Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT BARRiO (nº11):
LA SALA CLAMORES

Mi PETiT BARRiO (nº11):
LA SALA CLAMORES

Imagen
Imagen

   Hay grandes ideas que nacen en la oscuridad de la noche como la sala Clamores. Un clásico de Madrid que viste etiqueta trasnochada, luce emblemáticos neones y añora una época dorada del jazz. Un local que surgió, entre humo y copas, de la mente de 5 melómanos en el Whisky Jazz Club del número 10 de Marqués de Villamagna. Cinco amigos fanáticos de la música en directo y sobre todo del jazz, que dieron rienda suelta a su pasión y abrieron, en el año 81 -con el ocaso de la Movida-, un bar de conciertos con sabor clásico por la zona de Bilbao. Desde entonces, han pasado 33 años y, cada noche, la música que sigue sonando en Clamores ha conseguido educar el oído de muchos madrileños y adaptarse a otros tiempos. Un negocio romántico que ha superado tres crisis -la del 83, la del 92, y la que estamos viviendo- sin dejar  nunca de programar su actuación diaria.


   Comenzaron con conciertos de sonidos suaves, como el Dizzy, las Marching Bands, o incluso el Blues, más fáciles para un público poco acostumbrado al jazz. Y como cuenta Germán Pérez, el actual gerente y dueño de la sala (retratado aquí), si esta música conseguía poner la piel de gallina al público, entonces, ya los habían enganchado a Clamores.


   Durante 2 décadas, se tocó exclusivamente jazz y pueden presumir de que, por aquí han pasado grandes como Paul Motian, Wynton Marsalis, Cassandra Wilson, Danilo Pérez, Pedro Iturralde, Chano Domínguez, Jerry González, Eliades Ochoa, Bill Evans, etc. En su libro de actuaciones, figuran más de 3.000 artistas y si hablamos de conciertos, los ceros se multiplican. Función diaria, doble los viernes y domingos, y triple los sábados durante 33 años. ¡Echen cuentas!


   Entre las paredes de Clamores, han surgido parejas, se han cerrado negocios, se han rumiado triquiñuelas y limado asperezas e incluso ha habido nacimientos como, en el año 92, cuando una clienta dio a luz. Ahora, ese bebé ya es mujer y visita la sala de vez en cuando para disfrutar de la música en el rincón en el que nació. Aquí, hay recuerdos... no viejos sino antiguos: placas que rinden homenaje a amigos perdidos que hicieron sonar su música en Clamores, como Antonio Vega; anécdotas como la del trombonista que con alguna copa de más, durmió en la sala y, al día siguiente, supieron del polizón por la gorra que, cual cenicienta, dejó caer al salir corriendo; o aquella batalla en la que la Vieja Trova Santiaguera dio una lección de humildad y saber hacer, cuando una avería les dejó sin luz, ni aire acondicionado, ni extractor y público y banda aguantaron estoicamente 45 minutos de sudor y asfixia para no romper la magia.


   Una audiencia que merece un respeto y Pérez lo sabe. No hay noche que no luzca su pajarita y si hace frío su chaleco. Trata a las mujeres de damas y recibe a sus clientes con una sonrisa. Y aunque eche de menos épocas pasadas, sigue disfrutando cada concierto y cada atardecer. 


   Sabe que la noche de Madrid ha cambiado y las “viejas ratas de club de jazz” como él han pasado de creer que un concierto era imposible sin whisky, humo y una chica encantadora al lado, a asumir que los hábitos ahora son diferentes. De asiduos que acudían 5 veces a la semana y tomaban 3 copas, al público actual que va 1 día y pide cerveza sin alcohol. Pero Germán es una rata inteligente y ve el lado positivo: hoy en día se fuma menos y se liga más en los corrillos de humo de la calle.


   Este hombre de pajarita y cigarro perpetuo quiere vivir el presente sin olvidar el pasado y pensando en el futuro. Un futuro que no ve muy halagüeño para la sala Clamores, pero suficientemente bueno como para continuar con su andadura y ofrecer festivales como el Madrid Popfest en una local que va camino de cumplir los 40.


PD: La Sala Galileo Galilei, conocida por sus conciertos y monólogos, es hermana de la Sala Clamores. La creó el mismo grupo de amigos melómanos cinco años después de abrir el local de jazz.


                                                          (De Lidia Martín, el 06 de marzo de 2014)


Referencias útiles
SALA CLAMORES

Calle de Alburquerque, 14
28010 Madrid
914 457 938
M Bilbao


Horario:
De domingo a jueves: de 18h30 hasta las 2h de la madrugada.
Los Viernes y los Sábados: de 18h30 hasta las 5h30 de la mañana.


Para seguir los pasos musicales de la SALA CLAMORES, entra en su web, su Facebook y su Twitter. También puedes pedir información a artistas@salaclamores.es.


[Volver a Mi Petit Discoteca, Callejero o Blogosfera]

   Hay grandes ideas que nacen en la oscuridad de la noche como la sala Clamores. Un clásico de Madrid que viste etiqueta trasnochada, luce emblemáticos neones y añora una época dorada del jazz. Un local que surgió, entre humo y copas, de la mente de 5 melómanos en el Whisky Jazz Club del número 10 de Marqués de Villamagna. Cinco amigos fanáticos de la música en directo y sobre todo del jazz, que dieron rienda suelta a su pasión y abrieron, en el año 81 -con el ocaso de la Movida-, un bar de conciertos con sabor clásico por la zona de Bilbao. Desde entonces, han pasado 33 años y, cada noche, la música que sigue sonando en Clamores ha conseguido educar el oído de muchos madrileños y adaptarse a otros tiempos. Un negocio romántico que ha superado tres crisis -la del 83, la del 92, y la que estamos viviendo- sin dejar  nunca de programar su actuación diaria.


   Comenzaron con conciertos de sonidos suaves, como el Dizzy, las Marching Bands, o incluso el Blues, más fáciles para un público poco acostumbrado al jazz. Y como cuenta Germán Pérez, el actual gerente y dueño de la sala (retratado aquí), si esta música conseguía poner la piel de gallina al público, entonces, ya los habían enganchado a Clamores.


   Durante 2 décadas, se tocó exclusivamente jazz y pueden presumir de que, por aquí han pasado grandes como Paul Motian, Wynton Marsalis, Cassandra Wilson, Danilo Pérez, Pedro Iturralde, Chano Domínguez, Jerry González, Eliades Ochoa, Bill Evans, etc. En su libro de actuaciones, figuran más de 3.000 artistas y si hablamos de conciertos, los ceros se multiplican. Función diaria, doble los viernes y domingos, y triple los sábados durante 33 años. ¡Echen cuentas!


   Entre las paredes de Clamores, han surgido parejas, se han cerrado negocios, se han rumiado triquiñuelas y limado asperezas e incluso ha habido nacimientos como, en el año 92, cuando una clienta dio a luz. Ahora, ese bebé ya es mujer y visita la sala de vez en cuando para disfrutar de la música en el rincón en el que nació. Aquí, hay recuerdos... no viejos sino antiguos: placas que rinden homenaje a amigos perdidos que hicieron sonar su música en Clamores, como Antonio Vega; anécdotas como la del trombonista que con alguna copa de más, durmió en la sala y, al día siguiente, supieron del polizón por la gorra que, cual cenicienta, dejó caer al salir corriendo; o aquella batalla en la que la Vieja Trova Santiaguera dio una lección de humildad y saber hacer, cuando una avería les dejó sin luz, ni aire acondicionado, ni extractor y público y banda aguantaron estoicamente 45 minutos de sudor y asfixia para no romper la magia.


   Una audiencia que merece un respeto y Pérez lo sabe. No hay noche que no luzca su pajarita y si hace frío su chaleco. Trata a las mujeres de damas y recibe a sus clientes con una sonrisa. Y aunque eche de menos épocas pasadas, sigue disfrutando cada concierto y cada atardecer. 


   Sabe que la noche de Madrid ha cambiado y las “viejas ratas de club de jazz” como él han pasado de creer que un concierto era imposible sin whisky, humo y una chica encantadora al lado, a asumir que los hábitos ahora son diferentes. De asiduos que acudían 5 veces a la semana y tomaban 3 copas, al público actual que va 1 día y pide cerveza sin alcohol. Pero Germán es una rata inteligente y ve el lado positivo: hoy en día se fuma menos y se liga más en los corrillos de humo de la calle.


   Este hombre de pajarita y cigarro perpetuo quiere vivir el presente sin olvidar el pasado y pensando en el futuro. Un futuro que no ve muy halagüeño para la sala Clamores, pero suficientemente bueno como para continuar con su andadura y ofrecer festivales como el Madrid Popfest en una local que va camino de cumplir los 40.


PD: La Sala Galileo Galilei, conocida por sus conciertos y monólogos, es hermana de la Sala Clamores. La creó el mismo grupo de amigos melómanos cinco años después de abrir el local de jazz.


                                                          (De Lidia Martín, el 06 de marzo de 2014)


Referencias útiles
SALA CLAMORES

Calle de Alburquerque, 14
28010 Madrid
914 457 938
M Bilbao


Horario:
De domingo a jueves: de 18h30 hasta las 2h de la madrugada.
Los Viernes y los Sábados: de 18h30 hasta las 5h30 de la mañana.


Para seguir los pasos musicales de la SALA CLAMORES, entra en su web, su Facebook y su Twitter. También puedes pedir información a artistas@salaclamores.es.


[Volver a Mi Petit Discoteca, Callejero o Blogosfera]

Imagen

Mi PETiT BARRiO

Mi Petit Barrio te cuenta la historia que se esconde detrás de las fachadas centenarias de la Villa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº49): LOPE DE AiXELA
101 NOCHES EN MALASAÑA

Si hay un plan que se pueda calificar de peregrino es sin duda el que lleva a cabo en Malasaña el astrólogo Lope de Aixela. Convertido en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº48):
LA ViRGEN DEL CARMEN

Segundo nombre femenino más frecuente registrado en el patrón de España, según el Instituto Nacional de Estadísticas, Carmen significa...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº47):
CiNEMA USERA

La esquina, formada por las calles Primitiva Gañán y San Basilio, vigila un cerro ventilado y con vistas en cuya cima, algunos crepúsculos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº46):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº45):
EL PALACiO DE LA PRENSA

Es lógico pensar que si 113 millones de personas pasan al año por la plaza más visitada de España, la del Callao, no sean pocos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº44): CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO: CHAMBERí
(Y LAS FiESTAS DEL CARMEN)

Una reina consorte, un regimiento franchute y una actriz cantante se disputan, desde hace siglos, la autoría del nombre del castizo barrio que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº43):
LA BATALLA NAVAL DE VALLEKAS

Que Madrid no tenga mar es un hecho que no ha impedido a los madrileños disfrutar de una playa -como se conocía popularmente a...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº42):
RUTA POR LA CALLE DEL PEZ

Por tercer año consecutivo (tras 9 de interrupción municipal), las Fiestas de San Antonio vuelven a la emblemática calle del Pez...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº41):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº40):
MADRiD. CiUDADANíA Y PATRiMONiO

El Patrimonio Histórico español tiene una ley, promulgada en 1985, que explica cómo ciertos bienes comunes se convierten en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº39):
CASA LABRA

A principios del siglo XX, se calcula que había 1.500 tabernas en Madrid para una población que no alcanzaba el millón de habitantes...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº38):
EL PALENTiNO

Al pasar por la calle del Pez un viernes cualquiera, a eso de las 21h, llama la atención la cola de gente que se forma a la puerta de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº37):
CASA BOTiN

¿Sabías que en las calles de Madrid se encuentra el restaurante más antiguo del mundo? Así lo reconoce el Libro Guinness...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº36):
¿QUÉ PASA CON LA PiSCiNA CLUB STELLA?

Con un nombre muy sofisticado para la época, 1947, y ciertas costumbres avanzadas, hasta entonces nunca vistas, la Piscina Club...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº35):
EL ESTAR CAFÉ SE TRASPASA

Mesas llenas de estudiantes tomando café y jugando al scrabble, al trivial o al parchís. En un rincón, una camarera, bandeja en mano...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº34):
JOY ESLAVA

Tiene ya más de cien años, y sigue en plena forma. Conserva su fachada blanca y oro, y sus coquetos interiores rojos, donde se...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº33):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº32): LA BOLA,
EL COCiDO MAS CASTiZO
DE LA ViLLA

¿Quien le iba a decir a Cándida Santos, una asturiana de pro, que fundó La Bola en 1870 que, un siglo y medio después...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº31):
¿QUÉ PASA CON EL PALACiO DE LA MÚSiCA?

Su fachada es ahora tan solo un muro enorme y blanco, cuyo destino inmediato se adivina devorado por pintadas, carteles...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº30):
TABERNA LA CARMENCiTA

Abierta desde 1854, La Carmencita está considerada como la segunda taberna más antigua de Madrid, y uno de los rincones...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº29):
LA CERVECERíA ALEMANA

Puede que los veteranos del lugar recuerden esas apetitosas fuentes de ensaladilla rusa con langosta, diciendo “¡cómeme!”...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº28):
LHARDY CUMPLE 175 AÑOS

Si fuera del todo cierto que nada es para siempre, Lhardy sería la excepción que confirma toda regla...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº27):
MUSEO CHiCOTE

Dicen que no conoces Madrid si no has estado en Chicote... Y lo cierto es que pocos bares pueden presumir de ser mencionado en...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº26): EL DORÉ
DE PALACiO DE LAS PiPAS A FiLMOTECA

Entonces los cines, no se llamaban cines. Pero ahí estaba el Doré. Pequeño y elegante. Moderno y modernista. Y, un siglo después... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº25):
¿QUÉ PASA CON EL TEATRO ALBÉNiZ?

Se alzó justo en la desembocadura del Pasaje de los Relojeros, a partir de la calle de Carretas, un tramo de calzada peatonal...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº24):
BAR RESTAURANTE ASTURiANOS

Tiene una fachada de las de “toda la vida”, de esas que te transportan al Madrid de principios del siglo XX. Es pequeño y angosto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros....

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº23):
EL OLiVAR DE CASTiLLEJO

Atraído por la música de fondo, el paseante avanza por un camino flanqueado por almendros, jaras, retamas y romeros...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº22):
EL KiNZE DE CUCHiLLEROS

No hay corte más castizo, ni sillón con más tradición que los de una pequeña peluquería cercana la playa Mayor y a las cuevas del bandolero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº21):
CARAMELOS PACO

Las golosinas se disfrutan con los cinco sentidos. Al llegar a Caramelos Paco, antes incluso de que el olor a almíbar nos abrace...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº20):
TABERNA ANTONiO SÁNCHEZ

Dice la historia que se fundó en el año 1830, pero hay leyendas que dan fe de la existencia de una cantina en el número 13...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (19): CASA MATEOS
UNA TABERNA EN EL CiNTURÓN DE LA LATiNA

Una colección de sifones, una cocina de carbón alojada en el pasillo lista para hacer calor de hogar el invierno que vendrá...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº18): EL PENTA
(BiEN DE iNTERÉS MUSiCAL)

Hablar de la historia musical de Madrid sin mencionar El Penta Bar es como recordar la Revolución Francesa sin nombrar a Napoleón...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº17):
LOS HEAViES DE MADRiZ

Tras 24 años de vida, la emblemática tienda de discos Madrid Rock cerró sus puertas a finales de febrero de 2005 por, según su gerente...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº16): EL iBERiA,
EL BAR DE LOS TAXiSTAS

Situado en la Glorieta de San Bernardo para todos y de Ruiz Jiménez para el Ayuntamiento, el Bar Iberia le toma el pulso a la Villa... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT BARRiO (nº15):
EL JARDíN DEL ÁNGEL

Es un oasis en el centro de Madrid donde los cuerpos celestes bien podrían deambular y perderse, un lugar exquisito y bello en...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail