Nuevas Ideas
Comer Beber

HARE KRiSHNA:
CANTOS Y MENÚ VEGETARIANO EN LA ViLLA

HARE KRiSHNA:
CANTOS Y MENÚ VEGETARIANO EN LA ViLLA

Imagen
Imagen

   Desde fuera, podría tratarse de un local cualquiera de Malasaña, pero al entrar en el nº19 de la calle Espíritu Santo, descubrirás una habitación, decorada con cuadros de sus deidades y dioses, mucha luz y un canto suave de fondo, donde te dará la bienvenida un joven monje, vestido de blanco, que te invitará a quitarte los zapatos. ¿List@ para visitar el único templo Hare Krishna que hay en la Villa?


   Hace más de 35 años que los Hare Krishna conviven con los madrileños. En 1977, el moviendo espiritual de origen indio abrió su primer templo en la capital; pero no fue hasta 1992 cuando compraron el templo que tienen actualmente en pleno corazón de Madrid. Desde entonces, un expositor -colocado a la derecha, en la entrada y presidido por su Maha Mantra, "Hare Krishna Hare Krishna, Krishna Krishna Hare Hare, Hare Rama Hare Rama, Rama Rama Hare Hare" (que conocemos sin saberlo ya que se trata del canto que sus adeptos tatarean cuando recorren las calles de Madrid, los domingos por la mañana, para que los madrileños tengamos oportunidad de pensar en Krishna); nos recuerda que sus compañeros Hare -que viven en una finca que tienen en Guadalajara- elaboran con devoción deliciosos ?Burfis de dulce de leche de vacas protegidas? y ?Cookies de algarroba y vainilla?.


   La vida en el templo madrileño comienza temprano. A las 4h30 de la madrugada, los 5 monjes que lo habitan se levantan, se asean y hacen la primera celebración del día: el Mahalartic, al que puede asistir cualquiera que quiera rezar con ellos (de hecho, todas las actividades del templo son públicas), y que consiste en ofrecer a sus deidades agua, incienso, perfumes, flores y se les canta canciones en sánscrito. A partir de las 5h45, hacen 2 horas de meditación, en las que cantan el Maha Mantra Hare Krishna mientras dan 16 vueltas a un rosario de 108 cuentas. Después, con el Gurupuya, ensalzan las cualidades de Praupa, su maestro espiritual; luego, van a clases, desayunan a las 9h15, y, finlamente, se dedican a sus labores. Unos cocinan, otros preparan y limpian el comedor, otros leen o practican sus instrumentos, pero eso sí, a las 14h30, todo tiene que estar listo?


   De 14h30 a 15h, los jóvenes monjes cantan y ofrecen la comida que han preparado a sus deidades antes de servirla entre las 15h y las 16h20, a quienquiera acercarse a degustar su menú lacto-vegetariano, que incluye primero, segundo, postre, pan y té. Antes de pasar a la mesa, comprarás un ticket de comida -el único ingreso que tiene el templo junto con la venta de galletas y los donativos-, y puede que tengas que hacer una pequeña cola antes de sentarte en unas almohadillas naranjas, a menos que prefieras comer en las mesas que en el suelo, solo o acompañado.


   Pero, el día no ha acabado para los Hare. Todas las tardes, de lunes a viernes, a las 18h, distribuyen comida gratuita a personas sin recursos, en la Plaza del Dos de mayo. A las 19h, asisten a su clase diaria de filosofía donde estudian el Bagavadgita y, a las 20h, se retiran al dormitorio comunitario.


   Como lo explica Marcos (en la ilustración), como monje que te ha saludado al entrar en el templo, su ajetreada agenda nos revela lo que realmente significa ser Hare Krishna. Consiste en tomar conciencia de nuestra espiritualidad en un mundo en el que es difícil practicarla, amando a Krishna por encima de todas las cosas: ?Para ser un Hare en condiciones no debes practicar juegos de azahar, hacer apuestas o jugar a la bolsa. No debes comer carne, ni pescado, ni huevos, sólo puedes practicar la violencia hacia los hombres y los animales en caso de legítima defensa. No debes tomar ningún tipo de intoxicante, droga o sustancia que altere tu sistema nervioso. Tampoco practicar sexo ilícito, es decir, sólo se pueden tener relaciones sexuales con el objetivo de tener descendencia. En definitiva, eliminar todos los placeres mundanos, que no generan una satisfacción eterna, sino temporal y traen muchas consecuencias?, afirma convencido este joven monje santanderino, de 22 años, que acaba de terminar la carrera de Educación Social en Deusto, y que lleva casi 1 año siendo Hare Krishna, en Malasaña.


   A Marcos siempre le llamó la atención la historia de las religiones. Pero, un día, cogiendo la ola en una playa de Santander, conoció a José, un Hare Krishna aficionado -como él- al surf. Poco a poco, se hicieron amigos, José le regaló el Bagavadgita -lo que vendría a ser una Biblia Hare Krishna-; y Marcos lo leyó sin sospechar que le cambiaría la vida: abandonó su traje de neopreno negro para ir vestido de blanco y cortó sus rastas para lucir un pelo rapado y una coletita en la coronilla (por comodidad, por higiene y, sobre todo, por desapego). Además, cada día se hace 12 marcas en el cuerpo, en forma de "v" minúsculas en homenaje al dios Vishnu, con barro del Ganges, uno de los ríos sagrados de La India. "No echo nada de menos de mi vida anterior, hablo diariamente con mi familia, con mis amigos, continúo saliendo y practicando surf", afirma Marcos, quién reconoce que su entrada en los Hare Krishna provocó risas en su entorno. "Mucha gente dijo que estaba loco, que qué hacía, pero realmente la gente que siempre me ha importado sigue a mi lado. Cuando entras en el movimiento Hare Krishna, la forma de relacionarte con el mundo cambia. No puedo quedar con mis amigos para ir a tomar cervezas pero sí durante el día para hacer una excursión", sentencia con una sonrisa.


   Marcos que actualmente vive en el templo con otros cuatro Hare Krishna -todos varones-, compartiendo la misma habitación, asegura (¿aliviado?) que no es obligatorio ser monje de por vida. De hecho, no cree que sea su destino: "En el momento que no sea feliz aquí, me marcharé a otro contexto que me permita desarrollarme como persona", afirma este joven monje con una seguridad que impresiona. ¿Quien sabe si dentro de 20 años vuelvo al templo y es él quien me abre la puerta?"


PD nº1: La ropa color azafrán -que asociamos sin pensar a los Hare Krishna- corresponde a la indumentaria que lleva un monje renunciante, que practica el celibato y vive en un templo como un mendigo, bajo la guía de un maestro espiritual y trabajando para su misión. Los que visten de blanco, como Marcos, son devotos que se preparan para casarse o que ya lo están y tienen responsabilidades familiares.


PD nº2: Cuando puede, el templo Hare Krishna acoge a gente de paso de otros países, pero, si son mujeres, compañeros Hare Krishna las acogen en sus casas, porque al ser un espacio tan pequeño, no les pueden ofrecer un espacio independiente.


                                           (De Carla Pulín, el 29 de marzo de 2014)


Referencias útiles:
HARE KRiSHNA MADRiD

Calle del Espíritu Santo, 19
28004 Madrid
915 213 096
M Tribunal / Noviciado


Horario de las comidas: de Lunes a Domingo, de 15h a 16h20 horas.


Precios:
- Burfis de dulce de leche de vacas protegidas: 2 euros.
- Cookies de algarroba y vainilla: 1, 50 euros.
- Menú lacto-vegetariano: 6 euros.


Para saberlo todo sobre HARE KRiSHNA MADRiD, conéctate a su web.


[Volver a Mi Petit GourmetCallejero o Blogosfera]

   Desde fuera, podría tratarse de un local cualquiera de Malasaña, pero al entrar en el nº19 de la calle Espíritu Santo, descubrirás una habitación, decorada con cuadros de sus deidades y dioses, mucha luz y un canto suave de fondo, donde te dará la bienvenida un joven monje, vestido de blanco, que te invitará a quitarte los zapatos. ¿List@ para visitar el único templo Hare Krishna que hay en la Villa?


   Hace más de 35 años que los Hare Krishna conviven con los madrileños. En 1977, el moviendo espiritual de origen indio abrió su primer templo en la capital; pero no fue hasta 1992 cuando compraron el templo que tienen actualmente en pleno corazón de Madrid. Desde entonces, un expositor -colocado a la derecha, en la entrada y presidido por su Maha Mantra, "Hare Krishna Hare Krishna, Krishna Krishna Hare Hare, Hare Rama Hare Rama, Rama Rama Hare Hare" (que conocemos sin saberlo ya que se trata del canto que sus adeptos tatarean cuando recorren las calles de Madrid, los domingos por la mañana, para que los madrileños tengamos oportunidad de pensar en Krishna); nos recuerda que sus compañeros Hare -que viven en una finca que tienen en Guadalajara- elaboran con devoción deliciosos ?Burfis de dulce de leche de vacas protegidas? y ?Cookies de algarroba y vainilla?.


   La vida en el templo madrileño comienza temprano. A las 4h30 de la madrugada, los 5 monjes que lo habitan se levantan, se asean y hacen la primera celebración del día: el Mahalartic, al que puede asistir cualquiera que quiera rezar con ellos (de hecho, todas las actividades del templo son públicas), y que consiste en ofrecer a sus deidades agua, incienso, perfumes, flores y se les canta canciones en sánscrito. A partir de las 5h45, hacen 2 horas de meditación, en las que cantan el Maha Mantra Hare Krishna mientras dan 16 vueltas a un rosario de 108 cuentas. Después, con el Gurupuya, ensalzan las cualidades de Praupa, su maestro espiritual; luego, van a clases, desayunan a las 9h15, y, finlamente, se dedican a sus labores. Unos cocinan, otros preparan y limpian el comedor, otros leen o practican sus instrumentos, pero eso sí, a las 14h30, todo tiene que estar listo?


   De 14h30 a 15h, los jóvenes monjes cantan y ofrecen la comida que han preparado a sus deidades antes de servirla entre las 15h y las 16h20, a quienquiera acercarse a degustar su menú lacto-vegetariano, que incluye primero, segundo, postre, pan y té. Antes de pasar a la mesa, comprarás un ticket de comida -el único ingreso que tiene el templo junto con la venta de galletas y los donativos-, y puede que tengas que hacer una pequeña cola antes de sentarte en unas almohadillas naranjas, a menos que prefieras comer en las mesas que en el suelo, solo o acompañado.


   Pero, el día no ha acabado para los Hare. Todas las tardes, de lunes a viernes, a las 18h, distribuyen comida gratuita a personas sin recursos, en la Plaza del Dos de mayo. A las 19h, asisten a su clase diaria de filosofía donde estudian el Bagavadgita y, a las 20h, se retiran al dormitorio comunitario.


   Como lo explica Marcos (en la ilustración), como monje que te ha saludado al entrar en el templo, su ajetreada agenda nos revela lo que realmente significa ser Hare Krishna. Consiste en tomar conciencia de nuestra espiritualidad en un mundo en el que es difícil practicarla, amando a Krishna por encima de todas las cosas: ?Para ser un Hare en condiciones no debes practicar juegos de azahar, hacer apuestas o jugar a la bolsa. No debes comer carne, ni pescado, ni huevos, sólo puedes practicar la violencia hacia los hombres y los animales en caso de legítima defensa. No debes tomar ningún tipo de intoxicante, droga o sustancia que altere tu sistema nervioso. Tampoco practicar sexo ilícito, es decir, sólo se pueden tener relaciones sexuales con el objetivo de tener descendencia. En definitiva, eliminar todos los placeres mundanos, que no generan una satisfacción eterna, sino temporal y traen muchas consecuencias?, afirma convencido este joven monje santanderino, de 22 años, que acaba de terminar la carrera de Educación Social en Deusto, y que lleva casi 1 año siendo Hare Krishna, en Malasaña.


   A Marcos siempre le llamó la atención la historia de las religiones. Pero, un día, cogiendo la ola en una playa de Santander, conoció a José, un Hare Krishna aficionado -como él- al surf. Poco a poco, se hicieron amigos, José le regaló el Bagavadgita -lo que vendría a ser una Biblia Hare Krishna-; y Marcos lo leyó sin sospechar que le cambiaría la vida: abandonó su traje de neopreno negro para ir vestido de blanco y cortó sus rastas para lucir un pelo rapado y una coletita en la coronilla (por comodidad, por higiene y, sobre todo, por desapego). Además, cada día se hace 12 marcas en el cuerpo, en forma de "v" minúsculas en homenaje al dios Vishnu, con barro del Ganges, uno de los ríos sagrados de La India. "No echo nada de menos de mi vida anterior, hablo diariamente con mi familia, con mis amigos, continúo saliendo y practicando surf", afirma Marcos, quién reconoce que su entrada en los Hare Krishna provocó risas en su entorno. "Mucha gente dijo que estaba loco, que qué hacía, pero realmente la gente que siempre me ha importado sigue a mi lado. Cuando entras en el movimiento Hare Krishna, la forma de relacionarte con el mundo cambia. No puedo quedar con mis amigos para ir a tomar cervezas pero sí durante el día para hacer una excursión", sentencia con una sonrisa.


   Marcos que actualmente vive en el templo con otros cuatro Hare Krishna -todos varones-, compartiendo la misma habitación, asegura (¿aliviado?) que no es obligatorio ser monje de por vida. De hecho, no cree que sea su destino: "En el momento que no sea feliz aquí, me marcharé a otro contexto que me permita desarrollarme como persona", afirma este joven monje con una seguridad que impresiona. ¿Quien sabe si dentro de 20 años vuelvo al templo y es él quien me abre la puerta?"


PD nº1: La ropa color azafrán -que asociamos sin pensar a los Hare Krishna- corresponde a la indumentaria que lleva un monje renunciante, que practica el celibato y vive en un templo como un mendigo, bajo la guía de un maestro espiritual y trabajando para su misión. Los que visten de blanco, como Marcos, son devotos que se preparan para casarse o que ya lo están y tienen responsabilidades familiares.


PD nº2: Cuando puede, el templo Hare Krishna acoge a gente de paso de otros países, pero, si son mujeres, compañeros Hare Krishna las acogen en sus casas, porque al ser un espacio tan pequeño, no les pueden ofrecer un espacio independiente.


                                           (De Carla Pulín, el 29 de marzo de 2014)


Referencias útiles:
HARE KRiSHNA MADRiD

Calle del Espíritu Santo, 19
28004 Madrid
915 213 096
M Tribunal / Noviciado


Horario de las comidas: de Lunes a Domingo, de 15h a 16h20 horas.


Precios:
- Burfis de dulce de leche de vacas protegidas: 2 euros.
- Cookies de algarroba y vainilla: 1, 50 euros.
- Menú lacto-vegetariano: 6 euros.


Para saberlo todo sobre HARE KRiSHNA MADRiD, conéctate a su web.


[Volver a Mi Petit GourmetCallejero o Blogosfera]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido... 

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos... 

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores... 

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros... 

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail