Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT FANZiNE:
EL TEMPLO DE DEBOD

Mi PETiT FANZiNE:
EL TEMPLO DE DEBOD

Imagen
Imagen

   A comienzos del siglo II a.C., el rey nubio Adijalamani de Meroe mandó construir una capilla en Debod -una pequeña localidad situada a orillas del Nilo, al sur de Egipto (casi en la encrucijada del legendario río con el Trópico del Cáncer, para ser exactos)-, en honor al dios egipcio del aire, Amón, muy reconocible por las plumas de oro que llevaba erguidas en la cabeza, intima y mitológicamente vinculado a la diosa de la maternidad, Isis, y venerado por ser el “Alma de los Vientos”. Detrás de (lo que queda de) su fachada, embellecida y ampliada con nuevas estancias durante la dinastía ptolemaica, el Templo de Debod fue testigo de la muerte de Cleopatra y de la reconversión de Egipto en provincia romana; de la desaparición de sus dioses -llamados “paganos” por los nuevos colonos- y de la llegada de las religiones monoteístas; del tráfico fluvial (y de influencias) de su río y del nacimiento de la egiptología. Hoy en día, es el único monumento egipcio no solo de la Villa sino también de España pero, por segunda vez en su larga vida, está amenazado de muerte.  


   Si el reconocido explorador suizo, Johann Ludwig Burckhardt, fue el primero en inspeccionar la zona de Nubia y en describir el santuario, en 1813 (después de descubrir las ruinas de Petra y los templos del faraón Ramsés II y Nefertari, en 1812), bajo las estrictas órdenes de Napoleón y, sobre todo, gracias a su eficaz disfraz de mercader árabe, los libros de Historia así como el actual desplegable turístico del Templo solo mencionan a Jean-François Champollion (considerado como el padre de la egiptología por haber conseguido descifrar la “Piedra de Rosetta”) ya que fue el que puso nombre y apellido al Templo de Debod después de interpretar sin ninguna dificultad los epígrafes que adornaban su interior. En 1828, gracias al egiptólogo francés, los nombres de los dioses y reyes antiguos volvían a pronunciarse en su templo, después de más de 15 siglos de silencio.


   En efecto, tras la llegada de los romanos y la incorporación de Egipto a su Imperio, el Templo consiguió sobrevivir hasta el siglo V gracias a las numerosas divinidades del invasor en busca de monumentos sagrados para rezar, pero el emperador (del imperio romano de Oriente) Justiniano firmó su sentencia de muerte cuando ordenó, a principios del siglo VI, el cierre de todos los templos “paganos” en el imperio bizantino. Más tarde, durante la Edad Media y la Edad Moderna, el Templo de Debod, sin rumbo oficial ni espiritual, sería visitado sucesivamente por nómadas, peregrinos y viajeros paganos, cristianos y musulmanes como lo demuestran los “graffitis” milenarios que perduran aún a día de hoy.


   A principios del siglo XX, las presas se pusieron de moda y los progresos logísticos en la materia permitieron a los políticos usarlas como arma de destrucción masiva tanto de la naturaleza como de la arquitectura. Cuando se construyó la primera Presa de Asuán, en 1907, el Templo de Debod empezó a pasar 9 meses al año debajo de las aguas del Nilo sin que nadie pudiera hacer nada. Pero, en 1960, cuando se hizo pública la construcción de una segunda presa, el generalísimo Franco -muy sensibilizado por el tema y ¿en busca de reconocimiento internacional?- creó el denominado “Comité Español”, bajo la dirección técnica del arqueólogo español, Martín Almagro Basch, para que ayudara a la Misión Arquitectónica polaca, impulsada por la Unesco (y financiada por la futura ex URSS), a salvar los templos de la zona de Nubia. Y, en 1961, el Templo de Debod -como muchos otros- se desmontó entero numerando, con esmero, cada una de sus piedras, para poder reconstruirlo en el futuro, en algún lugar... no de La Mancha sino en Madrid.


   En 1968, como regalo de agradecimiento de parte de Egipto a las naciones que le habían ayudado (logística y financieramente) a salvar varios santuarios de Nubia, el gran Gamal Abdel Nasser regaló los Templos de Taffa a Holanda, de Dendur a EE.UU., de Ellesiya a Italia y de Debod a España (aparentemente después de largas y algo tensas negociaciones diplomáticas entre los dos país). Y, en 1970, el Templo desmontado bajó el Nilo hasta Alejandría, cruzó el Mar Mediterráneo y llegó sano y salvo al puerto de Valencia donde 90 camiones transportaron sus 1.356 sillares hasta la madrileña plaza de España a pesar de las advertencias de los expertos que recomendaban climas más cálidos y menos contaminados para asegurar la supervivencia del santuario. Finalmente, como era de esperar, el 18 de julio de 1972, el alcalde Carlos Arias Navarro inauguró el monumento egipcio bajo un sol de (¿in?)justicia.


   Víctima de su propio éxito, el monumento más romántico de la Villa -declarado Bien de interés Cultural, en 2008, por el Consejo de Gobierno de la Comunidad-, se cae a pedacitos, desde que puso el pie en la capital, a causa de un coctel explosivo o, mejor dicho, implosivo, que le mata por dentro y a fuego lento: las inclemencias climáticas, las ácidas cagarrutas de las palomas y la contaminación... ¿La solución? Unos son partidarios de cubrirlo total o parcialmente con una mampara transparente, y otros de construir un Museo de Egipto. Hasta que se pongan de acuerdo (o que uno imponga su visión del futuro), seguiremos inmortalizando, con nuestra cámara (móvil o polaroid), los mejores (sin duda) atardeceres de la Villa al amparo del Templo milenario egipcio.

   El Templo de Debod, situado en lo alto de la Montaña del Príncipe Pío y expuesto al aire libre y a la intemperie (a la diferencia de los demás templos regalados, protegidos bajo una cúpula cristal en los museos de Leiden, Nueva York y Turín), se erige en guardián de la memoria faraónica y del amor divino entre Amón y Isis... pero ¿para cuánto tiempo?


Referencias útiles:
TEMPLO DE DEBOD

Calle de Fernando VI, 4
28008 Madrid
913 667 415
M Plaza de España


Horario:
- de invierno (del 01 de octubre al 31 de marzo): de Martes a Viernes, de 9h45 a 13h45 y de 16h15 a 18h15; y los Sábados, Domingos y Festivos, de 9h30 a 20h.
- de verano (por defecto, del 01 de abril al 30 de septiembre): de Martes a Viernes, de 10h a 14h y de 18h a 20h; y los Sábados, Domingos y Festivos, de 9h30 a 20h.
PD
: El horario puede sufrir modificaciones. Se ruega llamar para confirmarlo antes de venir.


Precio: Entrada gratuita. Pero es obligatorio realizar una reserva previa para las visitas en grupo y las actividades didácticas. PD: 1. Por motivos de seguridad, solo se permitirá visitar las salas del templo a un máximo de 60 personas al mismo tiempo; 2. No cuenta con accesos adaptados para minusválidos.

Para seguir los pasos (re)creativos del TEMPLO DE DEBOD, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


Fuentes:
- El Templo de Debod, de Cristina Carracedo para el blog Amigos de la Egiptología, 04.V.2003.
- Folleto turístico del Templo de Debod, del Ayuntamiento de Madrid, (2004) 31.VIII.2011;
- “El templo que cambió el Nilo por el Manzanares”, de Manu García del Moral para el blog Los Secretos de Madrid, 24.X.2012;
- “El Templo de Debod, la joya egipcia que España rescató de las aguas del Nilo”, de Guillermo Llona para Abc.es, 10.XII.2013.

PD (nº1) colaborativa: Con “Detrás de la fachada”, Mi Petit Madrid pretender explorar los secretos mejor o peor guardados de los edificios emblemáticos o no de la capital. Si quieres compartir algunos con nosotras, aquí estamos y también aquí.

   A comienzos del siglo II a.C., el rey nubio Adijalamani de Meroe mandó construir una capilla en Debod -una pequeña localidad situada a orillas del Nilo, al sur de Egipto (casi en la encrucijada del legendario río con el Trópico del Cáncer, para ser exactos)-, en honor al dios egipcio del aire, Amón, muy reconocible por las plumas de oro que llevaba erguidas en la cabeza, intima y mitológicamente vinculado a la diosa de la maternidad, Isis, y venerado por ser el “Alma de los Vientos”. Detrás de (lo que queda de) su fachada, embellecida y ampliada con nuevas estancias durante la dinastía ptolemaica, el Templo de Debod fue testigo de la muerte de Cleopatra y de la reconversión de Egipto en provincia romana; de la desaparición de sus dioses -llamados “paganos” por los nuevos colonos- y de la llegada de las religiones monoteístas; del tráfico fluvial (y de influencias) de su río y del nacimiento de la egiptología. Hoy en día, es el único monumento egipcio no solo de la Villa sino también de España pero, por segunda vez en su larga vida, está amenazado de muerte.  


   Si el reconocido explorador suizo, Johann Ludwig Burckhardt, fue el primero en inspeccionar la zona de Nubia y en describir el santuario, en 1813 (después de descubrir las ruinas de Petra y los templos del faraón Ramsés II y Nefertari, en 1812), bajo las estrictas órdenes de Napoleón y, sobre todo, gracias a su eficaz disfraz de mercader árabe, los libros de Historia así como el actual desplegable turístico del Templo solo mencionan a Jean-François Champollion (considerado como el padre de la egiptología por haber conseguido descifrar la “Piedra de Rosetta”) ya que fue el que puso nombre y apellido al Templo de Debod después de interpretar sin ninguna dificultad los epígrafes que adornaban su interior. En 1828, gracias al egiptólogo francés, los nombres de los dioses y reyes antiguos volvían a pronunciarse en su templo, después de más de 15 siglos de silencio.


   En efecto, tras la llegada de los romanos y la incorporación de Egipto a su Imperio, el Templo consiguió sobrevivir hasta el siglo V gracias a las numerosas divinidades del invasor en busca de monumentos sagrados para rezar, pero el emperador (del imperio romano de Oriente) Justiniano firmó su sentencia de muerte cuando ordenó, a principios del siglo VI, el cierre de todos los templos “paganos” en el imperio bizantino. Más tarde, durante la Edad Media y la Edad Moderna, el Templo de Debod, sin rumbo oficial ni espiritual, sería visitado sucesivamente por nómadas, peregrinos y viajeros paganos, cristianos y musulmanes como lo demuestran los “graffitis” milenarios que perduran aún a día de hoy.


   A principios del siglo XX, las presas se pusieron de moda y los progresos logísticos en la materia permitieron a los políticos usarlas como arma de destrucción masiva tanto de la naturaleza como de la arquitectura. Cuando se construyó la primera Presa de Asuán, en 1907, el Templo de Debod empezó a pasar 9 meses al año debajo de las aguas del Nilo sin que nadie pudiera hacer nada. Pero, en 1960, cuando se hizo pública la construcción de una segunda presa, el generalísimo Franco -muy sensibilizado por el tema y ¿en busca de reconocimiento internacional?- creó el denominado “Comité Español”, bajo la dirección técnica del arqueólogo español, Martín Almagro Basch, para que ayudara a la Misión Arquitectónica polaca, impulsada por la Unesco (y financiada por la futura ex URSS), a salvar los templos de la zona de Nubia. Y, en 1961, el Templo de Debod -como muchos otros- se desmontó entero numerando, con esmero, cada una de sus piedras, para poder reconstruirlo en el futuro, en algún lugar... no de La Mancha sino en Madrid.


   En 1968, como regalo de agradecimiento de parte de Egipto a las naciones que le habían ayudado (logística y financieramente) a salvar varios santuarios de Nubia, el gran Gamal Abdel Nasser regaló los Templos de Taffa a Holanda, de Dendur a EE.UU., de Ellesiya a Italia y de Debod a España (aparentemente después de largas y algo tensas negociaciones diplomáticas entre los dos país). Y, en 1970, el Templo desmontado bajó el Nilo hasta Alejandría, cruzó el Mar Mediterráneo y llegó sano y salvo al puerto de Valencia donde 90 camiones transportaron sus 1.356 sillares hasta la madrileña plaza de España a pesar de las advertencias de los expertos que recomendaban climas más cálidos y menos contaminados para asegurar la supervivencia del santuario. Finalmente, como era de esperar, el 18 de julio de 1972, el alcalde Carlos Arias Navarro inauguró el monumento egipcio bajo un sol de (¿in?)justicia.


   Víctima de su propio éxito, el monumento más romántico de la Villa -declarado Bien de interés Cultural, en 2008, por el Consejo de Gobierno de la Comunidad-, se cae a pedacitos, desde que puso el pie en la capital, a causa de un coctel explosivo o, mejor dicho, implosivo, que le mata por dentro y a fuego lento: las inclemencias climáticas, las ácidas cagarrutas de las palomas y la contaminación... ¿La solución? Unos son partidarios de cubrirlo total o parcialmente con una mampara transparente, y otros de construir un Museo de Egipto. Hasta que se pongan de acuerdo (o que uno imponga su visión del futuro), seguiremos inmortalizando, con nuestra cámara (móvil o polaroid), los mejores (sin duda) atardeceres de la Villa al amparo del Templo milenario egipcio.

   El Templo de Debod, situado en lo alto de la Montaña del Príncipe Pío y expuesto al aire libre y a la intemperie (a la diferencia de los demás templos regalados, protegidos bajo una cúpula cristal en los museos de Leiden, Nueva York y Turín), se erige en guardián de la memoria faraónica y del amor divino entre Amón y Isis... pero ¿para cuánto tiempo?


Referencias útiles:
TEMPLO DE DEBOD

Calle de Fernando VI, 4
28008 Madrid
913 667 415
M Plaza de España


Horario:
- de invierno (del 01 de octubre al 31 de marzo): de Martes a Viernes, de 9h45 a 13h45 y de 16h15 a 18h15; y los Sábados, Domingos y Festivos, de 9h30 a 20h.
- de verano (por defecto, del 01 de abril al 30 de septiembre): de Martes a Viernes, de 10h a 14h y de 18h a 20h; y los Sábados, Domingos y Festivos, de 9h30 a 20h.
PD
: El horario puede sufrir modificaciones. Se ruega llamar para confirmarlo antes de venir.


Precio: Entrada gratuita. Pero es obligatorio realizar una reserva previa para las visitas en grupo y las actividades didácticas. PD: 1. Por motivos de seguridad, solo se permitirá visitar las salas del templo a un máximo de 60 personas al mismo tiempo; 2. No cuenta con accesos adaptados para minusválidos.

Para seguir los pasos (re)creativos del TEMPLO DE DEBOD, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.


Fuentes:
- El Templo de Debod, de Cristina Carracedo para el blog Amigos de la Egiptología, 04.V.2003.
- Folleto turístico del Templo de Debod, del Ayuntamiento de Madrid, (2004) 31.VIII.2011;
- “El templo que cambió el Nilo por el Manzanares”, de Manu García del Moral para el blog Los Secretos de Madrid, 24.X.2012;
- “El Templo de Debod, la joya egipcia que España rescató de las aguas del Nilo”, de Guillermo Llona para Abc.es, 10.XII.2013.

PD (nº1) colaborativa: Con “Detrás de la fachada”, Mi Petit Madrid pretender explorar los secretos mejor o peor guardados de los edificios emblemáticos o no de la capital. Si quieres compartir algunos con nosotras, aquí estamos y también aquí.

PD (nº2) fanzinera: Si te ha gustado este post, ¡no te pierdas nuestro Petit Fanzine sobre la Historia del Templo de Debod, ilustrado por Tutticonfetti, Joaquín González DoraoTheresa LüePlumas de colores, Jara Domínguez y Una artista desconocida. Para saber más, manda un mail a Charo & Flo.

[Volver a Mi Petit Callejero o Blogosfera]

PD (nº2) fanzinera: Si te ha gustado este post, ¡no te pierdas nuestro Petit Fanzine sobre la Historia del Templo de Debod, ilustrado por Tutticonfetti, Joaquín González DoraoTheresa LüePlumas de colores, Jara Domínguez y Una artista desconocida. Para saber más, manda un mail a Charo & Flo.

[Volver a Mi Petit Callejero o Blogosfera]

foto
foto

PD (nº2) fanzinera: Si te ha gustado este post, ¡no te pierdas nuestro Petit Fanzine sobre la Historia del Templo de Debod, ilustrado por Tutticonfetti, Joaquín González DoraoTheresa LüePlumas de colores, Jara Domínguez y Una artista desconocida. Para saber más, manda un mail a Charo & Flo.

[Volver a Mi Petit Callejero o Blogosfera]

foto
Imagen

10 COSAS QUE NO SABíAS DE...
CUANDO HARRY ENCONTRÓ A SALLY

Más de 25 años después de su estreno, “Cuando Harry encontró a Sally” (1989), muy bien dirigida por Rob Reiner gracias al guion...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
LA PLAZA DEL DOSDE

Construida para rendir homenaje al Levantamiento del Dos de Mayo (de 1808), la céntrica Plaza epónima del barrio de Malasaña conserva...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
LA PLAZA DEL DOSDE

Construida para rendir homenaje al Levantamiento del Dos de Mayo (de 1808), la céntrica Plaza epónima del barrio de Malasaña conserva...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
EL TEATRO DE LA COMEDiA

Debe su nombre a un Real Decreto del 07 de febrero de 1849 (que determinó que en la ciudad de Madrid existirían, entre otros, un teatro...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
EL TEATRO DE LA COMEDiA

Debe su nombre a un Real Decreto del 07 de febrero de 1849 (que determinó que en la ciudad de Madrid existirían, entre otros, un teatro...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
EL MUSEO DEL ROMANTiCiSMO

Neoclásico con dejes barrocos por fuera y romántico como eje temático por dentro, el Palacio del Marqués de Matallana fue proyectado...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE: 
EL MUSEO CERRALBO

A la altura de la fortuna, de la cultura, del lema familiar, “Muera la vida, viva la fama”, del mecenazgo y ¿del ego? del Marqués...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
EL MUSEO CERRALBO

A la altura de la fortuna, de la cultura, del lema familiar, “Muera la vida, viva la fama”, del mecenazgo y ¿del ego? del Marqués de...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
EL PLANETARiO DE MADRiD

Promovido por Enrique Tierno Galván (1918-1986) y situado en el Parque epónimo, a unos 600 metros por encima del nivel del mar...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
LA ESTACiÓN DE ATOCHA

Como el Ave Fénix, la céntrica Estación ferroviaria madrileña del Mediodía o del Sur -cuando se inauguró como embarcadero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
LA ESTACiÓN DE ATOCHA

Como el Ave Fénix, la céntrica Estación ferroviaria madrileña del Mediodía o del Sur -cuando se inauguró como embarcadero...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT FANZiNE:
EL MERCADO DE ANTÓN MARTíN

Para conocer la Historia de Antón Martín, no te puedes perder el Fanzine "Mi Petit Mercado (nº1) de Antón Martín"...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL CORREO!

Desde que se inventó la escritura, los hombres se han mandado mensajes y no siempre de amor. La comunicación por medio de... 

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL CORREO!

Desde que se inventó la escritura, los hombres se han mandado mensajes y no siempre de amor. La comunicación por medio de...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL CORREO!

Desde que se inventó la escritura, los hombres se han mandado mensajes y no siempre de amor. La comunicación por medio de...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DEL CORREO!

Desde que se inventó la escritura, los hombres se han mandado mensajes y no siempre de amor. La comunicación por medio de...

[Leer más...]

Imagen

DESDE (Mi PETiT) MADRiD CON AMOR

Si te quedas en (Mi Petit) Madrid este verano o si tienes intención de visitar la capital, no te olvides de mandar una postal a tus...

[Leer más...]

 Patrocinador

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail