Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Imagen
Imagen

   Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto para pasar desapercibido como para llamar la atención. Una esquizofrenia, perdón, industria que mueve millones… y que, al estar tan íntimamente relacionada con la moda, ha conseguido que algunos modelos se hayan convertido en iconos que han pasado a la historia.


   Todo empezó, dicen, hace más de 3.000 años por imperiosa necesidad. Los pueblos de pescadores inuit del Ártico, que vivían todo el año rodeados de nieve y hielo, a pleno sol, buscaron una solución para que el constante reflejo blanco del astro rey en sus ojos dejara de cegarles. Inventaron unos artefactos, hechos con conchas y maderas (algo parecido a las actuales gafas de bucear), con unas mínimas ranuras que no impidieran la visión, pero que limitaran considerablemente la luminosidad ambiental. Sin saberlo, los esquimales acaban de inventar las primeras gafas del sol de la historia de la humanidad, que, en 1965, inspirarían a André Courrèges su famoso modelo de plástico, descrito por los medios de la época como “futurista”, a pesar de que el propio diseñador las llamara (¡cómo no!) “inuit”.


   Mientras tanto en Europa, las primeras lentes de sol llegaron de la mano del emperador Nerón (37-68 a.C.), quien miraba las luchas de gladiadores a través de una esmeralda. Según la teoría (hoy rebatida) de algunos historiadores, el a veces déspota romano tenía un defecto de visión y el cristal de la piedra corregía su miopía o hipermetropía. Pero, en las gradas, seguro que todo el mundo ya sabía que simplemente el color innato de la piedra preciosa impedía que la arena del coso cegara la vista del que arbitraba, con un solo pulgar, la muerte de los “concursantes”.


   Mucho más tarde, allá por el siglo XII, en China, se sabe que los jueces no querían que sus ojos revelaran el veredicto o dejaran intuir por dónde iban a ir los tiros de su decisión ante el caso (se ve que lo de disimular se les daba fatal), así que comenzaron a utilizar cristales ahumados para que nadie pudiera ver la expresión de sus ojos. ¿De ahí el lema que la Justicia es ciega?


   Si la creación de las primeras gafas graduadas por parte de artesanos venecianos, que utilizaban cristal de Murano, datan del siglo XIII, habría que esperar hasta el siglo XVIII, para que sus cristales empezaran a oscurecerse por, como suele pasar, razones médicas. Al constatar que, entre muchos otros síntomas, los enfermos de sífilis sufrían fotosensibilidad, que les provocaban fuertes crisis de migrañas, el óptico británico James Ayscough tintó de color azul o verde los cristales, que desde hacía muy poco, se fijaban en patillas con un puente nasal, elementos que hasta entonces no existían.


   El uso de las gafas de sol se democratizó gracias a un doctor muy listo (de los muchos que abundan por la Universidad de Harvard), que inventó las lentes polarizadas. En 1929, Edwin Land patentó su idea de utilizar un filtro sintético para polarizar la luz, es decir, filtrar las radiaciones dañinas para el ojo e impedir el deslumbramiento. Las aplicaciones no tardaron en llegar. A principios de los años 30 (del siglo XX), no solo la empresa Baush & Lomb recibiría el encargo de fabricar unas gafas que protegieran los ojos de los aviadores del Ejército de los Estados Unidos de los rayos del sol, al origen de las archifamosas Ray-Ban, que nacieron en 1937 y cuyo modelo Aviator (aviador) continúa siendo uno de los más vendidos y reconocidos en el mundo; sino que, el mismo año, los laboratorios Land-Wheelwright lanzarían el mítico primer modelo de cámaras instantáneas Polaroid.


   A partir de la década de los 40, en un principio, para protegerse de la potente luz de los focos de la industria del cine, las gafas de sol pasaron a ser un elemento inseparable de los actores de Hollywood durante el rodaje y, más adelante, de los cantantes de rock durante los ensayos. Pero, era sin contar con otro modelo de Ray Ban, las Wayfarer, que triunfó tanto entre los famosos (con ganas de anonimato o de disimular ojeras después de una noche de farra), de Cary Grant a Grace Kelly, que las gafas de sol empezaron a salir a la calle y en las revistas de moda.


   Los años 60, como en tantas otras cosas, marcaron un antes y un después en la historia de las gafas de sol, con la llegada del plástico a nuestras vidas. Utilizado en lugar del vidrio, las gafas empezaron a pesar menos y a ser más cómodas, una cualidad que hasta entonces había brillado por su ausencia. Y en un abrir y cerrar de ojos, las gafas de sol se popularizaron como un complemento de moda más.


   “Reinventarse o morir” fue sin duda el lema de los 90. Gracias a las investigaciones y a las novedades tecnológicas, las gafas de sol se fueron haciendo cada vez más sofisticadas. Primero, aparecieron las primeras lentes plásticas fotocromáticas, capaces de adaptar su color a las condiciones de luz, de manera que la misma gafa vale para exterior y para interior, sin necesidad de tener que llevar dos pares. Y después, las grandes marcas, íntimamente unidas al boom de las supermodelos, hicieron el resto.


   Desde entonces, muchos modelos de gafas de sol se identifican con las personas que las han llevado como, a modo de ejemplos nostálgico, el cat-eyed de Audrey Hepburn, las oversized de Jackie Kennedy, las Ray Ban Aviador en oro de 14 quilates de Elvis, las de montura de corazón de la protagonista de la película “Lolita” de Stanley Kubrick o las redondas y tintadas de amarillo de John Lennon. Y así llevamos mucho tiempo, por cristales ajenos o interpuestos, viendo la vida de otro color...


                                               (De Abigail C., el 17 de julio de 2017)


Referencias útiles:
¿DÓNDE ENCONTRAR TUS GAFAS DE SOL EN MADRiD?


(1) Alohe Óptica (en la ilustración)
Calle de San Andrés, 2
28004 Madrid
915 219 585
M Tribunal
Horario: de Lunes a Sábado, de 11h a 14h y de 17h a 20h30.

(2) En GafaVintage (ver la ilustración)
Calle de Santiago, 9
28013 Madrid
698 174 189
M Ópera / Sol
Horario:
- Los Lunes: de 10h15 a 13h15 y de 16h15 a 19h30;
- De Martes a Viernes: de 10h15 a 13h15 y de 16h15 a 20h;
- Los Sábados: de 11h a 15h y de 16h a 17h.


(3) L’Atelier Óptica (ver la ilustración)
Calle de Moratín, 18
28014 Madrid
910 295 536
M Antón Martín
Horario:
- De Lunes a Viernes: de 10h30 a 14h30 y de 16h30 a 21h;
- Los Sábados: de 10h30 a 14h30.


(4) La Gafería (ver la ilustración)
Calle de Goya, 6-8
28001 Madrid
915 773 726
M Velázquez
Horario: de Lunes a Sábado, de 10h30 a 20h30.


(5) Óptica Caribou (ver la ilustración)
Calle del Espíritu Santo, 14
28004 Madrid
915 212 033
M Tribunal
Horario: de Lunes a Sábado, de 11h a 14h30 y de 17h30 a 21h.


[Volver a Mi Petit Armario, Verano, Callejero o Blogosfera]

   Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto para pasar desapercibido como para llamar la atención. Una esquizofrenia, perdón, industria que mueve millones… y que, al estar tan íntimamente relacionada con la moda, ha conseguido que algunos modelos se hayan convertido en iconos que han pasado a la historia.


   Todo empezó, dicen, hace más de 3.000 años por imperiosa necesidad. Los pueblos de pescadores inuit del Ártico, que vivían todo el año rodeados de nieve y hielo, a pleno sol, buscaron una solución para que el constante reflejo blanco del astro rey en sus ojos dejara de cegarles. Inventaron unos artefactos, hechos con conchas y maderas (algo parecido a las actuales gafas de bucear), con unas mínimas ranuras que no impidieran la visión, pero que limitaran considerablemente la luminosidad ambiental. Sin saberlo, los esquimales acaban de inventar las primeras gafas del sol de la historia de la humanidad, que, en 1965, inspirarían a André Courrèges su famoso modelo de plástico, descrito por los medios de la época como “futurista”, a pesar de que el propio diseñador las llamara (¡cómo no!) “inuit”.


   Mientras tanto en Europa, las primeras lentes de sol llegaron de la mano del emperador Nerón (37-68 a.C.), quien miraba las luchas de gladiadores a través de una esmeralda. Según la teoría (hoy rebatida) de algunos historiadores, el a veces déspota romano tenía un defecto de visión y el cristal de la piedra corregía su miopía o hipermetropía. Pero, en las gradas, seguro que todo el mundo ya sabía que simplemente el color innato de la piedra preciosa impedía que la arena del coso cegara la vista del que arbitraba, con un solo pulgar, la muerte de los “concursantes”.


   Mucho más tarde, allá por el siglo XII, en China, se sabe que los jueces no querían que sus ojos revelaran el veredicto o dejaran intuir por dónde iban a ir los tiros de su decisión ante el caso (se ve que lo de disimular se les daba fatal), así que comenzaron a utilizar cristales ahumados para que nadie pudiera ver la expresión de sus ojos. ¿De ahí el lema que la Justicia es ciega?


   Si la creación de las primeras gafas graduadas por parte de artesanos venecianos, que utilizaban cristal de Murano, datan del siglo XIII, habría que esperar hasta el siglo XVIII, para que sus cristales empezaran a oscurecerse por, como suele pasar, razones médicas. Al constatar que, entre muchos otros síntomas, los enfermos de sífilis sufrían fotosensibilidad, que les provocaban fuertes crisis de migrañas, el óptico británico James Ayscough tintó de color azul o verde los cristales, que desde hacía muy poco, se fijaban en patillas con un puente nasal, elementos que hasta entonces no existían.


   El uso de las gafas de sol se democratizó gracias a un doctor muy listo (de los muchos que abundan por la Universidad de Harvard), que inventó las lentes polarizadas. En 1929, Edwin Land patentó su idea de utilizar un filtro sintético para polarizar la luz, es decir, filtrar las radiaciones dañinas para el ojo e impedir el deslumbramiento. Las aplicaciones no tardaron en llegar. A principios de los años 30 (del siglo XX), no solo la empresa Baush & Lomb recibiría el encargo de fabricar unas gafas que protegieran los ojos de los aviadores del Ejército de los Estados Unidos de los rayos del sol, al origen de las archifamosas Ray-Ban, que nacieron en 1937 y cuyo modelo Aviator (aviador) continúa siendo uno de los más vendidos y reconocidos en el mundo; sino que, el mismo año, los laboratorios Land-Wheelwright lanzarían el mítico primer modelo de cámaras instantáneas Polaroid.


   A partir de la década de los 40, en un principio, para protegerse de la potente luz de los focos de la industria del cine, las gafas de sol pasaron a ser un elemento inseparable de los actores de Hollywood durante el rodaje y, más adelante, de los cantantes de rock durante los ensayos. Pero, era sin contar con otro modelo de Ray Ban, las Wayfarer, que triunfó tanto entre los famosos (con ganas de anonimato o de disimular ojeras después de una noche de farra), de Cary Grant a Grace Kelly, que las gafas de sol empezaron a salir a la calle y en las revistas de moda.


   Los años 60, como en tantas otras cosas, marcaron un antes y un después en la historia de las gafas de sol, con la llegada del plástico a nuestras vidas. Utilizado en lugar del vidrio, las gafas empezaron a pesar menos y a ser más cómodas, una cualidad que hasta entonces había brillado por su ausencia. Y en un abrir y cerrar de ojos, las gafas de sol se popularizaron como un complemento de moda más.


   “Reinventarse o morir” fue sin duda el lema de los 90. Gracias a las investigaciones y a las novedades tecnológicas, las gafas de sol se fueron haciendo cada vez más sofisticadas. Primero, aparecieron las primeras lentes plásticas fotocromáticas, capaces de adaptar su color a las condiciones de luz, de manera que la misma gafa vale para exterior y para interior, sin necesidad de tener que llevar dos pares. Y después, las grandes marcas, íntimamente unidas al boom de las supermodelos, hicieron el resto.


   Desde entonces, muchos modelos de gafas de sol se identifican con las personas que las han llevado como, a modo de ejemplos nostálgico, el cat-eyed de Audrey Hepburn, las oversized de Jackie Kennedy, las Ray Ban Aviador en oro de 14 quilates de Elvis, las de montura de corazón de la protagonista de la película “Lolita” de Stanley Kubrick o las redondas y tintadas de amarillo de John Lennon. Y así llevamos mucho tiempo, por cristales ajenos o interpuestos, viendo la vida de otro color...


                                               (De Abigail C., el 17 de julio de 2017)


Referencias útiles:
¿DÓNDE ENCONTRAR TUS GAFAS DE SOL EN MADRiD?


(1) Alohe Óptica (en la ilustración)
Calle de San Andrés, 2
28004 Madrid
915 219 585
M Tribunal
Horario: de Lunes a Sábado, de 11h a 14h y de 17h a 20h30.

(2) En GafaVintage (ver la ilustración)
Calle de Santiago, 9
28013 Madrid
698 174 189
M Ópera / Sol
Horario:
- Los Lunes: de 10h15 a 13h15 y de 16h15 a 19h30;
- De Martes a Viernes: de 10h15 a 13h15 y de 16h15 a 20h;
- Los Sábados: de 11h a 15h y de 16h a 17h.


(3) L’Atelier Óptica (ver la ilustración)
Calle de Moratín, 18
28014 Madrid
910 295 536
M Antón Martín
Horario:
- De Lunes a Viernes: de 10h30 a 14h30 y de 16h30 a 21h;
- Los Sábados: de 10h30 a 14h30.


(4) La Gafería (ver la ilustración)
Calle de Goya, 6-8
28001 Madrid
915 773 726
M Velázquez
Horario: de Lunes a Sábado, de 10h30 a 20h30.


(5) Óptica Caribou (ver la ilustración)
Calle del Espíritu Santo, 14
28004 Madrid
915 212 033
M Tribunal
Horario: de Lunes a Sábado, de 11h a 14h30 y de 17h30 a 21h.


[Volver a Mi Petit Armario, Verano, Callejero o Blogosfera]

Imagen

GALiCiA
SABERES & SABORES

Llega a la Villa la tienda pop-up Galicia. Saberes y sabores, dedicada a la gastronomía, la artesanía y la cultura gallega y donde los visitantes...

[Leer más...]

Imagen

LOLA LO BORDA
COSER Y CONTAR

En plena corriente de bordado reivindicativo en Estados Unidos, este acto, por contradictorio que pueda parecer, ha pasado de femenino... 

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino…

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino…

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino… 

[Leer más...]

Imagen

PELAYO MUY A PECHO
THiNK PiNK!

Comprendido entre las calles de Fernando VI y Gravina, el colectivo Enjoy Pelayo Street, que reúne a numerosos comerciantes...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A...
MANUEL PERTEGAZ

Las generaciones más jóvenes oyeron su nombre por primera vez en 2004 cuando la Casa Real le encargó el vestido de novia de doña...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) HOMENAJE A...
MANUEL PERTEGAZ

Las generaciones más jóvenes oyeron su nombre por primera vez en 2004 cuando la Casa Real le encargó el vestido de novia de doña... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº62):
LAS CHANCLAS

Con el calor del verano, nuestros pies piden a gritos salir de su encierro y todos, sin excepción, sacamos del armario unos zapatos que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº62):
LAS CHANCLAS

Con el calor del verano, nuestros pies piden a gritos salir de su encierro y todos, sin excepción, sacamos del armario unos zapatos que...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº62):
LAS CHANCLAS

Con el calor del verano, nuestros pies piden a gritos salir de su encierro y todos, sin excepción, sacamos del armario unos zapatos que... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº45):
LA ALPARGATA

De las tierras de labranza a las pasarelas, esta cenicienta de los pies genuinamente mediterránea conquistó el mundo gracias a sus... 

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO (nº44):
LAS GAFAS DE SOL

Además de su indiscutible función protectora frente a los rayos solares, las gafas de sol son el accesorio trendy indispensable tanto...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT VERANO LLUViOSO (nº31):
EL PARAGUAS

Desde el origen de los tiempos, el hombre se ha protegido del sol y la lluvia. Y si no podía ponerse a cubierto, echaba mano de utensilios...

[Leer más...]

Imagen

SONiA DELAUNAY
ARTE, DiSEÑO Y MODA

Pionera de algunas de las vanguardias más importantes del siglo XX, Sonia Delaunay (1885-1979) se codeó con destacados artistas...

[Leer más...]

Imagen

LOS TACONES, COSA DE HOMBRES...
(HiSTORiA, ANÉCDOTAS Y CARRERA)

Hoy en día, símbolo por excelencia de la feminidad y arma de seducción fetichista (¡ummm!) por antonomasia, los tacones...

[Leer más...]

Imagen

YOLANDA DOMíNGUEZ
EL ARTE QUE PROVOCA

Jamás enfoca el objetivo de su cámara sin la intención de alterar nuestras conciencias, actitud que calca cuando enseña en sus talleres...

[Leer más...]

Imagen

YOLANDA DOMíNGUEZ
EL ARTE QUE PROVOCA

Jamás enfoca el objetivo de su cámara sin la intención de alterar nuestras conciencias, actitud que calca cuando enseña en sus talleres... 

[Leer más...]

Imagen

THE CLOSET CLUB
TU BiBLiOTECA DE ROPA

Hace un año y medio el madrileño Xácome Froufe, un emprendedor nato especializado en empresas de tecnología, convirtió su necesidad...

[Leer más...]

Imagen

THE CLOSET CLUB
TU BiBLiOTECA DE ROPA

Hace un año y medio el madrileño Xácome Froufe, un emprendedor nato especializado en empresas de tecnología, convirtió su necesidad...

[Leer más...]

Imagen

THE CLOSET CLUB
TU BiBLiOTECA DE ROPA

Hace un año y medio el madrileño Xácome Froufe, un emprendedor nato especializado en empresas de tecnología, convirtió su necesidad... 

[Leer más...]

Imagen

ZAPATELAS
COSiENDO EL PARO

Su nombre no deja mucho hueco a la imaginación, pero su significado reivindica la importancia de esas pisadas pequeñas que...

[Leer más...]

Imagen

ZAPATELAS
COSiENDO EL PARO

Su nombre no deja mucho hueco a la imaginación, pero su significado reivindica la importancia de esas pisadas pequeñas que...

[Leer más...]

siguiente
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 |
 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail