves, Stella se desclasaba cediendo a la servidumbre su salón de baile. 


   En aquellos tiempos franquistas de bañador “de cuello alto”, en Stella se adoptaban sin reparos los usos europeos más flamantes. Las mujeres bronceaban cada día un palmito más de piel.  Los primeros bikinis, los primeros topless, los primeros tangas, y en los 600 metros de solario, con hamacas de diseño, los primeros desnudos integrales vigilados a menudo por helicópteros policiales: “Fuimos modernos en todo. Aquellas costumbres ayudaron mucho a la liberación de la mujer”, comenta Fernando Adrián. 


   ¿Por qué se cerró Stella? Eternizar su esplendor no fue posible. El oasis comenzó a sufrir la competencia de los polideportivos municipales, mucho más baratos, “y el hecho de que esta zona se llenó de piscinas privadas”. Hoy en día, sus dueños siguen manteniendo el edifico y sus jardines, que gozan de una semiprotección Municipal, con los gastos que conlleva. En 2005, se alquiló para un bingo, pero no cuajó, y desde entonces, está completamente cerrada, sin plan alguno a corto plazo. 


   Como un barco en el puerto, sin capitán, ni tripulación, ni destino, la Piscina club Stella quedó varada en su montículo, como si su rico y abundante pasado fuera el ancla que lo mantiene en tierra. 


                                                (De Sol Alonso, el 19 de julio de 2015)


Referencias útiles:
PiSCiNA CLUB STELLA

Calle de Arturo Soria, 231
28033 Madrid
M Arturo Soria


[Volver a Mi Petit Callejero o Blogosfera]

   Con un nombre muy sofisticado para la época, 1947, y ciertas costumbres avanzadas, hasta entonces nunca vistas, la Piscina Club Stella abrió sus puertas en una zona de Madrid donde la vida transcurría al compás despreocupado de unas eternas vacaciones. El callejero señala el  número 231 de la calle de Arturo Soria. 


   Fernando Adrián, administrador de la finca, desde 1960, cuenta que “entonces, en la zona de Ciudad Lineal, no había prácticamente nada. La mayoría de las viviendas eran unifamiliares, y la vida social terminaba en los confines de la calle López de Hoyos. Estos terrenos pertenecen a la misma familia desde hace 150 años. Por aquí, apenas circulaba un solo tranvía que hacía el proyecto Plaza de Castilla, Cruz de los Caídos. Frente a la piscina, había un par de kioscos, dedicados a la venta de gallinejas y otros fritos populares madrileños”.


   Por fuera, la construcción del arquitecto, Fermín Moscoso del Prado Torre (diseñador del afamado Club Náutico de San Sebastián en el mismo estilo racionalista), en un terreno de 8.400 metros cuadrados, tiene el perfil de un barco varado en la rivera del bulevar de Arturo Soria, a la altura del actual nudo de Costa Rica. Por dentro, un día en la piscina Stella era lo más parecido a una jornada de asueto en un crucero, donde apenas levantabas la mano, un camarero servicial, impecablemente uniformado, y puede que hasta bilingüe, hacía realidad cualquier deseo susceptible de ser servido en bandeja.


   Manuel Pérez-Vizcaíno y Pérez-Stella, propietario de la finca, acertó de pleno al seguir los consejos de su hijo, extravagantes al principio, de construir una piscina en los terrenos familiares. Justo donde estaba el vivero, en cuyo pilón de riego se refrescaban amigos y vecinos, cuando el calor se afincaba en sus tardes libres. 


   El proyecto fue ambicioso. Sabiendo que solo con la pileta de agua azul y cristalina, no se alcanzaría la categoría de club, hubo que añadir una bolera americana al aire libre, frontones, un gimnasio y un restaurante, que se transformaría en sala de fiestas con pista de baile y orquesta en directo. Por el día se ligaba bronce, y por la noche, todo lo demás.


   Stella se estrenó con una clientela elitista, y bastantes militares de la base de Torrejón de Ardoz. Los famosos no tardaron en apuntarse a la piscina de moda (dicen que la primera piscina de Madrid se abrió se abrió en 1879, en la Cuesta de San Vicente, 14, y se llamó Niágara), y los productores de cine captaron el potencial de aquellas instalaciones para sus historias de play boys a la española, en busca de muchachas liberales, capaces de resistir esas miradas lascivas que recorrían sus cuerpos semidesnudos de los pies a la cabeza. Películas como “Hombre acosado” (1952), “091, Policía al habla” (1960) o “El Cochecito” (1960) se rodaron allí. 


   Xavier Cugat, Ava Gadner, Antonio Machín, Paloma Picasso y Joaquín Blume (aún se conservan las anillas con las que entrenaba) frecuentaban el club. Tan amena resultaba su presencia, como la de cualquier valiente sin vértigo, que, desde el trampolín de tres alturas, lucía su palmito volador, dejando a las muchachas con la boca y los brazos, en clara posición de abierto. Mucho se recuerda al forzudo Hércules Cortés, campeón de lucha libre bautizado Alfonso Carlos Chicharro, que levantaba a pulso a dos señoritas, una en cada mano, provocando el aplauso de  todos los bañistas.


   La clientela era moderna y elitista. La zona de servicios presumía de tres tipos de cabinas. Las de primera categoría tenían hasta bidé. Sin embargo, las tardes de los jueves, Stella se desclasaba cediendo a la servidumbre su salón de baile. 


   En aquellos tiempos franquistas de bañador “de cuello alto”, en Stella se adoptaban sin reparos los usos europeos más flamantes. Las mujeres bronceaban cada día un palmito más de piel.  Los primeros bikinis, los primeros topless, los primeros tangas, y en los 600 metros de solario, con hamacas de diseño, los primeros desnudos integrales vigilados a menudo por helicópteros policiales: “Fuimos modernos en todo. Aquellas costumbres ayudaron mucho a la liberación de la mujer”, comenta Fernando Adrián. 


   ¿Por qué se cerró Stella? Eternizar su esplendor no fue posible. El oasis comenzó a sufrir la competencia de los polideportivos municipales, mucho más baratos, “y el hecho de que esta zona se llenó de piscinas privadas”. Hoy en día, sus dueños siguen manteniendo el edifico y sus jardines, que gozan de una semiprotección Municipal, con los gastos que conlleva. En 2005, se alquiló para un bingo, pero no cuajó, y desde entonces, está completamente cerrada, sin plan alguno a corto plazo. 


   Como un barco en el puerto, sin capitán, ni tripulación, ni destino, la Piscina club Stella quedó varada en su montículo, como si su rico y abundante pasado fuera el ancla que lo mantiene en tierra. 


                                                (De Sol Alonso, el 19 de julio de 2015)


Referencias útiles:
PiSCiNA CLUB STELLA

Calle de Arturo Soria, 231
28033 Madrid
M Arturo Soria


[Volver a Mi Petit Callejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT BARRiO

Mi Petit Barrio te cuenta la historia que se esconde detrás de las fachadas centenarias de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº49): LOPE DE AiXELA
101 NOCHES EN MALASAÑA

Si hay un plan que se pueda calificar de peregrino es sin duda el que lleva a cabo en Malasaña el astrólogo Lope de Aixela. Convertido en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº48):
LA ViRGEN DEL CARMEN

Segundo nombre femenino más frecuente registrado en el patrón de España, según el Instituto Nacional de Estadísticas, Carmen significa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº44): CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº43):
LA BATALLA NAVAL DE VALLEKAS

Que Madrid no tenga mar es un hecho que no ha impedido a los madrileños disfrutar de una playa -como se conocía popularmente a...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº42):
RUTA POR LA CALLE DEL PEZ

Por tercer año consecutivo (tras 9 de interrupción municipal), las Fiestas de San Antonio vuelven a la emblemática calle del Pez...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº34):
JOY ESLAVA

Tiene ya más de cien años, y sigue en plena forma. Conserva su fachada blanca y oro, y sus coquetos interiores rojos, donde se...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº31):
¿QUÉ PASA CON EL PALACiO DE LA MÚSiCA?

Su fachada es ahora tan solo un muro enorme y blanco, cuyo destino inmediato se adivina devorado por pintadas, carteles...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº30):
TABERNA LA CARMENCiTA

Abierta desde 1854, La Carmencita está considerada como la segunda taberna más antigua de Madrid, y uno de los rincones...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº27):
MUSEO CHiCOTE

Dicen que no conoces Madrid si no has estado en Chicote... Y lo cierto es que pocos bares pueden presumir de ser mencionado en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº26): EL DORÉ
DE PALACiO DE LAS PiPAS A FiLMOTECA

Entonces los cines, no se llamaban cines. Pero ahí estaba el Doré. Pequeño y elegante. Moderno y modernista. Y, un siglo después... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº25):
¿QUÉ PASA CON EL TEATRO ALBÉNiZ?

Se alzó justo en la desembocadura del Pasaje de los Relojeros, a partir de la calle de Carretas, un tramo de calzada peatonal...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros....

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº21):
CARAMELOS PACO

Las golosinas se disfrutan con los cinco sentidos. Al llegar a Caramelos Paco, antes incluso de que el olor a almíbar nos abrace...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº17):
LOS HEAViES DE MADRiZ

Tras 24 años de vida, la emblemática tienda de discos Madrid Rock cerró sus puertas a finales de febrero de 2005 por, según su gerente...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº15):
EL JARDíN DEL ÁNGEL

Es un oasis en el centro de Madrid donde los cuerpos celestes bien podrían deambular y perderse, un lugar exquisito y bello en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº14):
LA FAVORiTA

En la Plaza Mayor, escondida en uno de sus soportales, La Favorita resiste al paso del tiempo, a los cambios climáticos...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail