Nuevas Ideas
Comer Beber

“NO SE CANTA CON LA BOCA LLENA”
EN EL POBLADO DiRiGiDO DE FUENCARRAL

“NO SE CANTA CON LA BOCA LLENA”
EN EL POBLADO DiRiGiDO DE FUENCARRAL

Imagen
Imagen

   El 18 de julio de 1956 se inauguraba el Poblado Dirigido de Fuencarral, diseñado por José Luis Romany Aranda. Sesenta años más tarde, la arquitecta Rebeca Asensio ha hecho de este barrio el objeto de algunos de sus proyectos, entre los cuales se encuentra “No se canta con la boca llena”, un paseo sonoro-comestible incluido por el Ayuntamiento de Madrid en la programación oficial de sus Veranos de la Villa.


   A principios de los años 50, el éxodo desde las zonas rurales a las urbanas experimentó en España su momento más álgido. Las consecuencias de la Revolución industrial, la Guerra (in)Civil, la pobreza de la posguerra y la falta de tejido industrial en buena parte del territorio obligaron a muchas familias a desplazarse desde sus lugares de origen a ciudades como Barcelona, Bilbao, Valencia y Madrid. Una vez en la ciudad, la mayoría se asentaba en poblados chabolistas o barrios de aluvión a las afueras de las ciudades. Lugares con construcciones precarias, sin los equipamientos mínimos para resolver las necesidades de núcleos de población de alta densidad y sin planificación urbanística alguna.


   Con objeto de paliar esa situación, durante la década de los 50 se pusieron en marcha diferentes iniciativas urbanísticas como, entre otros, el programa de los Poblados Dirigidos. El Programa, enmarcado dentro del Plan Nacional de la Vivienda, recurrió a algunos de los arquitectos jóvenes más prometedores del momento, entre los que se encontraban Francisco Javier Sáenz de Oiza (1918-2000), Luis Cubillo de Arteaga (1921-2000), Rafael Leoz (1921-1976) y José Luis Romany Aranda (1921), para encargarles el diseño de las nuevas casas que acabarían dando forma a los barrios de Entrevías, Orcasitas o Manoteras.


   Según Rebeca Asensio (retratada aquí), el Poblado Dirigido de Fuencarral constituye uno de los ejemplos más representativos de los Poblados Dirigidos de Madrid: “Enmarcados en la política de la Ley de Viviendas de Renta Limitada de 1954, marcaron el inicio de la construcción de la Vivienda Social Madrileña, manteniendo siempre sus tres objetivos principales: absorber el chabolismo, luchar contra la especulación del suelo, y mejorar la deficiencia de alojamiento en la periferia de las grandes ciudades”.


   Pero, no hace tanto, mientas cursaba la carrera de Arquitectura en la Universidad de Alcalá de Henares, Rebeca, que estaba realizando un trabajo sobre uno de estos Poblados Dirigidos, cuyo objetivo final era una supuesta rehabilitación que recuperaría la calidad de vida del barrio en cuestión, descubrió otra realidad: “Lo primero que se me pasó por la cabeza cuando me crucé con Fuencarral fue “¿Qué está pasando aquí?. Estaba demasiado descuidado, sus mercados estaban demasiado abandonados, estaba demasiado solitario… La sensación era, al mismo tiempo, de tristeza y asombro”.


   A diferencia del resto de los Poblados Dirigidos, Rebeca notó que algo no encajaba en el de Fuencarral. No era posible que en una de las zonas más verdes de la ciudad, con una arquitectura ejemplar y con una filosofía pensada para aunar personas procedentes de diferentes lugares y culturas, hubiera una degradación semejante, y el caso del Poblado Dirigido de Fuencarral se convirtió para ella en, además de un proyecto académico, en un reto personal: “Fuencarral es un modelo urbano con una convivencia entre vecinos espectacular. El inconveniente está en que su aspecto urbano no hace justicia a ese modelo ideal de convivencia. Sus deficiencias, además, no son de tipo social, sino estrictamente urbanas, debidas tal vez a errores de planeamiento y construcción original”.


   En efecto, la construcción de los Poblados Dirigidos se realizó en condiciones de urgencia tales que en muchas ocasiones los edificios se levantaron antes de realizar las aceras, las calles, e incluso los equipamientos. Algunos, de hecho, siguen sin estar construidos a día de hoy. Además, existe una mala adaptación a las nuevas realidades: “La población de personas de edad avanzada en el poblado es hoy numerosa. Es gente que reside en un cuarto o quinto piso de unos bloques de vivienda que no tienen ascensor y a las que resulta realmente imposible trasladarse para hacer la compra diaria. También hay deficiencias de accesibilidad para discapacitados o carritos de bebé en las infraestructuras viarias. En cuanto a los mercados han caído en desuso, abandonados arquitectónicamente a su suerte por la aparición de las grandes superficies”.


   Sin embargo, todos esos lugares hoy deteriorados fueron, en el pasado, los escenarios de algunos de los mejores momentos en las vidas de los vecinos del barrio. Un acervo emocional que Rebeca decidió rescatar en un “mapa de recuerdos”: “Con el objetivo de recopilar información para el trabajo de la Universidad, me topé en Facebook con el entusiasmo brutal de un grupo de vecinos que quería contarle al mundo lo mucho que valoraban su poblado, lo bien que habían vivido en él, y lo entristecidos que se encontraban por la degeneración de lo que un día fue un lugar lleno de esplendor. A partir de ahí, abrimos hilos e hilos de conversaciones a través de esa red social en los que cada uno contaba sus historias: cuál era su bar favorito, la mejor tapa del barrio y el vecino que más ayudaba en las tareas urbanas, dónde iban al colegio o al médico, dónde fue su primer beso, dónde salían a jugar con sus pandillas y al fútbol, dónde compraban chucherías, etc.”. Y todos esos recuerdos iban acompañados de cientos de fotografías de la época, por lo que, un buen día, uno de los vecinos decidió plasmarlos en un mapa interactivo de Google.


   El siguiente paso lógico en ese proceso de recuperación emocional del Poblado Dirigido de Fuencarral fue “No se canta con la boca llena”. Una propuesta en la que, además de Rebeca, participan Sonia Megías, Ali&Cía y Fernando Quesada, y que pretende poner en valor y recuperar, aunque sea por un día, lo que en algún momento fue el Poblado Dirigido de Fuencarral en su época más pletórica, recién finalizada su construcción, en el año 1963: “Durante el paseo sonoro-comestible, cantaremos canciones populares de la época y, en cada punto del mapa donde existe un recuerdo de un poblador, le daremos vida. Dependiendo del tipo de recuerdo, su representación será de una forma o de otra y, al final del recorrido, habrá una verbena, donde bailaremos a ritmo de charanga y presentaremos una maqueta comestible del Poblado”.


   Finalmente, la incorporación de “No se habla con la boca llena” al programa de los Veranos de la Villa no solo tiene una dimensión cultural sino también política ya que al hacerlo el Ayuntamiento de Madrid, conocedor de la realidad del barrio, muestra su intención de cambiarla: “Existe un vacío legal acerca de la propiedad del suelo. Por eso, el problema no es tanto una dejadez de las autoridades, sino la imposibilidad de determinar quién tiene esas obligaciones sobre el barrio. En todo caso y desde hace un año, el Ayuntamiento está en contacto con el grupo del Proyecto Pobladores, dedicado a recuperar el Poblado Dirigido de Fuencarral, para dar solución a un gran número de dudas y de cuestiones, fundamentalmente de mantenimiento y accesibilidad”.


   Entonces, si quieres saber a qué saben los recuerdos del Poblado Dirigido de Fuencarral, ¡no te pierdas “No se canta con la boca llena”!


                                         (De Eduardo Bravo, el 28 de julio de 2016)


Referencias útiles:
NO SE CANTA CON LA BOCA LLENA


¿CUÁNDO? El Sábado 30 de julio de 2016, a las 20h30.


¿QUÉ? Paseo sonoro-comestible “No se canta con la boca llena”.


¿DÓNDE? Por el Poblado Dirigido de Fuencarral, desde la boca de Metro de Fuencarral (Avenida del Cardenal Herrera Oria) hasta el Mercado Tres.


¿CUÁNTO? Actividad gratuita.


Para saberlo todo de NO SE CANTA CON LA BOCA LLENA, conéctate a la web de LOS VERANOS DE LA ViLLA (también en Facebook y Twitter); y para seguir los pasos comprometidos de la PLATAFORMA +POBLADORES+, conéctate a su blog, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit CompromisoGourmet, Callejero o Blogosfera]

   El 18 de julio de 1956 se inauguraba el Poblado Dirigido de Fuencarral, diseñado por José Luis Romany Aranda. Sesenta años más tarde, la arquitecta Rebeca Asensio ha hecho de este barrio el objeto de algunos de sus proyectos, entre los cuales se encuentra “No se canta con la boca llena”, un paseo sonoro-comestible incluido por el Ayuntamiento de Madrid en la programación oficial de sus Veranos de la Villa.


   A principios de los años 50, el éxodo desde las zonas rurales a las urbanas experimentó en España su momento más álgido. Las consecuencias de la Revolución industrial, la Guerra (in)Civil, la pobreza de la posguerra y la falta de tejido industrial en buena parte del territorio obligaron a muchas familias a desplazarse desde sus lugares de origen a ciudades como Barcelona, Bilbao, Valencia y Madrid. Una vez en la ciudad, la mayoría se asentaba en poblados chabolistas o barrios de aluvión a las afueras de las ciudades. Lugares con construcciones precarias, sin los equipamientos mínimos para resolver las necesidades de núcleos de población de alta densidad y sin planificación urbanística alguna.


   Con objeto de paliar esa situación, durante la década de los 50 se pusieron en marcha diferentes iniciativas urbanísticas como, entre otros, el programa de los Poblados Dirigidos. El Programa, enmarcado dentro del Plan Nacional de la Vivienda, recurrió a algunos de los arquitectos jóvenes más prometedores del momento, entre los que se encontraban Francisco Javier Sáenz de Oiza (1918-2000), Luis Cubillo de Arteaga (1921-2000), Rafael Leoz (1921-1976) y José Luis Romany Aranda (1921), para encargarles el diseño de las nuevas casas que acabarían dando forma a los barrios de Entrevías, Orcasitas o Manoteras.


   Según Rebeca Asensio (retratada aquí), el Poblado Dirigido de Fuencarral constituye uno de los ejemplos más representativos de los Poblados Dirigidos de Madrid: “Enmarcados en la política de la Ley de Viviendas de Renta Limitada de 1954, marcaron el inicio de la construcción de la Vivienda Social Madrileña, manteniendo siempre sus tres objetivos principales: absorber el chabolismo, luchar contra la especulación del suelo, y mejorar la deficiencia de alojamiento en la periferia de las grandes ciudades”.


   Pero, no hace tanto, mientas cursaba la carrera de Arquitectura en la Universidad de Alcalá de Henares, Rebeca, que estaba realizando un trabajo sobre uno de estos Poblados Dirigidos, cuyo objetivo final era una supuesta rehabilitación que recuperaría la calidad de vida del barrio en cuestión, descubrió otra realidad: “Lo primero que se me pasó por la cabeza cuando me crucé con Fuencarral fue “¿Qué está pasando aquí?. Estaba demasiado descuidado, sus mercados estaban demasiado abandonados, estaba demasiado solitario… La sensación era, al mismo tiempo, de tristeza y asombro”.


   A diferencia del resto de los Poblados Dirigidos, Rebeca notó que algo no encajaba en el de Fuencarral. No era posible que en una de las zonas más verdes de la ciudad, con una arquitectura ejemplar y con una filosofía pensada para aunar personas procedentes de diferentes lugares y culturas, hubiera una degradación semejante, y el caso del Poblado Dirigido de Fuencarral se convirtió para ella en, además de un proyecto académico, en un reto personal: “Fuencarral es un modelo urbano con una convivencia entre vecinos espectacular. El inconveniente está en que su aspecto urbano no hace justicia a ese modelo ideal de convivencia. Sus deficiencias, además, no son de tipo social, sino estrictamente urbanas, debidas tal vez a errores de planeamiento y construcción original”.


   En efecto, la construcción de los Poblados Dirigidos se realizó en condiciones de urgencia tales que en muchas ocasiones los edificios se levantaron antes de realizar las aceras, las calles, e incluso los equipamientos. Algunos, de hecho, siguen sin estar construidos a día de hoy. Además, existe una mala adaptación a las nuevas realidades: “La población de personas de edad avanzada en el poblado es hoy numerosa. Es gente que reside en un cuarto o quinto piso de unos bloques de vivienda que no tienen ascensor y a las que resulta realmente imposible trasladarse para hacer la compra diaria. También hay deficiencias de accesibilidad para discapacitados o carritos de bebé en las infraestructuras viarias. En cuanto a los mercados han caído en desuso, abandonados arquitectónicamente a su suerte por la aparición de las grandes superficies”.


   Sin embargo, todos esos lugares hoy deteriorados fueron, en el pasado, los escenarios de algunos de los mejores momentos en las vidas de los vecinos del barrio. Un acervo emocional que Rebeca decidió rescatar en un “mapa de recuerdos”: “Con el objetivo de recopilar información para el trabajo de la Universidad, me topé en Facebook con el entusiasmo brutal de un grupo de vecinos que quería contarle al mundo lo mucho que valoraban su poblado, lo bien que habían vivido en él, y lo entristecidos que se encontraban por la degeneración de lo que un día fue un lugar lleno de esplendor. A partir de ahí, abrimos hilos e hilos de conversaciones a través de esa red social en los que cada uno contaba sus historias: cuál era su bar favorito, la mejor tapa del barrio y el vecino que más ayudaba en las tareas urbanas, dónde iban al colegio o al médico, dónde fue su primer beso, dónde salían a jugar con sus pandillas y al fútbol, dónde compraban chucherías, etc.”. Y todos esos recuerdos iban acompañados de cientos de fotografías de la época, por lo que, un buen día, uno de los vecinos decidió plasmarlos en un mapa interactivo de Google.


   El siguiente paso lógico en ese proceso de recuperación emocional del Poblado Dirigido de Fuencarral fue “No se canta con la boca llena”. Una propuesta en la que, además de Rebeca, participan Sonia Megías, Ali&Cía y Fernando Quesada, y que pretende poner en valor y recuperar, aunque sea por un día, lo que en algún momento fue el Poblado Dirigido de Fuencarral en su época más pletórica, recién finalizada su construcción, en el año 1963: “Durante el paseo sonoro-comestible, cantaremos canciones populares de la época y, en cada punto del mapa donde existe un recuerdo de un poblador, le daremos vida. Dependiendo del tipo de recuerdo, su representación será de una forma o de otra y, al final del recorrido, habrá una verbena, donde bailaremos a ritmo de charanga y presentaremos una maqueta comestible del Poblado”.


   Finalmente, la incorporación de “No se habla con la boca llena” al programa de los Veranos de la Villa no solo tiene una dimensión cultural sino también política ya que al hacerlo el Ayuntamiento de Madrid, conocedor de la realidad del barrio, muestra su intención de cambiarla: “Existe un vacío legal acerca de la propiedad del suelo. Por eso, el problema no es tanto una dejadez de las autoridades, sino la imposibilidad de determinar quién tiene esas obligaciones sobre el barrio. En todo caso y desde hace un año, el Ayuntamiento está en contacto con el grupo del Proyecto Pobladores, dedicado a recuperar el Poblado Dirigido de Fuencarral, para dar solución a un gran número de dudas y de cuestiones, fundamentalmente de mantenimiento y accesibilidad”.


   Entonces, si quieres saber a qué saben los recuerdos del Poblado Dirigido de Fuencarral, ¡no te pierdas “No se canta con la boca llena”!


                                         (De Eduardo Bravo, el 28 de julio de 2016)


Referencias útiles:
NO SE CANTA CON LA BOCA LLENA


¿CUÁNDO? El Sábado 30 de julio de 2016, a las 20h30.


¿QUÉ? Paseo sonoro-comestible “No se canta con la boca llena”.


¿DÓNDE? Por el Poblado Dirigido de Fuencarral, desde la boca de Metro de Fuencarral (Avenida del Cardenal Herrera Oria) hasta el Mercado Tres.


¿CUÁNTO? Actividad gratuita.


Para saberlo todo de NO SE CANTA CON LA BOCA LLENA, conéctate a la web de LOS VERANOS DE LA ViLLA (también en Facebook y Twitter); y para seguir los pasos comprometidos de la PLATAFORMA +POBLADORES+, conéctate a su blog, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit CompromisoGourmet, Callejero o Blogosfera]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido... 

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos... 

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores... 

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros... 

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail