Nuevas Ideas
Comer Beber

DETRÁS DE LA FACHADA (nº39):
CALLE DE FERNANDO VI, 4

DETRÁS DE LA FACHADA (nº39):
CALLE DE FERNANDO VI, 4

Imagen
Imagen

   Fue un capricho, un deleite semejante a un pedazo del mejor pastel, de hecho, su pomposa fachada le valió el sobrenombre de “casa tarta”. Y, a pesar de lo que muchos creen, no la construyó Gaudí sino uno de sus compañeros de estudios (y no discípulo), José Grases Riera. Fruto de la pasión por el Art Nouveau y antojo de Javier González Longoria, un rico (y, contra todo pronóstico, efímero) banquero, que mandó construir en 1902 un lugar donde vivir y trabajar al estilo modernista de las nuevas villas burguesas de París y Bruselas, el impresionante Palacio de Longoria, que permanece inmutable al tiempo e inmune a los escándalos de los que llevan ocupando sus entrañas los últimos 60 años, puede presumir delante de los flashes tanto de los turistas como de los viandantes de su peculiar belleza “fuera de contexto”.


   Avalado por sus obras anteriores y encargos en curso -como el Monumento a Alfonso XII, que preside el estanque del Retiro; el Teatro Lírico de la calle del Marqués de la Ensenada, actual sede del Consejo del Poder Judicial; o el Palacio de la Equitativa, en la calle de Alcalá, anterior casa de Banesto y ahora en plena remodelación para transformarse en un hotel de lujo-, el arquitecto barcelonés José Grases Riera (1850-1919) aceptó el reto de construir un edificio modernista en pleno centro de la capital cuando, por aquel entonces, no era un estilo habitual en nuestro país. Para realizar su cometido, el arquitecto no buscó inspiración en la corriente catalana -como piensa la mayoría-, sino en la obra del arquitecto belga Víctor Horta (1861-1947), autor de las famosas casas Tassel (1893) y Solvay (1900) y de los almacenes A l’Innovation (1901), en los que había apostado por nuevas formas y materiales como el hierro, el vidrio y la piedra natural.


   Gracias a la libertad económica que le concedió Longoria, tan solo después de 2 intensos años de obras, entre 1902 y 1904, Riera consiguió que el modernismo traspasara la fachada y llenara -aunque con un orden más tradicional- las salas, escaleras y galerías de la oficina-casa unifamiliar del empresario con una ornamentación llena de vegetales, curvas sinuosas y figuras femeninas, que fueron una auténtica revolución en la época y abrazarían para siempre sus puertas y balcones. El secreto fue una mezcla de cemento y arena silícea que daba el pego como piedra y que permitió obtener en tiempo récord unas esculturas moldeables que, de haber sido talladas en granito, probablemente el Palacio de Longoria estaría en la lista de los monumentos inacabados como la Sagrada Familia.


   De acuerdo con el aún adinerado dueño, se estableció la zona de trabajo abierta al público en la planta baja, y la parte privada -la vivienda-, arriba. Si ya entonces los clientes quedaban maravillados por la escalera imperial que los recibía, hoy más de un transeúnte -cuando consigue ver algo del interior del edificio- ha dado un tropezón ante la hermosa estructura de hierro, con barandilla de bronce, escalones de mármol y flores de vidrio, y coronada por una cúpula que, a pesar de no haber encontrado su firma habitual, se suele atribuir a la Casa Maumejean (una empresa familiar reconocida por sus vidrieras que arrancó en 1860 y dejó su huella en las catedrales de Sevilla, Burgos o Segovia). Pero los peldaños que parecen conducir al cielo solo comunican con la primera planta ya que, para llegar al sótano o al segundo piso, se diseñó otra escalinata más discreta y funcional.


   Hasta hace bien poco, solo los privilegiados que tenían derecho a atravesar el umbral palaciego conocían los secretos del misterioso edificio. Pero, desde el año 2012, presumiendo de una gestión más transparente tras los escándalos por el desvío de fondos que dejaron maltrecha la imagen de la Sociedad General de Autores y Editores Española -su afortunada dueña desde hace 60 años-, la institución / fundación ofrece visitas guiadas y gratuitas por el Palacio del banquero, mediante cita previa. Cuando te toque visitarlo... en 2017 (ya que, por lo que se ve, no hay hueco hasta finales de 2016), se abrirán ante ti las tripas del inmueble y podrás contemplar su impresionante jardín, custodiado por 2 galerías acristaladas y 2 grandes columnas de hierro con forma de palmera, que son otras de las joyas imprescindibles y protegidas del singular espacio. Rumbo a la primera planta, sólo hay que dejarse llevar por la imaginación para recrear la vida de la burguesía de principios de siglo XX. La vivienda de lujo contaba con un auditorio con escenario incluido (actual Sala Manuel de Falla), un salón de baile (Sala Valle Inclán), y otra dedicada única y exclusivamente a la orquesta (Sala Buñuel).


   Sin embargo, tanta fiesta y tanto despliegue de medios no duraron demasiado; en 1912, Longoria, arruinado, vendió su palacio por 500.000 pesetas a la compañía Dental Española, presidida por Florestán Aguilar. El famoso dentista (entre otros) de la Familia Real también vivió y trabajó en el palacete hasta que, aunque parezca mentira, el inmueble se le quedó pequeño y, poco después, adquirió la casa colindante de la calle Pelayo para ampliar su consulta. Además, en 1915, como un auténtico mecenas, transformó el antiguo garaje en un estudio para su amigo, el pintor Julio Romero de Torres (1874-1930) -el de la famosa copla de la mujer morena-, ayudando al arte pero echando a perder parte de la obra original del palacio.


   En 1946, la empresa Construcciones Civiles S.A. compró el edificio y, solo un lustro después, lo revendió por 5 millones de pesetas a la SGAE, la institución en defensa de la propiedad intelectual que había nacido en 1899, de la mano del compositor Ruperto Chapí (1851-1909) y el escritor Sinesio Delgado (1859-1928). Desde entonces, se sucedieron varias reformas: las del arquitecto Carlos Arniches -el hijo del autor de los sainetes-, quien dio su toque personal, en 1950; las de Casto Fernández Shaw en 1969; y las de Santiago Fajardo y Ángeles Hernández Rubio, que en 1992 decidieron volver a los orígenes y recuperar los colores y elementos primigenios de un edificio que apenas recordaba como había sido su interior ocultando algunas de sus maravillas arquitectónicas bajo capas y capas de gustos muy dispares y remodelaciones dudosas. En 1996, el Palacio de Longoria fue declarado Bien de Interés Cultural y volvió a lucirse como en su mejor época de bonanza en la que un rico banquero tuvo un capricho: vivir y trabajar rodeado de belleza.


PD (nº1) documental: En el sótano del palacio de Longoria se encuentra el Centro de Documentación y Archivo de la SGAE que guarda la mayor parte de las obras de la entidad que cuenta con más de 10.000 zarzuelas, 2.000 manuscritos originales, 45.000 libretos, 30.000 partituras de música sinfónica, bandas sonoras o música de cámara y otras 40.000 de música comercial.


PD (nº2) “secreta”: Gracias a la visita guiada gratuita y sin reserva del Palacio de Longoria, organizada por la Fundación Arquitectura COAM (también en Facebook y Twitter), con motivo de la XI Semana de la Arquitectura de Madrid, el Jueves 09 de octubre de 2014, Mi Petit Madrid “se coló” en el fabuloso Palacio de Longoria.


                                                   (De Lidia Martín, el 10 de octubre de 2014)


Referencias útiles:
SGAE
PALACiO DE LONGORiA

Calle de Fernando VI, 4
28004 Madrid
913 499 550
M Alonso Martínez / Chueca


Para seguir los pasos (re)creativos de la SGAE, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter; y a la web de la FUNDACiÓN SGAE (también en Facebook y Twitter). Finalmente, si quieres solicitar una visita guiada, rellena el siguiente formulario. La espera merece la pena.

PD nº1: Ilustración by Vireta

PD nº2(Mi Petit) Semana de la Arquitectura también te cuenta la historia del COAM, de la Casa de las Flores y del Palacio de Cristal.


[Volver a Mi Petit Discoteca, Biblioteca, Callejero o Blogosfera]

   Fue un capricho, un deleite semejante a un pedazo del mejor pastel, de hecho, su pomposa fachada le valió el sobrenombre de “casa tarta”. Y, a pesar de lo que muchos creen, no la construyó Gaudí sino uno de sus compañeros de estudios (y no discípulo), José Grases Riera. Fruto de la pasión por el Art Nouveau y antojo de Javier González Longoria, un rico (y, contra todo pronóstico, efímero) banquero, que mandó construir en 1902 un lugar donde vivir y trabajar al estilo modernista de las nuevas villas burguesas de París y Bruselas, el impresionante Palacio de Longoria, que permanece inmutable al tiempo e inmune a los escándalos de los que llevan ocupando sus entrañas los últimos 60 años, puede presumir delante de los flashes tanto de los turistas como de los viandantes de su peculiar belleza “fuera de contexto”.


   Avalado por sus obras anteriores y encargos en curso -como el Monumento a Alfonso XII, que preside el estanque del Retiro; el Teatro Lírico de la calle del Marqués de la Ensenada, actual sede del Consejo del Poder Judicial; o el Palacio de la Equitativa, en la calle de Alcalá, anterior casa de Banesto y ahora en plena remodelación para transformarse en un hotel de lujo-, el arquitecto barcelonés José Grases Riera (1850-1919) aceptó el reto de construir un edificio modernista en pleno centro de la capital cuando, por aquel entonces, no era un estilo habitual en nuestro país. Para realizar su cometido, el arquitecto no buscó inspiración en la corriente catalana -como piensa la mayoría-, sino en la obra del arquitecto belga Víctor Horta (1861-1947), autor de las famosas casas Tassel (1893) y Solvay (1900) y de los almacenes A l’Innovation (1901), en los que había apostado por nuevas formas y materiales como el hierro, el vidrio y la piedra natural.


   Gracias a la libertad económica que le concedió Longoria, tan solo después de 2 intensos años de obras, entre 1902 y 1904, Riera consiguió que el modernismo traspasara la fachada y llenara -aunque con un orden más tradicional- las salas, escaleras y galerías de la oficina-casa unifamiliar del empresario con una ornamentación llena de vegetales, curvas sinuosas y figuras femeninas, que fueron una auténtica revolución en la época y abrazarían para siempre sus puertas y balcones. El secreto fue una mezcla de cemento y arena silícea que daba el pego como piedra y que permitió obtener en tiempo récord unas esculturas moldeables que, de haber sido talladas en granito, probablemente el Palacio de Longoria estaría en la lista de los monumentos inacabados como la Sagrada Familia.


   De acuerdo con el aún adinerado dueño, se estableció la zona de trabajo abierta al público en la planta baja, y la parte privada -la vivienda-, arriba. Si ya entonces los clientes quedaban maravillados por la escalera imperial que los recibía, hoy más de un transeúnte -cuando consigue ver algo del interior del edificio- ha dado un tropezón ante la hermosa estructura de hierro, con barandilla de bronce, escalones de mármol y flores de vidrio, y coronada por una cúpula que, a pesar de no haber encontrado su firma habitual, se suele atribuir a la Casa Maumejean (una empresa familiar reconocida por sus vidrieras que arrancó en 1860 y dejó su huella en las catedrales de Sevilla, Burgos o Segovia). Pero los peldaños que parecen conducir al cielo solo comunican con la primera planta ya que, para llegar al sótano o al segundo piso, se diseñó otra escalinata más discreta y funcional.


   Hasta hace bien poco, solo los privilegiados que tenían derecho a atravesar el umbral palaciego conocían los secretos del misterioso edificio. Pero, desde el año 2012, presumiendo de una gestión más transparente tras los escándalos por el desvío de fondos que dejaron maltrecha la imagen de la Sociedad General de Autores y Editores Española -su afortunada dueña desde hace 60 años-, la institución / fundación ofrece visitas guiadas y gratuitas por el Palacio del banquero, mediante cita previa. Cuando te toque visitarlo... en 2017 (ya que, por lo que se ve, no hay hueco hasta finales de 2016), se abrirán ante ti las tripas del inmueble y podrás contemplar su impresionante jardín, custodiado por 2 galerías acristaladas y 2 grandes columnas de hierro con forma de palmera, que son otras de las joyas imprescindibles y protegidas del singular espacio. Rumbo a la primera planta, sólo hay que dejarse llevar por la imaginación para recrear la vida de la burguesía de principios de siglo XX. La vivienda de lujo contaba con un auditorio con escenario incluido (actual Sala Manuel de Falla), un salón de baile (Sala Valle Inclán), y otra dedicada única y exclusivamente a la orquesta (Sala Buñuel).


   Sin embargo, tanta fiesta y tanto despliegue de medios no duraron demasiado; en 1912, Longoria, arruinado, vendió su palacio por 500.000 pesetas a la compañía Dental Española, presidida por Florestán Aguilar. El famoso dentista (entre otros) de la Familia Real también vivió y trabajó en el palacete hasta que, aunque parezca mentira, el inmueble se le quedó pequeño y, poco después, adquirió la casa colindante de la calle Pelayo para ampliar su consulta. Además, en 1915, como un auténtico mecenas, transformó el antiguo garaje en un estudio para su amigo, el pintor Julio Romero de Torres (1874-1930) -el de la famosa copla de la mujer morena-, ayudando al arte pero echando a perder parte de la obra original del palacio.


   En 1946, la empresa Construcciones Civiles S.A. compró el edificio y, solo un lustro después, lo revendió por 5 millones de pesetas a la SGAE, la institución en defensa de la propiedad intelectual que había nacido en 1899, de la mano del compositor Ruperto Chapí (1851-1909) y el escritor Sinesio Delgado (1859-1928). Desde entonces, se sucedieron varias reformas: las del arquitecto Carlos Arniches -el hijo del autor de los sainetes-, quien dio su toque personal, en 1950; las de Casto Fernández Shaw en 1969; y las de Santiago Fajardo y Ángeles Hernández Rubio, que en 1992 decidieron volver a los orígenes y recuperar los colores y elementos primigenios de un edificio que apenas recordaba como había sido su interior ocultando algunas de sus maravillas arquitectónicas bajo capas y capas de gustos muy dispares y remodelaciones dudosas. En 1996, el Palacio de Longoria fue declarado Bien de Interés Cultural y volvió a lucirse como en su mejor época de bonanza en la que un rico banquero tuvo un capricho: vivir y trabajar rodeado de belleza.


PD (nº1) documental: En el sótano del palacio de Longoria se encuentra el Centro de Documentación y Archivo de la SGAE que guarda la mayor parte de las obras de la entidad que cuenta con más de 10.000 zarzuelas, 2.000 manuscritos originales, 45.000 libretos, 30.000 partituras de música sinfónica, bandas sonoras o música de cámara y otras 40.000 de música comercial.


PD (nº2) “secreta”: Gracias a la visita guiada gratuita y sin reserva del Palacio de Longoria, organizada por la Fundación Arquitectura COAM (también en Facebook y Twitter), con motivo de la XI Semana de la Arquitectura de Madrid, el Jueves 09 de octubre de 2014, Mi Petit Madrid “se coló” en el fabuloso Palacio de Longoria.


                                                   (De Lidia Martín, el 10 de octubre de 2014)


Referencias útiles:
SGAE
PALACiO DE LONGORiA

Calle de Fernando VI, 4
28004 Madrid
913 499 550
M Alonso Martínez / Chueca


Para seguir los pasos (re)creativos de la SGAE, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter; y a la web de la FUNDACiÓN SGAE (también en Facebook y Twitter). Finalmente, si quieres solicitar una visita guiada, rellena el siguiente formulario. La espera merece la pena.

PD nº1: Ilustración by Vireta

PD nº2(Mi Petit) Semana de la Arquitectura también te cuenta la historia del COAM, de la Casa de las Flores y del Palacio de Cristal.


[Volver a Mi Petit Discoteca, Biblioteca, Callejero o Blogosfera]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA

Descubre los secretos mejor guardados que se esconden detrás de las fachadas madrileñas...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº74):
CALLE DE CLAUDiO COELLO, 99

En pleno barrio de Salamanca, a escasos metros de la milla de oro, se encuentra la fundación privada y sin ánimo de lucro más antigua...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº73):
CALLE DE LA ROSALEDA, 2

A partir de 1893, el primer parque público construido para este fin en la ciudad de Madrid empezó a instalarse a sus anchas en la denominada...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº73):
CALLE DE LA ROSALEDA, 2

A partir de 1893, el primer parque público construido para este fin en la ciudad de Madrid empezó a instalarse a sus anchas en la denominada...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº72):
LAS COCHERAS DE CUATRO CAMiNOS

Corría el año 1919 cuando el primer convoy de vagones de la Compañía Metropolitano daba sus primeros pasos para cubrir la Línea 1...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA SONORA (nº71):
PASEO DE LA CASTELLANA, 183

Al acabar el siglo XX, el edificio rectangular y perpendicular al moderno Paseo de la Castellana, construido en 1972 para albergar el...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA SONORA (nº71):
PASEO DE LA CASTELLANA, 183

Al acabar el siglo XX, el edificio rectangular y perpendicular al moderno Paseo de la Castellana, construido en 1972 para albergar el...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº70):
AVENiDA DEL PADRE HUiDOBRO, S/N

A los pies de El Pardo, con unas increíbles vistas de la capital, coronada por Las Cuatro Torres, resiste el que durante un tiempo fuera...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº70):
AVENiDA DEL PADRE HUiDOBRO, S/N

A los pies de El Pardo, con unas increíbles vistas de la capital, coronada por Las Cuatro Torres, resiste el que durante un tiempo fuera... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº69):
AVENiDA DE FELiPE II, S/N

Madrid crece, cambia y muta. El que fue en el siglo XIX un humilde huerto a las afueras de la ciudad acoge hoy cientos de conciertos y... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº68):
GLORiETA SAN ANTONiO DE LA FLORiDA, 5

Salvando las distancias y la temática, Madrid también posee una Capilla Sixtina que, aunque no es ni tan grande ni tan fastuosa como...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº67):
¿QUÉ PASA CON LOS CiNES ROXY?

Durante la década de los 70, Madrid llegó a tener más de 500 salas de cine. En la actualidad, apenas quedan una treintena. Situadas en...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA “FACHADA” (nº66):
EL PUENTE DE LOS FRANCESES

Situado en el distrito Moncloa-Aravaca de Madrid, el denominado Puente de los Franceses es un viaducto ferroviario, que se levantó...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº65):
PLAZA DE SANTA iSABEL II, S/N

Mirando al Palacio Real y dando su bella espalda a la actual Plaza de Isabel II, nació en 1850 un lugar donde se fue cuajando no solo...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº64):
EL MONTE DE PiEDAD DE MADRiD (I)

Hoy, Jueves 03 de diciembre de 2015, el Monte de Piedad de Madrid cumple 313 años. Es el pretexto ideal para repasar la historia de una...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº64):
LA CASA DE LAS ALHAJAS (II)

Hoy, Jueves 03 de diciembre de 2015, el Monte de Piedad de Madrid, una de las instituciones benéficas más antiguas del mundo y la más...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº64):
LA CASA ENCENDiDA (III)

Hoy, Jueves 03 de diciembre de 2015, el Monte de Piedad de Madrid, una de las instituciones benéficas más antiguas del mundo y la más...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº63):
CALLE DE CONDE DUQUE, 9-11

El acceso a la cultura siempre ha sido una de las grandes preocupaciones de los intelectuales y mandatarios que buscan lo mejor para...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº62):
CALLE DEL PRíNCiPE, 14

Debe su nombre a un Real Decreto del 07 de febrero de 1849 (que determinó que en la ciudad de Madrid existirían, entre otros, un teatro...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº62):
CALLE DEL PRíNCiPE, 14

Debe su nombre a un Real Decreto del 07 de febrero de 1849 (que determinó que en la ciudad de Madrid existirían, entre otros, un teatro...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº61):
¿QUÉ PASA CON LA PiSCiNA CLUB STELLA?

Con un nombre muy sofisticado para la época, 1947, y ciertas costumbres avanzadas, hasta entonces nunca vistas, la Piscina Club...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº60):
CALLE DE EUGENiA DE MONTiJO, 61

En la calle Eugenia de Montijo surge de repente, como una aparición en el entorno de construcciones del barrio, dos torretas...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº59):
CALLE DE L PiNAR, 21-23

Conocida sobre todo por ser el lugar en el que vivieron y se hicieron amigos Salvador Dalí, Federico García Lorca, Luis Buñuel y...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº58):
CALLE DE ARREGUi Y ARUEJ, 6

Símbolo de una reivindicación vecinal histórica e inspiradora, el Parque Martin Luther King, situado en el barrio de Las Adelfas... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº57):
AVENiDA DE LOS REYES CATÓLiCOS, S/N

Una primavera de 1992, siendo Madrid Capital Europea de la Cultura, se inauguró una torre de iluminación y comunicaciones...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº56):
¿QUÉ PASA CON EL BETi-JAi?

Para verlo en su esplendor, hay que conformarse con evocadoras fotos en blanco y negro. Declarado Monumento del Patrimonio...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº55):
PLAZA DE LA iNDEPENDENCiA, 7

Con sus 118 hectáreas y sus más de 15.000 árboles, el “pulmón de la Villa” no tiene nada que envidiar al Hyde Park londinense... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº54):
¿QUÉ PASA CON EL PALACiO DE LA MÚSiCA?

Su fachada es ahora tan solo un muro enorme y blanco, cuyo destino inmediato se adivina devorado por pintadas, carteles...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº53):
CALLE DEL MATADERO, S/N

¿Puede florecer un descampado? ¿Es posible una cosecha de frutas y verduras, en un rectángulo de terreno semiabandonado...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº52):
CALLE DE CASTELLÓ, 77

El 04 de noviembre de 1955, nacía la Fundación Juan March, sin saber nadie que, 20 años más tarde, el 24 de enero de 1975, el barrio de...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº52):
CALLE DE CASTELLÓ, 77

Hoy, hace exactamente 40 años, el barrio de Salamanca vio erguirse entre sus clásicos palacetes un edificio cúbico con piel... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº51):
CALLE DE SANTA ENGRACiA, 125

En Madrid no hay playa, y aunque está el Manzanares, su escaso caudal y sus desniveles hicieron que sus aguas, o mejor dicho...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº50):
10 SECRETOS (¿A VOCES?) DE MADRiD

Madrid, ruidosa, faraónica y populachera, esconde curiosidades, leyendas, chollos y supersticiones como ninguna otra ciudad del mundo...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº50):
10 SECRETOS (¿A VOCES?) DE MADRiD

Madrid, ruidosa, faraónica y populachera, esconde curiosidades, leyendas, chollos y supersticiones como ninguna otra ciudad del mundo...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº50):
10 SECRETOS (¿A VOCES?) DE MADRiD

Madrid, ruidosa, faraónica y populachera, esconde curiosidades, leyendas, chollos y supersticiones como ninguna otra ciudad del mundo...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº50):
10 SECRETOS (¿A VOCES?) DE MADRiD

Madrid, ruidosa, faraónica y populachera, esconde curiosidades, leyendas, chollos y supersticiones como ninguna otra ciudad del mundo...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº49):
AVENiDA DE RAMÓN Y CAJAL, 2

Casualidades de la gran Historia, el madrileño Parque de Berlín se inauguró un 09 de noviembre de 1967 sin poder imaginar nadie que...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA(S) FACHADA(S) (nº48):
CALLE DE CEA BERMÚDEZ, 1

Antes de cambiar de milenio, el Madrid de Alberto Ruiz Gallardón, por aquel entonces presidente de la Comunidad, echaba en falta un...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº47):
EL MERCADO EFíMERO DE BARCELÓ (2010-2014)

Después de la destrucción total, a finales de 2009, del Mercado original de Barceló, la actividad comercial no desapareció sino que un total de...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº46):
LOS CEMENTERiOS OLViDADOS DE MADRiD

Con la fiesta de Todos los Santos y de los Difuntos, más de un millón de madrileños acudirán a lo largo del fin de semana a los más de 260...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº46):
LOS CEMENTERiOS OLViDADOS DE MADRiD

Con la fiesta de Todos los Santos y de los Difuntos, más de un millón de madrileños acudirán a lo largo del fin de semana a los más de 260...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº46):
LOS CEMENTERiOS OLViDADOS DE MADRiD

Con la fiesta de Todos los Santos y de los Difuntos, más de un millón de madrileños acudirán a lo largo del fin de semana a los más de 260...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº46):
LOS CEMENTERiOS OLViDADOS DE MADRiD

Con la fiesta de Todos los Santos y de los Difuntos, más de un millón de madrileños acudirán a lo largo del fin de semana a los más de 260...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº46):
LOS CEMENTERiOS OLViDADOS DE MADRiD

Con la fiesta de Todos los Santos y de los Difuntos, más de un millón de madrileños acudirán a lo largo del fin de semana a los más de 260...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº45):
PLAZA DEL REY, 1

Pasear de noche por Madrid puede ser la experiencia más placentera o la más terrorífica, y no hablamos de tráfico, aforos completos...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº44): EL DORÉ
DE PALACiO DE LAS PiPAS A FiLMOTECA

Entonces los cines, no se llamaban cines. Pero ahí estaba el Doré. Pequeño y elegante. Moderno y modernista. Y, un siglo después...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº43):
¿QUÉ PASA CON EL TEATRO ALBÉNiZ?

Se alzó justo en la desembocadura del Pasaje de los Relojeros, a partir de la calle de Carretas, un tramo de calzada peatonal...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº42):
PLAZA DE MURiLLO, 2

Nació hace -exactamente hoy- 259 años, en un momento de gloria para la botánica nacional gracias al capricho y sensibilidad verde de la Corona...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº41):
PASEO DEL PRADO, 36

A su paso, son pocos los que se resisten a girar la cabeza -con más o menos disimulo-, para deleitarse con un inmueble que, tanto por su...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº40):
CALLE DE ALBACETE, 5

Desde la M-30, Madrid parece otra ciudad. La visión panorámica, que nos ofrece la carretera, da buena cuenta de la arquitectura que nos rodea...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº39):
CALLE DE FERNANDO VI, 4

Fue un capricho, un deleite semejante a un pedazo del mejor pastel, de hecho, su pomposa fachada le valió el sobrenombre de “casa tarta”...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº38):
PASEO DE LA REPÚBLiCA DE CUBA, 4

El 30 de junio de 1887, la Reina Regente y viuda de Alfonso XII, doña María Cristina, se puso sin duda sus mejores galas para acudir a la inauguración...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº38):
PASEO DE LA REPÚBLiCA DE CUBA, 4

El 30 de junio de 1887, la Reina Regente y viuda de Alfonso XII, doña María Cristina, se puso sin duda sus mejores galas para acudir a la inauguración...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº38):
PASEO DE LA REPÚBLiCA DE CUBA, 4

El 30 de junio de 1887, la Reina Regente y viuda de Alfonso XII, doña María Cristina, se puso sin duda sus mejores galas para acudir a la inauguración...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº38):
PASEO DE LA REPÚBLiCA DE CUBA, 4

El 30 de junio de 1887, la Reina Regente y viuda de Alfonso XII, doña María Cristina, se puso sin duda sus mejores galas para acudir a la inauguración...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº37):
CALLE DE RODRíGUEZ SAN PEDRO, 72

Delimitada por las calles Hilarión Eslava, Rodríguez San Pedro, Gaztambide y Meléndez Valdés, en (el barrio de Gaztambide, distrito de) Chamberí... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA(S) FACHADA(S) (nº36):
CALLE DE HORTALEZA, 63

Por extraño que parezca, en la confluencia de los barrios de Malasaña, Chueca y Chamberí, permanece medio escondido un impresionante edificio...

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DE LA FACHADA (nº35):
EL MERCADO DE BARCELÓ DE 1956 A 2009

Construido en 1956, siguiendo -según Almudena Grandes- “los dudosos criterios de modernidad que han logrado que tantos edificios... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DEL FACHÓN DEL TORO DE OSBORNE: ¡CARRETERA Y... PLAYA!

Diseñado en 1956 por Manolo Prieto, instalado en 1957 por la geografía accidentada española, tuneado en 1983 por Keith Haring... 

[Leer más...]

Imagen

DETRÁS DEL FACHÓN DEL TORO DE OSBORNE: ¡CARRETERA Y... PLAYA!

Diseñado en 1956 por Manolo Prieto, instalado en 1957 por la geografía accidentada española, tuneado en 1983 por Keith Haring... 

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 | 3 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail