Nuevas Ideas
Comer Beber

MANDiOCA
SABORES BRASiLEÑOS EN LA ViLLA

MANDiOCA
SABORES BRASiLEÑOS EN LA ViLLA

Imagen
Imagen

   Olalla Piñeiro, gallega de 36 años, y Guto Molina (retratados aquí), de 39 y brasileño con madre de procedencia española, se conocieron en Río de Janeiro, y de la mezcla de culturas, de su propia experiencia y de las ganas de cambio nació un restaurante en pleno centro de Madrid donde disfrutar de la comida sana, saludable y sencilla con el toque tropical y colonial que tan presente había estado en sus vidas.


   Mandioca abrió en mayo de 2017, y con su apertura, quedaron atrás los años en los que Olalla trabajaba como realizadora en la TV Globo de Río y Guto, nacido en Belém de Pará (la metrópolis del Amazonas), llevaba la estrategia de ventas en multinacionales como Shell o Citibank. Los dos, sin aún conocerse, estaban pasando por un momento vital similar, pues a pesar de su situación estable, necesitaban algo más. Ella, inquieta, ya había vivido en Cuba y México antes de establecerse por más de una década en Brasil; y él, amante del surf y la cocina, dejó su trabajo para ingresar en la prestigiosa Escuela Internacional Le Cordon Bleu de Londres, donde despertó tanto su curiosidad por la gastronomía que, al terminar el curso, decidió viajar por Tailandia, Vietnam, Indonesia y China para descubrir nuevos sabores, olores y especias, y a su regreso a Brasil, conoció a Olalla.


   Fue entonces cuando se obró el milagro, y en 2015, sumando fuerzas y ganas, hicieron las maletas y recorrieron Lisboa y el sur de España, donde Tarifa se les antojó como su posible paraíso. Guto quería cocinar, pero tras estudiarlo bien, pensaron que tendrían que sacrificar su sueño de naturaleza y playa por un tiempo, para trasladarse a Madrid, el lugar ideal para crear una marca que les permitiera en un futuro el cambio de vida y, entonces sí, el mar.


   Llegaron a la capital en noviembre del 2016, y empezaron a buscar locales. Solo tardaron un mes y medio en encontrar el espacio perfecto, y con el claro objetivo de alimentar bien a sus posibles comensales, empezaron a contagiarlos con su ‘brasilidad’, sus sabores frescos, la diversidad en frutos, semillas, tubérculos, el culto a la tierra y el equilibrio cuerpo-mente-tierra.


   Guto está en la cocina y decide platos según los productos de temporada que luego presenta con pasión a sus comensales. Olalla se encarga de la gestión y la dirección operacional. Y juntos crean un tándem perfecto. A ellos llegan hambrientos trabajadores de oficinas cercanas para un menú, que han bautizado como Trilogía, un único plato en el que siempre hay proteína, hidratos de carbono, y verdura a la plancha, al horno y bajo en sal y grasa. Por supuesto, para el que lo quiera también hay carta, de día y de noche, desayunos, afterwork con una especial coctelería amazónica, brunch los sábados y cenas los jueves, viernes y sábados.


   Su trato es tan cercano que incluso hay clientes que se han convertido en servidores improvisados con productos de sus huertas, y los padres de Olalla suman también su granito de arena al aprovechar su visita a la Villa para llevar unos grelos que añadir a sus platos. Todos repiten, y los hay fijos a mediodía e incluso que se quedan a las puertas, pues en tan solo seis meses, cuenta Olalla, el local se les ha quedado pequeño. De hecho, los chicos de Mandioca han recibido varias propuestas de inversión, y sonríen por el buen resultado, por su proyecto de catering y eventos, y sobre todo por crear el grupo Mandioca con más locales y ambientes diferentes. Pero mientras estudian este posible futuro, saben que ahora les toca vivir el presente, recuperar la inversión y no dejar un local que ya es su base de operaciones y parte de esa identidad que buscaban para hacer posible un sueño que no olvidan, regresar a su añorada playa.


PD: El nombre de Mandioca, un tubérculo similar a la yuca, esconde una leyenda. Dicen que el cacique de una aldea de indios tupí guaraní del Amazonas supo un buen día que su hija estaba embarazada. Aunque ella aseguraba ser virgen y pura, el cacique prometió matar al culpable y sacrificar a la muchacha. Esa misma noche, el cacique soñó con un hombre blanco que aseguraba que su hija decía la verdad. Al despertar, el cacique asustado la perdonó y meses después, nació su linda nieta, blanca como la luna, que alegró al cacique pero asustó por su palidez a la aldea. La llamaron Maní, pero un buen día, sin enfermar ni herirse, la niña murió, y el cacique, destrozado la enterró bajo su casa (“oca” en tupí guaraní) y regó con sus lágrimas allí donde reposaba. Al tiempo, en aquel lugar, brotó una rama verde cuyas raíces resultaron ser un tubérculo tan blanco como la niña, y gracias al cual, se alimentó la tribu durante siglos. Aquel alimento fue llamado La casa de Maní, es decir, Mandioca.


                                                   (De Lidia Martín, el 17 de enero de 2018)


Referencias útiles:
MANDiOCA
(en la ilustración)
Calle de San Bernardo, 120
28015  Madrid
911 278 654 (Reservas)
M Quevedo / San Bernardo


Horario:
- De Lunes a Miércoles: de 9h a 18h:
- Los Jueves y Viernes: de 9h hasta medianoche;
- Los Sábados: de 11h a 17h y de 21h hasta medianoche.


Para seguir los pasos gastronómicos de MANDiOCA, conéctate a su web, su Instagram y su Facebook.


[Vovler a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

   Olalla Piñeiro, gallega de 36 años, y Guto Molina (retratados aquí), de 39 y brasileño con madre de procedencia española, se conocieron en Río de Janeiro, y de la mezcla de culturas, de su propia experiencia y de las ganas de cambio nació un restaurante en pleno centro de Madrid donde disfrutar de la comida sana, saludable y sencilla con el toque tropical y colonial que tan presente había estado en sus vidas.


   Mandioca abrió en mayo de 2017, y con su apertura, quedaron atrás los años en los que Olalla trabajaba como realizadora en la TV Globo de Río y Guto, nacido en Belém de Pará (la metrópolis del Amazonas), llevaba la estrategia de ventas en multinacionales como Shell o Citibank. Los dos, sin aún conocerse, estaban pasando por un momento vital similar, pues a pesar de su situación estable, necesitaban algo más. Ella, inquieta, ya había vivido en Cuba y México antes de establecerse por más de una década en Brasil; y él, amante del surf y la cocina, dejó su trabajo para ingresar en la prestigiosa Escuela Internacional Le Cordon Bleu de Londres, donde despertó tanto su curiosidad por la gastronomía que, al terminar el curso, decidió viajar por Tailandia, Vietnam, Indonesia y China para descubrir nuevos sabores, olores y especias, y a su regreso a Brasil, conoció a Olalla.


   Fue entonces cuando se obró el milagro, y en 2015, sumando fuerzas y ganas, hicieron las maletas y recorrieron Lisboa y el sur de España, donde Tarifa se les antojó como su posible paraíso. Guto quería cocinar, pero tras estudiarlo bien, pensaron que tendrían que sacrificar su sueño de naturaleza y playa por un tiempo, para trasladarse a Madrid, el lugar ideal para crear una marca que les permitiera en un futuro el cambio de vida y, entonces sí, el mar.


   Llegaron a la capital en noviembre del 2016, y empezaron a buscar locales. Solo tardaron un mes y medio en encontrar el espacio perfecto, y con el claro objetivo de alimentar bien a sus posibles comensales, empezaron a contagiarlos con su ‘brasilidad’, sus sabores frescos, la diversidad en frutos, semillas, tubérculos, el culto a la tierra y el equilibrio cuerpo-mente-tierra.


   Guto está en la cocina y decide platos según los productos de temporada que luego presenta con pasión a sus comensales. Olalla se encarga de la gestión y la dirección operacional. Y juntos crean un tándem perfecto. A ellos llegan hambrientos trabajadores de oficinas cercanas para un menú, que han bautizado como Trilogía, un único plato en el que siempre hay proteína, hidratos de carbono, y verdura a la plancha, al horno y bajo en sal y grasa. Por supuesto, para el que lo quiera también hay carta, de día y de noche, desayunos, afterwork con una especial coctelería amazónica, brunch los sábados y cenas los jueves, viernes y sábados.


   Su trato es tan cercano que incluso hay clientes que se han convertido en servidores improvisados con productos de sus huertas, y los padres de Olalla suman también su granito de arena al aprovechar su visita a la Villa para llevar unos grelos que añadir a sus platos. Todos repiten, y los hay fijos a mediodía e incluso que se quedan a las puertas, pues en tan solo seis meses, cuenta Olalla, el local se les ha quedado pequeño. De hecho, los chicos de Mandioca han recibido varias propuestas de inversión, y sonríen por el buen resultado, por su proyecto de catering y eventos, y sobre todo por crear el grupo Mandioca con más locales y ambientes diferentes. Pero mientras estudian este posible futuro, saben que ahora les toca vivir el presente, recuperar la inversión y no dejar un local que ya es su base de operaciones y parte de esa identidad que buscaban para hacer posible un sueño que no olvidan, regresar a su añorada playa.


PD: El nombre de Mandioca, un tubérculo similar a la yuca, esconde una leyenda. Dicen que el cacique de una aldea de indios tupí guaraní del Amazonas supo un buen día que su hija estaba embarazada. Aunque ella aseguraba ser virgen y pura, el cacique prometió matar al culpable y sacrificar a la muchacha. Esa misma noche, el cacique soñó con un hombre blanco que aseguraba que su hija decía la verdad. Al despertar, el cacique asustado la perdonó y meses después, nació su linda nieta, blanca como la luna, que alegró al cacique pero asustó por su palidez a la aldea. La llamaron Maní, pero un buen día, sin enfermar ni herirse, la niña murió, y el cacique, destrozado la enterró bajo su casa (“oca” en tupí guaraní) y regó con sus lágrimas allí donde reposaba. Al tiempo, en aquel lugar, brotó una rama verde cuyas raíces resultaron ser un tubérculo tan blanco como la niña, y gracias al cual, se alimentó la tribu durante siglos. Aquel alimento fue llamado La casa de Maní, es decir, Mandioca.


                                                   (De Lidia Martín, el 17 de enero de 2018)


Referencias útiles:
MANDiOCA
(en la ilustración)
Calle de San Bernardo, 120
28015  Madrid
911 278 654 (Reservas)
M Quevedo / San Bernardo


Horario:
- De Lunes a Miércoles: de 9h a 18h:
- Los Jueves y Viernes: de 9h hasta medianoche;
- Los Sábados: de 11h a 17h y de 21h hasta medianoche.


Para seguir los pasos gastronómicos de MANDiOCA, conéctate a su web, su Instagram y su Facebook.


[Vovler a Mi Petit Gourmet, Callejero o Blogosfera]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido... 

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos... 

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores... 

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros... 

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail