Nuevas Ideas
Comer Beber

4PERRAS
DECORACiÓN CON HiSTORiA

4PERRAS
DECORACiÓN CON HiSTORiA

Imagen
Imagen

   Todo empezó con una pequeña caja de hojalata que le regaló su padre. Clara del Castillo (retratada aquí), de 38 años, era entonces solo una niña, pero aquel tesoro despertó en ella el gusto por lo antiguo. Con el tiempo, Clara se convirtió en una asidua a los mercadillos y, si alguien cercano les dejaba, con permiso de la familia, rebuscaba entre sus pertenencias hasta dar con alguna maravilla. Compartía esta afición con su amigo Pepe, su alma gemela de la chamarilería, y cuando en 2012 éste se fue a vivir a México, decidieron usar instagram para seguir contándose con imágenes sus hallazgos. Lo curioso fue que cientos de personas empezaron a seguir aquellas cuentas personales en las que Clara posaba con sus adquisiciones en el Rastro o tomando cañas con amigos, hasta que un día, alguien quiso comprar un revistero de metacrilato... y comenzó a gestarse lo que sería 4Perras.


   Clara había estudiado Bellas Artes y Farmacia, la primera por pasión y la otra por tradición familiar, pero después de trabajar como farmacéutica, supo que aquello de tener jefes no era lo suyo, y barajó la idea de montar su propio negocio de decoración. Entonces, probó con un par de mercadillos, y fue tal el éxito que sintió casi la obligación de buscar un local y empezar su aventura. Lo encontró en la calle de la Palma, en pleno Malasaña, y aún cerrada, ultimando detalles, entró su primer cliente a comprarle una escultura de una pantera.


   4perras abrió sus puertas oficialmente en diciembre de 2013 con un nombre que hablaba de la pasión de Clara por los perros, y de la intención de transmitir que lo que allí iba a vender eran productos asequibles para la mayoría de los bolsillos. Cubría así Clara el vacío que pensaba existía en el mundo vintage, pues entonces solo había dos opciones: o tirar de antigüedades caras o de piezas de ocasión baratas, pero sin gracia o en mal estado.


   Con aquella filosofía, Clara empezó a hacerse conocida en el barrio, y por su local, a desfilar desde jóvenes recién mudados que querían añadir el toque personal a su nuevo hogar, muchos coleccionistas y señoras mayores que ya no encontraba las cosas que le gustaban porque habían cerrado sus tiendas de siempre.


   Clara pensaba como ellas, que lo de antes estaba mejor hecho. Creía y sigue creyendo además que el paso de tiempo suma y aporta historias y cicatrices que sin duda aumentan el valor de estos objetos. De hecho, Clara no suele restaurar su material a no ser que el daño sea sustancial o que el comprador lo pida. Y cuando lo hace, colabora con Isabel Vara, la restauradora del barrio y amiga, con la que aprende, rastrea y afina un ojo que ya reconoce piezas de un plumazo. Porque Clara se ha vuelto adicta a las exposiciones, libros o subastas de objetos y muebles, y sabe que más allá de nacer con un gusto estético, hay que estudiar para encajar los estilos, materiales o diseñadores.


   Siempre fue una cazatesoros nata, y hoy se conoce al dedillo todas las publicaciones de todocolección, mil anuncios o wallapop, todos los mercadillos o vaciados de pisos, y por supuesto, cuenta con proveedores tan curiosos como un gitano y un ex guardia civil míticos en el Rastro, o recibe ofertas de particulares con auténticos tesoros que Clara solo contempla si superan los 25 años de antigüedad y representen el auténtico estilo de su época. Así llegó un día a sus manos un costurero antiguo con sus hilos, agujas y retales, en el que Clara descubrió escondidos unos pendientes de oro de gran valor que devolvió de inmediato a una dueña despistada y tan agradecida que estuvo mandándole ramos de flores durante meses.


   Es tal su deformación profesional que casa a la que va, casa que ‘bichea’ y más allá, pues de inmediato le da una vuelta en su cabeza a toda la decoración. Algo que ya le pasaba desde que era bien joven, pues recuerda que cuando alquilaba alguna casa de vacaciones con los amigos, lo primero que hacía al entrar era cambiarlo todo de lugar.


   Sin embargo, pasados estos años, Clara ha comprobado que su idea inicial de ofrecer vintage asequible no funciona, pues si la gente encuentra algo barato, es incapaz de apreciar y entender el precio de las piezas de valor. Además a Clara empezaron a lloverle encargos para decorar casas y locales. Desde su toque para la tienda de discos vecina Jazz y más, pasando por Doña Carlota, una pastelería de Guadalajara, o el proyecto que ahora tiene entre manos, una casa de campo en Ciudad Real (enterita para engalanarla con su particular estilo). Y así, con cierta decepción por un lado y la ilusión de crear ambientes completos por otro, vio que era incompatible regentar la tienda y realizar sus proyectos de interiorismo, y tuvo que elegir.


   Clara cerró su tienda física en diciembre de 2017 para dedicarse al 100% a 4perras tal y como empezó: con un Instagram esta vez profesional, que estrenó precisamente con una foto de aquella caja de hojalata de su infancia. Todo el que quiera puede seguir comprando a través de esta red social, y si alguien necesita ver en persona o tocar la pieza en cuestión, Clara dispone de un showroom en su propia casa. Además sus piezas también se pueden encontrar en locales como Rughara, donde también se exponen muebles y objetos que restaura Isabel, o la peluquería de la calle de Galileo de su amigo Alberto al que surtía de bisutería para sus tocados y para el que acabó decorando un escaparate de envidia. Todo para seguir transmitiendo su especial mundo estético y reivindicando así el placer de estar rodeado de belleza y de objetos con historia.


                                                (De Lidia Martín, el 22 de enero de 2018)


Referencias útiles:
Para seguir los pasos decorativos de 4PERRAS, conéctate a su web, su Instagram y su Facebook.


[Volver a Mi Petit Slow Life, Callejero o Blogosfera]

   Todo empezó con una pequeña caja de hojalata que le regaló su padre. Clara del Castillo (retratada aquí), de 38 años, era entonces solo una niña, pero aquel tesoro despertó en ella el gusto por lo antiguo. Con el tiempo, Clara se convirtió en una asidua a los mercadillos y, si alguien cercano les dejaba, con permiso de la familia, rebuscaba entre sus pertenencias hasta dar con alguna maravilla. Compartía esta afición con su amigo Pepe, su alma gemela de la chamarilería, y cuando en 2012 éste se fue a vivir a México, decidieron usar instagram para seguir contándose con imágenes sus hallazgos. Lo curioso fue que cientos de personas empezaron a seguir aquellas cuentas personales en las que Clara posaba con sus adquisiciones en el Rastro o tomando cañas con amigos, hasta que un día, alguien quiso comprar un revistero de metacrilato... y comenzó a gestarse lo que sería 4Perras.


   Clara había estudiado Bellas Artes y Farmacia, la primera por pasión y la otra por tradición familiar, pero después de trabajar como farmacéutica, supo que aquello de tener jefes no era lo suyo, y barajó la idea de montar su propio negocio de decoración. Entonces, probó con un par de mercadillos, y fue tal el éxito que sintió casi la obligación de buscar un local y empezar su aventura. Lo encontró en la calle de la Palma, en pleno Malasaña, y aún cerrada, ultimando detalles, entró su primer cliente a comprarle una escultura de una pantera.


   4perras abrió sus puertas oficialmente en diciembre de 2013 con un nombre que hablaba de la pasión de Clara por los perros, y de la intención de transmitir que lo que allí iba a vender eran productos asequibles para la mayoría de los bolsillos. Cubría así Clara el vacío que pensaba existía en el mundo vintage, pues entonces solo había dos opciones: o tirar de antigüedades caras o de piezas de ocasión baratas, pero sin gracia o en mal estado.


   Con aquella filosofía, Clara empezó a hacerse conocida en el barrio, y por su local, a desfilar desde jóvenes recién mudados que querían añadir el toque personal a su nuevo hogar, muchos coleccionistas y señoras mayores que ya no encontraba las cosas que le gustaban porque habían cerrado sus tiendas de siempre.


   Clara pensaba como ellas, que lo de antes estaba mejor hecho. Creía y sigue creyendo además que el paso de tiempo suma y aporta historias y cicatrices que sin duda aumentan el valor de estos objetos. De hecho, Clara no suele restaurar su material a no ser que el daño sea sustancial o que el comprador lo pida. Y cuando lo hace, colabora con Isabel Vara, la restauradora del barrio y amiga, con la que aprende, rastrea y afina un ojo que ya reconoce piezas de un plumazo. Porque Clara se ha vuelto adicta a las exposiciones, libros o subastas de objetos y muebles, y sabe que más allá de nacer con un gusto estético, hay que estudiar para encajar los estilos, materiales o diseñadores.


   Siempre fue una cazatesoros nata, y hoy se conoce al dedillo todas las publicaciones de todocolección, mil anuncios o wallapop, todos los mercadillos o vaciados de pisos, y por supuesto, cuenta con proveedores tan curiosos como un gitano y un ex guardia civil míticos en el Rastro, o recibe ofertas de particulares con auténticos tesoros que Clara solo contempla si superan los 25 años de antigüedad y representen el auténtico estilo de su época. Así llegó un día a sus manos un costurero antiguo con sus hilos, agujas y retales, en el que Clara descubrió escondidos unos pendientes de oro de gran valor que devolvió de inmediato a una dueña despistada y tan agradecida que estuvo mandándole ramos de flores durante meses.


   Es tal su deformación profesional que casa a la que va, casa que ‘bichea’ y más allá, pues de inmediato le da una vuelta en su cabeza a toda la decoración. Algo que ya le pasaba desde que era bien joven, pues recuerda que cuando alquilaba alguna casa de vacaciones con los amigos, lo primero que hacía al entrar era cambiarlo todo de lugar.


   Sin embargo, pasados estos años, Clara ha comprobado que su idea inicial de ofrecer vintage asequible no funciona, pues si la gente encuentra algo barato, es incapaz de apreciar y entender el precio de las piezas de valor. Además a Clara empezaron a lloverle encargos para decorar casas y locales. Desde su toque para la tienda de discos vecina Jazz y más, pasando por Doña Carlota, una pastelería de Guadalajara, o el proyecto que ahora tiene entre manos, una casa de campo en Ciudad Real (enterita para engalanarla con su particular estilo). Y así, con cierta decepción por un lado y la ilusión de crear ambientes completos por otro, vio que era incompatible regentar la tienda y realizar sus proyectos de interiorismo, y tuvo que elegir.


   Clara cerró su tienda física en diciembre de 2017 para dedicarse al 100% a 4perras tal y como empezó: con un Instagram esta vez profesional, que estrenó precisamente con una foto de aquella caja de hojalata de su infancia. Todo el que quiera puede seguir comprando a través de esta red social, y si alguien necesita ver en persona o tocar la pieza en cuestión, Clara dispone de un showroom en su propia casa. Además sus piezas también se pueden encontrar en locales como Rughara, donde también se exponen muebles y objetos que restaura Isabel, o la peluquería de la calle de Galileo de su amigo Alberto al que surtía de bisutería para sus tocados y para el que acabó decorando un escaparate de envidia. Todo para seguir transmitiendo su especial mundo estético y reivindicando así el placer de estar rodeado de belleza y de objetos con historia.


                                                (De Lidia Martín, el 22 de enero de 2018)


Referencias útiles:
Para seguir los pasos decorativos de 4PERRAS, conéctate a su web, su Instagram y su Facebook.


[Volver a Mi Petit Slow Life, Callejero o Blogosfera]

Imagen

TiEMPOS MODERNOS
30 AÑOS DE ARTE ETERNO Y JOVEN

La sutil diferencia puede ser cuestión de un siglo. Decir antiguo, vetusto o veterano, como sinónimo de rabiosa actualidad, depende...

[Leer más...]

Imagen

TiEMPOS MODERNOS
30 AÑOS DE ARTE ETERNO Y JOVEN

La sutil diferencia puede ser cuestión de un siglo. Decir antiguo, vetusto o veterano, como sinónimo de rabiosa actualidad, depende...

[Leer más...]

Imagen

TiEMPOS MODERNOS
30 AÑOS DE ARTE ETERNO Y JOVEN

La sutil diferencia puede ser cuestión de un siglo. Decir antiguo, vetusto o veterano, como sinónimo de rabiosa actualidad, depende...

[Leer más...]

Imagen

IX DECORACCiÓN
EN EL BARRiO DE LAS LETRAS

Han pasado 10 años desde que, un día lluvioso de 2009, delante de un café humeante, el interiorista Javier Muñoz y la periodista Marta... 

[Leer más...]

Imagen

CENTRO CERÁMiCO TALAVERA
TRADiCiÓN Y VANGUARDiA

En 1982, la Escuela de Artes de Talavera abrió sus puertas cargada de creatividad, cursos, talleres y gente nueva. Un par de años...

[Leer más...]

Imagen

CENTRO CERÁMiCO TALAVERA
TRADiCiÓN Y VANGUARDiA

En 1982, la Escuela de Artes de Talavera abrió sus puertas cargada de creatividad, cursos, talleres y gente nueva. Un par de años...

[Leer más...]

Imagen

CENTRO CERÁMiCO TALAVERA
TRADiCiÓN Y VANGUARDiA

En 1982, la Escuela de Artes de Talavera abrió sus puertas cargada de creatividad, cursos, talleres y gente nueva. Un par de años...

[Leer más...]

Imagen

CENTRO CERÁMiCO TALAVERA
TRADiCiÓN Y VANGUARDiA

En 1982, la Escuela de Artes de Talavera abrió sus puertas cargada de creatividad, cursos, talleres y gente nueva. Un par de años...

[Leer más...]

Imagen

CENTRO CERÁMiCO TALAVERA
TRADiCiÓN Y VANGUARDiA

En 1982, la Escuela de Artes de Talavera abrió sus puertas cargada de creatividad, cursos, talleres y gente nueva. Un par de años...

[Leer más...]

Imagen

8M Y EL DíA (A DíA) DE LA MUJER
HACiA LA HUELGA FEMiNiSTA

“El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente” (Simone de Beauvoir)...

[Leer más...]

Imagen

ALMACÉN ALQUiÁN & HÓPTiMO
PAPEL iLUSTRADO Y DECO

Juan Martínez, barcelonés de 49 años, y David Moya, sevillano de 43, se definen como unos apasionados de la decoración y unos locos...

[Leer más...]

Imagen

ALMACÉN ALQUiÁN & HÓPTiMO
PAPEL iLUSTRADO Y DECO

Juan Martínez, barcelonés de 49 años, y David Moya, sevillano de 43, se definen como unos apasionados de la decoración y unos locos...

[Leer más...]

Imagen

ALMACÉN ALQUiÁN & HÓPTiMO
PAPEL iLUSTRADO Y DECO

Juan Martínez, barcelonés de 49 años, y David Moya, sevillano de 43, se definen como unos apasionados de la decoración y unos locos...

[Leer más...]

Imagen

LA OFiCiAL
CERÁMiCA PORTUGUESA AL PESO

Todo comenzó en un viaje de cumpleaños. José Barrio, leonés de 35 años y trabajador de la hostelería acababa de salir de una mala...

[Leer más...]

Imagen

LA OFiCiAL
CERÁMiCA PORTUGUESA AL PESO

Todo comenzó en un viaje de cumpleaños. José Barrio, leonés de 35 años y trabajador de la hostelería acababa de salir de una mala...

[Leer más...]

Imagen

LA OFiCiAL
CERÁMiCA PORTUGUESA AL PESO

Todo comenzó en un viaje de cumpleaños. José Barrio, leonés de 35 años y trabajador de la hostelería acababa de salir de una mala...

[Leer más...]

Imagen

ANDY WARHOL
EL ARTE MECÁNiCO

Después de su paso por la sede de Barcelona, CaixaForum Madrid alberga a partir de mañana, Jueves 01 de febrero de 2018, la muestra...

[Leer más...]

Imagen

4PERRAS
DECORACiÓN CON HiSTORiA

Todo empezó con una pequeña caja de hojalata que le regaló su padre. Clara del Castillo, de 38 años, era entonces solo una niña...

[Leer más...]

Imagen

SANTA ANA STREET MARKET

Situada en el entramado callejero del Rastro, toma su nombre de una de las numerosas leyendas ¿urbanas o cristianas? habituales en la...

[Leer más...]

Imagen

iSABEL VARA
RESTAURANDO MALASAÑA

“Para poder restaurar un mueble hay que saber de dónde viene, situarlo en el tiempo y comprenderlo. Solo así se puede respetar su esencia...

[Leer más...]

Imagen

iSABEL VARA
RESTAURANDO MALASAÑA

“Para poder restaurar un mueble hay que saber de dónde viene, situarlo en el tiempo y comprenderlo. Solo así se puede respetar su esencia... 

[Leer más...]

Imagen

ORQUíDEA DRÁCULA
EL LABORATORiO FLORAL DE LA ViLLA

A medio camino entre un gabinete de las maravillas, un laboratorio y una boutique de moda, el “laboratorio floral” de Felipe Carvallo...

[Leer más...]

Imagen

ORQUíDEA DRÁCULA
EL LABORATORiO FLORAL DE LA ViLLA

A medio camino entre un gabinete de las maravillas, un laboratorio y una boutique de moda, el “laboratorio floral” de Felipe Carvallo...

[Leer más...]

Imagen

ORQUíDEA DRÁCULA
EL LABORATORiO FLORAL DE LA ViLLA

A medio camino entre un gabinete de las maravillas, un laboratorio y una boutique de moda, el “laboratorio floral” de Felipe Carvallo... 

[Leer más...]

Imagen

HAPPY PARK(ing) DAY!
by LA CELESTE

En 2005, para “llamar la atención sobre la necesidad de aumentar los espacios verdes en nuestras ciudades” (grises), el colectivo de “guerrilla...

[Leer más...]

Imagen

MARi QUiÑONERO
COLLAGE & OTHERS

De pequeña coleccionaba cromos y recortes de revistas. Lo hacía a todas horas, llenando carpetas y carpetas con aquellos trozos...

[Leer más...]

Imagen

MARi QUiÑONERO
COLLAGE & OTHERS

De pequeña coleccionaba cromos y recortes de revistas. Lo hacía a todas horas, llenando carpetas y carpetas con aquellos trozos...

[Leer más...]

Imagen

TALLER DE JAViER S. MEDiNA
RECUPERANDO AL ARTESANO

Javier Sánchez Medina nació y se crió en Badajoz, y entre los recuerdos de su infancia se le grabó con especial fuerza el disfrute y aprendizaje...

[Leer más...]

Imagen

TALLER DE JAViER S. MEDiNA
RECUPERANDO AL ARTESANO

Javier Sánchez Medina nació y se crió en Badajoz, y entre los recuerdos de su infancia se le grabó con especial fuerza el disfrute y aprendizaje... 

[Leer más...]

Imagen

VIII DECORACCiÓN

Han pasado 9 años desde que, un día lluvioso de 2009, delante de un café humeante, el interiorista Javier Muñoz y la periodista Marta Riopérez...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail