Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT BARRiO (nº31):
¿QUÉ PASA CON EL PALACiO DE LA MÚSiCA?

Mi PETiT BARRiO (nº31):
¿QUÉ PASA CON EL PALACiO DE LA MÚSiCA?

Imagen
Imagen

   Su fachada es ahora tan solo un muro enorme y blanco, cuyo destino inmediato se adivina devorado por pintadas, carteles publicitarios desgastados, que se pegan unos sobre otros, y cualquier ornamento callejero, propio de un lugar en el que fijan sus ojos miles de personas a diario. Pero ¿qué pasa con el Palacio de la Música, que pasó de ser parte del andamiaje sobre el que fue creciendo la Gran Vía madrileña, a no tener más vida que la del paciente limpiabotas, que se sienta cada día en el ángulo opuesto al de la esquina con la calle Abada, en cuyo número 20 hubo una vez una “puerta de atrás” de acceso a un edificio, inaugurado en 1926, que gracias a sus 2.000 butacas, se convirtió al minuto y medio en uno de los 20 cines más grandes de Europa?


   Primero se llamó Cinema SAGE, en honor a la Sociedad Anónima General de Espectáculos que encargó su construcción. Luego, Musical Cinema, y al tercer cambio, el vencido, quedó bautizado para siempre como Palacio de la Música. Diseñado como sala de conciertos, el edificio lucía un precioso órgano en su interior, junto al escenario. Tenía una sala para películas y orquestas, otra para fiestas bajo el patio de butacas (donde llegaron a celebrarse dominicales peleas de gallos), y un cine de verano en la azotea, cuyas vistas de Madrid tuvieron que ser, y serían hoy mismo, más espectaculares que cualquier bello horizonte, real o proyectado por arte del séptimo ídem.


   El arquitecto bilbaíno, Secundino Zuazo (1887-1971) -al que también debemos la singular Casa de las Flores (1932), los Nuevos Ministerios (1936) o las viviendas para empleados de la EMT en los números 292-300 del Paseo de la Castellana (1949)- diseñó una fachada clasicista y un interior barroco, inspirado en el sevillano Hospital de la Caridad. ¿Presentimiento? La vida del edificio tuvo sus accidentes. Una fría madrugada de diciembre de 1925, en plenas obras, la terraza y parte de la fachada de la calle Abada se derrumbaron por su propio peso. El cine de verano nunca llegaría a funcionar. Más tarde, un incendio fortuito devoraría el podium destinado a la orquesta, deteriorando el órgano. 


   Pero, volviendo a su flamante apertura, el público lo estrenó con la batuta del maestro Lasalle, pagando 6 pesetas por un lugar en el patio de butacas. Al día siguiente, se  proyectó la película, “La Venus americana”, de Frank Tuttle. Las celebridades del momento transitaron por el Palacio de la Música. La mayoría en fotogramas, pero también en carne y hueso. En el 44, en “Empezó en boda”,  nuestra Sara Montiel dio sus primeros pasos en el cine. En diciembre de 1947, la gran première de “Gilda”, con (en la panatalla) una Rita Hayworth, todo guantes y glamour, recibiendo de Glenn Ford, la guantada más famosa de la historia del cine, revolucionó la sala. Cuentan que, durante la proyección, alguien arrojó un tintero contra la pantalla, y quisieron arrancar las 2 réplicas en madera de la carnal y sugerente actriz, que flanqueaban la entrada principal. En el 49, Silvana Mangano trajo el short a la Gran Vía en “Arroz Amargo”. En las navidades del 52, llegó “La Cenicienta”, y se instaló una escalera gigante que cruzaba la fachada, tal y como inmortalizó Francesc Catalá Roca con su cámara. Por suerte, también se conserva la imagen de Sofía Loren junto a Charlton Heston, saludando pletóricos desde su palco tras recoger la estatuilla de los Premios Cinematográficos de la revista Triunfo, en noviembre de 1960. “Mary Poppins”, “Papillón”, los directos de un cantante por entonces ya convertido en estrella, llamado Raphael… ¿Nos parecimos alguna vez  a Broadway?


   Así, hasta la proyección de “Spiderman 3”, en 2007. Los superpoderes del héroe trepador no bastaron para frenar la tendencia mercantil, que arrasó muchos locales históricos de Gran Vía. 10 de sus míticos 13 cines han desaparecido. Con 80 años cumplidos, pero en plena forma, el Palacio de la Música empaca el celuloide, y parece que esta vez nadie va a deshacer el equipaje. El hombre araña fue la última fantasía, que sobrevoló sus 6.000 metros cuadrados. Fue la última sesión en el 35 de Gran Vía.


   En 2008, en plena burbuja inmobiliaria y contra todo pronóstico, Alberto Ruiz Gallardón, entonces alcalde de la Villa, concede al edificio el grado máximo de protección municipal, para que, en caso de ser vendido, solo pudiera utilizarse con fines culturas. En 2009, la Fundación Caja Madrid lo compra, con la intención de convertirlo en el segundo auditorio de música de la ciudad. ¿El precio? 30 millones de euros, más 5 que se invierten en las obras. Pero, en 2011, Caja Madrid se convierte en Bankia, y un año después, con la llegada de la crisis, se declaran incapaces de mantener la obra social y cultural, que habían proyectado, llegando a declarar públicamente, que para seguir acondicionando el Palacio de la Música, tendrían que renunciar a la gestión de La Casa Encendida.


   En 2012, las obras se paralizan, se tapia la fachada, y el edificio queda prácticamente abandonado a su suerte... Naturalmente, las firmas textiles que han ido copando ese tramo de Gran Vía, ofertan cantidades muy jugosas para hacerse con él. Ahora le toca a Ana Botella mover ficha. ¿Sería capaz de desdecir al anterior alcalde, rebajar el grado de protección, y dejar que se convierta en una tienda? De momento, las declaraciones oficiales dejan entrever lo peor  (“No tengan un sentido romántico, la vida cambia y los grandes cines se convierten en otra cosa, es el devenir histórico”), haciendo caso omiso de la campaña de recogida de firmas, lanzada por Fran Hernández (aka Gattus Madrid), un joven oscense enamorado de la arquitectura madrileña, para que el actual gobierno de Madrid no desdiga la protección otorgada, y que el destino del Palacio siga siendo cultural.

   #SalvemoselPalaciodelaMúsica ya cuenta con más de 82.000 firmas, recogidas en Change.org; un vídeo en el que participan Santiago Segura, Marta Fernández y El Gran Wyoming -entre otros-; así como el apoyo incondicional de “los heavies de la Gran Vía”, que abandonaron su guardia a las puertas del antiguo Madrid Rock, para acercarse hasta el Palacio de la Música, en un vídeo narrado en off por el cineasta David Trueba, para luchar por la protección del patrimonio cultural de la ciudad.


                                           (De Sol Alonso, el 24 de febrero de 2015)


Referencias útiles:
Si quieres #SalvarelPalaciodelaMúsica, conéctate al Facebook del PALACiO DE LA MÚSiCA (también en Twitter), y firma la petición de Fran.


[Volver a Mi Petit Compromiso, Callejero o Blogosfera]

   Su fachada es ahora tan solo un muro enorme y blanco, cuyo destino inmediato se adivina devorado por pintadas, carteles publicitarios desgastados, que se pegan unos sobre otros, y cualquier ornamento callejero, propio de un lugar en el que fijan sus ojos miles de personas a diario. Pero ¿qué pasa con el Palacio de la Música, que pasó de ser parte del andamiaje sobre el que fue creciendo la Gran Vía madrileña, a no tener más vida que la del paciente limpiabotas, que se sienta cada día en el ángulo opuesto al de la esquina con la calle Abada, en cuyo número 20 hubo una vez una “puerta de atrás” de acceso a un edificio, inaugurado en 1926, que gracias a sus 2.000 butacas, se convirtió al minuto y medio en uno de los 20 cines más grandes de Europa?


   Primero se llamó Cinema SAGE, en honor a la Sociedad Anónima General de Espectáculos que encargó su construcción. Luego, Musical Cinema, y al tercer cambio, el vencido, quedó bautizado para siempre como Palacio de la Música. Diseñado como sala de conciertos, el edificio lucía un precioso órgano en su interior, junto al escenario. Tenía una sala para películas y orquestas, otra para fiestas bajo el patio de butacas (donde llegaron a celebrarse dominicales peleas de gallos), y un cine de verano en la azotea, cuyas vistas de Madrid tuvieron que ser, y serían hoy mismo, más espectaculares que cualquier bello horizonte, real o proyectado por arte del séptimo ídem.


   El arquitecto bilbaíno, Secundino Zuazo (1887-1971) -al que también debemos la singular Casa de las Flores (1932), los Nuevos Ministerios (1936) o las viviendas para empleados de la EMT en los números 292-300 del Paseo de la Castellana (1949)- diseñó una fachada clasicista y un interior barroco, inspirado en el sevillano Hospital de la Caridad. ¿Presentimiento? La vida del edificio tuvo sus accidentes. Una fría madrugada de diciembre de 1925, en plenas obras, la terraza y parte de la fachada de la calle Abada se derrumbaron por su propio peso. El cine de verano nunca llegaría a funcionar. Más tarde, un incendio fortuito devoraría el podium destinado a la orquesta, deteriorando el órgano. 


   Pero, volviendo a su flamante apertura, el público lo estrenó con la batuta del maestro Lasalle, pagando 6 pesetas por un lugar en el patio de butacas. Al día siguiente, se  proyectó la película, “La Venus americana”, de Frank Tuttle. Las celebridades del momento transitaron por el Palacio de la Música. La mayoría en fotogramas, pero también en carne y hueso. En el 44, en “Empezó en boda”,  nuestra Sara Montiel dio sus primeros pasos en el cine. En diciembre de 1947, la gran première de “Gilda”, con (en la panatalla) una Rita Hayworth, todo guantes y glamour, recibiendo de Glenn Ford, la guantada más famosa de la historia del cine, revolucionó la sala. Cuentan que, durante la proyección, alguien arrojó un tintero contra la pantalla, y quisieron arrancar las 2 réplicas en madera de la carnal y sugerente actriz, que flanqueaban la entrada principal. En el 49, Silvana Mangano trajo el short a la Gran Vía en “Arroz Amargo”. En las navidades del 52, llegó “La Cenicienta”, y se instaló una escalera gigante que cruzaba la fachada, tal y como inmortalizó Francesc Catalá Roca con su cámara. Por suerte, también se conserva la imagen de Sofía Loren junto a Charlton Heston, saludando pletóricos desde su palco tras recoger la estatuilla de los Premios Cinematográficos de la revista Triunfo, en noviembre de 1960. “Mary Poppins”, “Papillón”, los directos de un cantante por entonces ya convertido en estrella, llamado Raphael… ¿Nos parecimos alguna vez  a Broadway?


   Así, hasta la proyección de “Spiderman 3”, en 2007. Los superpoderes del héroe trepador no bastaron para frenar la tendencia mercantil, que arrasó muchos locales históricos de Gran Vía. 10 de sus míticos 13 cines han desaparecido. Con 80 años cumplidos, pero en plena forma, el Palacio de la Música empaca el celuloide, y parece que esta vez nadie va a deshacer el equipaje. El hombre araña fue la última fantasía, que sobrevoló sus 6.000 metros cuadrados. Fue la última sesión en el 35 de Gran Vía.


   En 2008, en plena burbuja inmobiliaria y contra todo pronóstico, Alberto Ruiz Gallardón, entonces alcalde de la Villa, concede al edificio el grado máximo de protección municipal, para que, en caso de ser vendido, solo pudiera utilizarse con fines culturas. En 2009, la Fundación Caja Madrid lo compra, con la intención de convertirlo en el segundo auditorio de música de la ciudad. ¿El precio? 30 millones de euros, más 5 que se invierten en las obras. Pero, en 2011, Caja Madrid se convierte en Bankia, y un año después, con la llegada de la crisis, se declaran incapaces de mantener la obra social y cultural, que habían proyectado, llegando a declarar públicamente, que para seguir acondicionando el Palacio de la Música, tendrían que renunciar a la gestión de La Casa Encendida.


   En 2012, las obras se paralizan, se tapia la fachada, y el edificio queda prácticamente abandonado a su suerte... Naturalmente, las firmas textiles que han ido copando ese tramo de Gran Vía, ofertan cantidades muy jugosas para hacerse con él. Ahora le toca a Ana Botella mover ficha. ¿Sería capaz de desdecir al anterior alcalde, rebajar el grado de protección, y dejar que se convierta en una tienda? De momento, las declaraciones oficiales dejan entrever lo peor  (“No tengan un sentido romántico, la vida cambia y los grandes cines se convierten en otra cosa, es el devenir histórico”), haciendo caso omiso de la campaña de recogida de firmas, lanzada por Fran Hernández (aka Gattus Madrid), un joven oscense enamorado de la arquitectura madrileña, para que el actual gobierno de Madrid no desdiga la protección otorgada, y que el destino del Palacio siga siendo cultural.

   #SalvemoselPalaciodelaMúsica ya cuenta con más de 82.000 firmas, recogidas en Change.org; un vídeo en el que participan Santiago Segura, Marta Fernández y El Gran Wyoming -entre otros-; así como el apoyo incondicional de “los heavies de la Gran Vía”, que abandonaron su guardia a las puertas del antiguo Madrid Rock, para acercarse hasta el Palacio de la Música, en un vídeo narrado en off por el cineasta David Trueba, para luchar por la protección del patrimonio cultural de la ciudad.


                                           (De Sol Alonso, el 24 de febrero de 2015)


Referencias útiles:
Si quieres #SalvarelPalaciodelaMúsica, conéctate al Facebook del PALACiO DE LA MÚSiCA (también en Twitter), y firma la petición de Fran.


[Volver a Mi Petit Compromiso, Callejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT BARRiO

Mi Petit Barrio te cuenta la historia que se esconde detrás de las fachadas centenarias de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº49): LOPE DE AiXELA
101 NOCHES EN MALASAÑA

Si hay un plan que se pueda calificar de peregrino es sin duda el que lleva a cabo en Malasaña el astrólogo Lope de Aixela. Convertido en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº48):
LA ViRGEN DEL CARMEN

Segundo nombre femenino más frecuente registrado en el patrón de España, según el Instituto Nacional de Estadísticas, Carmen significa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº44): CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº43):
LA BATALLA NAVAL DE VALLEKAS

Que Madrid no tenga mar es un hecho que no ha impedido a los madrileños disfrutar de una playa -como se conocía popularmente a...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº42):
RUTA POR LA CALLE DEL PEZ

Por tercer año consecutivo (tras 9 de interrupción municipal), las Fiestas de San Antonio vuelven a la emblemática calle del Pez...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº36):
¿QUÉ PASA CON LA PiSCiNA CLUB STELLA?

Con un nombre muy sofisticado para la época, 1947, y ciertas costumbres avanzadas, hasta entonces nunca vistas, la Piscina Club...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº34):
JOY ESLAVA

Tiene ya más de cien años, y sigue en plena forma. Conserva su fachada blanca y oro, y sus coquetos interiores rojos, donde se...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº30):
TABERNA LA CARMENCiTA

Abierta desde 1854, La Carmencita está considerada como la segunda taberna más antigua de Madrid, y uno de los rincones...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº27):
MUSEO CHiCOTE

Dicen que no conoces Madrid si no has estado en Chicote... Y lo cierto es que pocos bares pueden presumir de ser mencionado en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº26): EL DORÉ
DE PALACiO DE LAS PiPAS A FiLMOTECA

Entonces los cines, no se llamaban cines. Pero ahí estaba el Doré. Pequeño y elegante. Moderno y modernista. Y, un siglo después... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº25):
¿QUÉ PASA CON EL TEATRO ALBÉNiZ?

Se alzó justo en la desembocadura del Pasaje de los Relojeros, a partir de la calle de Carretas, un tramo de calzada peatonal...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros....

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº21):
CARAMELOS PACO

Las golosinas se disfrutan con los cinco sentidos. Al llegar a Caramelos Paco, antes incluso de que el olor a almíbar nos abrace...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº17):
LOS HEAViES DE MADRiZ

Tras 24 años de vida, la emblemática tienda de discos Madrid Rock cerró sus puertas a finales de febrero de 2005 por, según su gerente...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº15):
EL JARDíN DEL ÁNGEL

Es un oasis en el centro de Madrid donde los cuerpos celestes bien podrían deambular y perderse, un lugar exquisito y bello en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº14):
LA FAVORiTA

En la Plaza Mayor, escondida en uno de sus soportales, La Favorita resiste al paso del tiempo, a los cambios climáticos...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail