Nuevas Ideas
Comer Beber

¿QUÉ NO SABES COCiNAR?
SUSHi VERSUS KEBAB

¿QUÉ NO SABES COCiNAR?
SUSHi VERSUS KEBAB

Imagen
Imagen

   Asia es pescado y arroz, y el cordero asado, el menú oriental de más de mil y una noche. El kebab como el sushi son dos bocados de historia, que nacieron de la necesidad, evolucionaron, emigraron y se mezclaron, en tranquila convivencia, con los platos típicos de sus países de acogida; pero, su elaboración sigue siendo un misterio para much@s de nosotr@s. Entonces, si no tienes la más remota idea de cómo se prepara un kebab o si las delicias japonesas se te resisten tanto como las turcas, Just Eat es la respuesta.


EL SUSHi
Antes de llegar a China y a Japón, el sushi nació en el sudeste asiático, en el siglo XVII, cuando el pescado escaseaba y, para disfrutar de su sabor durante el resto del año, se empezó a conservar entre capas de arroz. Con el tiempo, la costumbre pasó a China, y, luego, viajó hasta las poblaciones del Mar de Japón, Osaka, Tokio…, donde se convirtió en una delicia gastronómica, gracias al vinagre de arroz y la imaginación de los itamae, los cocineros japoneses que lo elaboran con la misma parsimonia que cuando decoran sus jardines zen y cuyos afilados cuchillos descienden directamente de las espadas samuráis. Y como los guerreros del antiguo Japón con su katana, dominar el arte del sushi puede llevar hasta 2 años de estudio. 


   Con la experiencia y mucha imaginación, llegaron las variedades, todas bien recibidas, como el maki-zushi o sushi en rollo, arroz sobre una lámina de algas nori secas y relleno de verduras o pescado; y, el nigiri-zushi que se compone de maguro (atún), sake (salmón), ika (calamar), aji (caballa), ebi (gamba hervida), tamago (crema de huevo) y unagi (anguila endulzada asada a la parrilla), aupados sobre un montículo de arroz.


   En la mesa, el plato, los palillos (hashi), el posa-palillos (hashioki), el wasabi y el gari (jengibre) forman parte de la ceremonia, en la que no se come al azar. Primero, se empieza por el pez de sabor más suave; luego, siguen los rosados; y, por último, los que lleven el pescado más rojo. El que lleva tortilla, es para postre. 


EL KEBAB
A bordo de un mantel que hace de alfombra mágica, avistamos un delicioso kebab girando sobre su eje al calor de la lumbre, esperando el filo que lo lamine. La primera receta data del siglo X, pero era comida reservada a los reyes de Persia y, durante siglos, solo se servía para celebrar el año nuevo. Su nombre en persa significa, “carne a la parrilla”, y en el Caúcaso, “comida en pincho”.


   Casi siempre de cordero, la variante turca, el inimitable “shish kebab”, se elabora con pedacitos de pescado ensartado en un espeto de madera, como los clásicos pinchos morunos de feria. Pero, si se pide un “döner kebab” (la denominación más europea), hay que entender, “carne girando”, que se prepara en pan de pita, redondo y aplastado, con ensalada y salsa de yogurt, un añadido alemán, que llevó a Alemania a adjudicarse la autoría del plato tal y como hoy se consume en toda Europa.


JUST EAT
Hablar de comida no sacia el apetito, sino todo lo contrario. Pero, en Madrid, ¿quién tiene en la nevera hojas de nori para improvisar un sushi como dicta la tradición milenaria, o, en su cocina, un espeto giratorio para asar la carne como Alá manda? La solución más rápida y eficaz, si quieres comerlos en casa, se llama Just Eat.


   Se trata de un portal, que aterrizó en España en 2010 y que, desde entonces, reúne online la mejor oferta de restaurantes, especializados en comida de (casi) cualquier parte del mundo. Antes de llevarte a casa o a la oficina todos los sabores del mundo, te ofrecerán detalles nutricionales (como la congelación del pescado en el caso del sushi), te indicarán el precio mínimo del pedido y el tiempo de entrega (y si ésta tiene gastos); y, finalmente, también podrás consultar las valoraciones del lugar que hayas elegido, elaboradas por los usuarios tan poco cocinillas como tú.


   Entonces, si hoy has declarado una “huelga de mandiles caídos” por las razones que sean. Porque hace demasiado calor, porque no te da la vida para hacer la compra; porque olvidaste sacar la carne del congelador; porque tu nevera está más desolada que la despensa de Carpanta; o, simplemente, porque tienes antojo de kebab o de sushi… ¡entra en Just Eat y ¡buen provecho! o, mejor dicho, Itadakimasu! o Afiyet Olsum!


PD: Tanto si la elección ha sido sushi como kebab, recuerda que ambos manjares pueden comerse con las manos, pero es el nipón el que se engulle de un bocado.


                                                      (De Sol Alonso, el 29 de julio de 2014)


Referencias útiles:
JUST EAT


¿CÓMO? Antes o después de registrarte en un clic en su web, podrás consultar el listado de restaurantes introduciendo tu código postal. Y, desde hace poco, también puedes hacerlo a través de su app (gratuita) para móvil, tablet Android o Apple.


¿DÓNDE? De momento, en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y A Coruña.


Para seguir los pasos gastronómicos (y las ofertas) de JUST EAT, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit GourmetCallejero o Blogosfera]

   Asia es pescado y arroz, y el cordero asado, el menú oriental de más de mil y una noche. El kebab como el sushi son dos bocados de historia, que nacieron de la necesidad, evolucionaron, emigraron y se mezclaron, en tranquila convivencia, con los platos típicos de sus países de acogida; pero, su elaboración sigue siendo un misterio para much@s de nosotr@s. Entonces, si no tienes la más remota idea de cómo se prepara un kebab o si las delicias japonesas se te resisten tanto como las turcas, Just Eat es la respuesta.


EL SUSHi
Antes de llegar a China y a Japón, el sushi nació en el sudeste asiático, en el siglo XVII, cuando el pescado escaseaba y, para disfrutar de su sabor durante el resto del año, se empezó a conservar entre capas de arroz. Con el tiempo, la costumbre pasó a China, y, luego, viajó hasta las poblaciones del Mar de Japón, Osaka, Tokio…, donde se convirtió en una delicia gastronómica, gracias al vinagre de arroz y la imaginación de los itamae, los cocineros japoneses que lo elaboran con la misma parsimonia que cuando decoran sus jardines zen y cuyos afilados cuchillos descienden directamente de las espadas samuráis. Y como los guerreros del antiguo Japón con su katana, dominar el arte del sushi puede llevar hasta 2 años de estudio. 


   Con la experiencia y mucha imaginación, llegaron las variedades, todas bien recibidas, como el maki-zushi o sushi en rollo, arroz sobre una lámina de algas nori secas y relleno de verduras o pescado; y, el nigiri-zushi que se compone de maguro (atún), sake (salmón), ika (calamar), aji (caballa), ebi (gamba hervida), tamago (crema de huevo) y unagi (anguila endulzada asada a la parrilla), aupados sobre un montículo de arroz.


   En la mesa, el plato, los palillos (hashi), el posa-palillos (hashioki), el wasabi y el gari (jengibre) forman parte de la ceremonia, en la que no se come al azar. Primero, se empieza por el pez de sabor más suave; luego, siguen los rosados; y, por último, los que lleven el pescado más rojo. El que lleva tortilla, es para postre. 


EL KEBAB
A bordo de un mantel que hace de alfombra mágica, avistamos un delicioso kebab girando sobre su eje al calor de la lumbre, esperando el filo que lo lamine. La primera receta data del siglo X, pero era comida reservada a los reyes de Persia y, durante siglos, solo se servía para celebrar el año nuevo. Su nombre en persa significa, “carne a la parrilla”, y en el Caúcaso, “comida en pincho”.


   Casi siempre de cordero, la variante turca, el inimitable “shish kebab”, se elabora con pedacitos de pescado ensartado en un espeto de madera, como los clásicos pinchos morunos de feria. Pero, si se pide un “döner kebab” (la denominación más europea), hay que entender, “carne girando”, que se prepara en pan de pita, redondo y aplastado, con ensalada y salsa de yogurt, un añadido alemán, que llevó a Alemania a adjudicarse la autoría del plato tal y como hoy se consume en toda Europa.


JUST EAT
Hablar de comida no sacia el apetito, sino todo lo contrario. Pero, en Madrid, ¿quién tiene en la nevera hojas de nori para improvisar un sushi como dicta la tradición milenaria, o, en su cocina, un espeto giratorio para asar la carne como Alá manda? La solución más rápida y eficaz, si quieres comerlos en casa, se llama Just Eat.


   Se trata de un portal, que aterrizó en España en 2010 y que, desde entonces, reúne online la mejor oferta de restaurantes, especializados en comida de (casi) cualquier parte del mundo. Antes de llevarte a casa o a la oficina todos los sabores del mundo, te ofrecerán detalles nutricionales (como la congelación del pescado en el caso del sushi), te indicarán el precio mínimo del pedido y el tiempo de entrega (y si ésta tiene gastos); y, finalmente, también podrás consultar las valoraciones del lugar que hayas elegido, elaboradas por los usuarios tan poco cocinillas como tú.


   Entonces, si hoy has declarado una “huelga de mandiles caídos” por las razones que sean. Porque hace demasiado calor, porque no te da la vida para hacer la compra; porque olvidaste sacar la carne del congelador; porque tu nevera está más desolada que la despensa de Carpanta; o, simplemente, porque tienes antojo de kebab o de sushi… ¡entra en Just Eat y ¡buen provecho! o, mejor dicho, Itadakimasu! o Afiyet Olsum!


PD: Tanto si la elección ha sido sushi como kebab, recuerda que ambos manjares pueden comerse con las manos, pero es el nipón el que se engulle de un bocado.


                                                      (De Sol Alonso, el 29 de julio de 2014)


Referencias útiles:
JUST EAT


¿CÓMO? Antes o después de registrarte en un clic en su web, podrás consultar el listado de restaurantes introduciendo tu código postal. Y, desde hace poco, también puedes hacerlo a través de su app (gratuita) para móvil, tablet Android o Apple.


¿DÓNDE? De momento, en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y A Coruña.


Para seguir los pasos gastronómicos (y las ofertas) de JUST EAT, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


[Volver a Mi Petit GourmetCallejero o Blogosfera]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido...

[Leer más...]

Imagen

CATERiNG WOODS
COMER PARA CELEBRAR

Vicky López-Giraldo trabajaba en el departamento de prensa del Museo Reina Sofía, y aunque era lo que siempre había querido... 

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

DE ViNOS
TODO POR Y PARA EL ViNO

Yolanda Morán, valenciana de 45 años, estudió ingeniería topográfica, y en 2002 se vino a probar suerte a Madrid. Nada más llegar se...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

2DECOLÓGiCO
CONSUMO RESPONSABLE Y COLABORATiVO

Ya desde su adolescencia, en el barrio de Aluche, Tomás Fuentes y José Antonio Villareal, hoy de 47 años, compartían las mismas inquietudes...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

PEKO PEKO
BAO STREET KiTCHEN

La relación de Rocío Persson con Japón se remonta a su niñez, cuando sus padres le buscaron una profesora de violín...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

III REFUGEE FOOD FESTiVAL
iN MADRiD

En junio de 2016, gracias a la cooperación entre la ONG Food Sweet Food y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados), con el apoyo...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

A B O L E A
EL PLATO COMBiNADO REViSiTADO

La catalana Rus Ansón, de 33 años, y el sevillano Antonio Gavilán, de 34, se engancharon a la comida saludable durante su estancia en...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

ACRE
MERCADO AMiSH Y MÁS

A Raúl López, la nutrición y la cocina siempre le interesaron. En su familia era habitual hacer turismo gastronómico, y no había...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos...

[Leer más...]

Imagen

SiGUE LA TAPA GOURMET
EN ViCÁLVARO

Según los expertos, fue el rey Alfonso X El Sabio (1252-1284) quien inventó el concepto de la tapa al imponer que, en los mesones castellanos... 

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores...

[Leer más...]

Imagen

LA TENTACiÓN
LA TAQUERíA DEL MERCADO

Para Sandra Hernández, la gastronomía es un placer y no hay nada que le haga más feliz que dar de comer y probar nuevos sabores... 

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros... 

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail