Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT RECORDATORiO:
TU 1º CASHMOB EN EL MERCADO DE ANTÓN MARTíN

Mi PETiT RECORDATORiO:
TU 1º CASHMOB EN EL MERCADO DE ANTÓN MARTíN

Imagen
Imagen

   Un “CashMob”, además de ser una moda reciente en las redes sociales (Facebook y Twitter, principalmente), es una manera divertida y fantástica de apoyar al pequeño comercio local. Este fenómeno, nacido hace dos años en EE.UU., consiste en hacer una llamada a un grupo amplio de personas, a través de la red, para acudir en masa, en el día y la hora indicados, a un establecimiento determinado y hacer en él una pequeña compra. ¡Eso sí, siempre pagando con dinero en efectivo!


   El nombre de CashMob viene de otro tipo de acciones que llevan mucho más tiempo realizándose de manera espontánea: las FlashMob. Creo que actualmente, casi la mayoría de las personas saben qué es un flashmob, pero por si hay alguno o alguna que aún no lo sepa, aquí copio la definición de Wikipedia que lo explica bastante bien: “Acción organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente”.


   Por lo tanto, un cashmob es un flasmob pero con un fin determinado.


   Este nuevo movimiento ciudadano nos recuerda la idea que Víctor Hugo utilizó para darle poder a sus tres Mosqueteros: “Uno para todos y todos para uno”. O lo que es lo mismo: La unión hace la fuerza. Así de sencillo. Una compra puntual en un establecimiento pequeño puede que no cambie la caja o la visibilidad de ese negocio en absoluto, pero una sucesión de compras y una afluencia considerable de personas a ese comercio, a la misma hora de un día concreto, puede hacer cambiar la drásticamente la recaudación y la notoriedad del local 180 grados, o más.


   Como muchas de las cosas que conquistan el mundo, este tipo de acción procede de EEUU. Andrew Samtoy, un abogado de 33 años de Cleveland, es uno de los principales impulsores de los "cash mobs". Aunque es casi imposible decir si fue él realmente la primera persona que organizó una compra multitudinaria, sí que podemos afirmar que su blog es un referente a la hora de entender cuáles son los fines y los medios indicados para llevar a cabo estas acciones.


   En el blog, Samtoy explica las reglas básicas de los CashMob. Fundamentalmente, se resumen en tres:


1. Gastar al menos 20 dólares (en otros países esta cifra varia y, por ejemplo, en España, no hay una cantidad fija de gasto, tan sólo se pide que sea un mínimo simbólico de 5 euros).


2. Conocer durante la acción, al menos, a tres personas más: La intención es que la intervención sirva, además de para ayudar al comercio seleccionado, para que las personas nos relacionemos los unos con los otros y se creen nuevos lazos.


3. Divertirse y pasarlo bien.


   En varias entrevistas este letrado estadounidense afirma que la idea se le ocurrió cuando regresó a su país después de pasar un verano en Reino Unido. El verano de agosto de 2011, para ser más exactos. Para los que no se acuerden, en esa fecha Londres se convirtió en un campo de batalla donde los contenedores volaban por los aires, se quemaban coches, los escaparates de las tiendas se hacían añicos y los negocios se saqueaban. Los ciudadanos de Londres se echaron a las calles como respuesta a la muerte de un joven negro de 29 años, padre de cuatro hijos, que fue abatido por la Policía Metropolitana de Londres durante un tiroteo. Lo que comenzó como una protesta, terminó en una lucha. Las autoridades responsabilizaron del daño a las redes sociales y hasta se llegó a plantear sancionar el uso de las mismas para convocar actos populares.


   Ante esta situación, cuando Samtoy volvió a EE.UU. pensó que Facebook y Twitter podrían ser usados de forma mucho más constructiva. Se puso manos a la obra y organizó su primer Cash Mob. Según BBC Mundo el primer beneficiario fue David Ferrante, un librero de la misma ciudad que Samtoy: “Yo creía que no iba a funcionar, pero acepté porque era una época de poca actividad y pensé que no me iba a hacer ningún daño”, declaró para BBC. Los resultados de esta acción fueron que la librería recibió ese día entre 40 y 50 clientes y que muchos de ellos, se convirtieron posteriormente en habituales de la tienda.


   Cosas de la vida y de la casualidad, después se descubrió que, poco antes de que Samtoy organizase su primer Cash Mob, Chris Smith, otro bloguero de Búfalo, Nueva York, había tenido la misma idea. Sea como fuere, el caso es que los cashmobs habían llegado… y lo había hecho para quedarse y extenderse por el mundo.


   Desde entonces, estas acciones se han producido en todo EE.UU. y más allá. Países como Austria, Gran Bretaña, Suecia, Corea del Sur, Australia, Italia, Alemania, Holanda y, desde abril de 2012, España se han contagiado de la fiebre del consumo solidario.


   El responsable de introducir las CashMob en nuestro país, fue José Juan Muñoz, un vecino de Villajoyosa, Alicante, que descubrió la iniciativa en Londres y decidió exportarla hasta su ciudad natal. El comercio seleccionado fue la papelería Colón, cuyos propietarios vieron como el 4 de mayo de 2012, a las 7 de la tarde, decenas de vecinos de diferente género y condición entraban por la puerta sonriendo y con billetes de 5, 10 ó 20 euros en la mano. Yolanda Nogueroles, la propietaria de la tienda mostraba la más amplia de sus sonrisas ante las cámaras de los informativos locales: “¡Muchísima gente, está muy bien! Que venga mucha gente y que compre, eso es lo que necesitamos todos los pequeños comerciantes”, decía.


   Ha quedado demostrado que los beneficios para los negocios son muchos y muy distintos. Por eso mismo, y también porque la idea es que los cashmobs vayan más allá de la acción en sí, las normas españolas sobre este tipo de eventos, reclaman que los comerciantes se impliquen:


1. El dueño del comercio debe estar informado del evento y dar su visto bueno.



2. El negocio elegido debe tener stock de productos y éstos deben ser tanto para hombres como para mujeres con precios económicos (entre 10 y 20 euros).


3. Es obligatorio que sea un comercio local e independiente de firmas, corporaciones o franquicias.


4. Si recibes, luego das. Es decir, el dueño del comercio, que ha sido beneficiado por la acción, deberá, posteriormente devolver de algún modo solidario el empujón recibido y además, asistirá al siguiente evento de CashMob que se organice en su barrio o alrededores.


   Desde la primera acción que tuvo lugar en Alicante, las cashmob se han dejado ver en otras ciudades españolas como Barcelona, Salamanca, Madrid o Sevilla. En Madrid, concretamente, la primera quedada colectiva de compra la organizaron y promovieron las “madriliciosas” blogueras de Madrid Confidencial al alimón con los locales de la Asociación de Comerciantes de la Calle Espíritu Santo, donde, precisamente, se desarrolló. La cita tuvo lugar el pasado 4 de octubre en Malasaña, y parece que la capital se quedó con ganas de más…


   Cashmobers madrileños, ¡uníos! el próximo 29 de noviembre, en el Mercado de Antón Martín, para pasarlo bien mientras apoyan al pequeño comercio.

                                                         [De Noemí Z., el 26 de noviembre de 2013]


Referencias útiles:
CASHMOB EN EL MERCADO DE ANTÓN MARTíN


¿CUÁNDO? El Viernes 29 de noviembre, a las 12h.


¿QUiÉN? Tu compra solidaria ayudará a que sobreviva el comercio de barrio de Juanjo, Eva, Antonio, Manuel, Yoka, Víctor, Conchi, Regi, Mariano, Auri, Paz, Ismael, Virginia, Javier, Andrés, Miguel Ángel, Alfredo…


¿DÓNDE? En el Mercado de Antón Martín
Calle de Santa Isabel, 5
28012, Madrid
913 690 620
M Antón Martín
Más info en la web del MERCADO DE ANTÓN MARTíN (también en Facebook y Twitter).


Y, para saberlo todo sobre las acciones pasadas y futuras de CASHMOB SPAiN, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter).


[Volver a Mi Petit Blogosfera]

   Un “CashMob”, además de ser una moda reciente en las redes sociales (Facebook y Twitter, principalmente), es una manera divertida y fantástica de apoyar al pequeño comercio local. Este fenómeno, nacido hace dos años en EE.UU., consiste en hacer una llamada a un grupo amplio de personas, a través de la red, para acudir en masa, en el día y la hora indicados, a un establecimiento determinado y hacer en él una pequeña compra. ¡Eso sí, siempre pagando con dinero en efectivo!


   El nombre de CashMob viene de otro tipo de acciones que llevan mucho más tiempo realizándose de manera espontánea: las FlashMob. Creo que actualmente, casi la mayoría de las personas saben qué es un flashmob, pero por si hay alguno o alguna que aún no lo sepa, aquí copio la definición de Wikipedia que lo explica bastante bien: “Acción organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente”.


   Por lo tanto, un cashmob es un flasmob pero con un fin determinado.


   Este nuevo movimiento ciudadano nos recuerda la idea que Víctor Hugo utilizó para darle poder a sus tres Mosqueteros: “Uno para todos y todos para uno”. O lo que es lo mismo: La unión hace la fuerza. Así de sencillo. Una compra puntual en un establecimiento pequeño puede que no cambie la caja o la visibilidad de ese negocio en absoluto, pero una sucesión de compras y una afluencia considerable de personas a ese comercio, a la misma hora de un día concreto, puede hacer cambiar la drásticamente la recaudación y la notoriedad del local 180 grados, o más.


   Como muchas de las cosas que conquistan el mundo, este tipo de acción procede de EEUU. Andrew Samtoy, un abogado de 33 años de Cleveland, es uno de los principales impulsores de los "cash mobs". Aunque es casi imposible decir si fue él realmente la primera persona que organizó una compra multitudinaria, sí que podemos afirmar que su blog es un referente a la hora de entender cuáles son los fines y los medios indicados para llevar a cabo estas acciones.


   En el blog, Samtoy explica las reglas básicas de los CashMob. Fundamentalmente, se resumen en tres:


1. Gastar al menos 20 dólares (en otros países esta cifra varia y, por ejemplo, en España, no hay una cantidad fija de gasto, tan sólo se pide que sea un mínimo simbólico de 5 euros).


2. Conocer durante la acción, al menos, a tres personas más: La intención es que la intervención sirva, además de para ayudar al comercio seleccionado, para que las personas nos relacionemos los unos con los otros y se creen nuevos lazos.


3. Divertirse y pasarlo bien.


   En varias entrevistas este letrado estadounidense afirma que la idea se le ocurrió cuando regresó a su país después de pasar un verano en Reino Unido. El verano de agosto de 2011, para ser más exactos. Para los que no se acuerden, en esa fecha Londres se convirtió en un campo de batalla donde los contenedores volaban por los aires, se quemaban coches, los escaparates de las tiendas se hacían añicos y los negocios se saqueaban. Los ciudadanos de Londres se echaron a las calles como respuesta a la muerte de un joven negro de 29 años, padre de cuatro hijos, que fue abatido por la Policía Metropolitana de Londres durante un tiroteo. Lo que comenzó como una protesta, terminó en una lucha. Las autoridades responsabilizaron del daño a las redes sociales y hasta se llegó a plantear sancionar el uso de las mismas para convocar actos populares.


   Ante esta situación, cuando Samtoy volvió a EE.UU. pensó que Facebook y Twitter podrían ser usados de forma mucho más constructiva. Se puso manos a la obra y organizó su primer Cash Mob. Según BBC Mundo el primer beneficiario fue David Ferrante, un librero de la misma ciudad que Samtoy: “Yo creía que no iba a funcionar, pero acepté porque era una época de poca actividad y pensé que no me iba a hacer ningún daño”, declaró para BBC. Los resultados de esta acción fueron que la librería recibió ese día entre 40 y 50 clientes y que muchos de ellos, se convirtieron posteriormente en habituales de la tienda.


   Cosas de la vida y de la casualidad, después se descubrió que, poco antes de que Samtoy organizase su primer Cash Mob, Chris Smith, otro bloguero de Búfalo, Nueva York, había tenido la misma idea. Sea como fuere, el caso es que los cashmobs habían llegado… y lo había hecho para quedarse y extenderse por el mundo.


   Desde entonces, estas acciones se han producido en todo EE.UU. y más allá. Países como Austria, Gran Bretaña, Suecia, Corea del Sur, Australia, Italia, Alemania, Holanda y, desde abril de 2012, España se han contagiado de la fiebre del consumo solidario.


   El responsable de introducir las CashMob en nuestro país, fue José Juan Muñoz, un vecino de Villajoyosa, Alicante, que descubrió la iniciativa en Londres y decidió exportarla hasta su ciudad natal. El comercio seleccionado fue la papelería Colón, cuyos propietarios vieron como el 4 de mayo de 2012, a las 7 de la tarde, decenas de vecinos de diferente género y condición entraban por la puerta sonriendo y con billetes de 5, 10 ó 20 euros en la mano. Yolanda Nogueroles, la propietaria de la tienda mostraba la más amplia de sus sonrisas ante las cámaras de los informativos locales: “¡Muchísima gente, está muy bien! Que venga mucha gente y que compre, eso es lo que necesitamos todos los pequeños comerciantes”, decía.


   Ha quedado demostrado que los beneficios para los negocios son muchos y muy distintos. Por eso mismo, y también porque la idea es que los cashmobs vayan más allá de la acción en sí, las normas españolas sobre este tipo de eventos, reclaman que los comerciantes se impliquen:


1. El dueño del comercio debe estar informado del evento y dar su visto bueno.



2. El negocio elegido debe tener stock de productos y éstos deben ser tanto para hombres como para mujeres con precios económicos (entre 10 y 20 euros).


3. Es obligatorio que sea un comercio local e independiente de firmas, corporaciones o franquicias.


4. Si recibes, luego das. Es decir, el dueño del comercio, que ha sido beneficiado por la acción, deberá, posteriormente devolver de algún modo solidario el empujón recibido y además, asistirá al siguiente evento de CashMob que se organice en su barrio o alrededores.


   Desde la primera acción que tuvo lugar en Alicante, las cashmob se han dejado ver en otras ciudades españolas como Barcelona, Salamanca, Madrid o Sevilla. En Madrid, concretamente, la primera quedada colectiva de compra la organizaron y promovieron las “madriliciosas” blogueras de Madrid Confidencial al alimón con los locales de la Asociación de Comerciantes de la Calle Espíritu Santo, donde, precisamente, se desarrolló. La cita tuvo lugar el pasado 4 de octubre en Malasaña, y parece que la capital se quedó con ganas de más…


   Cashmobers madrileños, ¡uníos! el próximo 29 de noviembre, en el Mercado de Antón Martín, para pasarlo bien mientras apoyan al pequeño comercio.

                                                         [De Noemí Z., el 26 de noviembre de 2013]


Referencias útiles:
CASHMOB EN EL MERCADO DE ANTÓN MARTíN


¿CUÁNDO? El Viernes 29 de noviembre, a las 12h.


¿QUiÉN? Tu compra solidaria ayudará a que sobreviva el comercio de barrio de Juanjo, Eva, Antonio, Manuel, Yoka, Víctor, Conchi, Regi, Mariano, Auri, Paz, Ismael, Virginia, Javier, Andrés, Miguel Ángel, Alfredo…


¿DÓNDE? En el Mercado de Antón Martín
Calle de Santa Isabel, 5
28012, Madrid
913 690 620
M Antón Martín
Más info en la web del MERCADO DE ANTÓN MARTíN (también en Facebook y Twitter).


Y, para saberlo todo sobre las acciones pasadas y futuras de CASHMOB SPAiN, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter).


[Volver a Mi Petit Blogosfera]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido... 

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos... 

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores... 

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros... 

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail