Nuevas Ideas
Comer Beber

(Mi GRAN) HOMENAJE A… BOB DYLAN
EL PREMiO NOBEL FOLK

(Mi GRAN) HOMENAJE A… BOB DYLAN
EL PREMiO NOBEL FOLK

Imagen
Imagen

   Su crítica social, su compromiso político, y su lucha a través de la palabra -sobre todo en unos años 60 poco acostumbrados a tanta libertad de expresión en las canciones-, le pusieron en el punto de mira, y le encumbraron en muy poco tiempo como ícono y fenómeno. El que ha sido y es una de las figuras más influyentes para varias generaciones, tanto del siglo XX como del XXI (y no solo por haber vendido más de 100 millones de discos en el mundo), sigue en activo, mientras críticos e historiadores estudian su obra en la Universidad, cientos de bandas le rinden tributo, surgen versiones de debajo de las piedras, y la eterna nominación al Nobel de Literatura por fin se ha hecho realidad hoy, Miércoles 13 de octubre de 2016. (Gran) Homenaje a Bob Dylan, que con sólo 24 años, en una noche de “vómito” espiritual de 1965, después de una agotadora gira, escribió la que para muchos es la mejor canción de todos los tiempos: “Like a Rolling Stone”.


   Nació como Robert Allen Zimmerman el 24 de mayo de 1941, en una familia judía de Minnesota, de padres descendientes de ucranianos y lituanos, huidos de la persecución antisemita. Creció escuchando la radio y soñando con los temas de Elvis y Little Richard, a los que imitó en cuanto pudo coger un instrumento. Con 18 años, se mudó a Minneapolis para ir a la Universidad, pero el folk se cruzó en su camino, y no duró ni 1 año en el campus. Aquel estilo musical era lo que Bobby andaba buscando, y el joven apartó un rock que consideraba superficial para nutrirse de aquel folk intimista y con contenido, sobre todo del que salía de las manos y voz de su gran ídolo, Woody Guthrie, el cantante de los pobres y oprimidos, ya por entonces en la etapa final de un trastorno neuropsiquiátrico del que murió pocos años después.


   Tal era su adoración que en 1961 cogió su petate, y se largó a Nueva York con el único propósito de conocerlo en persona. Fue imposible, pero el muchacho se quedó en la Gran Manzana y empezó a buscarse la vida tocando en varios clubes, sorprendiendo al público con su saber hacer y juventud, y poniéndose en boca de todos hasta acabar tocando la armónica para el disco de una joven cantautora llamada Carolyn Hester. Aquel fue un gran día, porque allí, junto a ella, estaba John H. Hammond, el crítico y productor musical que ya había echado el ojo entre otros a Billie Holliday o Teddy Wilson (y con el tiempo haría lo propio con Aretha Franklin, Leonard Cohen o Bruce Springsteen) y que aquella tarde no tuvo ojos para nadie más que Dylan.


   Fue entonces cuando Robert decidió cambiar su nombre. Según unos, por la supuesta influencia de una serie de tv y su personaje llamado Matt Dillon (nada que ver con el actor que hoy todos conocemos); según otros, aunque al principio el músico lo negó, por su admiración por la obra del poeta Dylan Thomas. Sea como fuere, en el nuevo mundo musical al que acababa de acceder, si alguien le preguntaba por el nombre, su respuesta rápida era Bob Dylan, y en 1962, con su nuevo apodo y un reluciente contrato con la discográfica Columbia Records de la mano de Hammond, publicó su primer trabajo, “Bob Dylan”, que apenas vendió 5.000 copias. La compañía, que claro está, sólo miraba los números, estaba ultimando ya su salida, cuando la espontánea defensa de uno de sus grandes fichajes, Johnny Cash, y el empeño de Hammond le salvaron.


   Al año siguiente, lanzó “The Freewheelin” (1963), un trabajo cargado de protesta social que incluía “Blowin’ in the wind”. En una época en que importaba mucho lo que se decía y cómo se decía, Dylan había escogido la poesía y el folk para transmitir su mensaje, y aquella letra marcó un antes y un después. Pero curiosamente su música llegó primero a una gran mayoría de púbico a través de otros intérpretes que le versionaban, entre ellos Joan Baez, que en su papel de mentora y ¿amante?, paseó a aquel joven inexperto por los principales escenarios del panorama musical, entre ellos en la mítica actuación de ese mismo año en la Marcha por los Derechos Civiles de Washington.


   Con su tercer álbum “The times are a-Changin’’ (1964), Dylan dio un paso más. De lo social saltó a lo político, tomando como inspiración hechos reales con los que cuestionó la maldad, desigualdad, crueldad y debilidad del ser humano. Aquel jovencito tenía las ideas muy claras, y llegó a dar plantón al equipo del programa de televisión The Ed Sullivan Show, cuando los jefazos de la cadena CBS quisieron censurarle uno de los temas que iba a interpretar. 


   Pero su verdadera revolución llegó en 1965, su gran año, cuando sacó su 5º disco, “Bringing it all back home”, en el que inesperadamente le puso los cuernos al folk para caer en las redes del rock. Lo hizo en directo con nada más y nada menos que una Fender Stratocaster, lo que despertó todo tipo de reacciones, e incluso la ira de algunos de sus seguidores más puristas. Una vez más, Dylan había cambiado las reglas del juego. El músico creía tanto en el poder de la palabra que a la hora de grabar el vídeo del single “Subterranean Homesick Blues” (1965) mantuvo un plano fijo en el que se le veía pasar tarjetones con frases de lo que iba cantando. Aquel sencillo gesto robó todo el protagonismo a la imagen para concedérselo a su querida letra, en un resultado visual tan versionado como sus canciones (sin ir más lejos la declaración más bonita de la película “Love Actually” sigue este formato).


   De 1965 también es “Like a Rolling Stone”, el single adelanto de su siguiente trabajo “Highway 61 Revisited”, y que a pesar de sus 6 minutos de duración se convirtió en su mayor éxito internacional hasta entonces, con 12 semanas en las listas estadounidenses  y cientos de artistas como Jimi Hendrix o The Rolling Stones, rindiéndose a sus pies con su propia versión. Sobre su letra y a quién podría aludir, hubo muchas elucubraciones. Desde Warhol, al que se dice, se cuenta, se rumorea, Dylan había cogido manía por su trato hacia la actriz y modelo Edie Sedwick con la que se le relacionó; hasta la mismísima Joan Baez, o también la cantante e intérprete Marianne Faithfull… A pesar de sonar los nombres de tantas mujeres en su vida, Bob volvió a sorprender al casarse en secreto, en noviembre del 65, con Sara Lownds, una ex modelo y actriz con la que tuvo 4 hijos, entre ellos Jakob, el único en seguir los pasos musicales de su padre.


   A estas alturas, convertido en icono generacional, cultural y social, un accidente de moto ocurrido en julio de 1966, paró en seco su ritmo frenético. En realidad, nunca se supo realmente la gravedad de las heridas, no hubo ingreso hospitalario, y hay quien asegura que todo fue mentira. Verdad o no, lo cierto es que Dylan aprovechó para escapar de la vorágine en la que se había metido y anular una inminente gira, que no retomó ¡hasta 8 años después!, en 1974. Durante casi 1 década, se retiró de los escenarios y la vida pública, para refugiarse en el hogar junto a Sara. Pintó, probó con el country, y en 1967, grabó un montón de temas en el sótano de su casa (donde tenía su estudio), de los que se publicaron antes las versiones que los originales, que no vieron la luz hasta 1975,  bajo el título de “The Basement Tapes”.


   En estos años, Bobby se rodeó por primera vez de una formación fija, The Band, con los que estaría hasta 1976, y a los que dijo adiós a lo grande con un concierto de despedida en el que participaron Joni Mitchell, Van Morrison y Neil Young, entre otros, y del que quedó documento gráfico gracias a Martin Scorsese. En 1972, a petición del cineasta Sam Peckinpah, el compositor hizo la banda sonora de “Pat Garrett y Billy el niño”, cuya canción “Knockin’ On Heaven’s Door” superó con creces el éxito de la película. A punto de acabar la década, en 1977, Dylan se separó de Sara, lo que le inspiró su trabajo “Blood on the Tracks”, uno de los mejores álbumes de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone, y sin duda, su mejor trabajo en los 70.


   Con su regreso, asomó un Dylan más calmado, padre, sentimental, que dejaba atrás una verborrea a veces incomprendida, y optaba por la sencillez. Con un ritmo de disco al año, los 80 fueron la década de un músico de sobra respetado, que seguía levantando revuelo con cada concierto o aparición, que en el 86 celebró sus 25 años de carrera musical, y que en el 88 arrancó una gira con un título premonitorio, “Never Ending Tour” (“La gira interminable”) con la que bautizó todos sus conciertos hasta el momento. Ese mismo año llegó otro escarceo “bandil” con sus mejores amigos de batalla y escenarios. Fue entre una broma y accidente, pero una noche, mientras George Harrison, Jeff Lynne (Electric Light Orchestra), Roy Orbison y Tom Petty pasaban el rato tocando en casa de Dylan, el ex Beatle les propuso grabar un tema destinado a ser la cara B de su siguiente trabajo. Cuando la discográfica lo tuvo entre manos, flipó, y así nació un grupo brutal de genios musicales talluditos que bajo el nombre The Travelling Wilburys sacaron 2 únicos discos, e hicieron gozar a incrédulos seguidores.


   A Dylan le empezaron a llover los reconocimientos. En 1988, entró en el Salón de la Fama del Rock&Roll de la mano de Bruce Springsteen que dijo: “Bob liberó tu mente del mismo modo que Elvis liberó tu cuerpo”. En 1990, fue ordenado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia; en 2000, recibió el Premio de la Música Polar de la Real Academia Sueca de Música; en 2007, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes; en 2008, el reconocimiento honorario del Premio Pulitzer por su impacto en la música popular y en la cultura americana; en 2012, la Medalla Presidencial de la Libertad del Presidente Barack Obama; y en 2016, el Premio Nobel de Literatura.


   Pero, por encima de todo, se encuentran sus cientos de canciones, videos, documentales, entrevistas, biografías, conciertos, bandas sonoras, y tributos, que nos recuerdan que Bob Dylan es mucho más que esos ojos tristes. Dylan ha hecho historia porque supo ver más allá de la melodía, y plantearse otra manera de ser escritor, y su especial atención a las letras cambió nuestra manera de hacer y escuchar música.


                                         (De Lidia Martín, el 13 de octubre de 2016)


Referencias útiles:
Para seguir los pasos poéticos de BOB DYLAN, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.

PD: Ilustración by John Devolle.


[Volver a Mi Petit Homenaje, DiscotecaCallejero o Blogosfera]

   Su crítica social, su compromiso político, y su lucha a través de la palabra -sobre todo en unos años 60 poco acostumbrados a tanta libertad de expresión en las canciones-, le pusieron en el punto de mira, y le encumbraron en muy poco tiempo como ícono y fenómeno. El que ha sido y es una de las figuras más influyentes para varias generaciones, tanto del siglo XX como del XXI (y no solo por haber vendido más de 100 millones de discos en el mundo), sigue en activo, mientras críticos e historiadores estudian su obra en la Universidad, cientos de bandas le rinden tributo, surgen versiones de debajo de las piedras, y la eterna nominación al Nobel de Literatura por fin se ha hecho realidad hoy, Miércoles 13 de octubre de 2016. (Gran) Homenaje a Bob Dylan, que con sólo 24 años, en una noche de “vómito” espiritual de 1965, después de una agotadora gira, escribió la que para muchos es la mejor canción de todos los tiempos: “Like a Rolling Stone”.


   Nació como Robert Allen Zimmerman el 24 de mayo de 1941, en una familia judía de Minnesota, de padres descendientes de ucranianos y lituanos, huidos de la persecución antisemita. Creció escuchando la radio y soñando con los temas de Elvis y Little Richard, a los que imitó en cuanto pudo coger un instrumento. Con 18 años, se mudó a Minneapolis para ir a la Universidad, pero el folk se cruzó en su camino, y no duró ni 1 año en el campus. Aquel estilo musical era lo que Bobby andaba buscando, y el joven apartó un rock que consideraba superficial para nutrirse de aquel folk intimista y con contenido, sobre todo del que salía de las manos y voz de su gran ídolo, Woody Guthrie, el cantante de los pobres y oprimidos, ya por entonces en la etapa final de un trastorno neuropsiquiátrico del que murió pocos años después.


   Tal era su adoración que en 1961 cogió su petate, y se largó a Nueva York con el único propósito de conocerlo en persona. Fue imposible, pero el muchacho se quedó en la Gran Manzana y empezó a buscarse la vida tocando en varios clubes, sorprendiendo al público con su saber hacer y juventud, y poniéndose en boca de todos hasta acabar tocando la armónica para el disco de una joven cantautora llamada Carolyn Hester. Aquel fue un gran día, porque allí, junto a ella, estaba John H. Hammond, el crítico y productor musical que ya había echado el ojo entre otros a Billie Holliday o Teddy Wilson (y con el tiempo haría lo propio con Aretha Franklin, Leonard Cohen o Bruce Springsteen) y que aquella tarde no tuvo ojos para nadie más que Dylan.


   Fue entonces cuando Robert decidió cambiar su nombre. Según unos, por la supuesta influencia de una serie de tv y su personaje llamado Matt Dillon (nada que ver con el actor que hoy todos conocemos); según otros, aunque al principio el músico lo negó, por su admiración por la obra del poeta Dylan Thomas. Sea como fuere, en el nuevo mundo musical al que acababa de acceder, si alguien le preguntaba por el nombre, su respuesta rápida era Bob Dylan, y en 1962, con su nuevo apodo y un reluciente contrato con la discográfica Columbia Records de la mano de Hammond, publicó su primer trabajo, “Bob Dylan”, que apenas vendió 5.000 copias. La compañía, que claro está, sólo miraba los números, estaba ultimando ya su salida, cuando la espontánea defensa de uno de sus grandes fichajes, Johnny Cash, y el empeño de Hammond le salvaron.


   Al año siguiente, lanzó “The Freewheelin” (1963), un trabajo cargado de protesta social que incluía “Blowin’ in the wind”. En una época en que importaba mucho lo que se decía y cómo se decía, Dylan había escogido la poesía y el folk para transmitir su mensaje, y aquella letra marcó un antes y un después. Pero curiosamente su música llegó primero a una gran mayoría de púbico a través de otros intérpretes que le versionaban, entre ellos Joan Baez, que en su papel de mentora y ¿amante?, paseó a aquel joven inexperto por los principales escenarios del panorama musical, entre ellos en la mítica actuación de ese mismo año en la Marcha por los Derechos Civiles de Washington.


   Con su tercer álbum “The times are a-Changin’’ (1964), Dylan dio un paso más. De lo social saltó a lo político, tomando como inspiración hechos reales con los que cuestionó la maldad, desigualdad, crueldad y debilidad del ser humano. Aquel jovencito tenía las ideas muy claras, y llegó a dar plantón al equipo del programa de televisión The Ed Sullivan Show, cuando los jefazos de la cadena CBS quisieron censurarle uno de los temas que iba a interpretar. 


   Pero su verdadera revolución llegó en 1965, su gran año, cuando sacó su 5º disco, “Bringing it all back home”, en el que inesperadamente le puso los cuernos al folk para caer en las redes del rock. Lo hizo en directo con nada más y nada menos que una Fender Stratocaster, lo que despertó todo tipo de reacciones, e incluso la ira de algunos de sus seguidores más puristas. Una vez más, Dylan había cambiado las reglas del juego. El músico creía tanto en el poder de la palabra que a la hora de grabar el vídeo del single “Subterranean Homesick Blues” (1965) mantuvo un plano fijo en el que se le veía pasar tarjetones con frases de lo que iba cantando. Aquel sencillo gesto robó todo el protagonismo a la imagen para concedérselo a su querida letra, en un resultado visual tan versionado como sus canciones (sin ir más lejos la declaración más bonita de la película “Love Actually” sigue este formato).


   De 1965 también es “Like a Rolling Stone”, el single adelanto de su siguiente trabajo “Highway 61 Revisited”, y que a pesar de sus 6 minutos de duración se convirtió en su mayor éxito internacional hasta entonces, con 12 semanas en las listas estadounidenses  y cientos de artistas como Jimi Hendrix o The Rolling Stones, rindiéndose a sus pies con su propia versión. Sobre su letra y a quién podría aludir, hubo muchas elucubraciones. Desde Warhol, al que se dice, se cuenta, se rumorea, Dylan había cogido manía por su trato hacia la actriz y modelo Edie Sedwick con la que se le relacionó; hasta la mismísima Joan Baez, o también la cantante e intérprete Marianne Faithfull… A pesar de sonar los nombres de tantas mujeres en su vida, Bob volvió a sorprender al casarse en secreto, en noviembre del 65, con Sara Lownds, una ex modelo y actriz con la que tuvo 4 hijos, entre ellos Jakob, el único en seguir los pasos musicales de su padre.


   A estas alturas, convertido en icono generacional, cultural y social, un accidente de moto ocurrido en julio de 1966, paró en seco su ritmo frenético. En realidad, nunca se supo realmente la gravedad de las heridas, no hubo ingreso hospitalario, y hay quien asegura que todo fue mentira. Verdad o no, lo cierto es que Dylan aprovechó para escapar de la vorágine en la que se había metido y anular una inminente gira, que no retomó ¡hasta 8 años después!, en 1974. Durante casi 1 década, se retiró de los escenarios y la vida pública, para refugiarse en el hogar junto a Sara. Pintó, probó con el country, y en 1967, grabó un montón de temas en el sótano de su casa (donde tenía su estudio), de los que se publicaron antes las versiones que los originales, que no vieron la luz hasta 1975,  bajo el título de “The Basement Tapes”.


   En estos años, Bobby se rodeó por primera vez de una formación fija, The Band, con los que estaría hasta 1976, y a los que dijo adiós a lo grande con un concierto de despedida en el que participaron Joni Mitchell, Van Morrison y Neil Young, entre otros, y del que quedó documento gráfico gracias a Martin Scorsese. En 1972, a petición del cineasta Sam Peckinpah, el compositor hizo la banda sonora de “Pat Garrett y Billy el niño”, cuya canción “Knockin’ On Heaven’s Door” superó con creces el éxito de la película. A punto de acabar la década, en 1977, Dylan se separó de Sara, lo que le inspiró su trabajo “Blood on the Tracks”, uno de los mejores álbumes de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone, y sin duda, su mejor trabajo en los 70.


   Con su regreso, asomó un Dylan más calmado, padre, sentimental, que dejaba atrás una verborrea a veces incomprendida, y optaba por la sencillez. Con un ritmo de disco al año, los 80 fueron la década de un músico de sobra respetado, que seguía levantando revuelo con cada concierto o aparición, que en el 86 celebró sus 25 años de carrera musical, y que en el 88 arrancó una gira con un título premonitorio, “Never Ending Tour” (“La gira interminable”) con la que bautizó todos sus conciertos hasta el momento. Ese mismo año llegó otro escarceo “bandil” con sus mejores amigos de batalla y escenarios. Fue entre una broma y accidente, pero una noche, mientras George Harrison, Jeff Lynne (Electric Light Orchestra), Roy Orbison y Tom Petty pasaban el rato tocando en casa de Dylan, el ex Beatle les propuso grabar un tema destinado a ser la cara B de su siguiente trabajo. Cuando la discográfica lo tuvo entre manos, flipó, y así nació un grupo brutal de genios musicales talluditos que bajo el nombre The Travelling Wilburys sacaron 2 únicos discos, e hicieron gozar a incrédulos seguidores.


   A Dylan le empezaron a llover los reconocimientos. En 1988, entró en el Salón de la Fama del Rock&Roll de la mano de Bruce Springsteen que dijo: “Bob liberó tu mente del mismo modo que Elvis liberó tu cuerpo”. En 1990, fue ordenado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia; en 2000, recibió el Premio de la Música Polar de la Real Academia Sueca de Música; en 2007, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes; en 2008, el reconocimiento honorario del Premio Pulitzer por su impacto en la música popular y en la cultura americana; en 2012, la Medalla Presidencial de la Libertad del Presidente Barack Obama; y en 2016, el Premio Nobel de Literatura.


   Pero, por encima de todo, se encuentran sus cientos de canciones, videos, documentales, entrevistas, biografías, conciertos, bandas sonoras, y tributos, que nos recuerdan que Bob Dylan es mucho más que esos ojos tristes. Dylan ha hecho historia porque supo ver más allá de la melodía, y plantearse otra manera de ser escritor, y su especial atención a las letras cambió nuestra manera de hacer y escuchar música.


                                         (De Lidia Martín, el 13 de octubre de 2016)


Referencias útiles:
Para seguir los pasos poéticos de BOB DYLAN, conéctate a su web, su Facebook y su Twitter.

PD: Ilustración by John Devolle.


[Volver a Mi Petit Homenaje, DiscotecaCallejero o Blogosfera]

Imagen

2018

En el Biblioteca (muy personal) de Mi Petit Madrid, encontrarás libros originales y alternativos. Sus anaqueles virtuales se irán rellenando...

[Leer más...]

Imagen

EL TROTAJUEVES
LiBROS, ViAJES Y POESíA

Basta una ojeada por la animada web de El Trotajueves para comprobar la feliz convivencia entre un espacio virtual colmado de planes...

[Leer más...]

Imagen

¡FARiÑA LiBRE!

En febrero de este año, una jueza del municipio madrileño de Collado Villalba ordenaba el secuestro cautelar de un ensayo titulado Fariña...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) ADELiTA DEL MES:
CARMEN RiCO GODOY

Desde octubre de 2016, la historiadora de arte de formación y agitadora cultural y social de profesión o por obligación (en estos tiempos...

[Leer más...]

Imagen

REViSTA KiWi
PARA NiÑOS Y NiÑAS iNTRÉPiDOS

Cuando uno de los mejores recuerdos de su infancia son esas interminables horas que pasaban leyendo el Pequeño País o el Leo Leo...

[Leer más...]

Imagen

REViSTA KiWi
PARA NiÑOS Y NiÑAS iNTRÉPiDOS

Cuando uno de los mejores recuerdos de su infancia son esas interminables horas que pasaban leyendo el Pequeño País o el Leo Leo...

[Leer más...]

Imagen

MARíA LUQUE
Y SU CASA TRANSPARENTE EN LA FLM

Como todos, María Luque, argentina de nacimiento y de empadronamiento, empezó a dibujar cuando era niña, pero a diferencia de la mayoría...

[Leer más...]

Imagen

PROSTíBULO POÉTiCO
RECiTAR ES SEXY

El verso se hizo carne, o viceversa. En Prostíbulo Poético, se ofrenda sensualidad, placer y excitación a cambio de dinero, pero el trueque...

[Leer más...]

Imagen

ANA BLANDiANA
(EN LA FERiA DEL LiBRO DE MADRiD)

Ana Blandiana pasó años recluida en su propia casa sin teléfono ni correo postal por decisión de las autoridades rumanas...

[Leer más...]

Imagen

YAYOi KUSAMA
(VI RiZOMA)

Ha conseguido que algo tan simple como un punto, se eleve a la categoría de arte y resulte de una belleza extraordinaria...

[Leer más...]

Imagen

EL SALTO
PERiODiSMO iNDEPENDiENTE Y DiFERENTE

Mirar muy alto, saltar sin red y mantener siempre los pies sobre la tierra. Oxigena pensar que exista una redacción sin despachos, por la... 

[Leer más...]

Imagen

CARABANCHELEANDO
Y SU DiCCiONARiO DE LAS PERiFERiAS

A finales de 2017, el colectivo Carabancheleando, formado por el Grupo de Periferias del Observatorio Metropolitano y una red de...

[Leer más...]

Imagen

LEOPOLDO DE LUiS
(I CENTENARiO)

Hoy, Viernes 11 de mayo de 2018, se cumple el I Centenario del nacimiento del poeta, ensayista, crítico literario y hombre leal a la República...

[Leer más...]

Imagen

MiGUEL DE UNAMUNO
Y LA GUERRA (iN)CiViL

Con motivo de la presentación del libro En el torbellino. Unamuno y la Guerra Civil, de los hispanistas Colette y Jean-Claude Rabaté...

[Leer más...]

Imagen

EL CAPiTAL de la A a la Z
(BiCENTENARiO DE KARL MARX)

Fue uno de los pensadores más importantes de los siglos XIX y XX. Sus escritos sobre el desarrollo económico, la organización política...

[Leer más...]

Imagen

#MiLiBROPARAMADRiD

Durante la celebración de la Semana del Libro, del 23 al 29 de abril, el Ayuntamiento de Madrid te invita a que le cuentes a la ciudad...

[Leer más...]

Imagen

EN ALGÚN LUGAR DE... LA MEMORiA COLECTiVA
XXI LECTURA CONTiNUADA DE DON QUiJOTE

Solo superado por la Biblia, Don Quijote de la Mancha (1605 y 1615) -considerado, por la crítica así como por la Biblioteca Digital...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
SAN JORGE Y EL DRAGÓN

Hace exactamente 1715 años, hoy, Jorge de Capadocia, un hipotético soldado romano, pero venerado como un verdadero mártir cristiano...

[Leer más...]

Imagen

ANTONiO MUÑOZ MOLiNA
PALABRAS Y CiUDADES

Antonio Muñoz Molina está de actualidad por partida triple: por la reciente publicación de su última obra, Un andar solitario entre la gente...

[Leer más...]

Imagen

ViNÓMiCS
CÓMiCS CON SABOR A ViNO

Vinómics. Relatos gráficos con sabor a buen vino es una novela gráfica entretenida y original que une diferentes estilos de cómic y géneros...

[Leer más...]

Imagen

BENiTO PÉREZ GALDÓS
(LA NOCHE DE LOS LiBROS)

Fue una figura inusual en las letras españolas del siglo XIX. Autor de asombrosa capacidad creativa, escribió novelas, obras de teatro...

[Leer más...]

Imagen

WANGARi MAATHAi
LA MUJER ÁRBOL

La activista keniata Wangari Maathai es, sin lugar a dudas, una de las mujeres claves del siglo XX. Además de poseer un brillante expediente...

[Leer más...]

Imagen

LOS PREMiOS PULiTZER
de la A a la Z

En abril, como todos los años desde hace más de un siglo, se entregan los Premios Pulitzer. Aunque suelen estar vinculados con el periodismo...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
VOGUE

Para muchos, es la revista de tendencias más influyente del mundo. Para otros tantos, la Biblia de la moda. Su sencilla cabecera almacena...

[Leer más...]

Imagen

DONNA HARAWAY
(EN CiNETECA MADRiD)

A mediados de los años 80, la filósofa y antropóloga Donna Haraway revolucionó la forma de ver el mundo con su Manifiesto Cyborg...

[Leer más...]

Imagen

I FERiA DEL LiBRO POLíTiCO
DE MADRiD

Inspirándose en la feria Literal, dedicada al libro político, que se celebra en la ciudad de Barcelona desde el año 2015, La Oveja Roja...

[Leer más...]

Imagen

SHEiLA BLANCO
LA VOZ DEL OLViDO

Sheila Blanco creció rodeada de música gracias a sus padres, auténticos melómanos, que hicieron de los vinilos su ocio, con tardes enteras...

[Leer más...]

Imagen

¡FELiZ DíA MUNDiAL DE LA POESíA!
(EN LA ViLLA)

Hoy, Miércoles 21 de marzo de 2018 -como cada año desde 1999-, se celebra el Día Mundial de la Poesía. Una oportunidad única...

[Leer más...]

Imagen

ANTONiO GAMONEDA
EL POETA NECESARiO

Como todos los 21 de marzo, hoy se celebra el Día Internacional de la Poesía. Entre los muchos actos convocados, la Facultad de Filología...

[Leer más...]

Imagen

ViRGiLiO
(EN LA FUNDACiÓN MARCH)

Con motivo hoy, Martes 20 de mazo de 2018, de la conferencia enmarcada en el ciclo “Mecenas y su círculo: Virgilio y Horacio”...

[Leer más...]

Imagen

FiNDiNG FARiÑA... EN EL QUiJOTE

“La libertad de expresión es decir lo que la gente no quiere oír” (de George Orwell)...

[Leer más...]

Imagen

GEORGE ORWELL
(TEATRO GALiLEO)

Se convirtió en un intelectual de izquierdas no por leer a los pensadores clásicos del socialismo, el comunismo o el anarquismo, sino por sufrir...

[Leer más...]

Imagen

TEEN WOLF: DE PELO EN PECHO
EXPO-CÓMiC EN ARGANZUELA

En 1985, aprovechando el éxito de “Regreso al futuro”, la Metro Goldwyn Mayer sacó del cajón, en el que la tenía guardada, la primera...

[Leer más...]

Imagen

FRANK
O FRANCO EN ViÑETAS

La editorial Dibbuks acaba de publicar Frank, de Ximo Abadía. Un libro que, a pesar de lo reciente de su aparición, llega con más de...

[Leer más...]

Imagen

FRANK
O FRANCO EN ViÑETAS

La editorial Dibbuks acaba de publicar Frank, de Ximo Abadía. Un libro que, a pesar de lo reciente de su aparición, llega con más de...

[Leer más...]

Imagen

LEYENDO EL PAN...
...AMASANDO LiBROS

Considerado como el alimento básico de la dieta humana desde la prehistoria, el pan -comercializado por los egipcios- pasó de ser sagrado...

[Leer más...]

Imagen

CHEFUGEES
SOLiDARiDAD EN LA MESA

Se vieron obligados a dejar atrás su hogar pero se resisten a perder el sabor de su cocina. Chefugees es una palabra bella e inventada...

[Leer más...]

Imagen

ELiA TRALARÁ
¡CUÉNTAME UN CUENTO!

Su apellido artístico es pura música. Apostilla la vieja cantinela que dice “Vamos a contar mentiras”, porque a su manera, Elia Tralará...

[Leer más...]

Imagen

KATHERiNE MANSFiELD
(FiESTA EN EL JARDíN)

Con motivo de la lectura de Fiesta en el jardín, de la escritora neozelandesa, Katherine Mansfield (1888-1923), en la Fundación Entredós...

[Leer más...]

Imagen

KATHERiNE MANSFiELD
(FiESTA EN EL JARDíN)

Con motivo de la lectura de Fiesta en el jardín, de la escritora neozelandesa, Katherine Mansfield (1888-1923), en la Fundación Entredós...

[Leer más...]

Imagen

VANDANA SHiVA
(EN EL CBA)

Vandana Shiva es una filósofa y activista india que defiende el respeto a la naturaleza y el protagonismo de la mujer como vías para el cambio social...

[Leer más...]

Imagen

VERÓNiCA PENSOSi
TE CUENTO UNA ViDA

Su apellido Pensosi quiere decir “pensativo” en italiano, pero Verónica, de 45 años, es más bien un torbellino de palabras e ideas...

[Leer más...]

Imagen

VERÓNiCA PENSOSi
TE CUENTO UNA ViDA

Su apellido Pensosi quiere decir “pensativo” en italiano, pero Verónica, de 45 años, es más bien un torbellino de palabras e ideas...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) DOMiNGUERA:
DiANA ALLER

Orgullosa como ella sola y, a veces, muy chula (como otros muchos pero que nunca lo reconocerán), Diana acabó estudiando Filosofía...

[Leer más...]

Imagen

PACO MARTíN
LA PELUBRERíA DE LA ViLLA

Paco Martín, de 55 años, siempre ha sido un apasionado del arte, y aunque orientó su carrera hacia la estética, formándose en peluquería...

[Leer más...]

Imagen

LA GENERACiÓN DEL 87
ASí HEMOS CAMBiADO

La prensa generalista del año 87, del siglo pasado claro está, ocupaba sus portadas contando como los presidentes Reagan y Gorbachov...

[Leer más...]

Imagen

PiER PAOLO PASOLiNi
(EN EL CBA)

Con motivo del ciclo “Cuentos de cine”, organizado por el cine del Círculo de Bellas Artes, donde se proyectará “Mamma Roma”, el segundo largometraje...

[Leer más...]

Imagen

VARASEK
POESíA, ViAJES & ROCK’N’ROLL

En 2012, Beatriz Ruibal convenció a sus tres amigos, Enrique Mercado y Antonio y Gonzalo Cordero, para fundar una editorial más o menos…

[Leer más...]

Imagen

30 AÑOS SiN LA BOLA DE CRiSTAL
(1º HOMENAJE)

“Fuimos libres, fue como un oasis en mitad de un desierto. La época más divertida de mi vida”, declaraba Lolo Rico en la presentación del libro...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A... iNTERViÚ
CUATRO DÉCADAS DE PRiMERAS VECES

Hace 41 años, el 22 de mayo cayó en lunes. En los kioscos las portadas tradicionales se estremecían para hacer hueco a la llegada de una revista...

[Leer más...]

Imagen

2017

En el Biblioteca (muy personal) de Mi Petit Madrid, encontrarás libros originales y alternativos. Sus anaqueles virtuales se irán rellenando...

[Leer más...]

Imagen

LAS MALAS COMPAÑíAS
UNA EDiTORiAL SOLiDARiA

Mucha de la literatura del mundo no está escrita. Ana Cristina Herreros, escritora, narradora y editora, lo sabe mejor que nadie...

[Leer más...]

Imagen

LAS MALAS COMPAÑíAS
UNA EDiTORiAL SOLiDARiA

Mucha de la literatura del mundo no está escrita. Ana Cristina Herreros, escritora, narradora y editora, lo sabe mejor que nadie...

[Leer más...]

Imagen

WU MiNG
THiS REVOLUTiON iS FACELESS

Mucho antes de que el debate sobre los derechos de autor, la piratería y las licencias Creative Commons saltase a los medios de comunicación...

[Leer más...]

Imagen

WU MiNG
THiS REVOLUTiON iS FACELESS

Mucho antes de que el debate sobre los derechos de autor, la piratería y las licencias Creative Commons saltase a los medios de comunicación...

[Leer más...]

Imagen

AZORíN
UN ESCRiTOR ¿Y SU CiRCUNSTANCiA?

Con motivo del 50º aniversario del fallecimiento de José Martínez Ruiz (1873-1967) aka Azorín, la Biblioteca Nacional rendirá homenaje a...

[Leer más...]

Imagen

KAZUO iSHiGURO
DE LA "A" A LA "Z"

Tras la polémica generada por la Academia Sueca al otorgar, el pasado año, el Premio Nobel de Literatura al cantante y compositor Bob Dylan...

[Leer más...]

Imagen

ANSELMO LORENZO
EL ABUELO DEL ANARQUiSMO ESPAÑOL

Fue uno de los primeros en dar a conocer en nuestro país el pensamiento libertario, doctrina política que conoció después de entrevistarse...

[Leer más...]

Imagen

ANSELMO LORENZO
EL ABUELO DEL ANARQUiSMO ESPAÑOL

Fue uno de los primeros en dar a conocer en nuestro país el pensamiento libertario, doctrina política que conoció después de entrevistarse...

[Leer más...]

Imagen

PASiÓN NO ES PALABRA CUALQUiERA
by JOSERRA RODRiGO

Dice Joserra Rodrigo que, incluso dormido, piensa en música. Este apasionado del rock y el soul no es ni periodista musical, ni músico...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail