Nuevas Ideas
Comer Beber

CAFETERíA LiLY
COCiNA “CHiFA” DE MERCADO

CAFETERíA LiLY
COCiNA “CHiFA” DE MERCADO

Imagen
Imagen

   Escondido tras la Gran Vía y arropado por la actividad de uno de los mercados de abastos más tradicionales de la capital, se encuentra un restaurante regentado por el matrimonio chino formado por Lifen Xu, de 42 años, y Xyao Qyao Xu, de 47, que ha conquistado los corazones y estómagos patrios y extranjeros gracias a su propuesta chifa. Esta mezcla de gastronomía china y peruana fue fruto de la casualidad, y hoy son conocidos gracias a su capacidad de adaptación, y en especial por saciar a sus comensales a un precio más que asequible.


   Lifen, conocida en el Mercado de los Mostenses como Lily (en el centro de la ilustración), nació en Qingtian, un condado montañoso del sudeste de China, famoso por sus tallados de jade y su agricultura. Hace casi dos décadas, la joven quiso cambiar el campo por la ciudad y conocer otros mundos, así que puso rumbo a España pensando en una tía que llevaba tiempo viviendo en Madrid.


   Llegó a la Villa con apenas 25 años, y entró a trabajar en un taller de confección de ropa, pero cansada se fue a Alicante a montar un negocio de comida para compatriotas que acabó cerrando. De vuelta a la capital, conoció a Xyao (a la izquierda, en la ilustración), un cocinero con décadas de experiencia en su país natal, y con la misma idea de poner en marcha su propio negocio, empezaron a buscar local.


   Los dos sabían que el Mercado de Los Mostenses era uno de los más cosmopolitas, con gran afluencia de público chino, latinoamericano, autóctono y algún que otro turista. Además era de los pocos que, por el precio del alquiler, se podían permitir, y sin pensarlo más, cogieron un local que acogía un restaurante de comida peruana que había fracasado. Durante los primeros años, mientras Lily y Xyao veían que su negocio de comida china no acababa de cuajar, siguieron llegando despistados que preguntaban por la comida criolla de los anteriores propietarios, y ante la demanda, el matrimonio chino decidió adaptarse y probar suerte.


   Se prepararon acudiendo a restaurantes peruanos, empapándose de recetas y platos, y ensayando en los fogones. Luego, contrataron a Luis (a la derecha, en la ilustración), un limeño (que lleva ya 8 años con ellos), que les orientó hasta conseguir un sabor tan auténtico que superó a sus predecesores, consiguiendo no solo una fiel clientela sino también nuevos comensales atraídos por buenos platos a precios económicos. Es lo que llaman comida “chifa”, término formado por las palabras cantonesas “chi”, que significa “comer”, y “fan”, que quiere decir “arroz”, y que desde el siglo XIX define la cocina tradicional peruana adaptada al paladar asiático.


   Fue en este mismo siglo cuando los chinos llegaron al Perú como trabajadores de los latifundistas. Nostálgicos de su cultura, incluyeron entre sus condiciones explotar parte de las tierras que trabajaban para el cultivo de verduras chinas, por lo que muchos defienden que algunos platos criollos, como el lomo saltado o el tacu, son herencia de la gastronomía china. Además, algunas especias, cereales, raíces o salsas como la soja, el jengibre, la cebolleta china o el arroz chaufa, entraron también en los hogares peruanos, y de esta fusión nació la chifa.


   Hoy, la mayoría de los clientes de Lily llega para probar su ceviche de pescado, con perca, cebolla roja, rocoto (un condimento picante típico de Latinoamérica), limón y cilandro, por 9,50 euros; pero también su anticucho, una fritura de corazón de ternera con ají panca, por 5 euros; y los sábados (pues es el único día que lo cocinan), su jalea, una fritura de calamar, pulpo y pescado, por 10 euros.


   Según Luis, sus paisanos se sorprenden ante un sabor tan criollo y más aún cuando se enteran de que Lily nunca ha viajado a Perú, y agradecen poder desayunar como en su país, a base de chicharrón de cerdo; caldo de gallina, con papa, huevo y tallarín; o la sopa de mote a base de pata de ternera, falda y maíz, con los que sin duda entran en calor y cogen energía, y de paso, dejan atónito a más de un cliente español que, al lado, empieza el día con su café y tostada.


   Son platos en su mayoría de la costa peruana y siempre con productos frescos, pues todo lo compran al día en el mercado. No faltan tampoco las bebidas típicas como la chicha morada (un refresco de maíz morado hervido con canela, clavo, piña, manzana, limón y azúcar), pero también, claro está, el pisco sour, la cerveza Cusqueña o la Inka cola.


   Lily ya ha ampliado su oferta con tres locales (colindantes) más, a los que hoy acuden clientes peruanos y españoles variopintos, pues conviven ejecutivos y comerciantes del barrio con famosos, gente de paso y curiosos que los sábados tienen que hacer cola para lograr saborear uno de sus guisos. Y si llegan cuando el Mercado de Los Mostenses tiene sus puertas cerradas, solo tienen que llamar al timbre de fuera, donde pone “bar chino”, para que Luis baje a abrir. ¡Qué aproveche!


                                        (De Lidia Martín, el 19 de abril de 2018)


Referencias útiles:
CAFETERíA LiLY
(ver la ilustración)
En el Mercado de Los Mostenses (ver la ilustración)
Puestos 11-16-101-106
Plaza de los Mostenses, 1
28015 Madrid
691 593 701
M Plaza de España / Noviciado


Horario:
- De Lunes a Viernes: de 9h a 19h30;
- Los Sábados: de 9h a 16h30.

Precio medio: entre 10 y 15 euros.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Menú Principal]

   Escondido tras la Gran Vía y arropado por la actividad de uno de los mercados de abastos más tradicionales de la capital, se encuentra un restaurante regentado por el matrimonio chino formado por Lifen Xu, de 42 años, y Xyao Qyao Xu, de 47, que ha conquistado los corazones y estómagos patrios y extranjeros gracias a su propuesta chifa. Esta mezcla de gastronomía china y peruana fue fruto de la casualidad, y hoy son conocidos gracias a su capacidad de adaptación, y en especial por saciar a sus comensales a un precio más que asequible.


   Lifen, conocida en el Mercado de los Mostenses como Lily (en el centro de la ilustración), nació en Qingtian, un condado montañoso del sudeste de China, famoso por sus tallados de jade y su agricultura. Hace casi dos décadas, la joven quiso cambiar el campo por la ciudad y conocer otros mundos, así que puso rumbo a España pensando en una tía que llevaba tiempo viviendo en Madrid.


   Llegó a la Villa con apenas 25 años, y entró a trabajar en un taller de confección de ropa, pero cansada se fue a Alicante a montar un negocio de comida para compatriotas que acabó cerrando. De vuelta a la capital, conoció a Xyao (a la izquierda, en la ilustración), un cocinero con décadas de experiencia en su país natal, y con la misma idea de poner en marcha su propio negocio, empezaron a buscar local.


   Los dos sabían que el Mercado de Los Mostenses era uno de los más cosmopolitas, con gran afluencia de público chino, latinoamericano, autóctono y algún que otro turista. Además era de los pocos que, por el precio del alquiler, se podían permitir, y sin pensarlo más, cogieron un local que acogía un restaurante de comida peruana que había fracasado. Durante los primeros años, mientras Lily y Xyao veían que su negocio de comida china no acababa de cuajar, siguieron llegando despistados que preguntaban por la comida criolla de los anteriores propietarios, y ante la demanda, el matrimonio chino decidió adaptarse y probar suerte.


   Se prepararon acudiendo a restaurantes peruanos, empapándose de recetas y platos, y ensayando en los fogones. Luego, contrataron a Luis (a la derecha, en la ilustración), un limeño (que lleva ya 8 años con ellos), que les orientó hasta conseguir un sabor tan auténtico que superó a sus predecesores, consiguiendo no solo una fiel clientela sino también nuevos comensales atraídos por buenos platos a precios económicos. Es lo que llaman comida “chifa”, término formado por las palabras cantonesas “chi”, que significa “comer”, y “fan”, que quiere decir “arroz”, y que desde el siglo XIX define la cocina tradicional peruana adaptada al paladar asiático.


   Fue en este mismo siglo cuando los chinos llegaron al Perú como trabajadores de los latifundistas. Nostálgicos de su cultura, incluyeron entre sus condiciones explotar parte de las tierras que trabajaban para el cultivo de verduras chinas, por lo que muchos defienden que algunos platos criollos, como el lomo saltado o el tacu, son herencia de la gastronomía china. Además, algunas especias, cereales, raíces o salsas como la soja, el jengibre, la cebolleta china o el arroz chaufa, entraron también en los hogares peruanos, y de esta fusión nació la chifa.


   Hoy, la mayoría de los clientes de Lily llega para probar su ceviche de pescado, con perca, cebolla roja, rocoto (un condimento picante típico de Latinoamérica), limón y cilandro, por 9,50 euros; pero también su anticucho, una fritura de corazón de ternera con ají panca, por 5 euros; y los sábados (pues es el único día que lo cocinan), su jalea, una fritura de calamar, pulpo y pescado, por 10 euros.


   Según Luis, sus paisanos se sorprenden ante un sabor tan criollo y más aún cuando se enteran de que Lily nunca ha viajado a Perú, y agradecen poder desayunar como en su país, a base de chicharrón de cerdo; caldo de gallina, con papa, huevo y tallarín; o la sopa de mote a base de pata de ternera, falda y maíz, con los que sin duda entran en calor y cogen energía, y de paso, dejan atónito a más de un cliente español que, al lado, empieza el día con su café y tostada.


   Son platos en su mayoría de la costa peruana y siempre con productos frescos, pues todo lo compran al día en el mercado. No faltan tampoco las bebidas típicas como la chicha morada (un refresco de maíz morado hervido con canela, clavo, piña, manzana, limón y azúcar), pero también, claro está, el pisco sour, la cerveza Cusqueña o la Inka cola.


   Lily ya ha ampliado su oferta con tres locales (colindantes) más, a los que hoy acuden clientes peruanos y españoles variopintos, pues conviven ejecutivos y comerciantes del barrio con famosos, gente de paso y curiosos que los sábados tienen que hacer cola para lograr saborear uno de sus guisos. Y si llegan cuando el Mercado de Los Mostenses tiene sus puertas cerradas, solo tienen que llamar al timbre de fuera, donde pone “bar chino”, para que Luis baje a abrir. ¡Qué aproveche!


                                        (De Lidia Martín, el 19 de abril de 2018)


Referencias útiles:
CAFETERíA LiLY
(ver la ilustración)
En el Mercado de Los Mostenses (ver la ilustración)
Puestos 11-16-101-106
Plaza de los Mostenses, 1
28015 Madrid
691 593 701
M Plaza de España / Noviciado


Horario:
- De Lunes a Viernes: de 9h a 19h30;
- Los Sábados: de 9h a 16h30.

Precio medio: entre 10 y 15 euros.


[Volver a Mi Petit Gourmet, Callejero o Menú Principal]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido... 

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos... 

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores... 

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros... 

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail