Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Imagen
Imagen

   Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón. El Pentagrama, que se quedó para siempre con su apócope Penta, nació en 1976 en el barrio de Malasaña, en plena ebullición de un país que, después de 4 décadas de dictadura, se sentía por fin libre y hambriento de cultura. Todo lo que había permanecido oculto estalló a trompicones en las más diversas formas creativas. Y la música inundó casas y locales con bandas que salían de hasta debajo de las piedras. Este movimiento, conocido como la Movida Madrileña, tuvo en El Penta, un espacio improvisado de encuentro y gestación, donde coincidieron, jovencísimos y aún desconocidos artistas como Almodóvar, Alaska, Ouka Lele, Nacha Pop, Los Secretos, Glutamato ye-ye, Burning, La Mode o Alberto García Alix, entre muchos otros; y también salieron grandes ideas, nuevos grupos e innumerables obras que dieron forma a la cultura de nuestro país durante décadas.


   Cuando nació El Penta, en la Villa sólo existían tascas, pubs de tipo inglés y discotecas, y la idea de tomar un combinado mientras se escuchaba la música del momento, era nueva en la capital. Este primer bar de copas se adelantó a su tiempo gracias a dos amigas visionarias -las primeras dueñas-, que eligieron esta fórmula aconsejadas por el hermano de una de ellas. Desde Londres, el joven las nutrió de lo que allí sonaba y les habló de garitos donde la música se pinchaba en directo en un tocadiscos. Así nació su típica cabina de Dj -que aún conservan- y en la que siguen escuchando, pacientemente, las peticiones del público.


   En los últimos años de la década de los 70, en El Pentagrama, sonaban bandas extranjeras, desconocidas para la mayoría, que convirtieron el lugar en un referente musical. Pero, además, la suerte quiso que, cerca de este nuevo templo, tuviera su sede Radio3 y que algunos de sus profesionales, como Jesús Ordovás o Rafael Abitbol, -hoy en día auténticos gurús-, pincharan en el bar, intercambiaran discos e incluso, trasladaran a la emisora las maquetas de los grupos emergentes nacionales que ya se habían dejado escuchar en El Penta. Era la Nueva Ola Madrileña, un sonido más bien punk, que imitaba lo que hacía décadas venía pasando en ciudades como Nueva York o Londres; y un momento único e irrepetible en el Penta donde la lista de visitantes ilustres fue aumentando hasta hacerse interminable. Pero, entre todos ellos, hubo uno que concedió a aquel reducto musical el don de la inmortalidad al nombrarlo en una de sus canciones. Antonio Vega y su emblemático tema “La chica de ayer” fueron el reflejo del día a día de toda una generación (¿desen?)cantada.


   A finales de los 80, el Penta ya había cambiado de dueños y pasado a manos de un grupo de amigos, entre los que estaba el cuñado del compositor intimista. Con la crisis de principios de los 90, el negocio estuvo a punto de cerrar, pero unos antiguos camareros llevados por un “arrebato de melancolía” -como ellos mismos cuentan-, se hicieron con el bar. Desde entonces, Juanma Alonso y Chema García Rodrigo siguen al pie del cañón y, en nombre de la nostalgia, que les sigue haciendo estragos, escuchan de vez en cuando un cassette que les regaló Antonio Vega de su primer disco en solitario; mantienen intacta la decoración ochentera, y lucen con orgullo el cartel del concierto de su 25º aniversario, firmado por todos los artistas que participaron, desde Siniestro Total a Mamá, pasando por Aviador Dro, Los Coyotes o Rubi y los Casinos (además de los ya citados), elevando así al Penta a la categoría de Bien de Interés si no cultural al menos musical.


   Ahora, son sus hijos, -los de los dueños y los de aquellos grupos-, los que visitan la mítica sala  por curiosidad, por conocer donde se fraguó todo y experimentar, aunque sea por un momento, lo que pudieron sentir sus padres. Y, ellos, los protagonistas de la Movida, también se dejan caer de cuando en cuando por el local para comprobar que todo aquello que recuerdan, fue real.


PD nº1: Juanma Alonso aún recuerda que, en los 80, existían muchas tribus urbanas que se odiaban y peleaban constantemente en la calle. De hecho, otra mítica sala, la Rockola se cerró por una disputa de bandas en la que murió un joven. Pero, al cruzar la puerta de su bar, gente tan distinta como Alaska, que era punky o Antonio Vega, que era mod, convivían bajo el buen rollo.


PD nº2: Aferrados a la Movida, Alonso y García Rodrigo abrieron hace poco más de 1 año, a escasos metros de El Penta, el bar-museo Madrid me Mata, un espacio con el mismo nombre de la revista, creada en 1984, por el diseñador Óscar Mariné, donde tomar algo mientras se disfruta de más de 250 piezas de aquella época de convulsión cultural y social: guitarras, baterías, bajos, discos, fotografías y ropa de los artífices de la Movida e incluso la mesa de mezclas donde se grabó el concierto, que -dicen- dio el pistoletazo de salida a este movimiento. Un evento celebrado el 09 de febrero de 1980 y organizado por Onda 2 en homenaje a Canito, José Enrique Cano, batería de Tos, que luego se convertiría en Los Secretos, y que murió en 1979 en un accidente de coche.


                                                             (De Lidia Martín, el 24 de junio de 2014)


Referencias útiles
EL PENTA BAR

Calle de la Palma, 4
28004 Madrid
914 478 460
M Tribunal


Horario: de Lunes a Domingo, de 21h a 3h30.


Para seguir los pasos musicales de EL PENTA, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit DiscotecaCallejero o Blogosfera]

   Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón. El Pentagrama, que se quedó para siempre con su apócope Penta, nació en 1976 en el barrio de Malasaña, en plena ebullición de un país que, después de 4 décadas de dictadura, se sentía por fin libre y hambriento de cultura. Todo lo que había permanecido oculto estalló a trompicones en las más diversas formas creativas. Y la música inundó casas y locales con bandas que salían de hasta debajo de las piedras. Este movimiento, conocido como la Movida Madrileña, tuvo en El Penta, un espacio improvisado de encuentro y gestación, donde coincidieron, jovencísimos y aún desconocidos artistas como Almodóvar, Alaska, Ouka Lele, Nacha Pop, Los Secretos, Glutamato ye-ye, Burning, La Mode o Alberto García Alix, entre muchos otros; y también salieron grandes ideas, nuevos grupos e innumerables obras que dieron forma a la cultura de nuestro país durante décadas.


   Cuando nació El Penta, en la Villa sólo existían tascas, pubs de tipo inglés y discotecas, y la idea de tomar un combinado mientras se escuchaba la música del momento, era nueva en la capital. Este primer bar de copas se adelantó a su tiempo gracias a dos amigas visionarias -las primeras dueñas-, que eligieron esta fórmula aconsejadas por el hermano de una de ellas. Desde Londres, el joven las nutrió de lo que allí sonaba y les habló de garitos donde la música se pinchaba en directo en un tocadiscos. Así nació su típica cabina de Dj -que aún conservan- y en la que siguen escuchando, pacientemente, las peticiones del público.


   En los últimos años de la década de los 70, en El Pentagrama, sonaban bandas extranjeras, desconocidas para la mayoría, que convirtieron el lugar en un referente musical. Pero, además, la suerte quiso que, cerca de este nuevo templo, tuviera su sede Radio3 y que algunos de sus profesionales, como Jesús Ordovás o Rafael Abitbol, -hoy en día auténticos gurús-, pincharan en el bar, intercambiaran discos e incluso, trasladaran a la emisora las maquetas de los grupos emergentes nacionales que ya se habían dejado escuchar en El Penta. Era la Nueva Ola Madrileña, un sonido más bien punk, que imitaba lo que hacía décadas venía pasando en ciudades como Nueva York o Londres; y un momento único e irrepetible en el Penta donde la lista de visitantes ilustres fue aumentando hasta hacerse interminable. Pero, entre todos ellos, hubo uno que concedió a aquel reducto musical el don de la inmortalidad al nombrarlo en una de sus canciones. Antonio Vega y su emblemático tema “La chica de ayer” fueron el reflejo del día a día de toda una generación (¿desen?)cantada.


   A finales de los 80, el Penta ya había cambiado de dueños y pasado a manos de un grupo de amigos, entre los que estaba el cuñado del compositor intimista. Con la crisis de principios de los 90, el negocio estuvo a punto de cerrar, pero unos antiguos camareros llevados por un “arrebato de melancolía” -como ellos mismos cuentan-, se hicieron con el bar. Desde entonces, Juanma Alonso y Chema García Rodrigo siguen al pie del cañón y, en nombre de la nostalgia, que les sigue haciendo estragos, escuchan de vez en cuando un cassette que les regaló Antonio Vega de su primer disco en solitario; mantienen intacta la decoración ochentera, y lucen con orgullo el cartel del concierto de su 25º aniversario, firmado por todos los artistas que participaron, desde Siniestro Total a Mamá, pasando por Aviador Dro, Los Coyotes o Rubi y los Casinos (además de los ya citados), elevando así al Penta a la categoría de Bien de Interés si no cultural al menos musical.


   Ahora, son sus hijos, -los de los dueños y los de aquellos grupos-, los que visitan la mítica sala  por curiosidad, por conocer donde se fraguó todo y experimentar, aunque sea por un momento, lo que pudieron sentir sus padres. Y, ellos, los protagonistas de la Movida, también se dejan caer de cuando en cuando por el local para comprobar que todo aquello que recuerdan, fue real.


PD nº1: Juanma Alonso aún recuerda que, en los 80, existían muchas tribus urbanas que se odiaban y peleaban constantemente en la calle. De hecho, otra mítica sala, la Rockola se cerró por una disputa de bandas en la que murió un joven. Pero, al cruzar la puerta de su bar, gente tan distinta como Alaska, que era punky o Antonio Vega, que era mod, convivían bajo el buen rollo.


PD nº2: Aferrados a la Movida, Alonso y García Rodrigo abrieron hace poco más de 1 año, a escasos metros de El Penta, el bar-museo Madrid me Mata, un espacio con el mismo nombre de la revista, creada en 1984, por el diseñador Óscar Mariné, donde tomar algo mientras se disfruta de más de 250 piezas de aquella época de convulsión cultural y social: guitarras, baterías, bajos, discos, fotografías y ropa de los artífices de la Movida e incluso la mesa de mezclas donde se grabó el concierto, que -dicen- dio el pistoletazo de salida a este movimiento. Un evento celebrado el 09 de febrero de 1980 y organizado por Onda 2 en homenaje a Canito, José Enrique Cano, batería de Tos, que luego se convertiría en Los Secretos, y que murió en 1979 en un accidente de coche.


                                                             (De Lidia Martín, el 24 de junio de 2014)


Referencias útiles
EL PENTA BAR

Calle de la Palma, 4
28004 Madrid
914 478 460
M Tribunal


Horario: de Lunes a Domingo, de 21h a 3h30.


Para seguir los pasos musicales de EL PENTA, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit DiscotecaCallejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT BARRiO

Mi Petit Barrio te cuenta la historia que se esconde detrás de las fachadas centenarias de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº49): LOPE DE AiXELA
101 NOCHES EN MALASAÑA

Si hay un plan que se pueda calificar de peregrino es sin duda el que lleva a cabo en Malasaña el astrólogo Lope de Aixela. Convertido en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº48):
LA ViRGEN DEL CARMEN

Segundo nombre femenino más frecuente registrado en el patrón de España, según el Instituto Nacional de Estadísticas, Carmen significa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº44): CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº43):
LA BATALLA NAVAL DE VALLEKAS

Que Madrid no tenga mar es un hecho que no ha impedido a los madrileños disfrutar de una playa -como se conocía popularmente a...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº42):
RUTA POR LA CALLE DEL PEZ

Por tercer año consecutivo (tras 9 de interrupción municipal), las Fiestas de San Antonio vuelven a la emblemática calle del Pez...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº36):
¿QUÉ PASA CON LA PiSCiNA CLUB STELLA?

Con un nombre muy sofisticado para la época, 1947, y ciertas costumbres avanzadas, hasta entonces nunca vistas, la Piscina Club...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº34):
JOY ESLAVA

Tiene ya más de cien años, y sigue en plena forma. Conserva su fachada blanca y oro, y sus coquetos interiores rojos, donde se...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº31):
¿QUÉ PASA CON EL PALACiO DE LA MÚSiCA?

Su fachada es ahora tan solo un muro enorme y blanco, cuyo destino inmediato se adivina devorado por pintadas, carteles...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº30):
TABERNA LA CARMENCiTA

Abierta desde 1854, La Carmencita está considerada como la segunda taberna más antigua de Madrid, y uno de los rincones...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº27):
MUSEO CHiCOTE

Dicen que no conoces Madrid si no has estado en Chicote... Y lo cierto es que pocos bares pueden presumir de ser mencionado en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº26): EL DORÉ
DE PALACiO DE LAS PiPAS A FiLMOTECA

Entonces los cines, no se llamaban cines. Pero ahí estaba el Doré. Pequeño y elegante. Moderno y modernista. Y, un siglo después... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº25):
¿QUÉ PASA CON EL TEATRO ALBÉNiZ?

Se alzó justo en la desembocadura del Pasaje de los Relojeros, a partir de la calle de Carretas, un tramo de calzada peatonal...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros....

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº21):
CARAMELOS PACO

Las golosinas se disfrutan con los cinco sentidos. Al llegar a Caramelos Paco, antes incluso de que el olor a almíbar nos abrace...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº17):
LOS HEAViES DE MADRiZ

Tras 24 años de vida, la emblemática tienda de discos Madrid Rock cerró sus puertas a finales de febrero de 2005 por, según su gerente...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº15):
EL JARDíN DEL ÁNGEL

Es un oasis en el centro de Madrid donde los cuerpos celestes bien podrían deambular y perderse, un lugar exquisito y bello en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº14):
LA FAVORiTA

En la Plaza Mayor, escondida en uno de sus soportales, La Favorita resiste al paso del tiempo, a los cambios climáticos...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail