Nuevas Ideas
Comer Beber

(I) RUTA POR EL MERCADO DE SAN FERNANDO

(I) RUTA POR EL MERCADO DE SAN FERNANDO

Imagen
Imagen

   Cuando el Mercado Municipal de Embajadores abrió sus puertas en 1944 para ejercer de centro de abastos del barrio de Lavapiés y parte de Arganzuela, tenía 200 puestos, pero con el tiempo se fueron transformando hasta quedarse en los 55 actuales. Como tantas otras, la plaza, cuyo sobrio edificio nacionalista y muy a tono con los tiempos sin color de la posguerra española fue proyectado por el arquitecto Casto Fernández-Shaw, en las ruinas de las escuelas Pías, ha sido un lugar maltratado por el tiempo. Sin embargo, el Mercado de San Fernando (ver la ilustración) es una prueba viva de que la crisis agudiza el ingenuo.


   Víctor Alonso, gerente desde 1995, recuerda que el espacio estuvo a punto de convertirse en un supermercado, en 2008, “pero no se remató la operación, y en 2011, cuando el Ayuntamiento autorizó la liberalización de los espacios disponibles, por suerte comenzó el cambio”. Y una reunión, en el vecino Centro Social Autogestionado La Tabacalera, propició el encuentro entre Alonso y la Plataforma en Defensa de los Mercados de Abastos, en la que un grupo de “chicos” decidió apostar por dar una segunda vida a los puestos vacíos. Nuevo paisaje, nuevo paisanaje


   Ansiosos de nuevos aires, olores y colores, emprendedores y cooperativistas se fueron intercalando entre los tenderos de toda la vida, quienes lejos de atrincherarse en la engañosa zona de confort que pretende la rutina, dieron la bienvenida, alborozados, a las novedades, que han hecho de la plaza algo más que un mercado de abastos.


   Sin otro salvoconducto que la curiosidad, y las ganas de dejarse contaminar sin inquietud por la otredad, pillamos en el paseo, a Marisa Pereira, con las manos en la masa, es decir, marcando con alfileres el trazado del nuevo dobladillo que precisa un pantalón. Además de artículos de mercería, Marisa es “una modista de toda la vida, pero moderna”, puntualiza. Sabe que los tiempos no están para usar y tirar, así que se esmera en los arreglos, aunque no entienda como los vaqueros a estrenar, salen de la tienda ya rotos y remendados. 


   Desde su puesto, disfruta del aroma cálido de la panadería artesana La Pistola (ver la ilustración), donde Alba, Rebe y Héctor preparan muchos tipos de panes, catering para dulces (o salados) desayunos y meriendas, así como, por supuesto, la pistola de toda la vida.


   Al lado, en su frutería ecológica Amores Berros, Esther Alonso completa los encargos de cestas a medida con lo que la tierra quiere darnos cada temporada. Alcachofas, berros, coles, acelgas y borrajas. Y Peter se encarga del reparto a domicilio en bici. Pero, ¡ojo! ¡No tiene apenas límites! Es capaz de cargar hasta 60 kilos de vegetales frescos, y atender pedidos del barrio de Moratalaz, a casi seis kilómetros. 


   La competencia es sana. Al otro lado, trabaja Abdonlaye Ndiaye, un fornido senegalés de nacimiento, que se dejó adoptar por Lavapiés, hace ocho años. Su puesto, La Tienda de Laye (ver la ilustración), es pura vida y color, y el ruido de su máquina de coser eléctrica, cuando calla, da paso a las noticias en francés, que Laye sigue con Radio Senegal. Sabe confeccionar vestidos, blusas, pantalones, bolsos, fundas de cojines, y naturalmente, cualquier modelo a medida.


   A su lado, se encuentra una de las grandes metamorfosis del mercado. Desde el 14 de abril de 2012, en la antigua casquería (ver la ilustración), reconvertida en una librería, prosa y poesía se venden al peso. Sus impulsores, Raquel, Ana, Susana, Luis, José y Ulpiano, han conservado las balanzas de antaño, y los carteles de aquellos entresijos, higaditos, mollejas o centros de pollo. Solo que esta vez, las entrañas anuncian a Ken Follet, Pío Baroja o Hemingway. Precio único. El kilo de palabras: 10 euros.


   Y ¿qué hay de los puestos de toda la vida? Ahí siguen, fieles a la costumbre de perpetuar el nombre de su dueño, como Emilio García, que regenta Pescados Emilio, y que lleva 35 años madrugando, a las 4h30, para llegar a tiempo de escoger lo mejorcito, allá en Mercamadrid. Recuerda otras etapas de cambios, en el Mercado, siempre paralelos a la transformación del barrio: épocas en que rozaba la agonía, cierres que se echaban casi para siempre, la bonanza de cuando su negocio llegó a tener 4 vendedores, mientras que ahora solo atiende él… pero con optimismo. “El trabajo ya no mata”.  Así que, ¡a seguir! Buen género y alegría


   En cuanto a sus vecinos veteranos de La Verdura de mi Barrio, “el momento más triste fue cuando supimos que el mercado podía convertirse en un supermercado”, cuenta José, nieto, hijo, hermano y primo de fruteros. En efecto, mientras el abuelo de José abría el puesto en 1945, su madre ya vendía por las casi siempre empinadas calles del barrio de Lavapiés. Entonces, el renacimiento del Mercado fue una liberación.


   La gastronomía del Mercado es un mapamundi, desde la comida griega en Exargia, nombre de un conocido barrio anarquista de Atenas, al catálogo de cultura japonesa de Washoku Sushi. Yan Ken Pon (ver la ilustración), una comida rica con menú barato, shusi, saque, libros, ropa, y objetos escogidos, del país del Sol Naciente; pasando por los guisos para llevar de Komoenkasa (ver la ilustración). Y, todavía se quedan nombres dentro del tintero.


   Y finalmente, no nos olvidamos de los ultramarinos, el zapatero prodigioso, la farmacia, el estanco papelería, las tiendas de artesanía, cosmética natural, negocios que apuestan por la sostenibilidad, un pequeño café bar, con vistas a la calle, y el Bar Barroso (en la ilustración), también de toda la vida, donde Victoria Jiménez Bachiller sigue anunciando la ración de patatas bravas con un esmerado esmalte en el cristal. 


   En 2014, se acometieron reformas de acondicionamiento según la normativa vigente, que como dice Víctor, “parecían no acabarse nunca”. Iluminación, seguridad, calefacción, aires acondicionados… y polémicas, casi siempre en torno a los horarios o la apertura en festivos, “pero la mayoría de los cambios han sido beneficiosos. Todos apoyamos las actividades paralelas que se programan”. La filosofía “que cada local actué con autonomía” hace del Mercado, una colmena donde 55 repúblicas independientes coordinan sus movimientos, y comparten asuntos de gestión, desde que en 2010 se creara la Asociación de Comerciantes del Mercado de San Fernando.


   Hay otros mundos. Muchos de ellos conviven en el Mercado de San Fernando. ¡Pura vida, puro Lavapiés!


   To be continued...


                                         (De Sol Alonso, el 21 de mayo de 2015)


Referencias útiles:
MERCADO DE SAN FERNANDO

Calle de Embajadores, 41
28012 Madrid
915 272 512
M Embajadores


Horario general:
- Los Lunes: de 9h a 14h y de 17h a 21h;
- De Martes a Jueves: de 9h a 21h;
- Los Viernes: de 9h a 23h;
- Los Sábados: de 9h a 17h;
- Los Domingos: de 11h a 17h.


Puestos ilustrados
(1) La Pistola
(en Facebook)
Puesto nº6
620 921 346


(2) La Tienda de Laye (también en Facebook)
Puesto exterior e interior nº19
664 219 092
Horario: de Lunes a Sábado, de 10h a 21h.


(3) La Casquería (también en Twitter)
Puesto nº 20


(4) Washoku Sushi. Yan Ken Pon (también en Facebook)
Puesto nº11
914 670 918
Horario: de Lunes a Sábado, de 10h a 21h.


(5) KomoenKasa (también en Facebook y Twitter)
Puesto nº10
645 093 102


(6) Bar Barroso
Puesto nº8


Para seguir los dinámicos pasos del MERCADO DE SAN FERNANDO, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit MercadoGourmetCallejero o Blogosfera]

   Cuando el Mercado Municipal de Embajadores abrió sus puertas en 1944 para ejercer de centro de abastos del barrio de Lavapiés y parte de Arganzuela, tenía 200 puestos, pero con el tiempo se fueron transformando hasta quedarse en los 55 actuales. Como tantas otras, la plaza, cuyo sobrio edificio nacionalista y muy a tono con los tiempos sin color de la posguerra española fue proyectado por el arquitecto Casto Fernández-Shaw, en las ruinas de las escuelas Pías, ha sido un lugar maltratado por el tiempo. Sin embargo, el Mercado de San Fernando (ver la ilustración) es una prueba viva de que la crisis agudiza el ingenuo.


   Víctor Alonso, gerente desde 1995, recuerda que el espacio estuvo a punto de convertirse en un supermercado, en 2008, “pero no se remató la operación, y en 2011, cuando el Ayuntamiento autorizó la liberalización de los espacios disponibles, por suerte comenzó el cambio”. Y una reunión, en el vecino Centro Social Autogestionado La Tabacalera, propició el encuentro entre Alonso y la Plataforma en Defensa de los Mercados de Abastos, en la que un grupo de “chicos” decidió apostar por dar una segunda vida a los puestos vacíos. Nuevo paisaje, nuevo paisanaje


   Ansiosos de nuevos aires, olores y colores, emprendedores y cooperativistas se fueron intercalando entre los tenderos de toda la vida, quienes lejos de atrincherarse en la engañosa zona de confort que pretende la rutina, dieron la bienvenida, alborozados, a las novedades, que han hecho de la plaza algo más que un mercado de abastos.


   Sin otro salvoconducto que la curiosidad, y las ganas de dejarse contaminar sin inquietud por la otredad, pillamos en el paseo, a Marisa Pereira, con las manos en la masa, es decir, marcando con alfileres el trazado del nuevo dobladillo que precisa un pantalón. Además de artículos de mercería, Marisa es “una modista de toda la vida, pero moderna”, puntualiza. Sabe que los tiempos no están para usar y tirar, así que se esmera en los arreglos, aunque no entienda como los vaqueros a estrenar, salen de la tienda ya rotos y remendados. 


   Desde su puesto, disfruta del aroma cálido de la panadería artesana La Pistola (ver la ilustración), donde Alba, Rebe y Héctor preparan muchos tipos de panes, catering para dulces (o salados) desayunos y meriendas, así como, por supuesto, la pistola de toda la vida.


   Al lado, en su frutería ecológica Amores Berros, Esther Alonso completa los encargos de cestas a medida con lo que la tierra quiere darnos cada temporada. Alcachofas, berros, coles, acelgas y borrajas. Y Peter se encarga del reparto a domicilio en bici. Pero, ¡ojo! ¡No tiene apenas límites! Es capaz de cargar hasta 60 kilos de vegetales frescos, y atender pedidos del barrio de Moratalaz, a casi seis kilómetros. 


   La competencia es sana. Al otro lado, trabaja Abdonlaye Ndiaye, un fornido senegalés de nacimiento, que se dejó adoptar por Lavapiés, hace ocho años. Su puesto, La Tienda de Laye (ver la ilustración), es pura vida y color, y el ruido de su máquina de coser eléctrica, cuando calla, da paso a las noticias en francés, que Laye sigue con Radio Senegal. Sabe confeccionar vestidos, blusas, pantalones, bolsos, fundas de cojines, y naturalmente, cualquier modelo a medida.


   A su lado, se encuentra una de las grandes metamorfosis del mercado. Desde el 14 de abril de 2012, en la antigua casquería (ver la ilustración), reconvertida en una librería, prosa y poesía se venden al peso. Sus impulsores, Raquel, Ana, Susana, Luis, José y Ulpiano, han conservado las balanzas de antaño, y los carteles de aquellos entresijos, higaditos, mollejas o centros de pollo. Solo que esta vez, las entrañas anuncian a Ken Follet, Pío Baroja o Hemingway. Precio único. El kilo de palabras: 10 euros.


   Y ¿qué hay de los puestos de toda la vida? Ahí siguen, fieles a la costumbre de perpetuar el nombre de su dueño, como Emilio García, que regenta Pescados Emilio, y que lleva 35 años madrugando, a las 4h30, para llegar a tiempo de escoger lo mejorcito, allá en Mercamadrid. Recuerda otras etapas de cambios, en el Mercado, siempre paralelos a la transformación del barrio: épocas en que rozaba la agonía, cierres que se echaban casi para siempre, la bonanza de cuando su negocio llegó a tener 4 vendedores, mientras que ahora solo atiende él… pero con optimismo. “El trabajo ya no mata”.  Así que, ¡a seguir! Buen género y alegría


   En cuanto a sus vecinos veteranos de La Verdura de mi Barrio, “el momento más triste fue cuando supimos que el mercado podía convertirse en un supermercado”, cuenta José, nieto, hijo, hermano y primo de fruteros. En efecto, mientras el abuelo de José abría el puesto en 1945, su madre ya vendía por las casi siempre empinadas calles del barrio de Lavapiés. Entonces, el renacimiento del Mercado fue una liberación.


   La gastronomía del Mercado es un mapamundi, desde la comida griega en Exargia, nombre de un conocido barrio anarquista de Atenas, al catálogo de cultura japonesa de Washoku Sushi. Yan Ken Pon (ver la ilustración), una comida rica con menú barato, shusi, saque, libros, ropa, y objetos escogidos, del país del Sol Naciente; pasando por los guisos para llevar de Komoenkasa (ver la ilustración). Y, todavía se quedan nombres dentro del tintero.


   Y finalmente, no nos olvidamos de los ultramarinos, el zapatero prodigioso, la farmacia, el estanco papelería, las tiendas de artesanía, cosmética natural, negocios que apuestan por la sostenibilidad, un pequeño café bar, con vistas a la calle, y el Bar Barroso (en la ilustración), también de toda la vida, donde Victoria Jiménez Bachiller sigue anunciando la ración de patatas bravas con un esmerado esmalte en el cristal. 


   En 2014, se acometieron reformas de acondicionamiento según la normativa vigente, que como dice Víctor, “parecían no acabarse nunca”. Iluminación, seguridad, calefacción, aires acondicionados… y polémicas, casi siempre en torno a los horarios o la apertura en festivos, “pero la mayoría de los cambios han sido beneficiosos. Todos apoyamos las actividades paralelas que se programan”. La filosofía “que cada local actué con autonomía” hace del Mercado, una colmena donde 55 repúblicas independientes coordinan sus movimientos, y comparten asuntos de gestión, desde que en 2010 se creara la Asociación de Comerciantes del Mercado de San Fernando.


   Hay otros mundos. Muchos de ellos conviven en el Mercado de San Fernando. ¡Pura vida, puro Lavapiés!


   To be continued...


                                         (De Sol Alonso, el 21 de mayo de 2015)


Referencias útiles:
MERCADO DE SAN FERNANDO

Calle de Embajadores, 41
28012 Madrid
915 272 512
M Embajadores


Horario general:
- Los Lunes: de 9h a 14h y de 17h a 21h;
- De Martes a Jueves: de 9h a 21h;
- Los Viernes: de 9h a 23h;
- Los Sábados: de 9h a 17h;
- Los Domingos: de 11h a 17h.


Puestos ilustrados
(1) La Pistola
(en Facebook)
Puesto nº6
620 921 346


(2) La Tienda de Laye (también en Facebook)
Puesto exterior e interior nº19
664 219 092
Horario: de Lunes a Sábado, de 10h a 21h.


(3) La Casquería (también en Twitter)
Puesto nº 20


(4) Washoku Sushi. Yan Ken Pon (también en Facebook)
Puesto nº11
914 670 918
Horario: de Lunes a Sábado, de 10h a 21h.


(5) KomoenKasa (también en Facebook y Twitter)
Puesto nº10
645 093 102


(6) Bar Barroso
Puesto nº8


Para seguir los dinámicos pasos del MERCADO DE SAN FERNANDO, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit MercadoGourmetCallejero o Blogosfera]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido... 

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos... 

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores... 

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros... 

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail