Nuevas Ideas
Comer Beber

Mi PETiT MES DE LA MODA (nº12):
COCO CHANEL

Mi PETiT MES DE LA MODA (nº12):
COCO CHANEL

Imagen
Imagen

   Nunca antes un apodo logró evocar tanta elegancia. Pronunciar en alto “Coco”, es envolverse de un aura cargada de ambición y provocación, diseño y lujo, polémica y elegancia. Diminuta y sonora como su sobrenombre, Gabrielle Bonheur Chanel (Saumur, 1883 - París, 1971) cambió el rumbo de la moda con su atrevimiento, su ruptura de las normas, su savoir-faire diferente y una manera de pensar y crear que liberó a las féminas del encorsetado estilo de la Belle Époque, encumbró el punto y el color negro a las altas esferas, vistió a las damas con el primer traje sastre femenino y, luego, las desnudó para cubrirlas sólo con Chanel Nº5, un perfume que la hizo millonaria y que tuvo en Marilyn Monroe a su mejor embajadora.


   La vida de Grabielle es una historia de revanchas, de segundas oportunidades, de (re)invención de su propia existencia y, en sus últimos años, de un insoportable carácter que muy pocos conseguían aguantar y controlar. Nació el 19 de agosto de 1883, en el seno de una familia muy humilde y desestructurada. Al poco de fallecer su madre de tuberculosis en 1895, su padre -un vendedor ambulante de ropa interior- la envió (y abandonó), junto con sus dos hermanas menores (ilegítimas como ella), a un hospicio de monjas. Gabrielle acababa de cumplir 12 años. Allí dio sus primeras puntadas, aprendió a coser, a planchar y a relacionarse con el mundo textil que ya nunca más abandonaría.


   Recién cumplidos los 18 años, la joven con oficio (pero sin beneficio) abandonó el orfanato para buscarse la vida. Empezó a trabajar, de día, como costurera en una tienda de Saumur (cerca del Loira), y, de noche, como cantante en un cabaret. De hecho, muchos creen que su apodo viene de 2 temas de su repertorio, “Ko Ko ri Ko” y “Qui qu’a vu Coco?”, aunque también los hay que defienden que surgió de la apócope de la palabra gala “Cocotte”, que significa “mujer mantenida” (que a diferencia de las prostitutas no se paseaba con ropa provocativa por la calle).


   Consciente de que no podría triunfar sin la ayuda de los hombres en una sociedad tan puritana como la europea a principios del siglo XX, donde la mujer no tenía ni derecho a voto, Coco supo rodearse de amantes ricos que se convertirían en sus mejores patrocinadores. Con apenas 20 años y aún más ganas de comerse el mundo, la ya talentosa Coco se unió sentimentalmente a Étienne Balsan, un heredero textil francés con el que se acostumbró a una vida de alto postín en su castillo de Compiègne (cerca de París). Gracias a él, montó su primera boutique de sombreros, pero quería más. Al poco tiempo de la inauguración y sin pensárselo mucho, la diseñadora cambió a Étienne por uno de sus mejores amigos, el jugador de polo inglés Arthur EdwardBoy” Capel, que le puso un piso en París y que pagaría sus siguientes tiendas.


   En 1914, con la Gran Guerra de telón de fondo, la alta sociedad parisina se refugió en la ciudad balneario de Deauville, que contaba con una sola boutique, la de Grabielle. Gracias a Capel, habían nacido Modas Chanel en 1913 y una nueva forma de vestir, al año siguiente, a consecuencia de la falta de material y del ingenio de una diseñadora que elevó el punto a la categoría más chic. Pero, en 1919, lo que no había separado ni el tiempo ni un matrimonio con otra mujer, acabó de golpe. Su querido Capel murió en un accidente de coche. El dolor de Coco fue tan grande que instauró el negro en su vida y, poco a poco, en la de los demás mortales. A ella, se debe el básico little black dress de 1926, un éxito rotundo que puso más aún en el punto de mira a la ambiciosa diseñadora.  


   Consciente o inconscientemente, Coco se estaba vengando. Había convertido las ropas de su infancia, los uniformes del orfanato y la austeridad de sus primeros años de adulta en tendencia. Y, para lograrlo, había usado su mejor arma, su encanto, y lo que hoy muchos se empeñan en llamar Networking, una virtud que Coco controlaba con una soltura brutal. Socializar era lo suyo, quedarse con la gente, atraer a artistas y rodearse siempre de personajes interesantes y que le interesaban. En sus frecuentes fiestas o carreras de caballos -los lugares del momento para ver y dejarse ver-, Chanel escuchó a su cuerpo, pequeño y plano, y revolucionó las mentes al dejar de lado faldas y floripondios para calzar pantalones con una gracia y estilo que hicieron dudar hasta a los hombres.


   Mientras tanto, las mujeres comenzaron a imitar su imagen de sombrero, collar de perlas y boquilla de fumar. Su personalidad era tal que fue capaz de poner de moda el bronceado como símbolo, no de un trabajo duro bajo el sol, sino del mejor de los ocios al aire libre. Y, con apenas 30 años, Coco Chanel ya estaba en boca de todos y sus prendas en los armarios de la mayoría. A los 35, ya tenía 300 empleados a su cargo y sumaba a la ropa y a los sombreros, otros accesorios como joyas y, por supuesto, perfumes.


   Creó su primera esencia en 1921 y Chanel Nº5, que como casi todo lo que tocaba, tuvo un éxito inmediato. Rápidamente el empresario Pierre Wertheimer, el creador de la marca de cosméticos Bourgeois, le echó el ojo encima o, más bien, le nez (“nariz”). De su asociación, surgió un negocio redondo que repartiría ganancias millonarias y provocaría numerosas disputas por los porcentajes hasta que, en 1947, Coco embolsara 25 millones de dólares y firmara una clausula inaudita, que comprometía a Wertheimer a pagar, de por vida, todos sus gastos.


   Huelga decir que la empresaria no sólo devolvió el dinero a sus mecenas, sino que se convirtió en el ángel de la guarda de otros tantos artistas y, a su vez, amantes, como el compositor Igor Stravinsky, el poeta Pierre Reverdy, o el artista vasco Paul Iribe, que recibían cuantiosas sumas por sorpresa, compras mastodónticas de anónimos seguidores o contactos que cambiaban sus vidas. En 1935, un infarto se llevó a Iribe, y también su última oportunidad de matrimonio. Después de esta nueva pérdida, Coco adoptó la morfina como su única compañera de viaje hasta su muerte.


   En sus últimos años, comida por la artrosis y con una imagen rocambolesca, que se aferraba al pasado a base de maquillaje y excesos, la hiperactiva Coco Chanel siguió trabajando y, con la mirada puesta en la temporada de primavera, un ataque cardiaco acabó con ella a los 87 años, en su suite del Hotel Ritz, donde llevaba más de 30 años residiendo. Pero, antes, por supuesto, tuvo que decir sus últimas palabras: “Así se muere uno”. París, 10 de enero de 1971.


PD (nº1) histórica: Durante la Segunda Guerra Mundial, llegó la polémica y una sombra en la vida de Coco. Sus declaraciones contra los judíos, su relación con los nazis e, incluso, los rumores de que actuó como agente y espía para ellos, llegaron tan lejos que apenas hace unos años, en 2011, la Casa Chanel tuvo que emitir un comunicado negando la condición de infiltrada de su fundadora.


PD (nº2) Hollywoodiense: En 1931, Coco Chanel aceptó diseñar, por 1 millón de dólares, el vestuario de las estrellas de la Metro Goldwyn Mayer, dos veces al año, y aún así, salió echando pestes de un ambiente que calificó de mal gusto y vulgar.


PD (nº3) curiosa: El collar de perlas de varias vueltas, característico de Coco, encuentra su origen en una valiosa joya familiar que le regaló el duque Dimitri. Gabrielle realizó una copia del mismo y mezcló, sin complejos, joyas falsas con auténticas.


PD (nº4) anecdótica: Dicen que el diseño de su perfume Chanel Nº5 imitaba las botellas de tocador Charvet de su amante Capel.


PD (nº5) design: El modelo original del bolso Chanel clásico es un pequeño recordatorio de la vida de Coco, desde el acolchado exterior que imita las chaquetas que usaban los jinetes -como su querido Capel-, hasta la cadena, inspirada en las que llevaban cargadas de llaves los cuidadores de su orfanato.


PD (nº6) post-Coco: En la actualidad, Chanel (también en Facebook y Twitter), cuyo director artístico es Karl Lagerfeld desde 1983, pertenece a los herederos de Pierre Wertheimer. Siguiendo con el imperio que inició Coco, la Casa es hoy en día un verdadero emporio de moda (alta costura y prêt-à-porter), fragancias, relojería y cosmética “high tech” para mujer y hombre.


PD (nº7) para la posteridad: Coco Chanel dijo:
- “El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad”;
- “La moda reivindica el derecho individual de valorizar lo efímero”;
- “Todo lo que es moda pasa de moda, el estilo nunca”;
- “Una mujer puede darlo todo con una sonrisa y recuperarlo después con una lágrima”;
- “El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha”.


                                       (De Lidia Martín, el 30 de septiembre de 2014)

[Volver a Mi Petit ArmarioCallejero o Blogosfera]

   Nunca antes un apodo logró evocar tanta elegancia. Pronunciar en alto “Coco”, es envolverse de un aura cargada de ambición y provocación, diseño y lujo, polémica y elegancia. Diminuta y sonora como su sobrenombre, Gabrielle Bonheur Chanel (Saumur, 1883 - París, 1971) cambió el rumbo de la moda con su atrevimiento, su ruptura de las normas, su savoir-faire diferente y una manera de pensar y crear que liberó a las féminas del encorsetado estilo de la Belle Époque, encumbró el punto y el color negro a las altas esferas, vistió a las damas con el primer traje sastre femenino y, luego, las desnudó para cubrirlas sólo con Chanel Nº5, un perfume que la hizo millonaria y que tuvo en Marilyn Monroe a su mejor embajadora.


   La vida de Grabielle es una historia de revanchas, de segundas oportunidades, de (re)invención de su propia existencia y, en sus últimos años, de un insoportable carácter que muy pocos conseguían aguantar y controlar. Nació el 19 de agosto de 1883, en el seno de una familia muy humilde y desestructurada. Al poco de fallecer su madre de tuberculosis en 1895, su padre -un vendedor ambulante de ropa interior- la envió (y abandonó), junto con sus dos hermanas menores (ilegítimas como ella), a un hospicio de monjas. Gabrielle acababa de cumplir 12 años. Allí dio sus primeras puntadas, aprendió a coser, a planchar y a relacionarse con el mundo textil que ya nunca más abandonaría.


   Recién cumplidos los 18 años, la joven con oficio (pero sin beneficio) abandonó el orfanato para buscarse la vida. Empezó a trabajar, de día, como costurera en una tienda de Saumur (cerca del Loira), y, de noche, como cantante en un cabaret. De hecho, muchos creen que su apodo viene de 2 temas de su repertorio, “Ko Ko ri Ko” y “Qui qu’a vu Coco?”, aunque también los hay que defienden que surgió de la apócope de la palabra gala “Cocotte”, que significa “mujer mantenida” (que a diferencia de las prostitutas no se paseaba con ropa provocativa por la calle).


   Consciente de que no podría triunfar sin la ayuda de los hombres en una sociedad tan puritana como la europea a principios del siglo XX, donde la mujer no tenía ni derecho a voto, Coco supo rodearse de amantes ricos que se convertirían en sus mejores patrocinadores. Con apenas 20 años y aún más ganas de comerse el mundo, la ya talentosa Coco se unió sentimentalmente a Étienne Balsan, un heredero textil francés con el que se acostumbró a una vida de alto postín en su castillo de Compiègne (cerca de París). Gracias a él, montó su primera boutique de sombreros, pero quería más. Al poco tiempo de la inauguración y sin pensárselo mucho, la diseñadora cambió a Étienne por uno de sus mejores amigos, el jugador de polo inglés Arthur EdwardBoy” Capel, que le puso un piso en París y que pagaría sus siguientes tiendas.


   En 1914, con la Gran Guerra de telón de fondo, la alta sociedad parisina se refugió en la ciudad balneario de Deauville, que contaba con una sola boutique, la de Grabielle. Gracias a Capel, habían nacido Modas Chanel en 1913 y una nueva forma de vestir, al año siguiente, a consecuencia de la falta de material y del ingenio de una diseñadora que elevó el punto a la categoría más chic. Pero, en 1919, lo que no había separado ni el tiempo ni un matrimonio con otra mujer, acabó de golpe. Su querido Capel murió en un accidente de coche. El dolor de Coco fue tan grande que instauró el negro en su vida y, poco a poco, en la de los demás mortales. A ella, se debe el básico little black dress de 1926, un éxito rotundo que puso más aún en el punto de mira a la ambiciosa diseñadora.  


   Consciente o inconscientemente, Coco se estaba vengando. Había convertido las ropas de su infancia, los uniformes del orfanato y la austeridad de sus primeros años de adulta en tendencia. Y, para lograrlo, había usado su mejor arma, su encanto, y lo que hoy muchos se empeñan en llamar Networking, una virtud que Coco controlaba con una soltura brutal. Socializar era lo suyo, quedarse con la gente, atraer a artistas y rodearse siempre de personajes interesantes y que le interesaban. En sus frecuentes fiestas o carreras de caballos -los lugares del momento para ver y dejarse ver-, Chanel escuchó a su cuerpo, pequeño y plano, y revolucionó las mentes al dejar de lado faldas y floripondios para calzar pantalones con una gracia y estilo que hicieron dudar hasta a los hombres.


   Mientras tanto, las mujeres comenzaron a imitar su imagen de sombrero, collar de perlas y boquilla de fumar. Su personalidad era tal que fue capaz de poner de moda el bronceado como símbolo, no de un trabajo duro bajo el sol, sino del mejor de los ocios al aire libre. Y, con apenas 30 años, Coco Chanel ya estaba en boca de todos y sus prendas en los armarios de la mayoría. A los 35, ya tenía 300 empleados a su cargo y sumaba a la ropa y a los sombreros, otros accesorios como joyas y, por supuesto, perfumes.


   Creó su primera esencia en 1921 y Chanel Nº5, que como casi todo lo que tocaba, tuvo un éxito inmediato. Rápidamente el empresario Pierre Wertheimer, el creador de la marca de cosméticos Bourgeois, le echó el ojo encima o, más bien, le nez (“nariz”). De su asociación, surgió un negocio redondo que repartiría ganancias millonarias y provocaría numerosas disputas por los porcentajes hasta que, en 1947, Coco embolsara 25 millones de dólares y firmara una clausula inaudita, que comprometía a Wertheimer a pagar, de por vida, todos sus gastos.


   Huelga decir que la empresaria no sólo devolvió el dinero a sus mecenas, sino que se convirtió en el ángel de la guarda de otros tantos artistas y, a su vez, amantes, como el compositor Igor Stravinsky, el poeta Pierre Reverdy, o el artista vasco Paul Iribe, que recibían cuantiosas sumas por sorpresa, compras mastodónticas de anónimos seguidores o contactos que cambiaban sus vidas. En 1935, un infarto se llevó a Iribe, y también su última oportunidad de matrimonio. Después de esta nueva pérdida, Coco adoptó la morfina como su única compañera de viaje hasta su muerte.


   En sus últimos años, comida por la artrosis y con una imagen rocambolesca, que se aferraba al pasado a base de maquillaje y excesos, la hiperactiva Coco Chanel siguió trabajando y, con la mirada puesta en la temporada de primavera, un ataque cardiaco acabó con ella a los 87 años, en su suite del Hotel Ritz, donde llevaba más de 30 años residiendo. Pero, antes, por supuesto, tuvo que decir sus últimas palabras: “Así se muere uno”. París, 10 de enero de 1971.


PD (nº1) histórica: Durante la Segunda Guerra Mundial, llegó la polémica y una sombra en la vida de Coco. Sus declaraciones contra los judíos, su relación con los nazis e, incluso, los rumores de que actuó como agente y espía para ellos, llegaron tan lejos que apenas hace unos años, en 2011, la Casa Chanel tuvo que emitir un comunicado negando la condición de infiltrada de su fundadora.


PD (nº2) Hollywoodiense: En 1931, Coco Chanel aceptó diseñar, por 1 millón de dólares, el vestuario de las estrellas de la Metro Goldwyn Mayer, dos veces al año, y aún así, salió echando pestes de un ambiente que calificó de mal gusto y vulgar.


PD (nº3) curiosa: El collar de perlas de varias vueltas, característico de Coco, encuentra su origen en una valiosa joya familiar que le regaló el duque Dimitri. Gabrielle realizó una copia del mismo y mezcló, sin complejos, joyas falsas con auténticas.


PD (nº4) anecdótica: Dicen que el diseño de su perfume Chanel Nº5 imitaba las botellas de tocador Charvet de su amante Capel.


PD (nº5) design: El modelo original del bolso Chanel clásico es un pequeño recordatorio de la vida de Coco, desde el acolchado exterior que imita las chaquetas que usaban los jinetes -como su querido Capel-, hasta la cadena, inspirada en las que llevaban cargadas de llaves los cuidadores de su orfanato.


PD (nº6) post-Coco: En la actualidad, Chanel (también en Facebook y Twitter), cuyo director artístico es Karl Lagerfeld desde 1983, pertenece a los herederos de Pierre Wertheimer. Siguiendo con el imperio que inició Coco, la Casa es hoy en día un verdadero emporio de moda (alta costura y prêt-à-porter), fragancias, relojería y cosmética “high tech” para mujer y hombre.


PD (nº7) para la posteridad: Coco Chanel dijo:
- “El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad”;
- “La moda reivindica el derecho individual de valorizar lo efímero”;
- “Todo lo que es moda pasa de moda, el estilo nunca”;
- “Una mujer puede darlo todo con una sonrisa y recuperarlo después con una lágrima”;
- “El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha”.


                                       (De Lidia Martín, el 30 de septiembre de 2014)

[Volver a Mi Petit ArmarioCallejero o Blogosfera]

Imagen

(Mi PETiT) ADELiTA DEL MES:
CARMEN RiCO GODOY

Desde octubre de 2016, la historiadora de arte de formación y agitadora cultural y social de profesión o por obligación (en estos tiempos...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) ADELiTA DEL MES:
CARMEN RiCO GODOY

Desde octubre de 2016, la historiadora de arte de formación y agitadora cultural y social de profesión o por obligación (en estos tiempos...

[Leer más...]

Imagen

ERNESTO ARTiLLO
Y LA MUJER QUE LLEVA FUERA

De la piel para afuera todos podemos ser mujeres. “El machismo no se discute, se interviene”, asegura el diseñador Ernesto Artillo...

[Leer más...]

Imagen

ERNESTO ARTiLLO
Y LA MUJER QUE LLEVA FUERA

De la piel para afuera todos podemos ser mujeres. “El machismo no se discute, se interviene”, asegura el diseñador Ernesto Artillo...

[Leer más...]

Imagen

ERNESTO ARTiLLO
Y LA MUJER QUE LLEVA FUERA

De la piel para afuera todos podemos ser mujeres. “El machismo no se discute, se interviene”, asegura el diseñador Ernesto Artillo... 

[Leer más...]

Imagen

V FASHiON REVOLUTiON DAY (& WEEK)
O LA (R)EVOLUCiÓN DE LA MODA

Se conoce como el efecto mariposa. Cada gesto diario, cada paso, palabra, sonrisa o ritual, cada elección que hacemos -desde la ducha...

[Leer más...]

Imagen

V FASHiON REVOLUTiON DAY (& WEEK)
O LA (R)EVOLUCiÓN DE LA MODA

Se conoce como el efecto mariposa. Cada gesto diario, cada paso, palabra, sonrisa o ritual, cada elección que hacemos -desde la ducha...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
VOGUE

Para muchos, es la revista de tendencias más influyente del mundo. Para otros tantos, la Biblia de la moda. Su sencilla cabecera almacena...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
VOGUE

Para muchos, es la revista de tendencias más influyente del mundo. Para otros tantos, la Biblia de la moda. Su sencilla cabecera almacena...

[Leer más...]

Imagen

CRÓNiCA SENTiMENTAL:
VOGUE

Para muchos, es la revista de tendencias más influyente del mundo. Para otros tantos, la Biblia de la moda. Su sencilla cabecera almacena... 

[Leer más...]

Imagen

(LADY) ViViENNE WESTWOOD
(CiNE POR MUJERES)

A punto de cumplir 77 años, Vivienne Westwood continúa manteniendo intactas sus irreverencias, excentricidades y sus ganas de escandalizar...

[Leer más...]

Imagen

(LADY) ViViENNE WESTWOOD
(CiNE POR MUJERES)

A punto de cumplir 77 años, Vivienne Westwood continúa manteniendo intactas sus irreverencias, excentricidades y sus ganas de escandalizar...

[Leer más...]

Imagen

(LADY) ViViENNE WESTWOOD
(CiNE POR MUJERES)

A punto de cumplir 77 años, Vivienne Westwood continúa manteniendo intactas sus irreverencias, excentricidades y sus ganas de escandalizar...

[Leer más...]

Imagen

(Mi GRAN) HOMENAJE A…
HUBERT DE GiVENCHY

Si bien es verdad que la Alta Costura es un reducto cada vez más pequeño, no quita que se inscribe en la memoria histórica colectiva...

[Leer más...]

Imagen

(Mi GRAN) HOMENAJE A…
HUBERT DE GiVENCHY

Si bien es verdad que la Alta Costura es un reducto cada vez más pequeño, no quita que se inscribe en la memoria histórica colectiva... 

[Leer más...]

Imagen

8M Y EL DíA (A DíA) DE LA MUJER
HACiA LA HUELGA FEMiNiSTA

“El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente” (Simone de Beauvoir)...

[Leer más...]

Imagen

MANOLO BLAHNiK
THE ART OF SHOES

Nacido en Canarias en 1942, de padre checo y madre española, Manolo Blahnik comenzó a hacer zapatos con hojas de árboles para ponérselos...

[Leer más...]

Imagen

MANOLO BLAHNiK
THE ART OF SHOES

Nacido en Canarias en 1942, de padre checo y madre española, Manolo Blahnik comenzó a hacer zapatos con hojas de árboles para ponérselos...

[Leer más...]

Imagen

MANOLO BLAHNiK
THE ART OF SHOES

Nacido en Canarias en 1942, de padre checo y madre española, Manolo Blahnik comenzó a hacer zapatos con hojas de árboles para ponérselos... 

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) DOMiNGUERA:
DiANA ALLER

Orgullosa como ella sola y, a veces, muy chula (como otros muchos pero que nunca lo reconocerán), Diana acabó estudiando Filosofía...

[Leer más...]

Imagen

2017

En el armario (muy personal) de Mi Petit Madrid, encontrarás todas las tiendas y las firmas de moda y de complementos...

[Leer más...]

Imagen

Mi PETiT iNViERNO (nº1):
¡BUENOS DíAS (CORTOS)!

El Instituto Geográfico Nacional, nuestro colaborador involuntario, nos explica mejor que nadie que el invierno este año llegará oficialmente...

[Leer más...]

Imagen

(Mi PETiT) ADELiTA DEL MES:
CONCHA MÉNDEZ

La Revolución mexicana, que se inició el 20 de noviembre de 1910, contra el régimen del presidente casi vitalicio, Porfirio Díaz, se transformó...

[Leer más...]

Imagen

TU PETiT MERCAD(iLL)O DE NAViDAD (I)
(Del 15 al 17 de diciembre de 2017)

Este fin de semana, Madrid se llenará de Mercad(ill)os de Navidad para ayudarte a encontrar el regalo perfecto... 

[Leer más...]

Imagen

GALiCiA
SABERES & SABORES

Llega a la Villa la tienda pop-up Galicia. Saberes y sabores, dedicada a la gastronomía, la artesanía y la cultura gallega y donde los visitantes...

[Leer más...]

Imagen

LOLA LO BORDA
COSER Y CONTAR

En plena corriente de bordado reivindicativo en Estados Unidos, este acto, por contradictorio que pueda parecer, ha pasado de femenino... 

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino…

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino…

[Leer más...]

Imagen

ALiEXPRESS
Y EL 11 DEL 11

Alibaba, el mejor enemigo de Amazon, llega a la Villa con una tienda pop up para promocionar el Día del soltero... chino… 

[Leer más...]

Imagen

PELAYO MUY A PECHO
THiNK PiNK!

Comprendido entre las calles de Fernando VI y Gravina, el colectivo Enjoy Pelayo Street, que reúne a numerosos comerciantes...

[Leer más...]

 Colaborador
 Patrocinador
 Patrocinador 2
 Anunciante Grande
Anunciante peq

Descarga la app Mi Petit Madrid en tu iPhone y en tu iPad
Suscríbete a mipetitMadrid y recibe las últimas noticias
Enviar a un amigo
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail
Mi Petit Mail